Venecia, impresionantes palacetes y canales

«La Gran Belleza»

«Saludó al mar con los ojos y su corazón se llenó de alegría al contemplarse tan cerca de Venecia»-Thomas Mann

Cuesta trabajo comenzar a escribir sobre Venecia…Son muchas las emociones e ideas que se vienen a la cabeza…y es que esta ciudad hace sentir tanto…que es difícil de describir.

Lo que si que teníamos claro era el título del post, coincidiendo además con el nombre de esa impactante película italiana de 2013 ambientada en Roma. Con Venecia estamos ante, indiscutiblemente, una de las dos o tres ciudades más bellas de todo el mundo, para muchos sin duda la mejor.

Nos emocionamos en cada rincón según la recorremos…la sorpresa parece no acabarse nunca. Sus canales, sus plazas, su historia…incluso alguna lágrima aflora en nuestros ojos a medida que conocemos esta impresionante ciudad, una maravilla en si misma, un canto a la auténtica belleza.

Se hace difícil recomendar sobre Venecia…pues allí lo único que puede hacer el viajero es emocionarse y deleitarse durante toda la visita…sobran las palabras. Un fin de semana, cuatro días, dos semanas…el tiempo de estancia dependerá de cada uno, siempre se quedará corto.

Después de esta introducción, lo único que podemos decir en esta ocasión es que vemos imprescindible visitarla más de una vez…y que desde luego, quien no la conozca nunca, se irá de este mundo habiéndose perdido algo grande.

¿Qué ver en Venecia?

Como comentamos lo mejor para conocer esta maravillosa ciudad es caminar y dejarse llevar. Hay algunos puntos imprescindibles que encontraréis durante vuestra visita. Son los siguientes.

El Gran Canal

Es el más grande e importante de todos los canales de la ciudad. Sus cuatro kilómetros de longitud recorren Venecia dividiéndola en dos partes. El Gran Canal se puede cruzar utilizando los vaporettos, que lo atraviesan alternando las paradas en las dos orillas, de forma que permiten una agradable vista de los preciosos edificios y palacios situados a la vera del canal. Para los que prefieran caminar, también se puede cruzar a pie por uno de sus cuatro puentes (El Puente Rialto, El Puente de la Constitución, El Puente de los Descalzos y El Puente de La Academia). De todos ellos, el más moderno es el Puente de la Constitución, también llamado Puente de Calatrava, en honor a su constructor. Comunica el Piazzale Roma con la zona de la Estación de trenes Santa Lucia.

El Gran Canal en Venecia
El Puente de los Descalzos, en Venecia

El Puente Rialto

Es el puente más antiguo y sin duda alguna, el más famoso de Venecia. Cada año millones de viajeros lo atraviesan. Se construyó entre 1588 y 1591 con un diseño del arquitecto Antonio da Ponte para sustituir al anterior puente de madera, ya que éste se había derrumbado dos veces y había sido quemado en otra ocasión.

Puente Rialto en Venecia

Cruzando el Puente Rialto desde San Marcos llegaréis hasta el Mercado Rialto, un lugar especialmente colorido donde predominan las frutas y verduras. Si viajáis en verano podréis comprobar lo difícil que es resistirse a las bandejas de fruta fresca que ofrecen.

La Plaza de San Marcos

Se encuentra en el corazón de Venecia, siendo una de las más bonitas del mundo. Napoleón la definió como «El salón más bello de Europa». Los edificios más importantes de la plaza son la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, el Museo Correr, el Campanile (el campanario de la basílica) y la Torre dell’Orologio (Torre del reloj). La plaza es además el lugar más bajo de Venecia por lo que, cuando hay «acqua alta» es el primer sitio en inundarse. Cuando esto sucede, las autoridades colocan pasarelas para el tránsito de los ciudadanos y visitantes. Dependiendo de la época, si tenéis suerte (o mala suerte, depende para quien), podréis ver la plaza llena de agua.

Vale la pena destacar también las Columnas de San Marco y San Teodoro junto a la entrada de la plaza en el Gran Canal. Fueron erigidas en granito en 1172 en el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas. Por las noches, con la llegada del buen tiempo, la plaza se llena de vida y pasear entre los famosos cafés con música en directo no tiene precio. Si vuestro presupuesto no es demasiado ajustado podréis tomar algo en el Café Florian, uno de los más antiguos de Italia, data del año 1720 y ofrece música en directo desde hace más de 100 años.

Además, os recomendamos sin duda subir al Campanile de la Basílica. Con 98,5 metros de altura, es el edificio más alto de la ciudad y ofrece unas vistas estupendas de Venecia.

Campanario de la Basílica de San Marcos

La Basílica de San Marcos

Situada en la plaza de este nombre, es el templo religioso más importante de la ciudad. Tanto el exterior como la parte interna son impresionantes. En su interior el color predominante es el dorado. Los mosaicos de la cúpula de la Ascensión (la cúpula principal) datan de principios del siglo XIII y representan escenas del Nuevo Testamento. Debajo del altar, sustentado por cuatro columnas de alabastro y mármol, reposa el cuerpo de San Marcos.

El Palacio Ducal

También llamado Doge´s Palace (palacio del duque), es uno de los símbolos de la ciudad. Está situado en la Plaza de San Marcos. Ha sido desde la residencia de los dux hasta la prisión de la República de Venecia. Comenzó siendo un castillo fortificado en el siglo IX aunque, después de un incendio, tuvo que ser reconstruido y fue utilizado como fortaleza y como prisión. La visita al interior resulta muy interesante.

En la visita también se atraviesa el famoso Puente de los Suspiros que, construido en estilo barroco en el siglo XVII, da acceso a los calabozos del palacio. El nombre del puente viene dado por ser el camino que seguían los condenados a muerte ya que, desde sus ventanas, veían por última vez la Laguna Veneta.

Puente de los Suspiros, en Venecia

Otros puntos de interés

Los museos

Además, como en toda ciudad histórica en Venecia también hay varios museos y Palacios interesantes para visitar.

Entre ellos, os recomendamos el Museo Correr, el más importante, que narra la historia de la ciudad desde su fundación hasta su adhesión a Italia en el siglo XIX.

El Palacio Ca’ Rezzonico y la Galería de la Academia, ésta última albergando la mayor colección de arte veneciano del mundo, también son muy recomendables.

Por otro lado, si os atrae este campo, puede resultaros interesante la visita al Museo Histórico Naval. Ubicado dentro del complejo de Arsenale vale la pena apreciar tanto el interior del edificio como el museo. Allí se encuentra parte de la historia de la Gloriosa República de Venecia.

Las iglesias

Otros puntos de interés son las impresionantes iglesias de la ciudad. Además de la imponente Basílica de San Marcos, en Venecia hay alrededor de 50 iglesias. En el siguiente enlace podréis encontrar información de las más destacadas:

El encanto de Venecia

Como todos sabemos, Venecia es famosa por sus góndolas. Los precios para cogerlas son algo elevados, pero desde luego es un bonito recuerdo de esta impresionante visita.

Las vistas de toda la ciudad desde distintos puntos en las alturas son absolutamente impresionantes. A continuación incluimos unas fotos de diferentes maravillosas panorámicas.

Pero sin duda, lo que más impacta de esta maravillosa ciudad son los impresionantes palacetes y fachadas. Están perfectamente conservados al borde de los canales.

Las islas

Adicionalmente, si vuestra estancia en Venecia va a ser de varios días y no queréis limitaros a las visitas imprescindibles, podéis dedicar algún tiempo a ver las islas cercanas. En el siguiente enlace encontraréis información sobre estas recomendables excursiones:

Hasta aquí nuestro post sobre esta maravillosa ciudad, ¡esperamos que lo hayáis disfrutado!. Nos despedimos con algunas instantáneas de nuestra visita a la increíble Venecia, en Mayo de 2012. Nosotras estuvimos en primavera, una época muy recomendable. Otra opción, por si queréis sorprenderos enormemente, es ir en Carnavales. Todos sabemos lo famosos e impactantes que son en Venecia. El aspecto negativo de esos días es que los precios serán más elevados y lo encontraréis todo muy masificado. La primavera y el otoño son las mejores estaciones para visitar esta apasionante y mágica ciudad.

Transporte

Como ya hemos comentado, Venecia se debe recorrer andando. Podéis tomar los distintos vaporettos para atravesar el Gran Canal o visitar las islas cercanas.

El Aeropuerto de Marco Polo es el principal y se encuentra situado a 8 kilómetros al norte de la ciudad. Para llegar del aeropuerto a Venecia, hay varias opciones:

  • En autobús. Se puede coger el número 5 o el autobús azul de la compañía ATVO. Ambos os dejarán en Piazzale Roma, ya en la ciudad. El precio es similar, unos 8€. Quizás es más recomendable el ATVO porque tarda algo menos de tiempo, tan solo 20 min
  • Con el Alilaguna. Se trata de un autobús acuático que llega hasta la Plaza de San Marcos. El precio por trayecto es de 15€ y hay servicio durante todo el día
  • En taxi acuático. Una opción demasiado cara, excepto para grupos grandes, ya que la capacidad del taxi es de 10 personas. El precio suele estar por encima de 100€
  • En taxi. Es algo más barato que el taxi acuático, pero no llega hasta la puerta del hotel. Es mejor tomar el autobús que elegir esta opción
  • Con el servicio de transfer. Aunque se trata de una opción algo cara, también es la más cómoda. Un chófer os recogerá en la terminal del aeropuerto. Os llevará en coche hasta un muelle y en taxi acuático podréis llegar hasta el hotel

Información general de Italia

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *