La Costa Oeste, preciosos parques nacionales

Contenido

5/5 - (1 voto)

«De San Francisco a Los Ángeles»

El recorrido que hicimos por la costa oeste de Estados Unidos, en Agosto de 2016, es uno de los más espectaculares que recordamos. En nuestro caso estuvimos 10 días y se quedó claramente corto. Recomendamos un mínimo de 2 semanas para disfrutar de la zona, que es impresionante mires a donde mires. Era además la primera vez que estábamos en Estados Unidos y todo nos impactaba. Nosotras fuimos de norte a sur, pero se puede hacer igualmente de sur a norte, todo dependerá de vuestras preferencias y cuáles sean los vuelos que cojáis desde España.

El viaje es muy variado, alternando ciudades con playas y zonas naturales. En este trayecto descubriréis algunos de los mejores paisajes que seguramente hayáis visto. Todavía a día de hoy, varios años más tarde, nos emocionamos al ver ciertas fotos, como las del Cañón del Colorado, por ejemplo. En este viaje vivimos algunas de las experiencias más fascinantes que recordamos.

Recorrido por la costa oeste de Estados Unidos

En los siguientes apartados os detallamos cómo fue nuestro recorrido y todos los puntos que visitamos. Hemos de decir que nosotras cogimos un tour organizado con agencia de viajes, por lo que nos ahorramos muchos temas de planificación, ya que este viaje si se hace por libre requiere mucha gestión previa. Hicimos más de 3000 fotos, fue impresionante. Por supuesto, nos quedaron lugares importantes sin ver pues como hemos dicho al principio, nos faltaron días, pero esta guía os puede servir al menos para identificar los sitios que son imprescindibles.

San Francisco

Desde Madrid cogimos vuelo a San Francisco. No era directo, hacía escala en Los Ángeles. El viaje resultó algo anecdótico ya que no nos enteramos bien y es que…¡en los aeropuertos americanos que haces escala tienes que recoger las maletas y volver a hacer el check-in!. Es decir, las maletas no pasan directamente al siguiente vuelo. ¡Ésta fue la primera sorpresa de este viaje!. No recordamos haber corrido más en un aeropuerto…pero al final todo salió bien. Además, al ser pleno Agosto el vuelo a San Francisco salió con retraso, lo que dadas las circunstancias, nos favoreció mucho.

Nada más llegar al aeropuerto de San Francisco allí nos esperaba el que sería nuestro guía en todo el tour. El grupo lo formábamos unas 20 personas. Tras una breve explicación de cómo sería el viaje, nos trasladaron al hotel. Es nuestro caso nos alojábamos en el Hotel Vértigo, en Sutter Street, famoso por haberse rodado allí la mítica película de Alfred Hitchcock. Esto, para unas cinéfilas como nosotras, ya resultaba impresionante.

En San Francisco estuvimos un par de días, fue el primer punto que visitamos de nuestro recorrido por la Costa Oeste de Estados Unidos. En este enlace tenéis una descripción detallada de todo lo que se puede ver y hacer allí. La verdad es que la ciudad nos encantó y la consideramos un auténtico imprescindible en esta zona.

En San Francisco

El Parque Nacional de Yosemite

Tras la visita a San Francisco, el tercer día de viaje pusimos rumbo hacia el Parque Nacional de Yosemite. Es uno de los puntos más conocidos y visitados de la costa oeste de Estados Unidos. Está localizado a aproximadamente 320 km al este de San Francisco. En el camino pasamos por la ciudad de Modesto y también hicimos una parada en Merced Fruit Barn, para comprar quien quisiese y estirar algo las piernas. Ofrece una gran variedad de frutas y productos frescos.

Llegamos al Parque Nacional de Yosemite hacia el mediodía. Es uno de los parques nacionales más famosos de esta zona. Cubre un área de 3081 km² y se extiende a través de las laderas orientales de la cadena montañosa de Sierra Nevada. Es visitado por más de cuatro millones de personas cada año y la gran mayoría solo recorre la parte del valle de Yosemite. Fue nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1984.

En nuestro caso paramos en un mirador donde se veía El Capitan y el Half Dome al fondo. ¡La panorámica era increíble!. Aquí os dejamos una foto:).

En el Parque Nacional de Yosemite

Tras esta parada comimos en el restaurante del parque. Después de comer dimos un paseo a pie de unos 45 min hasta llegar a las cascadas. Fue una pena porque estaban secas en esta época. Nos acercamos también al río Merced, donde estuvimos un rato observando la belleza de la zona. Después y ya caída la tarde nos dirigimos al hotel, en nuestro caso teníamos alojamiento en el Yosemite View Lodge, ¡resultó excepcional!:).

Río Merced, en el Parque Nacional de Yosemite

Nuestro hotel en el Parque Nacional de Yosemite

A la mañana siguiente nos levantamos temprano y, tras disfrutar del maravilloso desayuno del hotel, nos dirigimos a ver los árboles más famosos del parque, las secuoyas, en Tuolumne Grove. Hicimos un recorrido por esta zona, que nos pareció impresionante. Aquí os dejamos algunas fotos, ¡no os podéis perder esta parte del Yosemite Park!. 

En las secuoyas del Parque Nacional de Yosemite

Tras visitar las secuoyas, continuamos por la Tioga Road, rodeando el lago Tenaya. Hicimos también una parada por esta zona, la vista era increíble.

El Valle de la Muerte

Tras visitar el Parque Nacional de Yosemite pusimos rumbo hacia el Valle de la Muerte. La verdad es que con ese nombre pocas ganas daba de conocerlo, sin embargo después de haber estado allí lo único que podemos decir es que nos pareció una de las partes más impactantes del recorrido.

Lo primero que vimos por aquella zona fue el Mono Lake. Paramos primero en el Centro de Visitantes, y después en otra zona para ver las tufas, o formaciones rocosas de minerales. La vista, con las nubes reflejadas en el agua y las impresionantes formas geométricas de las piedras, resultaba absolutamente espectacular. Aquí os dejamos algunas fotos.

En el Mono Lake

Continuamos por el Valle de la Muerte, era todo pleno desierto y la temperatura era cada vez más alta….¡debíamos estar en torno a los 47-48 grados!…Paramos a comer en un mexicano, el Rotary Club of Bishop. Tras la comida continuamos hacia la zona de las dunas. El paisaje era increíble, como en las películas. Las fotos que tenemos de esa parte son espectaculares…nos ha costado seleccionar una:).

En el Valle de la Muerte

Tras visitar las dunas pusimos rumbo al hotel. Teníamos alojamiento en el impresionante Furnace Creek Inn and Ranch. El complejo era fascinante, en medio del desierto y con unas vistas de escándalo. Acabamos el día dándonos un baño en la piscina. 

Nuestro hotel en el Valle de la Muerte

Palmeral del hotel

Vistas desde la habitación

Al día siguiente nos levantamos temprano para darnos un nuevo chapuzón en la piscina. Tras disfrutar del magnífico desayuno, pusimos rumbo hacia el Centro de Visitantes de Furnace Creek. El calor era tan horrible como el del día anterior…así que no pudimos evitar hacernos una foto con el termómetro. 

En el Centro de Visitantes de Furnace Creek

La siguiente parada fue en la cuenca endorreica de Badwater, el punto más bajo de América del Norte, con una profundidad de 86 m por debajo del nivel del mar. 

Cuenca endorreica de Badwater

Después de unos 20 min de parada y al terminar de ver esta zona, ocurrió algo insólito…¡¡y es que el autobús con el que íbamos se quedo sin batería!!. Debió de ser un problema ocasionado por las altas temperaturas…¡pero lo cierto es que casi nos da algo cuando el conductor nos lo dijo!. A una señora del grupo le dio una bajada de tensión y todo…y es que la situación era complicada, pues tenía que venir otro autobús a ayudarnos y no sabíamos cuánto iba a tardar…al final, la espera fue solo de una media hora aproximadamente, pero con aquel calor, se nos hizo eterno. 

Tras solucionar el problema, pusimos rumbo hacia la zona del Golden Canyon y el impresionante Zabriskie Point. Desde éste último se tienen unas vistas impresionantes de todo el Valle de la Muerte.

En el Golden Canyon

En el Zabriskie Point

Después de estas paradas salimos del estado de California para entrar en el de Nevada. Paramos para comer en el pueblo de Pahrump, en un área de servicio donde había un supermercado (Albersons) y distintos restaurantes (Dickrey´s  y Dennyes). Nosotras compramos un bocadillo en el supermercado y nos lo comimos en el parking. Nos reímos bastante porque el conductor del autobús tuvo que dejarlo con el motor encendido, ya que si lo apagaba corría el riesgo de quedarse sin batería de nuevo…¡en fin!. A estos sitios hay que ir siempre con un buen coche y teniendo claro que la temperatura roza los 50 grados….¡no lo olvidéis!. Además, ¡todo el agua que llevéis es poca!.

Tras la comida, pusimos rumbo a Las Vegas.

Las Vegas

Cogimos bastante atasco a la entrada. Estábamos algo expectantes…siempre habíamos oído hablar de la fama de este lugar…¡y había llegado el momento de conocerlo!. Con el autobús hicimos una visita rápida de la ciudad, ya que en los días siguientes tendríamos tiempo para conocerla en mayor detalle. Nuestro hotel era el New York New York.

Tras cambiarnos rápidamente de ropa salimos a cenar y a disfrutar del ambiente. ¡Los hoteles eran impresionantes!. Fuimos al Hotel Bellagio, donde vimos el espectáculo de las fuentes con la música del Titanic, el  jardín botánico, la fuente de chocolate y el casino. Finalmente, acabamos cenando en el restaurante Fix en el mismo Hotel Bellagio. 

Fuente de chocolate el Hotel Bellagio, en Las Vegas

Aunque muchos opinan que a Las Vegas no hay que dedicarle mucho tiempo, lo cierto es que es un sitio impactante en la costa oeste de Estados Unidos que por supuesto desde nuestro punto de vista merece la pena conocer. Nosotras estuvimos solamente un par de noches y un día entero, pero nos gustó. De hecho, incluso llegamos a apostar, ¡como no!…fue en el Hotel Venetian, solamente 13 euros a la ruleta que, por supuesto, perdimos:). Todavía a día de hoy recordamos los casinos, ¡es todo como en las películas!:). 

En este enlace tenéis un resumen detallado de lo más importante que se puede visitar en Las Vegas.

El Cañón del Colorado

Al día siguiente nos levantamos temprano para ir a ver el Cañón del Colorado. Debemos decir que esta visita resultaba una de las más esperadas de todo el recorrido por la costa oeste de Estados Unidos. Tras desayunar algo rápido en el Bakery Coffee del hotel, pusimos rumbo hacia el cañón. En el recorrido hicimos parada en la presa Hoover. La mitad de la misma está en Nevada y la otra mitad en Arizona. 

Presa Hoover

Tras parar en la presa para hacer algunas fotos, la siguiente parada sería para tomar un café en el Canyon Cafe, en Dolan Springs. ¡Aquí os dejamos una foto!:).

Canyon Cafe, en Dolan Springs

Poco después llegamos al Cañón del Colorado. Estábamos expectantes. La visita la hicimos en el autobús, parando en los tres puntos principales. El primero de ellos es lo que llaman el rancho, donde hay un pueblo recreado del oeste americano con algunas atracciones. ¡Resulta divertida la ambientación que han hecho!. 

La segunda parada es donde está la famosa pasarela-mirador llamada Skywalk, construida hace no mucho. No es un punto recomendado si sufrís de vértigo…os podéis imaginar, pero desde luego si os gustan las fotos desde las alturas, ¡éste es el lugar!.

La tercera parada es donde hay unas vistas espectaculares de todo el cañón y donde también se puede comer. Aquí os dejamos unas fotos de esta tercera parada. 

En el Cañón del Colorado

Estaba algo nublado y eso hizo que los colores, en tonos ocres y marrones, fueran más bonitos si cabe. Las vistas de esta parte nos parecieron espectaculares, pero si hay algo que siempre recordaremos del Cañón del Colorado es el viaje en helicóptero que tuvimos la oportunidad de hacer. A día de hoy todavía decimos que es uno de los momentos de un viaje más impactantes que hemos vivido. Fueron solo 5 min de trayecto y luego el recorrido en lancha por el río Colorado. La verdad es que esta experiencia, aunque no resulta económica, en nuestra opinión es muy muy recomendable. ¡Tenemos un video del recorrido y todo!. 

Tras comer pusimos de nuevo rumbo a Las Vegas. La verdad es que el día resultó espectacular. Al llegar a Las Vegas volvimos a darnos una vuelta por lo espectáculos. Nos acercamos hasta el Hotel Luxor que no habíamos visto y acabamos cenando en un irlandés cercano al hotel. Un broche final para un día que había sido de 10.

Los Ángeles

Al día siguiente nos levantamos temprano para dirigirnos al que sería el último punto de nuestro recorrido por la costa oeste de Estados Unidos: la ciudad de Los Ángeles. En el camino paramos en la localidad de Barstow, donde nos hicimos una foto con el cartel de la emblemática ruta 66. 

Parada en Barstow

Poco después llegamos a Los Ángeles, donde estaríamos casi 2 días. La verdad es que de todo lo que vimos de la costa oeste de Estados Unidos fue lo que menos nos gustó, también es cierto que lo vimos al final, llevábamos un viaje de experiencias inolvidables y era difícil superar todo aquello. En este enlace tenéis lo más importante que visitar en Los Ángeles, la llamada Ciudad de las Estrellas. Nos alojamos en el Millennium Biltmore, en Pershing Square. El hotel está fenomenal, muy muy recomendable. 

En Santa Mónica, Los Ángeles

Así terminaba nuestro recorrido por la costa oeste de Estados Unidos. Nos faltaron puntos por ver y por algunos pasamos de manera bastante rápida, por lo que si volviésemos estaríamos más tiempo….pero como siempre dicen…¡hay que dejar puntos sin visitar para regresar!:).

Transporte en la costa oeste de Estados Unidos 

Como hemos comentado, nosotras cogimos un tour guiado y organizado. Hicimos todos los trayectos en autobús y la verdad es que fue todo muy bien….salvo el pequeño percance de la batería en el Valle de la Muerte, pero por lo demás todo bien. Por supuesto, muchos hacen el recorrido por libre alquilando un coche y es bastante cómodo y sencillo. Estados Unidos es un país cívico donde todo el mundo conduce de manera muy correcta, por lo que no tendréis ningún problema. 

Para ir lo suyo es volar a San Francisco o Los Ángeles. Os recomendamos comprar los vuelos con antelación….son muy caros y en los últimos años han subido bastante. Si los podéis coger en torno a 6 meses antes del viaje, cuanto antes mejor. En las ciudades lo suyo es caminar todo lo que podáis, es la mejor manera de conocerlas, aunque siempre tenéis además la opción del taxi si os encontráis cansados para ir a los distintos punto de interés.

Información general de Estados Unidos

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *