Londres, la ciudad de las mil caras

5/5 - (1 voto)

«El ambiente inglés»

Dedicamos este post a Loreto, Lidia, Noelia, Laura R. y Ana L., nuestras amigas que han tenido la oportunidad de vivir en Londres. Esperamos que os guste, ¡un beso!- Ana y Virginia

Londres, capital de Inglaterra y del Reino Unido, es sin duda una parada obligada para cualquier amante de los viajes. «La ciudad de las mil caras», «La ciudad que nunca duerme», «La ciudad única», varios son los nombres que se le dan a ésta, una de las urbes más interesantes a nivel mundial….y es que la visita a Londres nunca defrauda. En nuestro caso hemos tenido la oportunidad de estar varias veces y siempre hemos disfrutado mucho.

La ciudad de Londres fue fundada por los romanos bajo el nombre de Londinium en el año 43. Está situada a orillas del río Támesis, en el sudoeste de la isla de Gran Bretaña. Constituye una de las capitales más importantes del mundo. Comprende un total de 33 distritos, entre los que destacan City of London (también conocido como Square Mile ó City), el cual es el principal centro bancario y de negocios de Europa, de tan solo 2,59 km². Londres posee más de 7 millones de habitantes, lo que la convierte en una de las capitales más pobladas de Europa, junto con Madrid, París y Moscú.

Es una de las ciudades más transitadas y visitadas del mundo, más de 30 millones de personas acuden cada año. A Londres llegan todos los días miles de turistas atraídos por la gran carga cultural, turística, arquitectónica y económica que lleva arrastrando la ciudad desde hace muchas décadas…y es que la combinación de lo antiguo y lo más moderno es una característica que describe a Londres a la perfección. En esta ciudad conviven más de 300 idiomas, debido a la gran población proveniente de distintos puntos del planeta, que han hecho de Londres su lugar de residencia. Esta característica hace aún más interesante esta ciudad, porque da la oportunidad de conocer rasgos culturales de otros pueblos del mundo.

¿Qué ver en Londres?

Sus emblemáticos mercadillos, sus conocidas plazas, sus preciosos parques, sus impresionantes museos….la capital inglesa no tiene desperdicio. Podríamos estar visitándola durante semanas y no acabar de ver todo lo que ofrece. A continuación os enumeramos los puntos que no os podéis perder.

Top 10

El Palacio de Westminster

El Palacio de Westminster (Palace of Westminster), también conocido como las Casas del Parlamento (Houses of Parliament), es un edificio gótico victoriano que alberga las dos Cámaras que componen el Parlamento Británico.

En octubre de 1834, un asolador incendio destruyó el antiguo palacio que había alojado el Parlamento desde 1512. El edificio también había servido como residencia real en Londres desde la época de Guillermo el Conquistador. Del antiguo palacio sólo se pudo salvar una ínfima parte, compuesta por el Westminster Hall, los claustros, la cripta de St Stephen´s Chapel y la Jewel Tower, una construcción del siglo XIV en la que se guardaban las joyas y el oro.

De los 97 proyectos presentados para la construcción del nuevo edificio, los ganadores del concurso fueron los arquitectos Charles Barry y Augustus Welby Pugin. En 1847 el edificio se veía prácticamente terminado con la construcción de 1.200 habitaciones, 11 patios y 3,5 kilómetros de pasillos.

La ostentosa fachada ofrece un bello panorama mientras los pináculos dorados y las estatuas de los reyes se reflejan en el río. El palacio se encuentra flanqueado por la Victoria Tower, una imponente torre que reúne las copias de todas las leyes del Parlamento desde 1497, y también por la carismática torre del Big Ben.

El Palacio de Westminster sólo se puede visitar los sábados y durante los meses de verano. Las entradas se pueden conseguir haciendo cola el mismo día, pero es recomendable llegar pronto.

El famoso Big Ben

Puente de Westminster

Con las Casas del Parlamento de fondo, desde el Puente de Westminster

La Abadía de Westminster

La Abadía de Westminster es el templo más antiguo de Londres. Sede de las coronaciones, acoge las tumbas de los monarcas y figuras históricas británicas de los últimos mil años.

Desde la coronación de Guillermo el Conquistador en el año 1066, todos los monarcas ingleses han sido coronados en la Abadía de Westminster utilizando un trono de coronación medieval del siglo XI que aún se conserva.

Algunos de los acontecimientos celebrados en los últimos años en la abadía han sido el 80 cumpleaños de la reina Isabel II o el funeral de la princesa Diana de Gales.

En la Abadía de Westminster

Piccadilly Circus

La plaza Piccadilly Circus es el lugar elegido por muchos londinenses y turistas como punto de encuentro gracias a su situación privilegiada y a la enorme gran oferta de ocio que existe en la zona. La plaza es conocida por sus carteles luminosos y la fuente de Eros situada en el centro, que se ha convertido en uno de los iconos de Londres.

La oferta de ocio de Piccadilly Circus es muy extensa, desde una gran cantidad de tiendas, cines y teatros, hasta restaurantes para todos los gustos. Piccadilly Circus es uno de los lugares más animados de Londres y una de las principales zonas de fiesta de la ciudad. En las inmediaciones de la plaza abundan los relaciones públicas que ofrecen entradas con descuento para los locales de moda.

La famosa plaza Piccadilly Circus 

Fuente de Eros

La Torre de Londres

Construida bajo el reinado de Guillermo I, la Torre de Londres es una enorme fortificación que ha funcionado a lo largo de su historia como residencia real, arsenal, fortaleza y prisión. La Torre de Londres es un lugar cargado de historia y de momentos apasionantes, algo que la convierte en una de las visitas imprescindibles. En el interior hay varios edificios que se pueden recorrer por lo que conviene dedicarle varias horas a la visita.

La Torre de Londres

Tower Bridge

Tower Bridge es uno de los símbolos de Londres. Este llamativo puente levadizo, construido con estilo victoriano, se encuentra situado junto a la Torre de Londres.

Tower Bridge es uno de los símbolos más emblemáticos de Londres y suele convertirse en el blanco de las cámaras de fotos de todos los turistas. La visita al interior narra algunos aspectos interesantes sobre la construcción del puente, pero no la consideramos una visita imprescindible.

Es muy común confundir Tower Bridge con London Bridge, un puente más austero, situado al este de Tower Bridge, que fue el primero en construirse para unir las dos orillas del Támesis.

Tower Bridge

La Catedral de San Pablo

Con una altura de 110 metros, la Catedral de San Pablo es la segunda catedral más grande del mundo, justo por detrás de la Basílica de San Pedro de Roma. Esta catedral es la obra maestra de Christopher Wren.

La Catedral de San Pablo es un enorme templo con planta en forma de cruz que presenta una llamativa decoración, sobre todo en los preciosos techos decorados con pinturas al fresco.

Conviene realizar la visita con ayuda de la audio guía gratuita que se entrega en la entrada, ya que narra todos los detalles de interés acerca de cada rincón de la catedral. Aunque la visita a la Catedral de San Pablo y su cripta es algo completamente recomendable, el ascenso hasta la cúpula puede ser algo complicado para algunas personas, ya que las escaleras no son demasiado accesibles.

Catedral de San Pablo

London Eye

Conocida como Millennium Wheel (Rueda del Milenio), el London Eye es un logro del diseño y la ingeniería, construido a lo largo de siete años por cientos de trabajadores provenientes de cinco países diferentes.

The London Eye ofrece unas vistas panorámicas impresionantes, tanto de la ciudad como del campo. Los días claros es posible alcanzar una visibilidad de 40 kilómetros a la redonda aunque, si hay demasiado sol, la claridad impide ver algunas partes de la ciudad. Con la entrada se incluye el acceso a la «4D Experience», un pequeño corto en tres dimensiones sobre la ciudad.

Como puntos negativos, el principal es que el precio es bastante elevado. Otro problema es que en determinadas épocas las colas para montar pueden ser de más de una hora, aunque eso se soluciona reservando la entrada de forma anticipada.

London Eye

El Museo Británico

El Museo Británico de Londres es, además de uno de los museos más antiguos del mundo, una de las colecciones de antigüedades más grandes y famosas que existen.

En la actualidad el Museo Británico (British Museum) recibe más de 5 millones de visitantes anuales, lo que le convierte en el tercer museo más visitado del mundo, por detrás del Louvre de París y del Metropolitan Museum de Nueva York.

Los más de siete millones de objetos procedentes de todos los continentes que posee el museo, se encuentran ordenados según su lugar de procedencia. El museo tiene tal extensión, que para visitarlo sin prisa sería necesario dedicar más de un día. Para ver lo más importante, con una mañana puede ser suficiente.

El Museo Británico, uno de los auténticos imprescindibles de Londres

Hyde Park

Con más de 140 hectáreas de extensión, Hyde Park es el parque más grande del centro de Londres. Constituye el gran pulmón de la ciudad y sirve como lugar de esparcimiento para londinenses y turistas.

Además de pasear entre verdes caminos y olvidarse del mundanal ruido, en Hyde Park es posible realizar múltiples actividades como tomar el sol, patinar, montar en bici y algunos otros deportes.

Para los que quieran descansar pero no les guste tumbarse sobre el césped, no existe ningún impedimento, ya que es posible alquilar tumbonas en muchas zonas del parque.

Una de las actividades preferidas tanto por los turistas como por los londinenses, es alquilar una barca de remos en el lago central llamado Serpentine, un pequeño oasis habitado por una variada fauna acuática.

Durante el verano en el parque se celebran múltiples eventos, la mayoría de ellos musicales.

En las tumbonas de Hyde Park

Hyde Park

Camden Town

Conocido por su mercado y su atmósfera alternativa, Camden Town es un lugar popular del barrio de Camden y compone una de las principales atracciones turísticas de Londres.

Durante el día, la zona de Camden Town está abarrotada de turistas y es una visita obligada, pero durante la noche se convierte en una zona poco recomendada para el público en general.

Para ir a Camden Town hay que reservar al menos una mañana entera, ya que es una zona bastante grande y tan distinta a las demás, que nadie queda indiferente. Si podéis elegir, el mejor día para ir es el domingo. Hay tiendas de todo tipo, puestos de comida…¡En Camden Town la diversión está garantizada!:).

Camden Town

Otras atracciones

En este enlace tenéis otras atracciones y puntos de interés que visitar en Londres.

Visitas cercanas

Desde Londres se pueden realizar visitas muy interesantes. Un lugar poco turístico y que está muy bien, para ir a pasar el día, es Guilford. Es la capital del condado de Surrey. No es muy grande y veréis que tiene partes preciosas. Una visita sumamente agradable desde Londres.

Calle principal de Guildford

Otra visita muy interesante es la de Oxford, a apenas una hora en tren. Un lugar emblemático que no os podéis perder. En este enlace tenéis descrito lo más interesante que ver allí.

Transporte en Londres

Como siempre decimos, recomendamos caminar todo lo que se pueda por las ciudades para conocerlas y, por supuesto, en este caso lanzamos el mismo consejo. No obstante, Londres es muy grande y en algún momento tendréis que coger transporte público. Os listamos a continuación los distintos medios.

Metro

Con sus 11 líneas, la red del metro de Londres es una de las más extensas del mundo. Prácticamente, estéis donde estéis habrá una parada de metro muy cerca. Para referirse al metro, los londinenses utilizan la palabra «Tube» y, en menor medida, «Underground». Londres está dividido en 9 zonas radiales, que comienzan en el centro histórico. El 95% de las atracciones turísticas se encuentran en las zonas 1 y 2. Dado que los billetes sencillos tienen un precio bastante elevado, recomendamos el uso de las tarjetas Oyster o Travelcard.

Autobús

Los famosos autobuses rojos de dos pisos de Londres no son el medio de transporte más rápido de la ciudad. Sin embargo, constituyen una sugestiva forma de recorrer el centro de Londres. El precio de un billete sencillo de autobús es de 1,50 £ (1,80 ) y para abonarlo necesitaréis una tarjeta de crédito contactless, una tarjeta Oyster o bien la Travelcard. Actualmente ya no se admite el pago en efectivo.

Taxi

A pesar de ser grandes, atractivos y confortables, los famosos Black Cabs de Londres «compiten» con los taxis de Ámsterdam en ser los más caros de Europa. La capacidad de los «taxis negros» es de 5 personas además del conductor. Hay distintas tarifas en función del día y la hora.

Bicicleta

Muchos son los londinenses que utilizan la bicicleta para desplazarse por la ciudad, a pesar de la extensión y del clima de la capital británica.

Santander Cycles es el nombre del programa público de alquiler de bicicletas pensado para los desplazamientos cortos por el centro de Londres. La «red» se compone de 400 estaciones y más de 6.000 bicicletas. Al ser un sistema autoservicio, las bicicletas se pueden utilizar las 24 horas del día durante todo el año.

Información general del Reino Unido

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.