Siem Riep, la ciudad de los templos en Camboya

“Más allá de Angkor”

Siem Riep es una ciudad balneario en el noroeste de Camboya que constituye la vía de acceso a las ruinas de Angkor, la sede del reino Jemer entre los siglos IX y XV. Casi todo el mundo visita esta ciudad para acercarse a ver los famosos templos, sin embargo, también hay puntos que merece la pena conocer en Siem Riep. 

Nosotras llegamos en avión desde Sihanoukville, tras haber pasado unos días en las islas Koh Rong. Como la mayoría de la gente, nuestra idea era dedicar un par de días a visitar lo templos, siendo las propias atracciones que pudiera haber en Siem Riep algo más secundario. Sin embargo, descubrimos que la propia ciudad en si también tiene bastante que ofrecer. Muy turística, eso sí, pero es un lugar atractivo por sus jardines, el paseo del río, mercados,  bulevares, pagodas y palacios. 

Un poco de historia

La ciudad de Siem Riep como población moderna, está prácticamente eclipsada por la gloria antigua y moderna de Angkor. Se puede decir que cuanto tiene la ciudad moderna hoy se debe al esplendor de la antigua.

En 1937, en lo que era una pacífica aldea cercana a las ruinas de Angkor, los franceses construyeron el primer hotel, visionarios de lo que la maravilla arqueológica representaría para el mundo. El hotel fue llamado “Grand Hotel des Ruines“. Aunque el sitio comenzó a ser visitado por turistas y especialmente por los estudiosos de Angkor y los encargados de su protección y recuperación, el pueblo no tuvo un desarrollo significativo. El periodo de la Kampuchea Democrática acabó por destruir lo poco que había y la ciudad, como todas las poblaciones camboyanas de ese tiempo, quedó desolada.

Después de la década de los 80, la ciudad de Siem Riep se renovó completamente y hoy es un lugar adaptado para las exigencias de una afluencia del turismo internacional que no la abandona. Dicho contacto permanente con extranjeros, hace que muchos de sus habitantes puedan hablar otros idiomas, especialmente el inglés y el tailandés.

¿Qué ver y hacer en Siem Riep?

En Siem Riep hay que estar como mínimo 3 días si se quiere conocer todo lo importante. Visitar los templos lleva tiempo y además como decimos la ciudad tiene otros atractivos que merecen la pena.

Cerca de nuestro hotel de hecho había una especie templo que ya llamaba la atención.

A continuación es enumeramos las cosas que ver y hacer en Siem Riep.

Visitar los templos de Angkor

Como decimos, el punto principal. La verdad es que llevábamos las expectativas altas pero se superaron con creces. Impresionantes. En este enlace tenéis toda la información.

Conocer los mercados de Siem Riep

Los mercados de Siem Riep son otra de las cosas que no podéis dejar de visitar en vuestra estancia. Hay muchos. Seguramente ya habréis estado en distintos mercados asiáticos, pero es cierto que Siem Riep marca una esencia algo distinta en este sentido. 

Tanto el Night Market como el Old Market son dos lugares que recomendamos visitar. Encontraréis artesanía, artículos de imitación, ropa y gastronomía. Aquí podréis comprar productos frescos y disfrutar del colorido ambiente de los mercados locales de la ciudad. 

Ir de compras por Siem Riep

Aparte de los mercados que os mencionamos, existen otros, menos turísticos y conocidos, que también os recomendamos. Además, ¡toda la ciudad está llena de tiendas estupendas!. Sin duda Siem Riep también será el lugar de las compras en vuestro viaje. ¡Nosotras nos compramos un montón de ropa de recuerdo!.

Visitar el principal templo budista de Siem Riep

Wat Preah Prom Rath se encuentra en el centro de Siem Riep, junto al Old Market. Es el principal centro budista de la ciudad, de 500 años de antigüedad. Es una pagoda con esculturas y figuras budistas que constituye un remanso de paz…un oasis en la bulliciosa Siem Riep.

Templo de Wat Preah Prom Rath

Disfrutar del circo camboyano

Después de la guerra civil y genocidio que tuvo lugar entre 1975 y 1979, muchos refugiados de varios campos fronterizos regresaron a Camboya. Entre ellos había un grupo de nuevo jóvenes que querían ayudar a reconstruir el país, usando el arte como herramienta para hacer frente al trauma, la pobreza y el abuso. Así nació la Asociación Phare Ponleu Selpak, «La luminosidad del arte». Hoy en día dicha asociación juega un papel fundamental en la revitalización de las artes y la cultura camboyana a través de la ejecución y las clases de artes visuales, la educación y el apoyo social.

El Circo Camboyano, nació en 1994 como un proyecto dentro de Phare Ponleu Selpak, con el claro objetivo de dar un futuro los niños y jóvenes más pobres y sin familia que les sustente. Con los años, el Circo Camboyano ha ido evolucionado hasta convertirse en una producción que fusiona la tradición circense (sin animales) con la danza moderna, el teatro y la interpretación. Centra su apuesta de entretenimiento en espectáculos muy vitalistas, con toques de humor y una historia que lo articula todo. Al igual que el Cirque du Soleil, aunque de forma más modesta, sus troupes recorren el mundo ganando en fama y reconocimiento.

Ésta es sin duda una de las mejores experiencias que recordamos. ¡Nos encantó!. ¡No os lo perdáis!:). 

Espectáculo en el circo camboyano

Darse un masaje

Nosotras nos lo dimos en nuestro hotel, pero veréis que hay muchos sitios por toda la ciudad. Con distintas modalidades y tipos (masajes de pies, tratamientos en spas, en locales tradicionales, los hay para todos los gustos y presupuestos). Darse un masaje asiático es lo mejor después de un duro día de turismo, ¡os dejarán como nuevos!. ¡No dejéis de probarlos!:). 

Disfrutar de los cafés, bares y restaurantes

Pub Street es la calle más famosa de Siem Riep. Es una zona de ambiente tradicional, muy animada y con muchos locales para tomarse una copa, cenar o echarse un bailoteo, después de haberse recorrido las zonas turísticas de Siem Riep.

Pub Street es muy turística y muy alejada del prototipo de ciudad camboyana, pero si os gusta la fiesta al estilo occidental, desde luego disfrutaréis por esta zona.

Pub Street

Pero Siem Riep también tiene restaurantes y cafés encantadores para disfrutar de la gastronomía local e internacional. No dejéis de probar las deliciosas especialidades jemeres, con influencias de la gastronomía china e india, la mayoría de los sitios están situados en Pub Street o en sus cercanías.

En nuestro caso fuimos variando a la hora de comer, pero un sitio que nos gustó mucho y que recomendamos es el Pot & Pan. Aquí os dejamos el enlace:). 

Visitas cercanas

Ya fuera de la ciudad también hay otras atracciones. Aunque nosotras no tuvimos tiempo de ir, os detallamos a continuación la lista de aquellas que según hemos leído son muy recomendables. 

El templo de Beng Mealea

Beng Mealea es un templo salvaje y engullido por la selva, a unas 2 h en coche de Siem Riep. Se encuentra fuera de las rutas turísticas tradicionales y apenas es frecuentado. ¡Hemos leído que es increíble!:).

Templo de Beng Mealea

Los campos de arrozales de Siem Riep y una aldea tradicional camboyana

Alejándoos del bullicio de Siem Riep podréis disfrutar de paisajes cautivadores a tan solo unos minutos de la ciudad. Una visita sin duda muy recomendable para conocer la vida en aldeas tradicionales.

Campos de arrozales en Siem Riep

La aldea flotante de Chong Kneas

Aunque hemos leído opiniones contradictorias, en general es una de las visitas que más gente hace en Siem Riep. 

Este pueblo vive bajo las aguas durante prácticamente todo el año. Parte de él no tiene un lugar fijo por su flotabilidad, por lo que en función de la estación del año, se puede ir desplazando de un lugar a otro. Podréis coger un tuk tuk hasta el lugar de donde salen las barcas hacia Chong Kneas. Si usáis el mismo tuk tuk que utilizareis para desplazaros por los templos de Angkor, os saldrá más barato.

Aldea flotante de Chong Kneas

Río de los 1000 lingas y las cascadas de Phnom Kulen

Estas cascadas están situadas en el Parque Nacional del mismo nombre, a unos 50 km de Siem Riep (alrededor de 90 min en coche).

La historia nos cuenta que la ceremonia religiosa de coronación de Jayavarman II, el primer rey del reino Khemer, tuvo lugar aquí. Se recomienda la visita si viajáis a Camboya en época de lluvias, momento en que las cascadas lucen con máximo caudal y están espectaculares.   

Cascadas de Phnom Kulen

Transporte en Siem Riep

Veréis que el centro de Siem Riep se puede recorrer fácilmente caminando. No obstante, hay otras opciones. Además, para por ejemplo visitar los templos o cualquiera de las atracciones que están más alejadas, tendréis que coger algún tipo de transporte. A continuación os comentamos los distintos medios que encontraréis en Siem Riep.

Tuk tuk

La manera mas cómoda de moverse es con los populares tuk tuk. Fáciles de encontrar por toda la ciudad, un trayecto por el centro de Siem Riep no supera los 2 usd o 3 usd. Con estos mismos tuk tuk se pueden negociar tours para visitar los templos de Angkor así como por los alrededores de Siem Riep.

Taxi

Aunque no son muy prácticos para moverse por el centro de la ciudad, el taxi es una opción perfecta para conocer los alrededores de Siem Reap asi como para recorrer los Templos de Angkor. Por unos 25 usd – 30 usd es posible contratar los servicios de un taxi privado para toda una jornada.

Localizado a 10 km del centro, solo es posible ir del Aeropuerto Internacional de Siem Riep hasta la ciudad en taxi o en tuk tuk. Una taxi hasta el centro cuesta 10 usd mientras que en tuk tuk el precio es de 9 usd. Estos taxis y tuk tuk se encuentran justo a la salida de la Terminal de Llegadas del aeropuerto.

Bicicleta alquilada

La manera más económica de recorrer la ciudad y los mismo templos de Angkor es en bicicleta alquilada. Por toda la ciudad se pueden encontrar tiendas donde alquilarlas colaborando muchos de ellos con la Ong White Bicycles, quien gracias a estos ingresos desarrolla proyectos educativos con los niños mas desfavorecidos de la ciudad. Los precios de estos alquileres rondan los 2 usd – 3 usd por día.

Moto 

Una buena manera de moverse por los alrededores de la ciudad y las ruinas de Angkor Wat es en moto. Un día de alquiler de moto cuesta entre los 10 usd y los 15 usd según el modelo a elegir.

E-bike (moto eléctrica)

Como alternativa a la moto, para aquellos que nunca hayan conducido una, existe la opción de alquilar motocicletas eléctricas o E-Bikes. Estas motocicletas eléctricas se conducen de una manera muy sencilla y disponen de puntos de recarga tanto dentro del complejo arqueológicos de Angkor como en diferentes puntos del centro de la ciudad. El precio del alquiler de 1 día es de tan solo 11 usd.

Información general de Camboya

Otros post relacionados:

Los templos de Angkor, historia jemer en plena selva

“El amanecer más esperado”

Los Templos de Angkor son famosos a nivel mundial. Se encuentran  a muy poca distancia de Siem Riep y constituyen una de las atracciones turísticas más visitadas de Asia.

El complejo arqueológico de Angkor lo componen más de mil templos que se extienden por el interior de la selva, ¡por lo que olvidaos de ver todos!. Es más, sólo para conocer los más importantes se necesitan un mínimo de 2 o 3 días.

Los Templos de Angkor fueron abandonados durante más de 200 años en el interior de la selva para evitar ser invadidos por los tailandeses, lo cual al final nunca sucedió. Tras esos dos siglos de ocultación, fueron descubiertos por casualidad por un naturalista francés que buscaba especies de mariposas sin catalogar. ¡Debió ser impresionante ser el primero en encontrar estos imponentes edificios en el interior de la jungla!.

Habíamos leído mucho sobre los famosos templos de Angkor…y tenemos que decir que no quedamos defraudadas. En nuestro caso, estuvimos dos días visitándolos. ¡A continuación os hablamos un poco de ellos!.

Angkor Wat

Angkor Wat, escrito también en ocasiones Angkor Vat, es el templo hinduista más grande y también el mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor. Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo. Es sin duda el corazón de todo el complejo.

En nuestro caso fuimos allí a ver al amanecer… (el famoso “sunrise”), ¡y la verdad es que fue increíble!. Como en otros lugares de Asia, siempre quedamos maravilladas con la salida del sol en esta parte del mundo…¡espectacular!:). ¡Aquí os dejamos algunas fotos!.

Amaneciendo en Angkor Wat

Os recomendamos totalmente ir temprano como hicimos nosotras. Angkor Wat es la atracción turística más visitada de Camboya y se llena cada día. A primera hora la visita es sumamente agradable, pudiendo disfrutarla sin aglomeraciones.

Además si madrugáis no sufriréis tanto el tremendo calor que hace en Angkor Wat, el cual es más intenso por el efecto de la humedad. Para poder visitarlo tranquilamente y sin prisas lo suyo es dedicarle un par de horas aproximadamente. ¡Merece la pena!.

En la entrada de Angkor Wat

Templo de Bayon

Es el también conocido como “Templo de las caras”. Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre de quién son las caras que se representan. Hay diferentes versiones al respecto, pero se piensa que podrían ser caras de Buda o la cara del rey que mandó construirlo. En cualquier caso hay 54 torres con una cara en cada uno de sus cuatro lados, lo que hacen un total de 216 caras.

Además en su parte baja hay un bajo relieve impresionante en el que están esculpidas escenas cotidianas de la vida de los camboyanos y de las guerras que vivieron sus habitantes.

Es uno de los templos más espectaculares que, como extra, tiene en sus alrededores varios templos anexos que merece la pena visitar.

Templo de Bayon

Templo de Ta Prohm

Sin duda otro que no os podéis perder es el de Ta Prohm, más conocido como el Templo de las Raíces.

Aquí es donde se puede ver más claramente cómo la naturaleza salvaje se adueñó de estos templos tras los 200 años de abandono en la selva.

En algunos casos se están teniendo que cortar algunas de dichas raíces para poder mantener en pie los templos. De cara a vuestra visita, es recomendable ir muy pronto para evitar aglomeraciones y poder pasear por este templo escuchando únicamente el sonido de los grillos, pájaros y monos que viven en la selva.

Esta experiencia es una de las mejores que podréis vivir en los Templos de Angkor.

Templo de Tra Prohm

Templo de Preah Khan

El templo de Preah Khan fue durante muchos años clave en Camboya, ya que era la segunda universidad de la ciudad después de Ta Prohm.

En este templo también se pueden encontrar edificios en los que han crecido las higueras a través de el. La diferencia es que se encuentra peor conservado y necesita mucho mas trabajo de conservación y de reconstrucción.

En cualquier caso es un templo espectacular que merece la pena visitar, ya que además está muy próximo a Ta Prohm.

Templo de Preah Khan

Templo de Preah Neak Pean

El Preah Neak Pean, es un pequeño templo budista de finales del siglo XII, construido bajo el mandato del rey Jayavarman VII.

En el centro encontramos la isla central en medio de la piscina principal, en la que podemos ver a las dos nagas (serpientes) entrelazadas que dan nombre al templo. Alrededor hay 4 piscinas mas que forman un dibujo cuadrado dejando las isla central justo en el centro.

Se dice que estas cuatro piscinas , representas los 4 elementos, fuego, tierra, viento y agua transmitiendo y dejando patente la creencia hinduista sobre el equilibrio. Las piscinas en la actualidad vacías, en tiempos remotos permanecieron llenas dejando una sensación de armonía y poder incomparable.

El templo permanece bastante bien conservado aunque de las estatuas principales que en total eran cinco, tan solo queda una de ellas.

Templo de Preah Neak Pean

Templo de Banteay Srei

Más conocido como el templo de la fortaleza de la mujer, se encuentra separado del resto, por lo que necesitaréis 20 minutos para llegar en tuk tuk. No debe ser esto un problema ya que para llegar hasta él se recorren muchas zonas rurales y se pueden ver como vive la gente de Camboya.

Es un templo pequeño lleno de detalles esculpidos en la piedra. Destaca también por el color de la piedra que coge de la tierra de alrededor.

Si tenéis tiempo, merece mucho la pena visitarlo porque esta estupendamente conservado.

Templo de Banteay Srei

Templo Pre Rup

El Templo Pre Rup se visita en poco tiempo y lo más interesante es subir sus muy verticales escaleras para ver las vistas panorámicas de la selva.

Nosotras intentamos ver allí la puesta de sol pero al final no pudimos…estaba nublado ese día, ¡una pena!. Nos hubiera encantado poder disfrutarlo.

Templo Pre Rup

Templo de Thommanon

Este templo está situado al este, fuera de las murallas de Angkor. No destaca por ser un templo grande o por la extensión que abarca. Lo que lo identifica es que posee un hermano gemelo llamado Chau Say Tevoda. Se encuentran cada uno a un lado de la carretera y son prácticamente idénticos.

Ambos templos de origen hindú tienen la misma estructura y fueron construidos por Suryavarman II. Para llegar hasta Thommanon deberéis salir de Angkor Thom por la puerta este o por la Puerta de la Victoria. Lo encontraréis por la carretera a menos de 500 metros.

Como decimos no es un templo espectacular pero por sus reducidas dimensiones no tardaréis demasiado en visitarlo y en una porción pequeña de terreno podréis contemplar varias construcciones representativas de la arquitectura hindú.

Templo de Thommanon

Templo de Ta Keo

El nombre original del templo era Hema-sringagiri o “Montaña con picos de oro” y estaba dedicado al dios Shiva. Tras la muerte de su monarca constructor, el templo quedó inacabado.

Escalera en el templo de Ta Keo

Templo de Prasat Tasom

Ta Som es un pequeño templo construido a finales del siglo XII para el rey Jayavarman VII. Se encuentra al noreste de Angkor Thom y justo al este de Neak Pean. El Rey dedicó el templo a su padre Dharanindravarman II, quien fue Rey del Imperio Khmer desde 1150 hasta 1160.

En el Templo de Prasat Tasom

Mebon Oriental

Este templo fue construido durante el reinado del rey Rajendravarman.

Mebon Oriental es un templo de construcción elevada a manera de pirámide, menor en altura que Pre Rup. Subir es mucho más fácil dado que son plataformas con escalones amplios. En las esquinas de la segunda plataforma hay estatuas de elefantes, algunas bien conservadas (o restauradas). Estas estatuas son uno de los principales atractivos del templo.

El otro atractivo principal son los dinteles de las torres y santuario de la plataforma superior. Cada dintel está bellamente decorado con relieves de la mitología hindú. Vale la pena detenerse a observar las diferencias entre los dinteles de las puertas de las cinco torres: el de la torre central representa al dios Indra, sobre un elefante de tres cabezas. Otros dinteles representan a Ganesha, Garuda y otros seres de la mitología hindú.

Templo de Mebon Oriental


Escultura de elefante en Mebon Oriental

Puertas del recinto

Pero no todo son templos en Angkor, y es que uno de los elementos arquitectónicos más impresionantes del complejo se encuentra en las murallas que rodean la ciudad real conocida como Angkor Thom. Las murallas se construyeron para proteger al imperio de ataques y preservar los diferentes elementos arquitectónicos que ya en alguna ocasión necesitaron ser reconstruidos. En ella se construyeron 4 puertas, una por cada punto cardinal junto a una 5 puerta llamada Victory Gate. Pero la más imponente y mejor conservada de todas es la Puerta Sur, una entrada custodiada por dioses y demonios, el bien y el mal, donde las energías confluyen para mantener el equilibrio del universo y donde las gigantescas caras de piedra situadas sobre la entrada vigilan a todo aquel que atraviesa sus muros.

Puerta Sur de Angkor Thom

Rostros de piedra de dioses y demonios

Puerta Norte de Angkor Thom

Transporte para ver los Templos de Angkor

Hay distintas formas de organizar la visita a los Templos de Angkor. Muchos recomiendan hacer el recorrido en coche, principalmente por la ventaja de tener aire acondicionado. Sin embargo, el servicio más económico es el tuk tuk. 

Dependiendo de los templos que vayáis a visitar, la tarifa del tuk tuk varía. En el mismo hotel donde estéis alojados podéis gestionarlo también.

Tendréis que negociar el precio, pero para que os hagáis una idea, por 20 dólares os recogen en el hotel y os llevarán a hacer la ruta de los templos. Además os esperan en la entrada de cada uno de los templos hasta que termináis de visitarlo. Si queréis ver muchos templos, igual os suben un poco el precio hasta llegar a los 25 dólares.

Aunque os pueda parecer muy económico tener una persona que os lleve todo el día por ese precio, para ellos es mucho dinero. Hay que tener en cuenta que el sueldo medio en Camboya es de unos 300 dólares.

Es nuestro caso, contratamos un conductor guía para los 2 días y fuimos en tuk tuk. Muy muy recomendable, aquí os dejamos el contacto de Sorphea, ¡¡repetiríamos con él sin duda!!

Las islas Koh Rong, las playas de Camboya

“Los monzones asiáticos”

El archipiélago de Koh Rong se encuentra en el sur de Camboya, en la provincia de Sihanoukville.

Siempre que vamos por Asia nos guardamos unos días para conocer algunas islas, con el fin de relajarnos en las playas y practicar todos los deportes y actividades que podamos. Planeando el viaje a Camboya tuvimos algunas dudas pero finalmente elegimos las Koh Rong.

Habíamos tenido muy buena suerte con el tiempo en la primera parte de la aventura, recorriendo Vietnam. Agosto es mes de monzones en muchas zonas del sudeste asiático y la verdad es que en Vietnam apenas nos llovió, solamente algo en Hanói y poco más. Pero como siempre decimos todo no se puede tener…así que en Camboya no nos libramos y si que padecimos los monzones…y en concreto en los 4 días de las islas el tiempo fue malísimo…horrible, ¡lloviendo prácticamente todo el rato!. Comparando la experiencia con las Perhentian el año anterior….¡fue como el día y la noche!.

Dicen que de todo lo malo hay que sacar una lectura positiva. Desde luego el ir en temporada baja y monzónica nos permitió ver las islas de manera tranquila, sin padecer las muchedumbres de turismo que probablemente haya en la época soleada del año. Nos hemos reído recordando nuestras experiencias vividas allí pero…¡ojalá podamos volver algún día y disfrutarlo con buen tiempo!:).

¿Qué ver en las islas Koh Rong?

El archipiélago de Koh Rong está formado por dos islas, Koh Rong y Koh Rong Samloem. La primera es la segunda isla más grande de Camboya, mientras que la segunda es mucho más pequeña, pudiéndose recorrer fácilmente caminando.

Koh Rong Samloem

Reservamos nuestro alojamiento en Koh Rong Samloem. En los viajes anteriores siempre habíamos elegido el hotel en la isla grande, así que en este caso decidimos variar.

Para llegar teníamos unas horas por delante. Desde Kampot tomamos una van que nos llevó hasta Sihanoukville. ¡Íbamos un poco apiñados en ella!.

Apenas habíamos leído nada de Sihanoukville…solamente que es un sitio muy turístico y de fiesta básicamente. Aunque pasamos poco tiempo allí… ¡nos pareció horroroso!. Es cierto que muchas zonas estaban en obras y que llovía muchísimo, pero diríamos que es un lugar absolutamente prescindible. Con la comunidad china totalmente asentada (vimos muchos edificios en construcción), se percibía un ambiente totalmente caótico y nada atractivo. Así que desde el sitio donde nos dejó la van, nos dirigimos directamente hacia el muelle. Allí cogimos la lancha para ir a la isla. El trayecto no fue muy largo.

La llegada a Koh Rong Samloem

La llegada a este tipo de sitios siempre es una auténtica explosión de alegría…y Koh Rong Samloem no fue una excepción. Tras muchos días de turismo cultural, calor y madrugones, el poder descansar disfrutando de las aguas cristalinas en esta parte del mundo es una auténtica gozada.

El día que llegamos a Koh Rong Samloem estaba nublado, pero eso no nos impidió contemplar la gran belleza de la playa que teníamos ante nuestros ojos. Desembarcamos y llegamos al alojamiento, el Royal Retreat Resort. Estaba bastante bien, en plena arena. La habitación era amplia y teníamos terraza. Tras dejar nuestras cosas, nos dispusimos a darnos un baño. No hacía muchísimo calor, ¡se estaba de lujo!.

Koh Rong Samloem es una isla pequeña que se puede recorrer fácilmente andando. La vida allí es muy tranquila y más en temporada baja, como era el caso. Hay varias playas, la principal, y otras dos más (Lazy Beach y Sunset Beach). Las demás son calas pequeñas. En la playa principal es donde se encuentran la mayoría de los restaurantes y hoteles, mientras que el resto de la isla está todavía sin apenas explotar. Es interesante adentrarse en el interior y observar la vida cotidiana de los camboyanos. En nuestro caso pudimos ver cómo se estaba construyendo algún tipo de edificio y todos (niños incluidos) ayudaban en ello.

Nuestra experiencia en Koh Rong Samloem

Con buen tiempo seguramente habríamos podido disfrutar más de la estancia…pero como os decimos, padecimos los temidos monzones…¡todos los días!. Lo cierto es que llevamos varios años viajando por Asia y con eso habíamos tenido mucha suerte…¡pero en Kon Rong Samloem no nos libramos!. Los monzones son impresionantes…la lluvia es fina en general, ¡pero dura horas y horas!. Hay jornadas que de hecho no para de llover.

Viendo este panorama apenas pudimos hacer actividades en los 3 días que pasamos en la isla. Nos dedicamos a recorrerla caminando, comer muy bien y echarnos muchas risas con los dueños del hotel, un inglés y un japonés que llevaban allí instalados varios años. La verdad es que siempre nos encontramos con situaciones de este estilo en estos viajes….y es que cada vez son más los occidentales que lo dejan todo para comenzar una nueva vida en esta parte del planeta, alejada como diríamos de “los problemas del primer mundo”.

Con la idea de no quedarnos sin apreciar los impresionantes fondos marinos de la zona, contratamos un tour de snorkel y pesca, pero ese día hacía bastante viento y…¡casi volcamos con el barco!. En fin, ¡una experiencia de esas que no se olvidan!. Aquí os dejamos unas fotos de nuestra estancia en Kon Rong Samloem, la cual nunca olvidaremos:).

Koh Rong

Koh Rong es muy conocida en Camboya. Es famosa por sus calas de arena y arrecifes de coral. En la zona interior, el denso terreno selvático está salpicado de cocoteros y cascadas. En el sur se encuentran Jewelorchids, un pequeño zoológico que alberga mariposas, serpientes y aves, y la animada Police Beach, un lugar de fiesta. En High Point Rope Park hay puentes colgantes, circuitos en los árboles y tirolinas.

Habíamos planeado estar 3 días en Koh Rong Samloem y el cuarto ir a conocer a su vecina Koh Rong. Así que todavía pensando que podríamos tener algo de buen tiempo (qué ilusas…:)) aquella mañana cogimos la lancha hacia Kon Rong. Nada más llegar y ver el muelle nos dimos cuenta de que estábamos en un sitio mucho más turístico y explotado. Nuestro alojamiento para aquella noche, el Smile Resort, estaba en la playa más cercana a donde desembarcamos (Koh Touch).

Nada más llegar comimos y por la tarde nos dimos un baño. Descansamos y caminamos un poco por la playa. Aunque ese día no llovió, seguía nublado.

Por la noche nos dimos una vuelta por el muelle, donde había varios restaurantes y tiendas.

No pudimos ver más de Koh Rong. La isla es grande por lo que para recorrerla y conocer todos sus atractivos se necesitarían al menos 3 días. Nosotras apenas estuvimos aquella tarde, no disponíamos de más tiempo. ¡A ver si algún día podemos volver y verla en condiciones!.

Al día siguiente nos levantamos temprano y cogimos la lancha de nuevo hacia Sihanoukville. Aquí os dejamos algunas fotos de Koh Rong.

Transporte en las islas Koh Rong

Como os hemos contado, las islas están totalmente preparadas para recorrerlas caminando. En Koh Rong, que es mucho más grande, existen lanchas y taxis acuáticos para ir de una playa a otra.

Ambas islas están comunicadas por ferries y lanchas directas con Sihanoukville. Hay varios al día. Desde Sihanoukville se pueden tomar distintos medios de transporte para desplazarse a otras partes del país. Cuenta asimismo con aeropuerto.

Información general de Camboya

Otros post relacionados:

Kampot, destino mochilero de Asia

“Sal y pimienta en Camboya”

Kampot fue el primer lugar que visitamos en Camboya. Llegamos allí tras cruzar la frontera con Vietnam por tierra, desde Ha Tien.

Kampot es una ciudad situada en el suroeste del país. Es un prominente lugar histórico y costero a lo largo del Golfo de Tailandia. Es la capital de la provincia de Kampot y está situada en el río Tuk Chhou. Rodeado de montañas, colinas y una serie de playas e islas, Kampot es uno de los destinos más populares entre los turistas que acuden a Camboya, después de las ciudades de Siem Reap y Phnom Penh. Su tranquilidad y sus bonitos alrededores la han convertido en uno de los lugares de mochileros más famosos de Asia, sobre todo para viajeros que deciden quedarse durante algún tiempo.

Nosotras incluimos esta ciudad en el itinerario atraídas por el Parque Nacional de Bokor que se encuentra en sus cercanías. Es uno de los más conocidos de Camboya. Rodeado de exuberantes bosques, una gran variedad de fauna viviendo en libertad, un clima fresco y una neblina matinal que da un ambiente místico, entre otras cosas el parque es conocido por albergar una estación de montaña que fundaron los franceses en la década de 1920 y que después abandonaron por la coyuntura del país.

¿Qué ver en Kampot?

Llegamos bastante cansadas a nuestro alojamiento, el Bamboo Bungalow. Estaba bien, con habitaciones en cabañitas y unas vistas preciosas al río.

Zona del desayuno del hotel

Tras dejar el equipaje, descansamos un poco. El cruce de la frontera había sido toda una odisea y todavía llevábamos el estrés en el cuerpo. Era ya avanzada la tarde y estaba anocheciendo.

Kampot no es muy grande y la ciudad en sí no dispone tampoco de muchas atracciones que visitar. Nosotras de hecho no le dedicamos demasiado tiempo. Muy turística, cuenta con buenos restaurantes de comida internacional (recordamos un italiano que nos gustó bastante), un mercado nocturno, pero poco más. Es un buen lugar para darse un paseo y desconectar del ajetreo de otros sitios.

La mayoría de sus puntos de interés están en los alrededores. Os los contamos a continuación. A nosotras solo nos dio tiempo a visitar el primero. Era lo que habíamos planeado y, por otro lado…¡no disponíamos de más tiempo!. 

El Parque Nacional de Bokor

Es la atracción principal. Aunque nosotras no pudimos disfrutar mucho de esta visita por la niebla que había, si pilláis buen tiempo seguro que gozáis de buenas vistas en plena naturaleza. Tenéis más información en este enlace.

La isla de los pescadores y las salinas

Justo en el enclave donde el río que cruza Kampot se une con el mar, hay una isla donde habitan básicamente familias de pescadores y en la que se encuentran los campos de sal. Es una isla donde se puede disfrutar de la auténtica vida local y aldeana de Camboya.

Es curioso ver cómo tan solo cruzando el puente del río se pasa de la Kampot más turística y artificial a un lugar mucho más auténtico.

Kep y Rabbit Island

A pesar de ser costera, Kampot en sí no tiene playa. Si os apetece disfrutar de un baño os podéis acercar a la vecina Kep, a 23 km. También recomiendan la excursión de un día a la Rabbit Island. Es una pequeña isla situada en frente de la costa de Kep, se puede llegar en bote sin problema.

Lo suyo es contratar desde Kampot la minivan hasta Kep más el bote a Rabbit Island.

Cuevas en los alrededores de Kampot

A unos 15 km de Kampot, hay una serie de cuevas-templo que se pueden visitar. Las más famosas son las de Phonm Chhnork y la White Elephant Cave. El acceso es gratuito, aunque hay niños que hacen de guía “gratuitamente” a cambio de una generosa propina.

Más alejada está Kampong Trach, donde también hay una cueva bastante famosa.

Los campos de cultivo de pimienta

La pimienta es la especialidad de Kampot, la veréis por todos sitios. Como no, uno de los atractivos turísticos ofrecidos por todos los hoteles y agencias es visitar los campos de pimienta.

Transporte en Kampot

Nosotras llegamos a Kampot en un taxi que cogimos en la frontera con Vietnam. Para llegar existen buses y minivans que ofrecen el trayecto desde otras ciudades, como Phnom Penh ó Sihanoukville.

Para moverse por allí lo suyo es que contratéis un conductor. También está la opción de moto, tan instaurada en estos países. Los hoteles suelen disponer de transportes y organizan excursiones a los diferentes puntos de interés.

Información general de Camboya

Otros post relacionados:

 

El Parque Nacional de Bokor

“Un área protegida en el sur de Camboya”

El Parque Nacional de Bokor, también llamado Preah Monivong, es un área protegida en el sur de Camboya. El espacio es uno de los parques patrimonio de la ASEAN del país. Ocupa una superficie de 1.400 kilómetros cuadrados y tiene estatus de parque nacional desde 1993.

Bokor estaba en nuestra lista de puntos de interés desde que empezamos a planear el viaje. Nos habían hablado muy bien. Así que decidimos pasar un par de noches en Kampot con el fin de poder visitarlo.

En nuestro caso tenemos que decir que no pudimos disfrutar de la experiencia, ya que el día que fuimos había una niebla muy densa y espesa…y llovía un poco….¡no se veía nada de nada!. Así que…en fin, muy muy decepcionante. No podemos decir si con buen tiempo la visita merece la pena…es posible pero…¡nosotras nos quedamos sin poder apreciarlo!.

¿Qué ver en el Parque Nacional de Bokor?

El Parque Nacional de Bokor constituye un contraste impresionante entre animales en libertad, edificios de la época colonial francesa y el gigantesco casino que está en el interior.

La entrada cuesta 2000 rieles (0,42 céntimos de euro). Se paga en una barrera de peaje que hay a la entrada. La mejor forma de visitar el parque es ir desde el acceso al Bokor Hill, la cima. En el camino se va parando para observar las distintas atracciones. A continuación os hablamos de ellas. No tenemos muchas fotos de aquel día claro…aún así, ¡os las incluimos para que apreciéis la densa niebla que había!.

La estatua de Yao Mao

La primera parada es la gigantesca figura de Ya Mao. Aunque parece un Buda, no lo es. Es una mujer, la “guardiana de las costas”. Aquí están ambas fotos….¡el día que nosotros la vimos y cómo la podríamos haber visto con buen tiempo!.

Estatua de Ya Mao el día que fuimos…:)

Estatua de Ya Mao con buen tiempo:)

Cerca de la estatua de Ya Mao hay algunas antiguas casas en ruinas.

La Sampow Pram Pagoda

Es un templo con su pagoda, bastante bonito. Estuvimos un buen rato allí, la zona tiene distintos puntos de interés.

Entrada al templo

Con buen tiempo esta zona seguro que es bastante bonita.

La iglesia cristiana colonial

En lo alto de Bokor Hill existe una iglesia cristiana abandonada de la época colonial. Se la llama “iglesia fantasma” de hecho. Solo queda la fachada exterior, por dentro está llena de grafitis, pinturas y un altar con un aspecto algo tétrico.

Iglesia colonial en Bokor Hill

El antiguo casino

El antiguo casino también es un poco fantasmagórico, otro edificio de la antigua época colonial. Ahora lo están reconstruyendo, no por interés turístico, sino para construir otro casino más.

Tras este punto finalmente se llega a la cima, donde si no hay niebla, podréis disfrutar de unas vistas bonitas. En nuestro caso cuando llegamos estaba algo más despejado…aquí os dejamos una foto.

Vistas desde Bokor Hill

Una vez alcanzado el Bokor Hill, dentro del Parque Nacional se puede tomar otro desvío para ver la Popokvil Waterfall, los “100 rice fields” y la Meditation Rock.

Nosotras solo fuimos a ver las cascadas. Como nos había ocurrido durante todo el día, no pudimos disfrutar mucho de ellas por el tiempo…Aquí están las fotos.

Transporte en el Parque Nacional de Bokor

Para visitar toda la zona de Bokor se necesita un vehículo motorizado, no se puede hacer a pie. Lo ideal es que contratéis un conductor. Con una scooter también se puede visitar, pero es mucho mejor en coche. La carretera en el interior está perfectamente asfaltada.

A nosotras “nos timaron” con el transporte…Lo contratamos en Kampot. Dijimos claramente “coche” y al día siguiente nos vinieron a buscar al hotel con un tuk tuk…¡es lo que tienen estos países!. Nuestro cabreo fue monumental….al final lo hicimos así, pero no es recomendable. Dentro del parque hay bastantes cuestas.

Cine y Literatura en Camboya

El cine y la literatura en Camboya son sin duda dos artes bastante desconocidas para el mundo occidental. A continuación os incluimos algo de información sobre cada una de ellas.

El cine camboyano

Siguiendo con el cine y la literatura en Camboya, comenzaremos hablando del primero. En un país que está casi todavía en la posguerra, no es fácil poder sacar la industria cinematográfica adelante. No obstante, existen algunos directores contemporáneos que han conseguido un renombre internacional. Uno de los más conocidos es Rithy Panh (1964).  Es uno de los documentalistas más activos en torno a la temática de la historia de lo que fue Kampuchea Democrática. Una de sus obras más conocidas es “S-21:La máquina de matar de los jemeres rojos” (2003).

También son muchos los directores occidentales que han intentado retratar la dura época del gobierno de los jemeres rojos en Camboya. Una de las más famosas y que además hemos tenido la oportunidad de ver, es la cinta inglesa “Los gritos del silencio” (Roland Joffé, 1984). Narra la historia de un periodista americano enviado a Camboya como corresponsal de guerra en 1972. Nos gustó muchísimo. Muy recomendable para entender de primera mano la cruda historia vivida en este país en los años 70.

La literatura camboyana

Siguiendo con el cine y la literatura en Camboya, si hablamos de la segunda, al igual que ha ocurrido en el cine, muchos escritores han intentado retratar la terrible historia de los jemeres rojos. Algunos de los libros más famosos y recomendables para entender esta dura época del país, son los siguientes:

  • “Camboya. El legado de los jemeres rojos” (Mark Aguirre, 2009)
  • “A la sombra de un silencioso lugar de exterminio” (Sam Sotha, 2008)
  • “El año del conejo” (Tian, 2012)
  • “El eco de las ciudades vacías” (Madelene Thien, 2011)

Hablando de artistas contemporáneos, uno bastante famoso en el país es Sok Chanphal. Comenzó su carrera en 2010. Aunque es principalmente compositor, ha escrito también algunos relatos.

Gastronomía camboyana

La gastronomía camboyana o jemer tiene una fuerte influencia de las costumbres alimenticias chinas e indias, así como la subsistencia alimentaria de los más primitivos habitantes del sudeste asiático. Entre los ingredientes más típicos se encuentran el prahok (pasta de pescado compacta), el kroeung (similar al curry tailandés), el azúcar de palma y, como no, el arroz. Abundan las frutas además, entre ellas piña, papaya, fruta de dragón, sandía, guayaba, mango y otras frutas tropicales.

Los platos más típicos y que no debéis de dejar de probar en vuestro viaje a Camboya son los siguientes.

Amok

Amok es sin duda una de las palabras más conocidas de la gastronomía camboyana, lo veréis en todos los sitios. Alude a “cocer al vapor”. El pescado es el plato amok más popular. Su método de preparación es sencillo. Se trocea el filete de pescado de agua dulce en pedazos, que se empapan con una mezcla de leche de coco, huevos, salsa de pescado, azúcar de palma y mezcla de Kroeung, que incluyen pastelería al curry, limón, limoncillo, galanga, cáscara de limón, ajo, cebollino y chile. La mezcla resultante está riquísima, ¡no dejéis de probarlo!.

Lok Lak

Se puede decir que es el plato más famoso de Camboya. Consiste en un estofado de carne de res con salsa agridulce, ajo, salsa de soya servida con tomates frescos, ensaladas y pepinos. Se come acompañando con arroz o patatas fritas y huevo frito. 

Kuy Teav

Este tradicional plato de sopa de fideos de arroz es un desayuno popular en Camboya, en los países vecinos y en todos aquellos que tienen una gran población de Khmer. Originalmente desarrollado por camboyanos de origen chino, siempre se sirve con aderezos de hojas de lechuga, brotes de soja, cebollines picados, cilantro, diente de sierra negro, jugo de limón y aceite de ajo caramelizado.

Kuy teav se puede servirse de una de las dos maneras, con todos los ingredientes en la sopa, o con la sopa al lado.

Kralan

Es un tipo de pastel de arroz que es muy popular en Camboya. Se sirve en una caña de bambú. Para su elaboración se mezcla arroz con coco rallado, leche de coco y frijol rojo. Después se empute en la caña y se pone al fuego hasta que es cocido.

Nom Banh Chok

Es un desayuno típico en Camboya que consiste en fideos de arroz, pepino, cebolla, flor de banano y hierbas. Se echa salsa por encima de Nom Banh Chok. Se acompaña con trozos de limón, sal y algunos pimientos. Hay de dos tipos: se puede comer con curry verde o salsa de pescado. El segundo es más popular.

Bai Sach Chrouk

Este plato es muy simple pero delicioso, popular en toda la tierra de las pagodas. Cerdo en rodajas finas, es asado lentamente sobre carbón para conservar su dulzura natural. A veces el cerdo puede ser marinado en leche de coco y ajo. La carne se sirve en arroz partido, con encurtidos y jengibre. Además se suele incluir con el plato un tazón extra de caldo de pollo para comer.

Cha Houy Teuk

Este postre dulce es de los más típicos y económicos. Se vende en las tiendas de pavimento en Phnom Penh. El Cha Houy Teuk es una gelatina hecha de algas coloridas, añadiendo además polvo de palma de sagu, judías verdes y crema de coco.

Num Sang Khya l‘peou

Es flan de calabaza. La calabaza es popular en todo el país y es un ingrediente común tanto en platos dulces como salados. Su elaboración es bastante sencilla. Una vez que se han eliminado las semillas de la calabaza, se llena el interior con claras de huevo, azúcar y leche de coco. Después de eso, las piezas se cocinan al vapor durante aproximadamente 30 minutos. Cuando haya terminado, el plato se corta con capas de color separadas. Este postre dulce y cremoso se debe preparar el día anterior y dejar en la nevera durante la noche para que se enfríe. ¡Delicioso!.

Num Ansom Chek

Es otro de los postres más comunes de la gastronomía camboyana. Los pasteles son particularmente tradicionales durante las fiestas de Año Nuevo Khmer y Pchum Ben, cuando se llevan a las pagodas y se entregan a los monjes como ofrendas. El pastel de arroz se llena de plátanos para endulzarlo y se envuelve en hojas de plátano al vapor. En algunas ocasiones, en lugar de plátano, se llena el pastel con carne de cerdo con frijol mungo para contrastar con un sabor salado.

 

 

Otras recomendaciones para el viaje a Camboya

Aquí van algunas otras recomendaciones para el viaje a Camboya.

Equipaje

En cuanto al equipaje, recomendamos como imprescindible mochila si tenéis un itinerario movido. Nosotras viajamos con ella y fenomenal, ¡¡muy muy cómodo!!. Una de 40-50 l tiene suficiente capacidad para todo lo que necesitáis.

Con respecto al calzado, nosotras llevamos botas de montaña o similar para andar bien (sobre todo en la zona de Sapa), unas sandalias o zapato cómodo para caminar a diario y chanclas para la playa. En general toda la zona de costa es de arena, por lo que no necesitamos escarpines como en otros lugares de Asia.

Es importante que para las zonas donde vayáis a hacer senderismo os llevéis manga y pantalón largos, así como un gorro o sombrero para la cabeza. Cuanto más protegidos vayáis, mejor.

Como recomendación general, no llevéis mucha ropa a Camboya. Tened en cuenta que es un viaje largo y se puede ir lavando perfectamente. Allí se pueden comprar sin problema detergente y artículos de aseo. Un equipaje pesado puede ser un inconveniente en los trayectos. Acordaos de llevar medicinas (lo típico, ibuprofeno, paracetamol, suero, fortasec/salvacolina, etc…), los repelentes de mosquitos y una linterna. Nosotras no llevábamos y viene fenomenal en muchos sitios en los que de noche hay muy poca iluminación.

Como veis hay bastantes cosillas que tener en cuenta…así que para que no se os olvide nada, a modo de resumen en este enlace incluimos la lista básica de lo que debéis meter en la mochila:).

Comunicaciones

Si hablamos de otras recomendaciones para el viaje a Camboya, el punto de las comunicaciones es importante. En los hoteles suelen tener wi-fi y en general funciona bastante bien. Al igual que en otros países como Malasia, Indonesia ó Vietnam, es recomendable comprarse una tarjeta SIM al llegar allí (es barata) para tener acceso a internet.

Seguro de viaje

En viajes de este estilo es fundamental que cojáis un seguro por si tenéis allí cualquier problema médico. Os iréis mucho más tranquilos. Con este tema hay que ser prudentes. No hay que olvidar que viajamos a la otra parte del mundo. Nosotras lo cogimos con IATI seguros. Veréis que hay varias modalidades. Contratad aquél con el que os vayáis más cómodos. Otra opción que también está bien y es más económica es AXA.

Camboya, el país de los jemeres

Dedicamos los post sobre Camboya a nuestra amiga Loreto Pascual, con la que pudimos conocer algunas partes de este maravilloso país en Agosto de 2019. ¡Esperamos que te guste Lore, un beso! – Ana y Virginia

Camboya es un lugar mágico y misterioso. Situado en el sudeste asiático, en la península de Indochina, fascina desde hace siglos a sus visitantes por la belleza de sus templos, sus inmensos arrozales y la amabilidad de sus gentes. 

Estuvimos allí en Agosto de 2019. Desde Vietnam cruzamos la frontera por tierra, en la zona de Ha Tien, en el sur. Nada más hacerlo ya notamos un cambio en los paisajes…Camboya resulta más salvaje y, aunque tiene partes muy turísticas, no es una tierra tan explotada como su país vecino, Vietnam. Es mucho más pobre y ello es bastante notorio en ciertas zonas.

No pudimos ver tanto como nos hubiera gustado en nuestro viaje, nos quedamos con ganas de más. No obstante, volveremos cuando se pueda, ya que lo poco que visitamos nos pareció impresionante.

Un poco de historia

La historia de Camboya está íntimamente ligada al pueblo jemer, la etnia predominante que representa el 90% de los más de 14 millones de habitantes del país. La mayoría de los jemeres son seguidores de una versión local del budismo, que combina elementos del Budismo Theravada, el hinduismo, el animismo y el culto a los antepasados.

En el año 802 Jayavarman II, reunificó el antiguo Reino de Chenia, se autoproclamó rey y fundó el Imperio Jemer, que dominó durante más de 600 años una gran parte del sudeste asiático y acumuló un inmenso poder. En el siglo XV, tras la caída del Imperio Jemer a manos del reino de Ayutthaya, Camboya pasó a ser gobernada por diversos líderes locales, hasta que a mediados del siglo XIX se convirtió en un protectorado francés, integrándose en la Indochina francesa, un vasto territorio que integraba zonas de las actuales Camboya, Laos y Vietnam. Fue colonia francesa hasta 1953. 

Entre 1970 y 1975 Camboya enfrentó una sanguinaria guerra civil en el marco de la Guerra de Vietnam. En 1975 Pol Pot (1925-1998), el conocido político y dictador camboyano, empezó su gobierno, que duraría 4 años. Ideológicamente marxista-leninista y nacionalista jemer, fue un miembro destacado del partido comunista de Camboya, los jemeres rojos. 

Esta época es conocida como “Genocidio Camboyano” y en ella el país tomó el nombre de Kampuchea democrática. Los jemeres rojos exterminaron al 30% de la población. Su obsesión era acabar con todo atisbo de cultura y declararon como principales enemigos a todos aquellos que demostraran algún tipo de formación, es decir, universitarios, doctores, ingenieros, sacerdotes y toda clase de persona escolarizada que pudiera iniciar o liderar una revuelta. Hicieron que las ciudades fueran abandonadas y trasladaron a las personas al campo, convirtiendo a toda la población en mano de obra esclava para el cultivo de arroz.

El régimen del partido terminó con la captura de Phnom Penh el 7 de enero de 1979 por parte del Ejército vietnamita, poniendo fin al régimen de Pol Pot. Tras ser derrocados, los jemeres rojos continuaron actuando a modo de guerrillas, hasta su completa disolución, en 1999. No obstante, todavía a día de hoy sus actos están siendo juzgados por crímenes contra la humanidad. El gobierno de Pol Pot es considerado como uno de los regímenes dictatoriales más atroces que ha existido.

Los camboyanos viven actualmente bastante tranquilos. No tienen especial enemistad con sus vecinos, aunque nadie olvida las heridas del pasado.

En los últimos años Camboya ha experimentado un fuerte crecimiento económico, debido sobre todo a sectores como la agricultura, el textil y el turismo. Además este país contiene importantes reservas de petróleo y gas natural, que permanecen en su mayoría sin explotar.

¿Qué conocemos de Camboya?

En Camboya estuvimos apenas 10 días, se necesita bastante más tiempo para poder visitar todo lo que este fascinante país ofrece. En nuestro caso, pudimos conocer los siguientes puntos:

Como decimos, nos quedamos con las ganas de ir a muchas más zonas pero…¡volveremos!:).  

¿Cuándo viajar a Camboya?

La mejor época para viajar a Camboya es sin duda de Noviembre a Marzo, durante la temporada seca. Por el contrario de Abril a Octubre es la temporada húmeda, se producen lluvias y tormentas más frecuentes e incluso hay riesgo de monzones, por lo que es mucho menos apacible la visita.  

En nuestro caso fuimos en Agosto y no lo aconsejamos. Nos pillaron lluvias prácticamente todos los días y en las islas tuvimos monzones bastante fuertes, por lo que no pudimos disfrutar de ellas como nos hubiera gustado. ¡Qué rabia nos dio!. No os arriesguéis e intentad, por supuesto si podéis claro, ir en la estación  seca. Navidades es el pico de la temporada alta, pero reservándolo con antelación, no tenéis por que tener ningún problema. 

¿Es necesario Visado?

Si es necesario tramitar un visado para ir a Camboya. No es difícil de obtener, se puede hacer on line o una vez en el aeropuerto, es decir, “on arrival”. En nuestro caso veníamos de Vietnam y cruzamos la frontera por tierra en Ha Tien, por lo que en el cruce hicimos todos los trámites. 

Para solicitar la visa de Camboya por Internet, debéis entrar en la web oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de Camboya (https://www.evisa.gov.kh/) o descargar la app oficial. En la actualidad, la eVisa para Camboya está disponible en 7 terminales del país: Phnom Penh International Airport, Siem Reap International Airport, Sihanoukville International Airport, Cham Yeam, Pio Pet, Bavet y Tropaeng Kreal Border Post. Si vais a entrar en Camboya por un destino diferente, debéis tramitar la visa “on arrival”.

¿Es necesario vacunarse de algo?

En Camboya hay un importante riesgo de malaria en algunas partes. En las zonas que nosotras estuvimos, no había mucho problema, pero es importante que os informéis antes de ir, dependiendo de la parte del país que vayáis a visitar. Recomendamos visitar algún Centro de Vacunación Internacional, para obtener información:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/centrosvacu.htm

Por lo demás, nosotras tomamos Vivotif, para prevenir la fiebre tifoidea, y nos vacunamos también de la Hepatitis A.

Como en el resto de los países del sudeste asiático, fundamental llevar repelente de mosquitos. Los que nosotras utilizamos fueron:

  • Para la piel, Relec Extrafuerte Tropical y Goibi Xtrem Spray
  • Para la ropa, Halley

¿El agua es potable?

Al igual que en el resto de países del sudeste asiático, debéis tener precaución con este tema. Intentad tomar siempre agua embotellada y evitar los hielos….aunque no hay que obsesionarse, no pasa nada si bebéis algo del grifo cuando os lavéis los dientes y demás. En general Vietnam nos pareció un país mucho más desarrollado de lo que pensábamos.

¿Qué moneda hay?

La moneda de Camboya es el riel (KHR), pero el dólar estadounidense (US$) es como una segunda divisa: se acepta en todas partes, aunque el cambio puede darse en rieles. Los comercios establecen los precios en US$ o en KHR, pero en el norte y el oeste, cerca de la frontera con Tailandia, también en bahts (THB).

Si tres divisas parecen excesivas, quizá sea porque los camboyanos están recuperando el tiempo perdido: durante la época de Pol Pot, el país no tenía moneda. Los Jemeres Rojos abolieron el dinero e hicieron explotar el edificio del Banco Nacional de Phnom Penh.

Hay billetes de 100, 200, 500, 1000, 2000, 5000, 10 000, 20 000, 50 000 y 100 000 KHR.

Los camboyanos no suelen aceptar dólares con algún roto, por lo que se impone examinar el cambio para asegurarse de no recibir billetes deteriorados.

Casi todas las ciudades cuentan con cajeros automáticos que aceptan tarjetas de crédito (Visa, MasterCard, JCB, Cirrus). También hay cajeros automáticos en las fronteras de Cham Yeam, Poipet y Bavet, para los que lleguen por tierra desde Tailandia o Vietnam. Normalmente, se puede sacar dinero en US$ o en KHR, hasta un máximo de 500 US$ (siempre que la propia cuenta lo permita). Conviene estar atento si se utilizan de noche.

Franja Horaria

El huso horario en Camboya es 5 h más que en la Península Ibérica.

Religión

La religión oficial de Camboya es el budismo Theravada, que posee en esta tierra en concreto un fuerte elemento hinduista debido a la larga historia hindú del país. Una pequeña minoría practica el Islam y hay una insignificante proporción para el cristianismo. 

Idioma

Como la etnia jemer es la preponderante en Camboya, el idioma jemer es el oficial y el primero del país, lo que le da un sentido de unidad nacional. Es quizá uno de los idiomas hablados más antiguos de la tierra (su génesis comenzó con la indianización del país durante el primer siglo de nuestra era) y posee el alfabeto más largo del mundo. Está conformado a su vez con un aporte determinante de los idiomas sánscrito y palí.

En Camboya además existen algunas minorías étnicas tribales en sus selvas y montes que por lo general han sido marginadas de la vida nacional, pero que poco a poco comienzan a ser tenidos en cuenta y respetados en su identidad particular. Según algunas estadísticas dadas por el gobierno se piensa que son aproximadamente entre 60 y 70 mil personas conocidos como Jemer Loeu, que quiere decir “alto jemer”, porque viven en las montañas. Se concentran especialmente al nordeste del país (provincias de Ratanakirí, Mondolkirí, Stung Prey y Kratie).

El francés camboyano, un vestigio del pasado colonial del país, es un dialecto y se utiliza a veces en el gobierno, especialmente en los tribunales. Se enseña asimismo en los colegios. La población habla también por lo general bastante bien el inglés.

Electricidad/Enchufes

La corriente eléctrica en Camboya es de 220 voltios, es decir, que tanto enchufes y electricidad son exactamente iguales que en España y Europa. Para este país asiático no necesitaréis ningún adaptador para las clavijas ni tampoco un regulador de voltaje eléctrico.

Curiosidades

Aquí tenéis algunas curiosidades sobre este impresionante destino del sudeste asiático:

  • Palafitos. Camboya es un país en el que existe mucha miseria. La pobreza extrema es sufrida por gran parte de la población, por lo que es muy común que el tipo de vivienda predominante sean los palafitos. Son casas muy sencillas construidas sobre el agua a las orillas de los ríos
  • Artes marciales. Camboya tiene su propia arte marcial, el prodal o boxeo jemer. Es una forma de lucha ampliamente difundida en el país, muy similar al Muay Thai de Tailandia. De hecho, la palabra “prodal” en idioma camboyano o Jemer, significa “luchar, combatir”
  • Gestos. Para la cultura camboyana hay muchos gestos que no se ven muy bien y que, por lo tanto, cuando visitéis Camboya debéis conocer. Por ejemplo, las piernas siempre deben estar recogidas, pues no se deben mostrar las plantas de los pies. También es importante que no toquéis la cabeza u hombros de otra persona, los camboyanos lo consideran grosero. Aseguraos de dar y recibir las cosas con vuestra mano derecha, es un gesto de buena educación
  • Calzado. Los zapatos son de uso exclusivo en la calle. En una casa en particular o templo hay que descalzarse
  • Territorio tropical. Una de las curiosidades de Camboya es que está cubierto casi en su totalidad por bosques tropicales, además de que el país está atravesado por 3 cadenas montañosas. Cuando lleguéis a Camboya vais a notar que el verde predomina en toda la geografía nacional
  • Arroz. A pesar de que Camboya es un país relativamente pequeño al lado de sus vecinos, es una potencia arrocera, uno de los mayores productores de arroz en el mundo. Esto está ligado también a sus tradiciones y costumbres. En la mesa de un camboyano siempre debe existir el arroz. No hay día en que allí no se coma arroz
  •  Angkor Wat. El lugar más turístico del país es también el complejo de templos más grande del mundo con una extensión de 400 kilómetros cuadrados. Fue construido en el siglo XII y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992. De hecho Camboya es el único país del mundo que tiene en su escudo y bandera un edificio histórico, el Templo de Angkor Wat, lo que refleja la importancia de este monumento

Información adicional

Gastronomía camboyana

Referencias literarias y cinéfilas en Camboya

Otras recomendaciones para el viaje