Múnich, la más animada en Alemania

«La cuna de la cerveza alemana»

¡La visita a Múnich es una de esas experiencias que no se olvidan nunca!. La capital de Baviera, famosa por su cerveza, no defrauda. Aunque no es excesivamente grande, cuenta con puntos realmente interesantes para visitar. Además, en Múnich la diversión está garantizada…¡y es que estamos ante probablemente la ciudad alemana más animada!. Sin olvidar mencionar por supuesto también el conocido Oktoberfest, el festival de cerveza más importante del mundo que se lleva celebrando allí desde 1810.

Pasar unos días recorriendo esta maravillosa ciudad y viviendo sus costumbres y tradiciones es algo obligado para cualquier viajero. Además, su perfecta localización la convierten también en una buena base para realizar excursiones por la zona, tanto en Baviera como en la cercana Selva Negra.

Consideramos por supuesto Múnich una visita sumamente recomendable en vuestro viaje a Alemania.

¿Qué ver en Múnich?

Dos o tres días son suficientes para conocer lo más interesante de la ciudad. Cuenta con un ambiente muy internacional y cosmopolita.

A continuación os enumeramos aquellos puntos imprescindibles que no os debéis perder.

Marienplatz

Es la plaza más importante y el centro neurálgico. Allí se encuentran el Antiguo (Altes Rathaus) y el Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus). Mientras que el primero está reconvertido en un museo de juguetes históricos, el segundo es la sede actual de la Administración local. Ambos edificios fueron severamente dañados en la II Guerra Mundial y reconstruidos posteriormente.

Una experiencia que no debéis dejar de vivir es escuchar el carrillón a mediodía en la plaza. 43 campanas y 32 figuras configuran el Glockenspiel de Múnich, que data de finales del siglo XIX. Ocurre cada día, a las 11, a las 12 del mediodía y a las 17 horas (en verano), representando la boda entre Guillermo V de Baviera y Renata de Lorena, así como la Danza de los Toneleros.

Marienplatz, la plaza más importante de Múnich

Viktualienmarkt

Es el mercado central de Múnich, visita obligada en vuestro viaje y toda una experiencia que no os debéis perder. Es donde mejor se pueden apreciar las costumbres y tradiciones de esta animada ciudad. Tiene 140 puestos que ofrecen los productos más variados: desde flores, frutas exóticas o toda clase de verduras, a quesos, salchichas, carnes o pescado. También especias, té, zumos y otras viandas.

Viktualienmarkt se organiza por zonas, alrededor del Maibaum y el Biergarten (jardín de la cerveza) en el centro. En éste se sirven de forma alterna las seis cervezas producidas en la ciudad de Múnich. En su puesto adyacente, sirven comida tradicional bávara, así como salchichas alemanas. Éstas y otras viandas también se pueden adquirir para llevar, a precios razonables, en los numerosos puestos existentes en la lonja.

La Hofbräuhaus

Es la cervecería más famosa de la ciudad y una de las más conocidas de Alemania. Todos lo saben pero no por eso deja de ser menos interesante visitarla. Espectacular la decoración del techo en la sala principal, magnífica la Festsaal en la última planta y fabuloso el ambiente. Eso sí, para cenar codillo hay mejores opciones (Haxnbauer, Weisses Braühaus, Augustinerkeller, etc..).

La Hofbräuhaus, la cervecería más famosa de Múnich

El jardín inglés

Es el parque por excelencia de Múnich y uno de los más grandes que existen. Ocupa 417 hectáreas llenas de sendas, riachuelos y arboledas. Pasear por sus diferentes senderos y descansar entre sus múltiples verdes praderas es siempre un plan genial. Además, el parque cuenta con distintos jardines de la cerveza que hacen la visita sumamente agradable.

Entre sus construcciones más famosas cabe destacar la Torre China (Chinesischer Turm), una pagoda de madera construida a finales del siglo XVIII, a la par que el parque abría sus puertas. Hoy en día, esta curiosa torre está envuelta por un gigantesco jardín de cerveza con unas 7.000 plazas, normalmente abarrotado en los calurosos días de verano.

Estanque en el Jardín Inglés, en Múnich

Las iglesias

Las iglesias más importantes de la ciudad y cuya visita os recomendamos sin duda son la catedral o Frauenkirche y su vecina, la jesuita Sankt Michael.

La catedral es el símbolo de la ciudad. Sus torres (Dom zu Unserer Lieben Frau) y sus cúpulas encebolladas dominan el centro histórico. Encargada por Segismundo de Baviera, su construcción duró 20 años, siendo consagrada en 1494.

Catedral de Múnich

La de San Miguel es la iglesia renacentista por excelencia en Múnich y uno de los mejores ejemplos del estilo en Baviera y Alemania. Tras un laborioso proceso de restauración, la fachada fue nuevamente descubierta en la primavera de 2013.

Mirador de la Torre de San Pedro

Se trata del mirador panorámico situado en lo alto de la torre de la iglesia de San Pedro, la más antigua de Múnich. Desde allí se perciben unas fantásticas vistas panorámicas que incluyen Marienplatz y el centro histórico, pero también el resto de la ciudad, y en días despejados, los Alpes.

La Residenz

El Palacio Real, la denominada Residenz, ha sido sede gubernamental y residencial de la familia Wittelsbach entre los siglos XVI y XX. Convertida en un museo, presume de espléndidas salas como el Antiquarium renacentista o el barroco Teatro de Cuvillliés. Los monárquicos y amigos del barroco disfrutarán enormemente con esta visita.

El Deutsches Museum

Aunque es bastante grande y recorrerlo requiere tiempo, esta visita es desde nuestro punto de vista, una de las más interesantes de la ciudad. Con una variadísima colección de más de 100.000 objetos, el Deutsches Museum es un extenso museo que cuenta con una de las colecciones de ciencia y tecnología más grandes de todo el mundo. Los amantes de estas áreas disfrutarán al máximo. Allí podréis desde montar en aviones hasta ver barcos o entender de primera mano el nacimiento de métodos como la imprenta.

El BMW Welt

Ocupando un elegante edificio de estilo futurista ubicado junto a la sede mundial de BMW y frente al Parque Olímpico de Múnich, el BMW Welt es un impresionante concesionario con una amplia exposición de vehículos de la marca en el que además se organizan conferencias y actos culturales.

Las instalaciones ofrecen una exhibición en la que se muestran los modelos más actuales de la marca, incluyendo motocicletas y vehículos de Fórmula 1.

Odeonsplatz

Conocida como la Plaza del Odeón debido a la gran sala de conciertos que se ubicaba en el lugar en el momento de su construcción, Odeonsplatz es una atractiva plaza rodeada por majestuosos edificios que fue diseñada como entrada triunfal para la ciudad.

Odeonsplatz es una de las principales plazas de Múnich y se encuentra enmarcada por un entorno incomparable. Éstos serían los puntos que merece la pena destacar:

  • Feldherrnhalle. Símbolo del honor del ejército bávaro, esta imponente construcción diseñada en 1841 es el punto más destacado de la plaza. Su arquitectura y sus esculturas recuerdan a la Loggia dei Lanzi, en Florencia
  • Iglesia de los Teatinos. Con una imponente fachada amarilla de estilo Rococó, la Iglesia de los Teatinos constituye uno de los principales símbolos de la ciudad
  • Hofgarten. Este agradable jardín de estilo italiano resulta ideal para olvidarse del tráfico y el ruido en pleno corazón de la ciudad. Desde él se accede al Jardín Inglés
Iglesia de los Teatinos, en Múnich

Karlsplatz

Es una gran plaza localizada en el centro de Múnich que fue construida en el siglo XVIII tras el derribo de la muralla medieval. Está siempre muy concurrida y es un conocido punto de encuentro que se une con Marienplatz por medio de una de las principales arterias comerciales de la ciudad, Neuhauser Straße.

Entre los puntos a destacar en Karlsplatz se encuentran los siguientes:

  • Karlstor. Construida para dar acceso a la ciudad a través de su antigua muralla medieval y reconstruida con un atractivo estilo neogótico, Karlstor es una de las puertas más conocidas de Múnich
  • Fuente central. Localizada en el centro de la plaza, constituye un atractivo elemento decorativo además de un excelente lugar para descansar utilizado por locales y turistas
  • Palacio de Justicia (Justizpalast). El edificio más llamativo de la plaza es el Palacio de Justicia, una imponente construcción de estilo neobarroco con una cúpula de acero y cristal

Otros planes en Múnich

Indudablemente, una ciudad como Múnich no se conoce solamente visitando sus principales puntos de interés turístico. Se pueden realizar asimismo otros tipos de planes que os ayudarán a integraros además en la cultura del país.

Una cosa que por supuesto os recomendamos es probar la Weisswurst, la salchicha muniquesa por excelencia. Acompañada de mostaza dulce, un Brezel o…¡una Weissbier!.

Además, otra experiencia estupenda es perderse por el barrio de Glockenbachviertel y disfrutar de sus tiendas, cafés o restaurantes. Es el lugar de moda en la ciudad, no siempre tan conservadora como parece. Si queréis seguir con las compras, callejear alrededor de Marienplatz por Theatinerstrasse, Sendlingerstrasse y Kaufingerstrasse también está fenomenal.

Visitas cercanas

Desde Múnich se pueden realizar muchas excursiones interesantes. Unas visitas que consideramos sumamente recomendables son las de los Castillos del Rey Loco. ¡Nos encantaron!.

Otro lugar muy frecuentado es el campo de concentración de Dachau. Junto con Auschwitz, es uno de los campos de concentración más representativos de la masacre nazi. Se encuentra a 13 km al noroeste de Múnich. Nosotras no nos acercamos. Imaginamos que esta visita resultará sumamente sobrecogedora.

Transporte

El transporte público en Múnich es muy eficiente y tiene un horario muy amplio. De todos modos, como en la mayoría de las ciudades europeas, recomendamos caminar y recorrer todo lo que se pueda andando. Es la mejor forma de conocer la ciudad.

En Múnich hay tren, metro, tranvía y autobús. Existen diferentes tipos de billetes y abonos que se adaptan a las necesidades de todos los usuarios. Los hay desde sencillos, hasta para 1 día o más. Asimismo, también hay billetes para grupos de personas.

Si llegáis en avión, podéis comprar un billete de aeropuerto+billete sencillo. Permite viajar desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad y realizar los trayectos que se desee en toda la red de transportes hasta las 6 de la mañana del día siguiente. Los hay individuales y para grupos. Se pueden adquirir en las máquinas de venta del aeropuerto y en la mayoría de las estaciones de tren (S-Bahn) de la ciudad. Para comprarlos hay que seleccionar «MVV Münchner Verkehrs- and Tarifverbund» y después «Airport-City Day Ticket».

Información general de Alemania

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *