San Francisco, la ciudad más europea de EEUU

«Cuestas de película»

San Francisco, en California, es una de las ciudades más importantes de Estados Unidos y la segunda en calidad de vida del país, tras Honolulu. Fue el primer lugar que visitamos en nuestro recorrido por la Costa Oeste en Agosto de 2016.

Nos gustó muchísimo y creemos que una de las razones es, precisamente, que parece europea. En general somos muy fans de las ciudades del Viejo Continente, representantes de una historia fascinante. Cruzar el charco y descubrir lugares como éste también en América siempre es un placer. 

Escenario de rodaje y ambientación de algunas de las películas más emblemáticas de la historia, San Francisco ofrece muchas atracciones muy interesantes y, desde luego, en nuestra opinión constituye una visita totalmente obligada en la Costa Oeste de Estados Unidos. 

Un poco de historia

San Francisco fue fundada por colonos españoles en 1776. La ciudad perteneció al Virreinato de la Nueva España hasta la independencia de México en 1821. Tras la intervención estadounidense en México entre 1845 y 1848, San Francisco y el resto de Alta California pasaron a ser territorio estadounidense.

En 1848, la fiebre del oro de California impulsó a la ciudad a un período de rápido crecimiento, pasando de 1.000 a 25.000 habitantes en un año, lo que la convirtió en la más grande de la costa oeste en aquella época. Después de haber sido devastada por el terremoto e incendio de 1906, San Francisco fue rápidamente reconstruida, convirtiéndose en sede de la Exposición Internacional de Panamá y el Pacífico nueve años más tarde. Durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad también tuvo un papel importante al ser el puerto de embarque de miles de soldados que partían hacia la guerra del Pacífico. 

¿Qué ver en San Francisco?

Nosotras estuvimos solamente dos días en San Francisco y se nos quedó bastante corto. No pudimos ver todo lo que nos hubiera gustado. Lo suyo es pasar tres días o incluso mejor cuatro. Aunque es cierto lo que habíamos leído sobre la cantidad de vagabundos que hay, la ciudad nos pareció muy muy agradable. Aún haciendo fresco, no gozamos de mal tiempo y fue un comienzo estupendo para nuestro recorrido por la Costa Oeste de EEUU.

A continuación os describimos los principales puntos de interés que no os podéis perder visitando esta emblemática ciudad. 

San Francisco City Hall

El actual Ayuntamiento de San Francisco abrió sus puertas en 1915 en sustitución del que fue destruido en el terremoto de 1906. Está localizado en el Civic Center. Detrás está la Opera y en frente la Biblioteca y el Museo de Historia Asiática.

El edificio guarda un gran parecido con «Los Inválidos de París» y destaca por su gran cúpula que, con una altura de 90 metros, es una de las más grandes del mundo.

Nosotras no lo vimos por dentro, pero hemos leído que es muy recomendable. El interior del City Hall impresiona por su grandeza. Parece un gran palacio que cuida a la perfección todo tipo de detalles y adornos. Por ello es el lugar elegido por muchas parejas para casarse. 

El edificio ha sido utilizado en varias ocasiones como escenario para rodar algunas películas como «Al diablo con el diablo«, «Planes de boda» o «La Roca».

Ayuntamiento de San Francisco

Misión Dolores

La Misión Dolores es el edificio más antiguo de San Francisco. Esta iglesia de estilo colonial español empezó a construirse en 1776 por misioneros españoles que, bajo la supervisión del Fray Junípero Serra, pretendían evangelizar a los indios Ohlone. 

En sus comienzos le dieron a la misión el nombre de San Francisco de Asís aunque, con el paso del tiempo, pasó a llamarse Misión Dolores. Años más tarde, en 1918, se terminó la construcción de la Basílica de la Misión Dolores de San Francisco que tiene un estilo churrigueresco.

Nosotras no entramos ni en la Misión ni en la Basílica, pero si tenéis tiempo no dudéis en hacerlo.

Misión y Basílica Dolores, en San Francisco

Catedral de Santa María de la Asunción

La Catedral de Santa María de la Asunción (Cathedral of Saint Mary of the Assumption en inglés), conocida normalmente como Catedral de Santa María, es la principal iglesia de la Arquidiócesis de San Francisco. Es la iglesia madre de los fieles católicos de otros condados de California, como Marin y San Mateo, y del resto de la provincia eclesiástica de San Francisco. 

Catedral de Santa María, en San Francisco

Alamo Square

Alamo Square (literalmente, Plaza Álamo) es un barrio muy peculiar que, más que un vecindario, parece una imagen sacada de una postal. Este impresionante escenario ha sido utilizado en diferentes ocasiones tanto en cine como en tv.

La zona más atractiva para los visitantes se encuentra en Steiner Street, donde se extiende una hilera de preciosas casas victorianas de diferentes colores. Son comúnmente conocidas como «The Painted Ladies» (Las Señoras Pintadas).

Casas victorianas en Alamo Square, en San Francisco

Lombard Street

Si hay algo que caracteriza a San Francisco son sus calles impracticables repletas de empinadas cuestas.

Situada entre Hyde y Leavenworth se encuentra Lombard Street, identificada como la calle más empinada de San Francisco. Aunque realmente no lo es, sí es la más conocida como tal. Cada día cientos de turistas se acercan hasta ella para fotografiar sus cuestas de 40 grados de inclinación dispuestas en zigzag. La atracción principal de Lombard Street es ver a los coches bajando por la calle como si se tratara de una montaña rusa. El mejor lugar para hacer algunas fotos es desde la parte inferior.

La famosa Lombard Street, en San Francisco

Barrio de Castro

Castro es el barrio con la mayor comunidad homosexual de San Francisco y casi diríamos que del mundo. Aunque nosotras lo vimos muy por encima, en autobús, ya solo por su popularidad merece la pena que os deis una vuelta. Entre los puntos que ver allí están los siguientes:

  • Teatro Castro. Lo reconoceréis por su cartel luminoso al estilo Moulin Rouge. Suelen proyectar películas antiguas, así que para los cinéfilos no deja de ser un must
  • Estación de Harvey Milk. Harvey Milk es un icono en San Francisco, ya que fue el primer homosexual en ocupar un cargo en el gobierno de Estados Unidos y, fruto de ello, está la parada de MUNI (metro) que recibe su nombre y que os dejará directamente en el barrio de Castro
  • Hot Cockie. Es la pastelería más famosa de Castro
Teatro Castro, en San Francisco

Golden Gate Park

Es sin duda el parque por excelencia de la ciudad. Tiene una extensión de 5 kilómetros de largo por 1 kilómetro de ancho, medidas que hacen que sea prácticamente imposible recorrerlo andando.

El parque tiene cientos de rincones preciosos y sería necesario mucho tiempo para conocerlos todos. Algunas de las zonas más interesantes pueden ser: el gran molino holandés, el jardín de las fragancias (especialmente diseñado para los visitantes invidentes), algunas partes boscosas con helechos gigantes, lagos y lagunas, un jardín japonés decorado con bonsáis y pagodas, o el jardín de Shakespeare, con más de 200 flores citadas en sus obras. Hay incluso una parte donde vive una manada de búfalos americanos.

En el interior del parque también están ubicados algunos de los museos más importantes de San Francisco, como el California Academy of Sciences ó el Museo de Young.

Museo de Young, en el interior del Golden Gate Park

Barrio de Haight-Ashbury

A finales de 1960, Haight-Ashbury fue una de las zonas donde nació un movimiento bohemio, el de los idealistas hippies que practicaban una forma de vida en armonía con la naturaleza y fomentando los valores humanos.

El barrio tiene casas con fachadas multicolores y un ambiente relajado. Esta zona alternativa de San Francisco está llena de tiendas de ropa «diferente», comercios de artesanía y locales en los que escuchar música en directo.

Gran parte del encanto a la hora de visitar este barrio radica en el mero hecho de observar a los curiosos personajes que habitan la zona. Haight-Ashbury se encuentra en las cercanías del Golden Gate Park de forma que, la mejor opción, es ver ambos lugares el mismo día.

Hablando del barrio hippie de San Francisco es además imprescindible citar la famosa canción de Scott McKenzie, «San Francisco». Fue un auténtico éxito de los 60. La tenéis en el siguiente enlace, incluyendo además preciosas fotos de la ciudad: San Francisco.

Fisherman´s Wharf

Fisherman´s Wharf, la zona vieja del puerto de San Francisco, es un lugar bastante turístico pero que aún conserva cierta autenticidad. De cualquier manera, es un imprescindible en la ciudad, una zona perfecta para comer y pasear. Nos gustó mucho. 

Se pueden hacer además otras actividades allí, como visitar el viejo Acuario de la Bahía, conocer los entresijos del Submarino USS Pampanito, entrar en la historia de la II Guerra Mundial recorriendo las cubiertas y camarotes del barco SS Jeremiah O`Brien, regresar al pasado con los juegos del Musée Mécanique o bien tomar el barco para hacer un crucero por la Bahía. Este último plan es el que elegimos nosotras…y fue algo espectacular. En fin…muy muy recomendable. 

Dentro de Fisherman´s Wharf, el Pier 39 es el lugar más conocido, ya que en él se encuentra uno de los mayores atractivos para los visitantes. Son decenas de leones marinos que retozan y toman el sol mientras emiten sus especiales gruñidos, los cuales se dejan oír desde una gran distancia.

En el Pier 39 también encontraréis una gran cantidad de tiendas y restaurantes distribuidos en dos plantas. Si vais a comer por la zona y os gusta el pescado, lo más recomendable es hacerlo en alguno de los puestos callejeros que preparan cócteles de cangrejo y pescado fresco para todos los gustos.

Delante del famoso Pier 39, en Fisherman´s Wharf

Cerca de Fisherman´s Wharf se encuentra la Plaza Guirardelli. Resulta perfecta para tomaros algo dulce. Hoy, la antigua fábrica de chocolate (tres pisos y una manzana de tamaño completo) está llena de tiendas y restaurantes únicos, incluido un puesto avanzado del icónico fabricante de chocolate que le dio su nombre a la plaza.

Puente Golden Gate

Con 2,7 kilómetros de longitud y 227 metros de altura, el Golden Gate es uno de los puentes colgantes más largos y altos del mundo y, sobre todo, el símbolo más querido y representativo de la ciudad de San Francisco.

Aunque habíamos visto fotos…en fin, la realidad superó en este caso las expectativas. Fue increíble tanto divisarlo desde el barco que tomamos por la Bahía, como cruzarlo y verlo desde el otro lado. Nos ha costado seleccionar las fotos. Lástima que hubiera niebla…¡aquí os dejamos algunas!.

El famoso puente Golden Gate, el emblema de San Francisco

Alcatraz

Situada en la Bahía de San Francisco, Alcatraz fue una isla solitaria durante miles de años hasta que fue convertida en un fuerte. En el año 1934, Alcatraz se abrió como penitenciaría federal, una prisión de máxima seguridad a la que trasladaron a los prisioneros considerados más conflictivos.

Hoy en día la prisión se puede visitar y es una de las máximas atracciones de San Francisco. Las leyendas e historias que circulan sobre ella le dan un toque además más interesante si cabe. Nosotras no fuimos…no teníamos mucho tiempo y eso que habíamos leído que era imprescindible…preferimos patear la ciudad. Como siempre decimos…¡hay que dejar algo sin ver para volver!. En este enlace tenéis más información sobre la cárcel más famosa del mundo. 

Panorámica de la Isla de Alcatraz, tomada desde el barco

Twin Peaks

El nombre de Twin Peaks (los picos gemelos) se debe a que son dos colinas prácticamente idénticas. Con una altitud de unos 280 metros, son la segunda cima más alta de San Francisco.

Aunque está algo alejado, merece la pena. Las vistas desde allí, si el día está claro, son espectaculares. En nuestro caso había algo de niebla, por lo que no pudimos gozar mucho de ellas…Aquí os dejamos algunas fotos. 

Twin Peaks, en San Francisco

Grace Cathedral

Esta iglesia, de estilo gótico, comenzó a ser construida en 1928 y no se vería finalizada hasta 1964. Actualmente sigue siendo uno de los edificios religiosos más elegantes del país.

La fachada de Grace Cathedral es similar a la de Notre Dame de París. Su interior, iluminado con la luz azul proyectada por las vidrieras, encandila por su sencillez. Sus altos techos huecos con arcos apuntados transmiten una gran sensación de amplitud. El ambiente de la catedral es aún más especial gracias al órgano que lleva funcionando desde el año 1934.

La iglesia se encuentra en el barrio de Nob Hill, donde se localizan algunos de los hoteles más lujosos de la ciudad. 

Grace Cathedral, en San Francisco

Chinatown

Como otras muchas ciudades, San Francisco también posee su barrio chino. Constituye la segunda comunidad china más grande de Estados Unidos, tras la de New York.

Os animaos sin duda a que os deis una vuelta por esta zona, que por supuesto es un emblema en la ciudad. En realidad es una ciudad dentro de una ciudad. Se trata de un barrio con numerosa y densa población asiática. Disfrutaréis de fachadas coloristas, farolillos, templos, restaurantes, y cientos de tiendas que parecen enormes «todo a 100».

Puerta del barrio de Chinatown, en San Francisco

Union Square

Ubicada en pleno centro de la ciudad, Union Square es la zona comercial más conocida de San Francisco. Comimos uno de los días allí un bocata, sentadas al sol. Fue muy agradable. 

La plaza tiene el nombre «de la unión» porque fue el lugar elegido para las manifestaciones de apoyo al Ejército de la Unión durante la Guerra Civil. Hoy en día Union Square conserva su papel como centro ceremonial de San Francisco actuando como lugar de acogida de muchos conciertos y eventos públicos, protestas y exposiciones de arte.

Cerca de Union Square se encuentra el distrito financiero, por el que también estuvimos paseando.

Union Square, la plaza más importante de San Francisco
Típico edifico y cafetería, cerca del distrito financiero

Little Italy

El pequeño barrio de Little Italy (la pequeña Italia) está situado en el distrito de North Beach, al noreste de la ciudad. Estuvimos paseando por allí y nos gustó mucho.

Para conocer este barrio, lo mejor es comenzar la visita en el cruce entre la Calle Broadway y la Avenida Columbus, en las cercanías de Chinatown.

Durante el paseo por las calles de Little Italy encontraréis decenas de establecimientos italianos, restaurantes, cafeterías y heladerías. Los edificios que componen este barrio son diferentes de los del resto de la ciudad. Se caracterizan por su gran encanto y colorido y en algunos casos están decorados con impresionantes pinturas.

En este barrio se encuentra la Coit Tower, en la zona llamada Telegraph Hill.

Otras zonas y puntos de interés

San Francisco es una ciudad bastante grande y cuenta con mucho que visitar. Aparte de los puntos que os hemos contado, que son imprescindibles, en este enlace encontraréis información sobre otras atracciones que conocer.

Planes imprescindibles

Entre los distintos planes que se pueden hacer, hay un par que consideramos imprescindibles. Son los siguientes:

  • Paseo en barco por la Bahía. Como os hemos dicho, lo hicimos y fue impresionante. En fin, poder ver el puente Golden Gate tan de cerca, y el recorrido hasta su vecino, el Oakland Bay Bridge, pasando de cerca por la Isla de Alcatraz, fue una experiencia estupenda. ¡No dejéis de hacerlo!
  • Tomar el Cable Car. Es el tranvía más famoso de la ciudad. Aunque la cola para cogerlo suele ser larga, sin duda, os lo recomendamos. Constituye un auténtico símbolo y es una experiencia que no os podéis perder de ninguna manera. ¡Muy divertido!. En este enlace tenéis más información. Nosotras lo cogimos cerca de la plaza Ghirardelli, tomando después la famosa Powell Street

Visitas cercanas

Cerca de San Francisco también hay lugares muy interesantes que conocer. Os los contamos en este enlace.

¿Dónde dormir en San Francisco?

En San Francisco encontraréis por supuesto muchas opciones de alojamiento. Nosotras tuvimos la suerte de alojarnos en el Hotel Vertigo, donde se rodaron algunas escenas de la famosa película de Hitchcock en 1958. Ni qué decir tiene que fue una experiencia estupenda para alguien tan cinéfila como yo (Virginia). Está ubicado en Sutter Street, cerca de Union Square. No posee grandes lujos, pero lo recomendamos totalmente. Aunque evidentemente muchos años han pasado y está reformado, el significado que tiene es realmente especial. 

Típicos edificios de San Francisco, cerca del Hotel Vertigo


En el Hotel Vertigo de San Francisco

¿Dónde comer en San Francisco?

Aunque como decimos, solo estuvimos un par de días en la ciudad, lo cierto es que los sitios que escogimos para comer y tomar café, nos gustaron bastante. Fueron los siguientes:

  • Lori´s diner. Desayunamos uno de los días allí. Muy cerca del Hotel Vertigo, en la misma calle. Especializado en comida americana, es turístico pero está bien. La decoración es también original
  • Cup-A-Joe Coffee House. El otro día, desayunamos aquí. Es mucho más sencillo, pero no está mal. Está también en la misma calle del Hotel Vertigo
  • Caffe Roma. En la Avenida Columbus, cerca de Telegraph Hill. Para un café rápido, muy bien
  • Caffe Trieste. Éste lo recomendaban en algunas guías. El sitio tiene bastante encanto. Está en Vallejo Street, muy cerca de la Avenida Columbus y del Caffe Roma
  • Restaurante Cesario´s. Muy cerca del hotel, en la misma calle. Es un restaurante italiano. Nos gustó, buena relación calidad-precio

Transporte en San Francisco

Como siempre decimos, la mejor manera de conocer las ciudades es caminando, recorriendo cada uno de sus rincones. San Francisco es grande, pero se puede andar bastante, no tiene distancias inabarcables. Tal y como hemos comentado, es conocida por sus impresionantes cuestas…¡así que os cansaréis!. No obstante, es la mejor manera de disfrutarla, caminando todo lo que se pueda.

Por supuesto tenéis la opción de tomar el transporte público y en algún momento lo haréis. San Francisco cuenta con una red bastante amplia que llega a todos los puntos de interés. Así podréis escoger entre autobús, tranvía o metro. Todos ellos funcionan bastante bien. El tranvía, además, es un medio de transporte histórico y una forma diferente de conocer esta ciudad. Si tenéis pensado utilizar bastante el transporte público, lo mejor es que os adquiráis una de las tarjetas de transporte que se venden en distintos sitios. 

Para los taxis, debéis saber que todos funcionan con taxímetro y que, en el caso de haber algún peaje, éste corre por cuenta del cliente. Con el fin de que os sintáis seguros, antes de coger alguno fijaos si lleva un cartel que ponga «San Francisco Taxi Cab», en la parte lateral y trasera del vehículo. Así se identifican los taxis de esta ciudad, por lo que no tendréis duda. 

San Francisco cuenta con un aeropuerto, el Aeropuerto Internacional. Está a 21 km al sur de la ciudad. Para ir de allí al centro hay varias opciones, siendo la más recomendable, el metro. 

Información general de Estados Unidos

Otros lugares de interés en San Francisco

«Jardines, compras y el barrio japonés»

Además de todo lo indicado en el post principal de San Francisco, hay otros lugares de interés que también son muy recomendables de visitar si disponéis de tiempo para ello. Son los siguientes.

Yerba Buena Gardens

Es un punto importante al hablar de otros lugares de interés en San Francisco. Yerba Buena Gardens es una zona ajardinada muy tranquila situada en Mission Street, entre las calles 3ª y 4ª del distrito SOMA (South of Market Street).

Tanto en los propios jardines como en las calles circundantes hay varios puntos de interés:

  • Martin Luther King, Jr. Memorial. Junto a los jardines de la Esplanade encontraréis una gran catarata. Tras ella se encuentra el monumento en memoria a Martin Luther King Jr
  • Carrusel histórico Charles Looff. Tallado a mano en 1906 aún se conserva en perfecto estado. Es una atracción que hará las delicias de los más pequeños (y de algunos más mayores)
  • Museos. Los más importantes serían el Museo de Arte Moderno de San Francisco y el Museo Judío de Arte Contemporáneo
  • Edificios. Algunos de los edificios más representativos de la zona son el Yerba Buena Center for the Arts y el Centro de Convenciones Moscone

Yerba Buena es una zona con muchas posibilidades de modo que, si disponéis de suficiente tiempo y buscáis algo de diversión, allí también encontraréis una pista de patinaje, una bolera y el Museo Zeum, uno de los favoritos de los niños.

Fillmore Street

La calle Fillmore pertenece a uno de los barrios con más sabor local de San Francisco, Fillmore District. 

Se trata de una zona tranquila ideal para relajarse y observar la vida cotidiana de la gente de la ciudad. Si estáis buscando un buen lugar para ir de compras, Fillmore Street es el adecuado. Es una calle comercial de lo más variado en la que se pueden encontrar algunas tiendas de lujo junto a otras de segunda mano.

Japantown

Japantown de San Francisco es el barrio japonés más grande y antiguo de los Estados Unidos. Su calle principal es Post Street y abarca 6 manzanas.

A lo largo de la historia de la ciudad siempre ha habido movimientos antijaponeses. Son muchos los momentos en los que los habitantes de japantown fueron tratados con extrema dureza, pero hoy en día conviven en perfecta armonía con el resto de habitantes de la ciudad.

El barrio japonés es una zona tranquila con un ambiente especial. Recorrer sus calles y conocer su cultura y sus gentes no tiene precio. Algunos de los lugares más interesantes del barrio son los siguientes:

  • La Plaza de la Paz
  • El Japan Center. Es un edificio repleto de restaurantes y tiendas japonesas que concentra la cultura japonesa en pleno centro de San Francisco
  • Una preciosa pagoda de cinco pisos y 30 metros de alto, regalo de la ciudad de Osaka
  • La puerta de un templo de la montaña que forma la entrada a una pintoresca calle repleta de casas con estilo japonés
Pagoda de la Paz, en Japantown

Visitas cercanas a San Francisco

«En las afueras de la ciudad»

Si os sobra tiempo en vuestro viaje, hay algunas visitas cercanas a San Francisco que merecen mucho la pena. Os las contamos a continuación.

Sausalito

Sausalito es una pequeña población que se encuentra situada justo enfrente de la península de San Francisco, al otro lado de la Bahía.

Se caracteriza por su puerto pesquero y por sus típicas casas flotantes, de las que hay más de 400 en toda su zona costera. Esta localidad es escogida como lugar de residencia por famosos y gente de clase social alta que prefiere mantenerse alejada de las grandes aglomeraciones de la ciudad.

Además de contratando una excursión, se puede llegar en coche, ferry o bicicleta. Nosotras estuvimos en Sausalito y nos gustó bastante, muy recomendable para ir a pasear y despejarse un poco. Esta claramente entre las visitas cercanas a San Francisco que realizar. Aquí os dejamos algunas fotos, lástima que estaba un poco nublado.

En Sausalito

Muir Woods

Muis Woods es uno de los Parques Nacionales más conocidos de California. Debido a su importancia fue declarado Monumento Nacional en el año 1908.

Situado en el condado de Marin, a solo 12 kilómetros del Puente Golden Gate de San Francisco, Muir Woods es un bosque de 295 hectáreas repleto de secuoyas gigantes envueltas en un verde paisaje de ensueño. Ofrece a los visitantes la oportunidad de caminar por senderos y caminos del bosque observando las secuoyas gigantes, las cuales tienen una media de 800 a 900 años.

En el bosque hay más de 6 kilómetros de senderos con diferentes rutas dependiendo del tiempo que tengáis. Los caminos más populares son el camino principal, el Camino Dispea y la Ruta de Ocean View.

Nosotras no fuimos a Muir Woods, no teníamos tiempo. No obstante, si vuestro planning os lo permite, es una visita muy muy recomendable. Tras haber visto la ciudad de San Francisco, un poco de naturaleza en este Parque Nacional puede ser un auténtico colofón en vuestro recorrido por esta parte de California.

Muir Woods

Cine y Literatura en EEUU

El cine de EEUU

Al igual que el británico, el cine de EEUU nos ha dejado sin duda grandes obras maestras y auténticos expertos en el séptimo arte. En cuanto a directores estadounidenses, son muchos los que podríamos nombrar. Hemos hecho una lista con los que más nos gustan. Son los siguientes. Incluimos también algunos que, aunque son británicos, han desarrollado gran parte de su carrera en Hollywood.

Steven Spielberg (1946)

No podría faltar y, por supuesto, encabeza la lista. Es uno de los protagonistas más reconocidos y populares de la industria cinematográfica mundial. Ha sido varias veces nominado al Óscar y ha obtenido distintos premios y condecoraciones. Sus películas suelen tener una importante repercusión, así como gran valoración entre los críticos y el público. Nos ha dejado obras de todo tipo. En fin, en general todo lo que hemos visto de él nos ha emocionado…pero si tuviéramos que destacar algunos títulos de nuestros preferidos, no faltarían sin duda «Tiburón» (1975), «ET, el extraterrestre» (1982) , «Los Goonies» (1985, en ésta como productor) y «La lista de Schindler» (1993). «Los Goonies» sigue siendo, a día de hoy, una de nuestras preferidas. 

Cartel de la inolvidable película, «ET, el Extraterrestre»
Cartel de la inolvidable película «Los Goonies»

Martin Scorsese (1942)

Otro de nuestros preferidos y de los directores más aclamados a nivel mundial. Un auténtico referente en el séptimo arte. Hemos tenido oportunidad de ver varias de sus películas, pero nuestras preferidas son la siguientes: «Taxi Driver» (1976), «Shutter Island» (2010) y «La Invención de Hugo» (2011).

Cartel de la película «Taxi Driver»

Quentin Tarantino (1963)

Con un estilo bastante personal, Tarantino se ha colado en los últimos años entre los directores más afamados. Nos quedan bastantes películas que ver de él…pero la única que hemos visto hasta el momento, «Pulp Fiction» (1994), nos encantó. Fue la obra que le catapultó a la fama y sin duda una película original donde las haya. Un imprescindible.

Cartel de la película «Pulp fiction»

Joel (1954) y Ethan Cohen (1957)

Los hermanos Cohen han alcanzado muchísima popularidad. Sus películas, consideradas de culto, no a todo el mundo le gustan. Tienen un estilo muy particular y propio. Aquí somos bastante fans de ellos. Hemos visto bastantes, pero nuestras preferidas son las siguientes: «Fargo» (1996), «El gran Lebowski» (1998) y «No es país para viejos» (2007). 

Cartel de la película «El Gran Lebowski»

Tim Burton (1958)

Tim Burton es otro de nuestros directores favoritos cuando hablamos de cine en EEUU. Sus películas, originales y rompedoras, incluyen una mezcla de misterio y fantasía que atraen irremediablemente. Hemos visto unas cuantas y nos cuesta seleccionar cuáles nos han gustado más, pero al final nos hemos decantado por las siguientes: «Eduardo Manostijeras» (1990), «Big Fish» (2003) y «Charlie y la fábrica de chocolate» (2005). 

Cartel de la película
«Eduardo Manostijeras»

Clint Eastwood (1930)

Clint Eastwood no solo es director, sino también actor, productor, músico y compositor. Es indiscutiblemente uno de los grandes de Hollywood y cinta que lleva su nombre, cinta que se convierte en un auténtico éxito. De las películas que ha dirigido hemos visto algunas y, nos gustaron especialmente las que siguen: «Mystic River» (2003), «Million Dollar Baby» (2004) y «El Intercambio» (2008).

Cartel de la película «Mystic River»

Stanley Kubrick (1928-1999)

Aclamadísimo director de cine, guionista, productor y fotógrafo estadounidense. Entre sus cintas más famosas están «La naranja mecánica» (1975) y «La chaqueta metálica» (1987). No las hemos visto. De Kubrick solamente hemos visto dos películas, que son las siguientes: «El resplandor» (1980) y «Eyes White Shut» (1999). Aunque turbadoras, ambas nos gustaron muchísimo. 

Cartel de la película «El resplandor»

Woody Allen (1935)

Aunque es cierto que ha perdido con los años y que a veces tiene un estilo algo repetitivo, no cabe duda de que Woody Allen no puede faltar en nuestra lista de directores estadounidenses. Su filmografía abarca más de 40 títulos y es actualmente un referente si hablamos de cine de EEUU. Hemos visto muchas películas suyas…y bastantes nos gustaron muchísimo. Si tuviéramos que elegir solamente algunas, serían las siguientes: «Annie Hall» (1977), «Misterioso asesinato en Manhattan» (1993) y «Match Point» (2005). 

Cartel de la película «Misterioso asesinato en Manhattan»

Billy Wilder (1906-2002)

Billy Wilder es considerado por muchos el mejor director de cine de todos los tiempos. Aunque nació en Polonia y pasó su infancia entre Cracovia y Viena, la mayor parte de su vida estuvo en EEUU y allí es donde dirigió sus películas. Le hemos incluido en la lista porque…sinceramente, nos parecía «un crimen» no nombrar a Billy Wilder cuando se trata de cine de EEUU. Hemos visto varias películas y en general nos parecieron todas auténticas obras maestras. Nos ha costado mucho elegir algunas, pero al final hemos optado por las siguientes: «El crepúsculo de los Dioses» (1950), «Con faldas y a lo loco» (1959) y » El Apartamento» (1960).

Cartel de la película «Con faldas y a lo loco»

Alfred Hitchcock (1899-1980)

El rey del suspense es por supuesto otro de nuestros preferidos. Aunque nació en Londres, estaba nacionalizado estadounidense. Sus primeras películas son británicas pero luego es cierto que trabajó mucho en EEUU. Hemos visto muchas cintas del mago del misterio…y algunas nos parecen impresionantes. Si tuviéramos que seleccionar, nos quedaríamos con las siguientes: «Vértigo» (1958), «Psicosis» (1960) y «Los pájaros» (1963). 

Cartel de la película «Vértigo»

Ridley Scott (1937)

Aunque es británico, Ridley Scott ha desarrollado gran parte de su carrera en Hollywood. Es cierto que creemos que con los años ha ido perdiendo, pero hemos visto algunas películas de él, impresionantes. Destacaríamos claramente «Alien, el octavo pasajero» (1979), la inolvidable obra maestra «Blade Runner» (1982) y «Thelma & Louise» (1991). Todas ellas son americanas.

Cartel de la película «Blade Runner»

Sam Mendes (1965)

Es un director de cine y teatro inglés. También ha desarrollado parte de su carrera en EEUU. Sus películas «American beauty» (1999) y «Revolutionary Road» nos gustaron muchísimo.

Cartel de la película «American Beauty»

La literatura de EEUU

A pesar de su carácter contemporáneo en comparación a la literatura de otros países del mundo, la estadounidense está llena de grandes historias. Relatos surgidos de una historia marcada por la esclavitud, el progresismo o la paranoia que, en cierto modo, no solo representan un determinad período de la historia del país, sino también de Occidente. Los siguientes mejores libros de la literatura estadounidense se convierten en los mejores ejemplos:

  • «La letra escarlata» (Nathaniel Hawthorne)
  • «Lo que el viento se llevó» (Margaret Mitchell)
  • «Las uvas de la ira» (John Steinbeck)
  • «El guardián entre el centeno» (J.D. Salinger)
  • «Fahrenheit 451» (Ray Bradbury)
  • «Matar a un ruiseñor» (Harper Lee)
  • «En el camino» (Jack Kerouac)
  • «Beloved» (Toni Morrison)
  • «La carretera» (Cormac McCarthy)

Como sabemos, algunas de estas novelas han sido llevadas a la gran pantalla. Hace unos años de hecho vimos «Matar a un ruiseñor» (Robert Mulligan, 1962). No solo nos encantó sino que diríamos que es una de las mejores películas que hemos visto.

Gastronomía de EEUU

La gastronomía de EEUU se caracteriza por su fácil preparación. Tiene mucha fama la comida rápida o fast food, es de lo que siempre hemos oído hablar. Hay una gran tradición de hamburguesas, perritos calientes y similares muy extendidos gracias a las cadenas más conocidas. Sin embargo, también hay otros platos típicos, donde predomina la influencia extranjera debido a su pasado migratorio. Os los contamos a continuación. 

Región del noreste

La comida del noreste se basa en unos ingredientes prácticos y sencillos y, al tener una zona costera, es habitual el consumo de pescado y marisco. Aunque esta parte está cercana a Canadá, tiene una cocina particular y distinta. Entre los platos típicos de esta región se encuentran el Succotash, hecho con maíz dulce y frijoles de lima, el beaked beans, o las Clams Casino, que suele servirse como aperitivo y consta de almejas asadas al horno o a la parrilla con mantequilla, pimientos, bacon, ajo, etc.

Succotash
Clams Casino

Región del Atlántico medio

La región del Atlántico medio se caracteriza por su diversidad en la gastronomía de EEUU, ya que en ciudades como Nueva York hay una gran variedad cultural con diferentes tradiciones que se reflejan en su cocina. Entre los platos más conocidos de esta zona se encuentra la Langosta Newberg que, como su nombre indica, es un plato hecho por langostas hervidas y fritas con mantequilla, coñac, jerez, huevos y pimientos. Además también debemos destacar la Ensalada Waldorf, la Vichyssoise, la Pizza de Nueva York y el Crab Cake, éste último hecho con carne de cangrejo en forma de hamburguesa rebozada a la parrilla o al horno.

Ensalada Waldorf
Crab Cake

Región de Hawai

La cocina hawaiana es la más variopinta de la gastronomía de EEUU, con influencias asiáticas, de los nativos y la parte continental del país. Es común el uso de los fideos y del pescado crudo. Alguno de los platos más populares de esta región son el Poke tradicional de Hawai, que consiste en pescado crudo marinado, y el Plate lunch (Pa mea ‘ai), compuesto por arroz blanco y macarrones que se suele acompañar con pollo katsu o cerdo kalua. Además, tienen toda una variedad de frutas como los plátanos, la chirimoya, el mango, el lichi, los cocos, las papayas, el maracuyá y la piña.

Plate lunch

Región del medio oeste

En la zona del medio oeste de Estados Unidos es común el uso de carnes de ganado y aves de corral. Son tradicionales las famosas barbacoas con carne sazonada y cocida en el horno con salsa dulce o picante y los perritos calientes al estilo de Chicago. Además, en zonas como Wisconsin el Fish Fry (pescado frito) es el plato más tradicional que se suele servir con salsa tártara, patatas fritas y ensalada de col.

Fish Fry

Región sur y suroeste

La región sur y suroeste tiene influencia gastronómica nativa, francesa, británica, afroamericana e irlandesa con ingredientes comunes en sus platos como la harina de maíz, tomates, cebollas, frijoles negros y pintos, arroz, etc. Las carnes de tortuga y bagre azul forman parte de la dieta en el sur. Sin embargo, los platos más tradicionales son los siguientes: el Chicken Fried Steak compuesto por carne de vacuno frito acompañado con gravy, puré de patatas y verduras, y los Burritos, con huevos revueltos, patatas, cebollas, chorizo o bacon envueltos en una tortilla de harina.

Chicken Fried Steak

EEUU, míticas ciudades y paisajes de ensueño

EEUU siempre constituye un destino atrayente. Cruzar el charco y descubrir de primera mano los paisajes y las míticas ciudades que existen en esta parte del mundo es algo obligado para cualquier viajero.

A menudo es considerado uno de los países más importantes ya que está siempre a la vanguardia, siendo un foco de interés en términos de turismo, deportes, política y cultura. De hecho, este país ha influido durante mucho tiempo en todo el planeta. Está formado por 50 Estados (entidades subnacionales) que comparten soberanía con el gobierno federal. La capital es Washington DC, en la costa este. Es un distrito federal y no un Estado.

Aunque solamente hemos estado un par de veces en EEUU y nos queda bastante por conocer, lo cierto es que lo que hemos visto nos ha gustado bastante. No nos llama la atención como otras partes del mundo, pero sin duda posee lugares que son un auténtico must para cualquier amante de los viajes.

¿Qué conocemos de EEUU?

Estuvimos en esta parte del mundo durante los veranos de 2015 y 2016. A continuación os incluimos los puntos que vimos entre los dos viajes:

  • Costa Este: New York, Washington DC, Boston y partes del Estado de Maine
  • Costa Oeste: San Francisco, el Josemite Park, el Death Valley, el Cañón del Colorado, Las Vegas y Los Ángeles

¿Cuándo viajar a EEUU?

La mejor época para viajar a EEUU dependerá, no solo del Estado que queráis visitar, sino también del tipo de viaje y objetivos que tengáis: esquiar, realizar turismo de playas, visitas culturales, etc…Y es que cada estación ofrece planes distintos pero sumamente atrayentes de igual manera. De cualquier modo y si vuestra idea como la de la mayoría de la gente es hacer turismo visitando las ciudades y las diferentes áreas naturales que este país ofrece, desde nuestro punto de vista las mejores épocas son la primavera y el comienzo del otoño. En nuestro caso estuvimos en Agosto y, aunque en algunos puntos como San Francisco hacía frío, en otros como New York tuvimos bastante calor. Además, esta última ciudad está muy vacía en Agosto, no es buen mes para visitarla.

¿Es necesario Visado?

Si la duración del viaje es igual o inferior a 90 días, no se necesita Visado USA. Si la estancia va a ser más larga, sí.

No obstante, para entrar al país si se necesita un permiso. Cuando no se necesita Visado USA es fácil para los ciudadanos españoles obtener el permiso a través de Internet gracias al WVP (Visa Waiver Program) y el ESTA (Electronic System dor Travel Autorization). España es uno de los 36 países afiliados al Visa Waiver por lo que podréis ahorraros el largo y complejo proceso tramitando la solicitud vía Internet.

Esta solicitud ESTA es válida cuando el objetivo del viaje es alguno de los siguientes: negocios, turismo, tránsito, tratamientos médicos, cursillos y exámenes. Sin embargo, no están admitidos bajo el ESTA los siguientes tipos de viajes:

  • Trabajo: Por ejemplo, periodistas que viajen por trabajo, incluso si realizan su trabajo en unas pocas horas, tendrán que solicitar un visado para poder cumplir con la ley
  • Estudios: La ley exige que los estudiantes soliciten un Visado USA, aunque sea sólo para realizar, por ejemplo, un curso corto de inglés, un máster o asistir a un seminario (sin embargo la asistencia a eventos se considera “negocios”)

Es bastante común que los estudiantes de cursos cortos asistan a clases sin tener Visado USA y en general esto no tiene consecuencias, pero nunca deberéis solicitar vuestro permiso de viaje con el ESTA alegando motivos de estudios, ya que os será denegado.

¿Es necesario vacunarse de algo?

No hay ninguna vacuna obligatoria establecida para viajar a EEUU. No obstante, a los viajeros procedentes de zonas endémicas de fiebre amarilla se les puede exigir certificado de vacunación.

¿El agua es potable?

En EEUU no hay problema con el agua. La calidad es buena, es potable y se puede beber perfectamente.

¿Qué moneda hay?

La moneda oficial de Estados Unidos es el dólar estadounidense. Un dólar se divide en 100 centavos y los billetes disponibles son de $1, $5, $10, $20, $50 y $100.

Un dólar estadounidense corresponde a 0.9 euros aproximadamente.

Franja horaria

El área continental de Estados Unidos cuenta con cinco husos horarios, por lo que los horarios desde una punta a la otra tienen una variación de hasta cinco horas de diferencia. Las zonas horarias en las que se divide son las siguientes.

  • Hora estándar del este (Eastern Standard Time) EST: UTC-5. Comprende aproximadamente los estados de la costa atlántica y los dos tercios orientales del valle de Ohio
  • Hora estándar central (Central Standard Time) CST: UTC-6. Incluye aproximadamente la costa del Golfo, el valle de Mississippi y las Grandes Llanuras
  • Hora estándar de la montaña (Mountain Standard Time) MST: UTC-7. Abarca aproximadamente los estados que incluyen las Montañas Rocosas
  • Hora estándar del Pacífico (Pacific Standard Time) PST: UTC-8. Incluye aproximadamente los estados de la costa del Pacífico y Nevada
  • Hora estándar de Alaska ALKS: UTC-9. Comprende el estado de Alaska

La mayoría de los estados cambian su horario durante el verano para ahorrar energía, adelantando el reloj una hora desde el segundo domingo de marzo hasta el primer domingo de noviembre, excepto los estados de Arizona e Indiana, así como otros territorios no continentales como las Islas Vírgenes.

Para conocer la hora actual en distintas ciudades de Estados Unidos podéis consultar la web 24 Time Zones.

Idioma

Diversas lenguas se hablan en EEUU, no obstante, el inglés predomina en el uso público, es la lengua materna mayoritaria del país. Se hablan además, sin embargo, cientos de otros idiomas y dialectos, siendo el español el más común entre ellos. Es la lengua que además posee reconocimiento en algunas jurisdicciones del Suroeste. Un pequeño porcentaje también practica otras lenguas indoeuropeas, además de asiáticas e indo-pacíficas.

Electricidad/Enchufes

En EEUU el voltaje común es 120 V. La frecuencia es 60 Hz. Las clavijas y enchufes son del tipo A / B. Por tanto, se necesita adaptador.

Curiosidades

Entre las curiosidades de Estados Unidos, encontramos las siguientes:

  • Es un país que no tiene idioma oficial, si bien el 80% de la población habla inglés. El segundo idioma más hablado es el español, con el 13%
  • En el estado de California se producen aproximadamente medio millón de terremotos cada año
  • La famosísima Estatua de la Libertad tiene siete rayos en la corona, los cuales representan los siete continentes
  • Su bandera fue diseñada por un estudiante como proyecto escolar en el año 1958, en su primer año de secundaria. Robert G. Heft suspendió el examen pero su profesor le dijo que su nota sería reconsiderada si el Congreso de los Estados Unidos aceptaba el diseño…y lo fue
  • Unos 20 millones de estadounidenses viven en casas móviles
  • La Navidad se consideraba una fiesta pagana y no fue legal en el país hasta el año 1836
  • Las mujeres consiguieron el derecho al voto en el año 1920
  • Se calcula que el país consume aproximadamente el 18% de la energía mundial
  • Casi la mitad de los fraudes con tarjetas de crédito a nivel mundial suceden en Estados Unidos
  • En el año 1919 se prohibió el alcohol en el país, y no fue nuevamente legalizado hasta el año 1933
  • El bar más antiguo de todo el continente americano está en Estados Unidos y fue construido en el año 1668 en Nueva York, en un pequeño pueblo denominado Tappan. Se llama “The Old 76 House”

Información adicional

Gastronomía de EEUU

Referencias literarias y cinéfilas en EEUU