Las islas Perhentian, un imprescindible en Malasia

«Fuego nocturno»

Las islas Perhentian fueron el último punto de visita en nuestro viaje por Malasia. La idea de acabar la aventura en la playa siempre nos pareció lo mejor. Eran varias las islas que podíamos visitar por la zona noreste de Malasia​ Occidental en el estado de Terengganu. Otras opciones eran Redang ó Lang Tengah. Al final, leyendo un poco sobre cada una, decidimos ir a las Perhentian ya que eran las menos exclusivas y donde creímos que mejor lo íbamos a pasar…¡y así fue!. Por otro lado, son las más cercanas a la costa y las que están mejor comunicadas.

Las Perhentian resultan paradisíacas…además, es uno de los mayores puntos de buceo en Malasia. Allí nos esperaban 4 días increíbles para descansar, ver playas preciosas y contemplar esos deseados fondos marinos que tanto ansiábamos. Llevábamos casi 3 semanas de viaje y todavía no nos habíamos bañado en la playa…¡así que lo cogimos con ganas!.

La llegada a las Perhentian

Las Perhentian son dos islas principales: Perhentian Besar (la más grande) y Perhentian Kecil (la pequeña). Estuvimos mirando alojamiento en ambas pero al final nos decantamos por Kecil. Habíamos leído que tenía más ambiente y además, los sitios eran más baratos. Así que reservamos para 4 noches en el Seahorse Diver Guesthouse, en Long Beach, un albergue en plena playa que también era centro de buceo. 

Para llegar a las islas desde Taman Negara también tardamos algunas horas. Allí compramos el pack combinado que nos vendieron y que cogía todo el mundo, pues éramos un grupo de alrededor de 20 personas los que queríamos ir desde la selva hasta las Perhentian. El trayecto consistió en un autobús hasta Kuala Besut, en la costa, para después coger desde allí el bote hasta Kecil. Durante el camino en el autobús paramos en un pueblo pequeño llamado Jerteh, donde cambiamos dinero. Este punto es importante, por supuesto en las islas no aceptan pago con tarjeta ni hay cajeros automáticos, por lo que tendréis que llevar todo el efectivo encima. 

La llegada a las Perhentian fue increíble…¡ansiábamos ya un poco de playa y aquello nos pareció un paraíso!. Queríamos días de solamente pleno descanso y disfrute. Tal y como habíamos hecho en las Gili el verano anterior, nuestra idea era aprovechar para hacer distintas actividades en aquellas aguas cristalinas. 

Vista de Long Beach desde el bote, a la llegada a Kecil

Tras llegar al alojamiento y dejar las cosas allí, en seguida nos fuimos a la playa y al anochecer, estuvimos tomando algo y disfrutando de la fiesta que había. La primera noche ya vimos lo que veríamos todas las siguientes en la playa…¡espectáculos con fuego impresionantes!. ¡Estábamos encantadas!. 

Tomando algo la primera noche en Long Beach
Espectáculos pirotécnicos en Long Beach

Un punto importante que debéis tener en cuenta es que en estas islas sólo hay electricidad por la noche, de 7 de la tarde a 7 de la mañana. ¡¡Tenedlo en cuenta para cargar los móviles!!. La wifi no siempre funciona tampoco.

Primer día 

Al día siguiente nos levantamos temprano y, tras desayunar en un sitio de comida típica local al lado del albergue (lo que entre nosotras llamábamos comúnmente «merenderos»:)), nos dispusimos a contratar una excursión en bote que incluía distintos puntos de snorkel en ambas islas. La luz de la mañana le daba al agua si cabe un aspecto más transparente aún.

Long Beach por la mañana

La excursión que contratamos comenzaba a las 10.30 y duraba hasta el medio día. Incluía snorkel en distintos puntos (Turtle point, Fish and Coral Garden, Shark point y Fisherman village (para almorzar)). Todos ellos estaban en la isla grande menos el último, donde comimos. Tal y como nos había ocurrido en Indonesia, de nuevo disfrutamos de fondos preciosos. Todavía no nos hemos hecho con una cámara submarina ni nada de eso…¡así que no os podemos mostrar lo que vimos!. No obstante os podéis imaginar…peces de colores por todas partes, tortugas enormes, distinta vegetación marina…en fin, ¡increíble!. 

Vista desde el bote
Mezquita de Cristal vista desde Fisherman Village, en Kecil
Vista de la isla de Besar desde Fisherman Village
Embarcadero visto desde Fisherman Village, en Kecil

Tras terminar la excursión nos animamos a hacer una inmersión de buceo con bombona, muy cerquita de la playa. Era nuestra primera toma de contacto, ¡y queríamos probar!. Como ya hemos dicho, nuestro albergue era también centro de buceo, así que lo pudimos contratar allí mismo. 

Después, nos dirigimos andando a Coral Bay, una playa al otro lado de la isla de Kecil, a la que se podía llegar andando en unos 15 min por unos senderos. Allí veríamos la puesta de sol…como siempre decimos y también nos pasó en Indonesia, las que solemos contemplar en esta parte del mundo nos dejan sin palabras…y así fue de nuevo la de aquel día.

En Coral Bay
Puesta de sol en Coral Bay

Tras la puesta de sol, nos fuimos de nuevo a Long Beach, donde cenamos y disfrutamos de nuevo de los espectáculos con fuego nocturnos. Tal y como nos ocurrió en Indonesia, en Malasia también vivimos los días de la independencia del país. Cada 31 de Agosto la rememoran con gran ilusión y coraje. Al grito de «¡¡Merdeka!! (independencia)», el país se viste de gala y familiares y amigos se reúnen para celebrar el día más importante del año. En las Perhentian lo vivimos de primera mano con los espectáculos pirotécnicos. En 2018 se cumplían 61 años…¡una auténtica fiesta!.

Segundo día

El segundo día nos levantamos de nuevo temprano para hacer el primer ejercicio práctico de las pruebas para obtener el PADI. Tanto nos gustó la primera inmersión que decidimos sacarnos la certificación en aquellas aguas tan paradisíacas. Allí estuvimos cerca de la playa con Petra, nuestra instructora…una mujer alemana afincada desde hacía años en Malasia…¡tenía mucha personalidad!.

Tras las mismas, decidimos contratar otra excursión en bote para hacer de nuevo snorkel en distintos puntos. Esta vez iríamos a unas islas muy pequeñas y deshabitadas que están cerca de Kecil. Son Susu Dara, Serenggeh y Rawa. Esta zona de Malasia es perfecta para bucear. Tras la excursión, por la tarde, haríamos otra inmersión hasta 12 m en la zona de D’Lagoon, en Kecil. De nuevo por la noche, disfrutamos de los espectáculos pirotécnicos. 

Tercer día

El tercer día en las Perhentian decidimos descansar un poco disfrutando de la playa. Tan solo visitamos en bote la Turtle Beach, en Besar, que nos pareció preciosa….en fin…¡como todo allí!. 

Turtle Beach, en Besar

A la vuelta decidimos ir a ver de nuevo la puesta de sol a la Romantic Beach, en Kecil. Se podía llegar caminando. Había que atravesar para ello Coral Bay y luego continuar hasta el otro lado de la isla.

Coral Bay, en nuestro camino hacia la Romantic Beach
Romantic Beach
Puesta de sol en Romantic Beach

Después fuimos a cenar a uno de los restaurantes locales cercanos al albergue…¡y tomamos tiburón!. Lo hacían a la brasa, estaba bueno, es una carne algo dura y con bastante sabor…¡otra experiencia!. Tras la cena, como cada noche, disfrutamos de nuevo de los espectáculos con fuego en la playa.

Cuarto día

La idea el último día era coger el bote de vuelta a la península por la tarde. Así que por la mañana seguimos disfrutando de aquel paraíso…¡qué pena daba irse!. Obtuvimos la certificación de buceo y nos despedimos de Petra, sin duda, una mujer que nunca olvidaremos:).

Con Petra, nuestra instructora de buceo en las Perhentian

Por la tarde cogimos el bote que nos llevaría de nuevo a Kuala Besut. Allí tomamos un autobús hasta Kuala Terengganu. No vimos mucho de esta ciudad ya que habíamos leído que no tenía gran cosa y no merecía la pena…de hecho dormimos en un hotel a las afueras, cerca del aeropuerto. Desde allí tomaríamos al día siguiente el vuelo con destino a Singapur para enlazar con el de vuelta a España.

Así terminaron nuestras vacaciones por Malasia en Agosto de 2018…un país del que destacaríamos muchas cosas. No nos gustó tanto como Indonesia pero desde luego tiene puntos sumamente recomendables…y entre todos ellos no pueden faltar las Perhentian por supuesto…un paraíso, con fuego nocturno incluido. 

Transporte

Como ya hemos comentado llegar a las Perhentian no fue fácil…estábamos en un punto bastante alejado. No obstante son islas bastante turísticas y por tanto hay varios botes cada día para ir y volver desde la península. Para moverse de una isla a otra se pueden tomar botes taxis, sin embargo, creemos que la mejor opción es cogerse excursiones para hacer snorkel como fue nuestro caso. Los aeropuertos más cercanos son los de Kota Bharu y Kuala Terengganu.

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *