Southampton, la ciudad del Titanic

5/5 - (1 voto)

«Un puerto importante en la costa británica»

Dedico este post a mi amiga Laura R., con la que conocí la ciudad de Southampton en 2013. Espero que te guste, ¡un beso! – Virginia

Southampton es una ciudad moderna y llena de vida que posee una estrecha vinculación con el mar. Durante siglos ha sido un importante puerto marítimo en la costa británica y esta tendencia continúa en la actualidad, pues es conocida como la capital de los cruceros de Europa. Sin embargo, no solo destaca por su vida portuaria, sino que alejándose de los muelles se pueden explorar un sinfín de lugares donde comprar, comer y divertirse, así como multitud de parques en los que relajarse y respirar aire fresco antes de explorar la fascinante historia de esta ciudad.

Southampton tiene mucho que ofrecer, pero sus atractivos más destacados se encuentran alrededor de las terminales de cruceros y los muelles, donde confluyen los ríos Itchen y Test. Es la parte más antigua de la ciudad, que se remonta a los tiempos de la conquista normanda de Inglaterra en 1066, y sigue siendo la más apasionante. Nunca olvidaremos además que Southampton es la ciudad que vio marchar al malogrado Titanic, el que a día de hoy sigue siendo el transatlántico más famoso del mundo.

¿Qué ver en Southampton?

Southampton no es una ciudad muy grande y no son necesarios muchos días para ver lo más importante. También hay varios puntos en los alrededores que no os deberíais perder. A continuación os comentamos sobre los lugares imprescindibles que conocer en esta visita.

Puerta de Bargate

La gran puerta histórica de Bargate era antiguamente el acceso principal a la ciudad amurallada. Al hallarse a un cuarto de hora a pie de la estación de ferrocarril central de Southampton, es un punto de partida fantástico para empezar a conocer el lugar. Cuando os dirijáis hacia el centro desde la puerta por High Street, encontraréis numerosas cafeterías en las que tomar un buen desayuno. Con las pilas recargadas ya estaréis listos para visitar las antiguas murallas de la ciudad y las bodegas medievales, así como otros puntos de interés histórico, como la iglesia de San Miguel.

Puerta de Bargate

Iglesia de San Miguel

Casa Museo de Tudor

Visitando el casco antiguo de Southampton, es necesario reservar un hueco para la Casa Museo Tudor. Esta bonita propiedad cuidadosamente restaurada, situada cerca de la iglesia de San Miguel, permite conocer cómo era la vida doméstica en la ciudad a partir del siglo XIV, aunque algunas partes de la vivienda y los jardines son incluso anteriores. La Casa Museo Tudor alberga una amplia colección de artefactos domésticos muy interesantes, incluidos paneles de vidrio decorados, así como unos fantásticos jardines ornamentales. Os recomendamos que vayáis a la cafetería de las instalaciones para disfrutar de las vistas con un delicioso té acompañado de típica bollería británica.

Casa Museo Tudor

Westquay

El centro comercial de Westquay ocupa la friolera de 75 000 metros cuadrados en los que tienen cabida más de un centenar de tiendas. En realidad, está dividido en dos edificios conectados, ambos al norte del casco antiguo. Westquay North contiene los grandes almacenes John Lewis y Marks & Spencer, mientras que Westquay South está dedicado en gran parte a restaurantes y salas de cine. Si no encontráis aquí lo que buscáis, en las cercanías hay más lugares tentadores para ir de tiendas, como el centro comercial Marlands y el West Quay Retail Park.

Centro comercial de Westquay

Centro comercial de Marlans

Museo SeaCity

El estrecho vínculo que mantiene Southampton desde hace siglos con el mar y la navegación se debe a que históricamente es uno de los puertos más importantes del Reino Unido. El Museo SeaCity alberga dos exposiciones permanentes, una dedicada a la importancia de la ciudad como punto de enlace entre el Reino Unido y el resto del mundo y otra centrada en la historia del Titanic y la relación de este infausto trasatlántico con Southampton. Si no sabéis dónde se encuentra el museo, no os preocupéis. Es casi imposible que paséis de largo del Centro Cívico que se halla justo al lado, ya que tiene una enorme torre del reloj prácticamente de la misma altura que las chimeneas del Titanic.

Museo SeaCity

Recorrido del Titanic

Southampton es una ciudad que mantiene una estrecha relación con el RMS Titanic. Aunque se construyó en Belfast y tenía Liverpool como puerto de origen, emprendió el crucero desde Southampton, por lo que entre su tripulación se contaban muchos lugareños. Tras el hundimiento, se construyeron numerosos monumentos dedicados a todas sus víctimas, desde los trabajadores del servicio de correos hasta los músicos. Si decidís visitarlos todos, así como los edificios de época relacionados con el buque, como la sede de la naviera White Star Line o el pub favorito de la desdichada tripulación, acabaréis conociendo gran parte de la ciudad. El recorrido comienza en el Centro Cívico, donde podéis conseguir mapas y guías útiles, y puede completarse a pie en aproximadamente una hora y cuarto.

Oxford Street

Dado que se trata de uno de los principales puntos de acceso al país desde hace siglos, es lógico que Southampton cuente con una enorme variedad de restaurantes, en los que se puede probar desde platos británicos modernos hasta sabores venidos de rincones lejanos del planeta, como Nepal, la India y Corea. Oxford Street (no, no nos referimos a la famosa calle de Londres) es un lugar excelente para empezar a explorar las gastronomías del mundo. Aunque no mide mucho más de 250 metros de largo, esta calle está llena a rebosar de bares y restaurantes, muchos de ellos con terraza. Destacan en especial The White Star Tavern, The Oxford Brasserie y The Olive Tree. Si vuestra visita coincide con el primer sábado del mes, podréis probar ingredientes locales sabrosísimos en el mercado agrícola que se instala en esta misma calle.

Oxford Street

Centro de Actividades Acuáticas

Si necesitáis un poco de acción y aventura durante vuestra visita, no os preocupéis: en Southampton se pueden practicar numerosos deportes acuáticos. Bajo la atenta supervisión de profesores experimentados, podréis descubrir qué tal se os dan el windsurf, la vela, el remo o el paddle surf. Aunque en el centro os proporcionarán el equipo necesario, debéis tener en cuenta que el agua de esta zona del Reino Unido es extremadamente fría en invierno.

Ocean Village

El Ocean Village es un centro comercial y de ocio moderno situado en torno a un agradable puerto deportivo. Como cabe esperar, en este ambiente refinado no faltan los restaurantes de primera y las boutiques de moda. Además, cuenta con dos cines, uno en el que se proyectan grandes éxitos de taquilla y otro dedicado a películas extranjeras y cine de arte y ensayo. También merece la pena realizar un paseo en barco por la zona, con salida en el puerto deportivo, y visitar el museo de aviación Solent Sky.

Zona de Ocean Village

Teatro Mayflower

Aunque su construcción data de 1928, el Teatro Mayflower todavía es uno de los más grandes del sur de Inglaterra. En su auditorio, con capacidad para más de 1500 asistentes, se celebran musicales del West End, obras de teatro, espectáculos de humor, de danza, óperas y ballets. El recinto cuenta con su propio restaurante, aunque en los alrededores también encontrarás numerosos lugares en los que cenar y tomar algo. El teatro está cómodamente ubicado a diez minutos a pie al norte de la estación de ferrocarril de Southampton Central.

Bedford Place

Además de la capital de los cruceros de Europa, Southampton es una ciudad universitaria, lo que se traduce en una animada escena nocturna. En Bedford Place, al norte del parque Watts, encontraréis bares y locales para todos los gustos, desde coctelerías tranquilas hasta discotecas abarrotadas. Si buscáis algo con estilo, os recomendamos en especial Orange Rooms, donde podréis tomar cócteles deliciosos rodeados de glamur. Cerca se hallan Popworld, donde se puede bailar al ritmo de grandes éxitos del retro pop, y Junk, el rincón favorito de los aficionados al electro house alternativo. La zona está llena de locales nocturnos, por lo que no os costará encontrar uno de vuestro gusto.

Bedford Place

Los parques

Southampton tiene varios parques preciosos perfectos para relajaros en vuestro recorrido por la ciudad. Aquí os dejamos algunas fotos.

Visitas cercanas

En vuestra visita a Southampton es muy recomendable que os acerquéis a algunos de los puntos cercanos, ya que en los alrededores hay bastantes lugares interesantes y que merece la pena conocer. En este enlace os incluimos los más interesantes.

Transporte en Southampton

La ciudad de Southampton es perfectamente asequible para recorrer andando y es como se debe hacer. La mayoría del terreno es plano, especialmente alrededor del centro de la ciudad, por lo que caminar es la mejor alternativa. No obstante, si os apetece el transporte público, podéis usar los buses. La red de buses de Southampton es operada por varias compañías y abarca la ciudad y los suburbios. Asimismo también se pueden alquilar bicicletas y, como no, coger un taxi en cualquier momento.

Southampton cuenta con aeropuerto, el vigésimo más grande del Reino Unido. También podéis volar a Londres y desde allí coger un tren, la comunicación es bastante buena.

Información general del Reino Unido

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.