Hoi An, la más bonita de Vietnam

5/5 - (1 voto)

«Canales, luces y farolillos de colores»

Hoi An es una pequeña ciudad situada en la costa del mar de la China Meridional, en Vietnam central. Llegamos hasta allí en autobús, desde Hue. Esta visita la teníamos incluida en el itinerario desde el minuto 1 en que empezamos a planear el viaje…todas las personas con las que habíamos hablado sobre este país nos comentaron lo mismo: Hoi An es un must, un auténtico imprescindible en el recorrido por Vietnam. Incluso nos aconsejaron que estuviésemos varios días porque, aun llevando las expectativas altas, seguro que la visita las superaba con creces.

Y así fue que este mágico lugar no nos decepcionó. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999, Hoi An es una pequeña ciudad de canales encantadora, preciosa, llena de colores, alegría y buen ambiente. Muy turística, eso sí…¡pero gran parte de Vietnam lo es!. Con una marcada historia, ha sabido adaptarse a los tiempos actuales, creando una mezcla perfecta sin duda tremendamente atrayente…y como nos anticiparon, sí, lo reafirmamos, constituye un punto de visita obligada en el país.  

¿Qué ver en Hoi An?

Estuvimos un par de días en Hoi An y creemos que fue suficiente, aunque nos hubiera encantado quedarnos más. Como decimos, éste es uno de los puntos imprescindibles en el viaje, por lo que no escatiméis tiempo para verlo.

Hoi An fue un importante puerto comercial del sudeste asiático entre los siglos XV y XIX. Sus edificios muestran una mezcla única de influencias locales y foráneas. Allí no os aburriréis, la ciudad ofrece muchísimas atracciones durante el día, tendréis un recuerdo estupendo….y por las noches una magia auténtica lo envuelve todo, con luces, colores y alegría, una de las imágenes sin duda más representativas de este lugar. 

A continuación os enumeramos los sitios de interés que no os podéis perder visitando este punto de Vietnam.

Las calles de Hoi An

La mejor manera de conocer Hoi An es caminando, sin horarios ni prisas. Es una ciudad para disfrutar, observando cada bello rincón. Está llena de detalles. Las tiendas de artesanía, las de souvenirs, los pequeños restaurantes…todo está cuidadísimo.

Una de las cosas particulares además de este lugar son sus famosas sastrerías….y es que es tradición y costumbre allí hacerse un traje a medida. Se utilizan algunas de las mejores sedas del mundo. El precio es mucho menor que en Occidente y merece la pena. De hecho, ¡nos hicimos uno!. Veréis que hay muchos sitios donde los confeccionan. Nosotras elegimos la tienda «The Vy», porque es la que nos recomendaron en el hostal. ¡Quedamos muy contentas con el resultado!. Aquí os dejamos unas fotos de las preciosas calles y tiendas de Hoi An.

El Templo de Quan Cong

Es uno de los más importantes de Hoi An. Fue construido por el pueblo Minh Huong (inmigrantes chinos) junto con la gente de Viet. Está dedicado a Quan Cong, un mandarín prominente de la dinastía Han, que vivió en la época de «Tres Reinos Combatientes». Era conocido por su lealtad, sentido de justicia, integridad y compasión. Por ello uno de los más magníficos templos de Hoi An fue erigido en su honor. Se ha restaurado varias veces.

La estructura se compone de tres partes: vestíbulo, patio abierto y el pasillo de atrás (santuario).

Templo de Quan Cong, en Hoi An

La Pagoda Phuoc Lam

La Pagoda de Phuoc Lam es una construcción del siglo XVII dedicada al monje An Thiem que se unió al ejército y llegó a ser general. Con el paso de los años el antiguo monje se arrepintió y volvió a la vida religiosa. Para redimirse de sus pecados se ofreció a limpiar durante 20 años el mercado de Hoi An. Finalmente se trasladó a esta importante Pagoda para dirigirla.

La Pagoda Chuc Thanh

Es la pagoda más antigua de Hoi An. Se encuentra a unos 2 km del centro. Fue fundada a finales del siglo XVII por el sacerdote Minh Hai. La pagoda se construyó en una combinación de estilos arquitectónicos chinos y vietnamitas. Fue renovada en 1956 y 1964. En el exterior, hay una estatua de Quan Am Bo El Tat y las tumbas de Minh Hai, Tho Thiet, Bich An, y los sacerdotes Thien Qua.

El puente japonés

Se trata de un pequeño puente cubierto de estilo japonés construido en piedra y madera que cruza el canal uniendo el barrio japonés con el chino. Fue edificado por mercaderes japoneses a finales del siglo XVI y es probablemente el lugar más importante que ver en Hoi An y su imagen más reconocida y fotografiada.

El Mercado Central

Ubicado entre las calles Hoang Dieu y Tieu La se encuentra el Mercado Central, un lugar que no os podéis perder en Hoi An y donde podréis comprar cualquier tipo de souvenir o recuerdo además de poder probar la gastronomía local. ¡Un auténtico imprescindible!. 

El río Thu Bon

Otro sitio que veréis en Hoi An es su río, por lo que una de las actividades principales que podéis hacer es un paseo en barca para conocer cómo viven los pescadores a las afueras de la ciudad. A nosotras no nos dio tiempo, pero puede ser una bonita experiencia. Si optáis por realizar este paseo, hacedlo al atardecer porque según dicen se disfruta de unas fantásticas vistas de la ciudad de Hoi An.

Varios puentes cruzan el río, pero sin duda, el más famoso es el Hoi An Bridge. Es el más llamativo, no tendréis problemas en reconocerlo. Tiene unos postes blancos y negros asiáticos, de ellos cuelgan farolillos rojos.

El Mercado Nocturno

Todas las noches a partir de las 19:00, al lado del río Thu Bon, cruzando el Hoi An Bridge, se instala el Night Market ó Mercado Nocturno, ideal para disfrutar del ambiente y comprar algún que otro souvenir. 

Hemos de decir que las noches en Hoi An nos parecieron mágicas, con todas aquellas luces y colores sobre el cielo oscuro de fondo…y es que la noche en esta pequeña localidad vietnamita no es como las demás. Cientos de luces multicolores guían el recorrido de los visitantes. La ciudad se ilumina y goza de un ambiente maravilloso. Las linternas de seda, que de día parecen simplemente una artesanía que llevarse a casa, de noche se vuelven todo un espectáculo. Son estas linternas, el producto más emblemático y conocido de Hoi An, las encargadas de iluminar restaurantes, hoteles, calles, casas y, como no, el río.

El mercado nocturno es un punto que no os podéis saltar…y por supuesto, ¡también nosotras hicimos nuestras compras claro está!.

Otras atracciones 

Los puntos que os hemos comentado en los apartados anteriores se pueden visitar libremente y, en nuestra opinión, son los que no os podéis perder en la ciudad. Sin embargo, existen también otros los cuales ya son de pago. Hay un bono turístico que se adquiere en la Oficina de Información Turística, ubicada en Quan Su nº 80. Cuesta 120.000 VND y con él se pueden visitar 5 de las 22 atracciones del Old Town.

A continuación os enumeramos algunos puntos incluidos con este bono:

  • Casa Tan Ky. Fue construida a principios del siglo XIX por un comerciante chino. Tiene doble entrada. La puerta principal se encuentra en Nguyen Thai Hoc nº 101, y la trasera en la zona del río, concretamente en la calle Bach Dang
  • Capilla Familia Tran. La construyó en 1802 un miembro de la familia que ascendió a mandarín. Está en Le Loi nº 21
  • Casa Quan Thang. Fue construida a principios del siglo XVIII por un capitán y comerciante chino. Se encuentra en Tran Phu nº 77
  • Sala de la Asamblea Cantonesa. Se trata de un lugar construido en el siglo XVIII por el pueblo chino, dedicado al general Quang Dong, un personaje del siglo III considerado una divinidad por el taoísmo
  • Asamblea Phuc Kien. Es una construcción llevada a cabo por comerciantes chinos en el siglo XVII dedicada a la diosa del mar y a los navegantes. El edificio posee una bella entrada rodeada de un espectacular jardín
  • Asamblea Hai Nam. Es un edificio de 1875 mucho menos visitado que los anteriores. Se respira mucha calma en su interior

Las playas 

Un plan que hicimos y que recomendamos absolutamente es alquilar unas bicis y acercarse a ver el par de playas de Hoi An, que están algo más alejadas, a unos 5-6 km del centro. Son: An Bang beach y Hidden (Cua Dai) beach. 

Por el camino además vimos zonas más rurales y divisamos algunos campos de arroz. An Bang Beach es una playa amplia, con bastantes servicios y muy turística. Veréis que allí hay un montón de sitios para comer. Cua Dai Beach, está a continuación y es en cambio bastante más tranquila. Nos gustó más por eso. 

Las islas Cham

Aunque nosotras no fuimos, las recomiendan y, desde luego, si tenéis tiempo, animaos a ir. Son 8 pequeñas islas, que forman el Parque Nacional Marino Cu Lao Cham. Han sido declaradas Reserva de la Biosfera por la Unesco por su alto valor medioambiental. La única a la que los turistas pueden acceder es Hon Lao. Posee playas preciosas casi vírgenes según hemos leído.

Para ir se puede hacer en barco público desde el puerto de Cua Dai. Parte a las 8:30 am. El trayecto hasta Bai Lang (pueblo principal de la isla) dura 2 h y el precio para extranjeros es de 150.000 VND. Desde Hoi An se puede ir hasta Cua Dai Beach en taxi (80.000 VND).

Tambien es posible visitar las islas en una excusión de 1 día. En este tipo de excursiones se conoce todo el conjunto de islas que forman el Parque Nacional Marino Cu Lao Cham.

Un plan imprescindible

Como comentamos en el post de Hanói, no pudimos ver el famoso espectáculo de marionetas acuáticas en la capital vietnamita. Así es que lo hicimos en Hoi An…¡y fue una experiencia muy distinta y estupenda!. Sin duda, lo recomendamos. Aunque ya lo hayáis visto en otros lugares del país, imaginamos que en cada sitio será distinto, y es por supuesto algo que uno tiene que disfrutar si viaja a Vietnam. Os dejamos en este enlace más información. 

¿Dónde dormir en Hoi An?

Como nos pasó en Hue, en Hoi An también quedamos encantadas con el alojamiento que cogimos. Se llama The Light Villa. El sitio está fenomenal, bien ubicado, y las instalaciones son buenísimas. Nos atendieron en todo momento muy muy bien. En fin, ¡volveríamos sin pensarlo!.

¿Dónde comer en Hoi An?

Otro de los puntos fuertes de esta ciudad es sin duda la gastronomía. Está llena de locales para todos los gustos. Nosotros fuimos variando, probando desde los famosos bocadillos vietnamitas hasta otro día que comimos en un Dimsum. Hay mucha diversidad. 

Transporte en Hoi An

La ciudad de Hoi An es perfectamente asequible para recorrer andando y es como se debe hacer. Como hemos dicho, para ir a las playas cogimos unas bicis y fue una opción estupenda y muy recomendable. Aunque como cualquier ciudad asiática es bastante caótica, yendo con cuidado no tenéis por qué tener ningún problema. 

Información general de Vietnam

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

2 comentarios

  1. Hola, primero que nada felicitaros por el blog, es genial y muy interesante…y ahora con el encierro una forma de viajar (en cierto modo).
    Estuve en Hoi An con mi familia, y aparte de hacer alguna de las cosas que recomendáis (no todas desgraciadamente), hicimos un paseo en bici por las huertas de las afueras de la ciudad. La verdad es que nos encantó porque podías ver como viven de verdad los habitantes de la ciudad, como cultivan sus vegetales y hierbas aromáticas y como son sus casas. Fue una de las experiencias que más nos gustó de Hoi An.

    • ¡Hola Bárbara!. Muchas gracias por tu comentario. Si, jo, por lo que cuentas debió de ser una experiencia estupenda. Nosotras en nuestro camino a las playas vimos algunos campos de arroz, el paisaje era bonito. Está bien que lo hayas dicho para que otros viajeros puedan leerlo y apuntárselo para su viaje:). Hoi An es un sitio mágico, sin duda, uno de los que más nos gustó de Vietnam. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.