Las islas Gili, remanso de paz

«El paraíso en Indonesia»

Las Gili son un pequeño archipiélago formado por 3 islas (Gili Trawangan ó Gili-T, Gili Meno y Gili Air) situado en la costa noroeste de Lombok. Es un destino perfecto para pasar algunos días en vuestro viaje a Indonesia.

Nosotras fuimos desde Bali, tomando una lancha rápida desde Padang Bai. El trayecto es algo más de dos horas. Los billetes se pueden reservar con antelación por Internet o comprarlos allí mismo. Si vais en temporada alta, quizás sea mejor la primera opción.

¿Qué hacer en las islas Gili?

Las Gili impactan bastante, salimos de Bali y nos encontramos estos 3 apacibles islotes, a un paso de la concurrida Lombok.

Nosotras cogimos alojamiento en la llamada Gili-T, la más grande, sin embargo Gili Air también puede ser una buena opción. Es más tranquila y parece menos masificada y más paradisíaca.  Gili Meno es la más pequeña de las tres y la que menos opciones ofrece.

Al llegar a Gili-T, tras darnos un paseo en bici y comer, hicimos algo de snorkel, y ¡pudimos ver alguna tortuga marina!. Ya habíamos leído que era muy común verlas por allí, incluso muy cercanas a las playas.

Gili-T

Si algo caracteriza a las islas Gili son sus fondos marinos. Las mejores zonas para hacer snorkel por libre en Gili-T son:

  • En la parte noreste. Aunque está llena de barcos, es la zona más fácil para hacer snorkel. El agua cubre rápidamente (no como en la zona oeste) y, aunque en la parte más cercana a la playa solo hay corales muertos y poca vida, si os alejáis un poco más hacia la parte más profunda encontraréis mas diversidad. También es la zona donde aparentemente es más fácil ver tortugas
  • En la parte noroeste. Hay un arrecife de coral en esta parte, aunque para llegar hay que atravesar una zona muy poco profunda llena de corales muertos. No es tan accesible como la anterior pero el esfuerzo habrá merecido la pena si os gustan los fondos marinos

Gili-T  es pura vida, la mezcla de razas es impresionante. Todo el mundo tiene allí el mismo objetivo: disfrutar. La isla se puede recorrer andando perfectamente. Nosotras lo hicimos así y también en bici. La podéis alquilar en muchos hostales y sitios en las playas. No hay zona asfaltada, ni coches, son todo caminos. También se puede recorrer en coche de caballos.

Playa en Gili-T

Hay miles de sitios para comer, algunos con mucho encanto. También hay bastante oferta de alojamiento, para todos los bolsillos, desde resorts de lujo hasta modestas guesthouses.

La zona de costa está muy animada, sobre todo por la noche. Adentrándose al interior se puede convivir más de cerca con los lugareños y aprender cómo es la vida allí.

Tras contemplar la puesta de sol, como no, el sitio donde cenamos las dos noches que estuvimos en Gili-T era un lugar auténtico. Se escapaba de lo puramente turístico, con bongos y bailes tradicionales, ya que queríamos vivir un poco ese ambiente y no estar en los sitios más masificados. Fue sin duda una gran elección.

Puesta de sol en Gili T

Excursión en barco

Independientemente de en qué isla estéis alojados, merece mucho la pena visitar las otras dos en barco. Impresionan. Nosotras así lo hicimos. Este tipo de tours, que duran todo el día, se pueden contratar allí mismo. Veréis que hay muchos puestos y sitios para ello en la propia playa o en vuestro hostal. Pudimos hacer snorkel además en distintos puntos y fue una experiencia realmente estupenda.

Playa en Gili Air
Vista de Gili Meno desde el mar

Información útil

Os dejamos un poco más de información útil de cómo viajar a Indonesia en el enlace;).

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *