Hanói, la capital de Vietnam

«Caos asiático y lagos de paz»

Hanói es la capital de Vietnam y la segunda ciudad más grande del país después de Ho Chi Minh. Fue el primer lugar que vimos en nuestro recorrido por esta zona en Agosto de 2019.

La ciudad con más motos del mundo es famosa por su arquitectura centenaria y su rica cultura de influencia china, francesa y del sudeste asiático. Su caótico casco viejo posee calles estrechas y bulliciosas que están distribuidas según los oficios que se practican en ellas. Además, cuenta con varios templos pequeños y con lagos grandes e imponentes, creando un contraste sin duda sumamente atractivo.

No teníamos altas expectativas para esta visita. Llevamos ya varios años viajando por el sudeste asiático y estamos acostumbradas al caos que suele reinar en las grandes urbes. En esta parte del mundo disfrutamos mucho más de la naturaleza que de lo urbano. Sin embargo, Hanói nos sorprendió para bien y fue un buen comienzo en nuestro recorrido por Vietnam.

¿Qué ver en Hanói?

Como decimos Hanói nos gustó más de lo que esperábamos. Nosotras estuvimos solamente un día, pero creemos que es una ciudad que se merece algo más de tiempo. De esta manera también iréis tranquilos viendo las principales atracciones, las cuales os resumimos a continuación. 

Recinto del Mausoleo de Ho Chi Minh

Es una zona ajardinada muy grande donde se encuentran distintos puntos de interés relacionados con el líder vietnamita. Destacamos en esta parte los siguientes. 

Mausoleo de Ho Chi Minh

Es quizás el punto más conocido de la capital vietnamita, la tumba donde descansan los restos del famoso líder. Se inauguró en 1975. Nosotras no lo vimos por dentro, no disponíamos de mucho tiempo. Hemos leído que lo ideal es contratar una visita guiada para conocer el monumento y todos sus alrededores. Durante la misma os contarán las curiosidades que marcaron la historia del lugar y que conforman este complejo.

La entrada al mausoleo es gratis, pero es recomendable ir muy temprano ya que a las 12 de la mañana se cierran las puertas.

Mausoleo de Ho Chi Minh, en Hanói

Palacio Presidencial 

El Palacio Presidencial de Hanói fue construido entre 1900 y 1906 para albergar al Gobernador General francés de Indochina. El arquitecto fue el oficial de Vietnam, Auguste Henri Vildieu. Como la mayoría de la arquitectura colonial francesa, el palacio es deliberadamente europeo. Las únicas señales visuales identificativas de Vietnam son árboles de mango que crecen en los jardines. El palacio es amarillo y está detrás de puertas de hierro forjado, flanqueadas por garitas. Incorpora elementos de diseño italiano del Renacimiento.

Palacio Presidencial de Hanói

El palacio ha sido durante muchos años Residencia Real de los sucesivos imperios que reinaron en la zona. Actualmente es lugar de recepción de las autoridades de otros países que visitan la ciudad. Para entrar en sus jardines y visitar el entorno hay que pagar una entrada. De hecho es el único lugar en el que cobran por hacer una visita. En el recinto se encuentra el Jardín Botánico, donde se ubicó durante años la residencia de Ho Chi Minh. Es una pequeña casa de madera que se puede visitar. El líder nunca quiso vivir en el Palacio ya que se le hacía grande, por lo que decidió habitar la vivienda ubicada en los jardines. 

Museo de Ho Chi Minh 

Localizado muy cerca del mausoleo del líder, el Museo de Ho Chi Minh describe su vida y es una visita interesante. Nosotras entramos de hecho. Aunque estábamos un poco cansadas, creemos que merece la pena.

Museo de Ho Chi Minh, en Hanói
Alrededores del Museo
En el interior del Museo, delante de la estatua de Ho Chi Minh

Pagoda de Pilar Único

Es uno de los iconos de la ciudad. Está situada en el mismo recinto de las atracciones que os hemos descrito anteriormente: el Mausoleo, el Museo y el Palacio Presidencial. Es un pequeño templo budista que fue reconstruido tras la guerra. 

Pagoda de Pilar Único, en Hanói

Barrio Antiguo 

Sin duda alguna la mejor manera de conocer Hanói es perdiéndose libremente por su casco viejo. Las bulliciosas calles están distribuidas según los oficios que se practican en ellas. Las casas se construyen en edificios muy estrechos y verticales y cada una está habitada por una familia, encontrándose la tienda abajo. Callejeando podréis observar cómo es la vida cotidiana allí, adentrándoos en la cultura de este fascinante país. Veréis que muchos de sus habitantes llevan los famosos gorros cónicos que siempre hemos visto. El ruido de bocinas y motos ensordecerá vuestros oídos, pero lo cierto es que uno se acaba acostumbrando a vivir en lo que se denomina «un caos ordenado»

Mercado Don Xuang

El mercado de Dong Xuan es el más grande y famoso de la ciudad. Esta visita es imprescindible, allí encontraréis todo tipo de comidas, frutas, conservas, alimentos secos, etc…Disfrutar de los mercados en Asia siempre es un placer, otra manera de conocer las costumbres locales.

Templo de la Literatura 

Es otro de los puntos marcados en el mapa de esta histórica ciudad. Este templo del conocimiento fue la primera universidad de Vietnam. Se trata de un conjunto de edificios y templos magníficamente conservados. Su origen esta en torno a principios del siglo XI y fue construido en honor a Confucio.

En un principio se edificó únicamente para reyes y personas destacadas de la sociedad. Aquí se formaron algunos de los estudiantes mas destacados de la época en materias como medicina. De hecho, a la entrada del recinto se pueden encontrar esculturas de tortugas, una por cada estudiante cum laude graduado allí durante los más de 700 años que estuvo funcionando la universidad.

Tempo de la Literatura, en Hanói

Lago Hoan Kiem

Este precioso lago, en pleno centro de la ciudad, es uno de los lugares más emblemáticos de Hanói. Estuvimos allí tomando un bocadillo y fue maravilloso, un tiempo de pleno relax alejándonos por un momento del caos y bullicio que suponen las calles del centro. 

En medio del lago se encuentran la Isla de Jade y el majestuoso templo Ngoc Son (Templo de la Montaña de Jade). Para llegar se puede cruzar el puente Huc, que significa «puente del sol naciente» y es de un brillante color rojo. Sin duda, una de las estampas más famosas de la capital vietnamita. 

Puente Huc, en el Lago Hoan Kiem de Hanói
Lago Hoan Kiem, en Hanói
Templo de la Montaña de Hade iluminado, junto con el puente Huc

Lago Ho Tay

Es otro de los lagos de Hanói que no os podéis perder….y es que al igual que el Hoan Kiem transmite una calma increíble. 

Lago Ho Tay, en Hanói

Pagoda de Tran Quoc Pen

Localizada junto al Lago Ho Tay, es una de las pagodas más bellas de Hanói y la más antigua. Tal y como reza el cartel de la entrada, su nombre, Tran Quoc, significa «Defensa de la Patria». Es muy alta, mide 15 metros y tiene 11 plantas (una por cada uno de los estados budistas que existen). Sin duda la construcción impacta, nos gustó mucho. Además, no es un sitio muy frecuentado por turistas. 

Pagoda de Trac Quon Pen, en Hanói

Vía de tren en el centro de la ciudad

Aunque es muy turístico y la típica foto que todos sacamos, la antigua vía de tren aún en funcionamiento que pasa por el centro de la ciudad, es sin duda uno de los puntos más característicos de Hanói. Cercanas a las vías se han construido casas y tiendas, aprovechando claro el paso de turistas y locales por allí. 

Vía de tren en Hanói

Barrio colonial francés 

Hanói fue durante mucho tiempo territorio francés y por tanto todavía existen muchos edificios de aquella época. Aunque nosotras no estuvimos, merece la pena que os acerquéis al barrio colonial. Allí se encuentran algunos de los hoteles más caros de la ciudad, además del edificio de la Ópera. 

¿Dónde comer en Hanói?

Sin duda, la gastronomía es un punto fuerte en el sudeste asiático y Hanói no es una excepción. Como ya hemos comentado en otros post, a nosotras nos gusta mucho adentrarnos en la cultura e ir a sitios locales para comer, es decir, intentamos evitar lo que sea muy turístico. En Hanói también así lo hicimos, comiendo en algún puesto ambulante. Por otro lado, en la capital vietnamita son muy famosos los bocadillos (llamados Banh Mi)…¡no os podéis ir de allí sin haber probado uno!. El pan está buenísimo y los hay de distintas clases. Os dejamos a continuación el enlace del sitio donde nos compramos uno. Nos lo recomendaron unos amigos…¡y lo cierto es que merece mucho la pena!:):

https://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g293924-d7321100-Reviews-Banh_Mi_25-Hanoi.html

Un plan imprescindible

Si por algo es famoso Vietnam es por sus espectáculos de marionetas acuáticas. Nosotras en Hanói no lo vimos, si más adelante en el viaje. Si tenéis la oportunidad, es sin duda un plan que merece muchísimo la pena. Uno de los mejores sitios para verlo es el Thang Long Water Puppet Theatre. El precio es de 60.000 / 100.000 dongs. Hay muchas funciones todos los días y a distintos horarios, pero hay que intentar coger las entradas el día antes porque suele estar siempre lleno. 

Visitas cercanas

Aunque algo alejadas, desde Hanói se pueden hacer visitas muy interesantes. En concreto, destacamos los siguientes puntos:

  • Sa Pa. Es una zona famosa por sus arrozales, en la parte noroeste del país. Es muy común ir a hacer senderismo para divisar las distintas preciosas panorámicas que el paisaje ofrece. Nosotras fuimos y nos gustó. Recomendable
  • Mai Chau. Mucho menos turística que la anterior, es otra zona de arrozales, pero más auténtica y desconocida. Hay algunos que opinan que merece más la pena este lugar que Sa Pa. A nosotras no nos dio tiempo a ir. Es una población de origen tailandés en lo que se puede considerar una zona rural profunda de Vietnam. Son varias las etnias que habitan allí, cada una con sus diferentes matices según el origen de estos pueblos
  • Nin Binh. Nosotras no fuimos…¡no nos habíamos enterado de lo imprescindible de este punto!. Sin duda, no os lo perdáis, todo el mundo dice que es impresionante. Está a 2 h en autobús desde Hanói. Es uno de los lugares más bellos del norte de Vietnam…si volvemos, ¡iremos seguro!
  • Bahía de Halong. Todos hemos oído hablar de ella, es uno de los puntos más famosos del país. Tuvimos la oportunidad de conocerlo y en fin, como en las fotos de Internet….¡un lugar mágico!

Transporte

Como ya hemos comentado, lo mejor para conocer Hanói es dejarse llevar por todo su casco viejo, adentrándose en la propia cultura del lugar. Por supuesto recomendamos recorrerla todo lo que podáis a pie. Los puntos que hemos comentado no están alejados unos de otros, sin embargo, si estáis cansados podéis coger un grab. Es una aplicación malasia parecida a Uber y que funciona en general muy bien por todo el sudeste asiático. 

Hanói cuenta con un aeropuerto, el Aeropuerto Internacional de Nội Bài. Aterrizamos allí. Para ir al centro cogimos un taxi sin problema. 

Información general de Vietnam

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *