Malmö, una ciudad creativa y progresista

«La entrada a Suecia»

Malmö ​​es una ciudad sueca ubicada en la región de Escania, al sur del país. Se trata de la tercera ciudad más habitada de Suecia, por detrás de Estocolmo y Gotemburgo, y la sexta más poblada en Escandinavia.

Malmö es una de las localidades suecas con más porcentaje de inmigrantes, así como una de las ciudades más jóvenes de Europa. Al situarse solamente a poco más de 40 km de Copenhague y existir el puente Øresund, que une Dinamarca con Suecia, llegar de una a otra es muy fácil y cómodo. Gracias a esto, Malmö recibe muchos turistas dispuestos a pasar un día recorriendo sus calles.

La ciudad ha ganado reputación internacional por ser creativa, progresiva y respetuosa con el medio ambiente. Antiguamente formaba parte de Dinamarca, por lo que se aprecia esta influencia continental en su arquitectura y en su cotidianidad.

¿Qué ver en Malmö?

Un día es suficiente para ver lo más representativo de Malmö. Algunas de sus calles recuerdan un pasado medieval y marinero pero la gran mayoría son calles modernas con comercios. A continuación os enumeramos los puntos que no os podéis perder recorriendo esta ciudad sueca.

Plaza Stortorget 

Es la Plaza Mayor de Malmö desde 1536 y un símbolo histórico de la ciudad. En ella se encuentra la estatua de King Karl X Gustav, quien conquistó la región de Escania a los daneses. Además, hay muchos cafés donde disfrutar de una bebida, especialmente en las terrazas que se abren en verano.

Plaza Stortorget de Malmö

Plaza Lilla Torg

Construida en 1592, es uno de los puntos de partida para recorrer la ciudad. Allí se pueden encontrar infinidad de restaurantes, bares y cafeterías, además de tiendas de diseño, museos y galerías. Las casas tienen aspecto medieval con vigas de madera y colores alegres. 

Plaza Lilla Torg

Museo Malmö Konsthall

Abierto en 1975, es uno de los mayores museos de arte contemporáneo de Europa. Alberga varias colecciones y galerías interesantes. Su entrada es gratuita, así que es una buena oportunidad para conocer el arte contemporáneo local sin tener que pagar.

Museo Malmö Konsthall

Castillo de Malmö

Construido en 1434 por Eric de Pomerania —por aquel entonces rey de Dinamarca—, el Malmöhus es uno de los edificios con más historia de la ciudad. Fue utilizado como cárcel hasta 1828 y en 1937 se reconvirtió en el actual Museo de Historia, donde se pueden contemplar importantes piezas artísticas y arqueológicas, sin olvidar el bello patio interior.

El Castillo se encuentra en Kungsparken, un parque con canales, zona de picnic, un huerto y hasta un molino de madera. Una de las mejores zonas de la ciudad, para relajarse y disfrutar.

Castillo de Malmö

Muy cerca del castillo se encuentra una lonja de pescado llamada Fiskehoddorna. Son casas de madera de colores dónde aprovechan para vender el pescado. Muy bonita.

Puente de Oresund

Este puente de casi 8 km de largo (es uno de los más largos de Europa), une Malmö con Copenhague. En sus 23,5 metros de ancho transcurren vías de tren y carriles de coches, que permiten pasar de Suecia a Dinamarca en 15 minutos en coche (con peaje) o en 25 en tren. Es una excelente oportunidad para visitar Copenhague desde Malmö, o viceversa.

Puente de Oresund

Gamla Kyrkogården

¡Un cementerio que hace las veces de parque público!. Si no estáis acostumbrados, es toda una experiencia ver a familias con niños jugando a pocos metros de un cortejo fúnebre en pleno entierro.

Gamla Kyrkogården

Estación Central de Malmö

Abierta en 1876, es una de las más transitadas de toda Suecia. Aunque no toméis ningún tren desde allí, vale la pena que os acerquéis a contemplarla.

Estación Central de Malmö

La iglesia de San Pedro

Es una de las principales iglesias de la ciudad. Se empezó a construir en 1319. Es de estilo gótico y tiene una torre de 105 m. de alto.

Iglesia de San Pedro

La Turning Torso

La Turning Torso es la famosa torre de Calatrava en Malmö. Aunque el paseo hasta llegar a la torre es un poco feo, ya que se encuentra en medio de plena construcción y edificios residenciales, una vez allí la zona es interesante pues ya está terminada y se ha creado un conjunto de nuevos y modernos edificios con unas pasarelas pegadas al mar.

A toda esta zona se la conoce como European Village, principalmente caracterizada por la arquitectura con toque vanguardista. Casas muy modernas y diferentes. Merece la pena darse un paseo por esta zona, aunque es posible que no encontréis mucho ambiente, pero si veréis canales, barcos y edificios chulos.

También cerca de la Turning Torso está el Barrio de Västra Hammen. Es uno de los barrios más modernos de Malmö. Constituye además una de las zonas más turísticas de la ciudad, con bares, discotecas y tiendas. 

La Turning Torso

Un paseo por Ribersborgsstranden

Ribersborgsstranden es un parque pegado al mar con trozos de playa, senderos, césped…muy agradable. Perfecto para descansar en vuestro recorrido por la ciudad.

Ribersborgsstranden

Transporte en Malmö

Malmö es una ciudad pequeña que se puede recorrer perfectamente andando. Es la mejor manera de conocer los distintos puntos de interés. Como hemos comentado, está perfectamente comunicada por tierra con Copenhague a través del puente Oresund. Se puede ir desde la capital danesa tanto en autobús como en tren. 

El Aeropuerto de Malmö, anteriormente conocido por el nombre de Aeropuerto de Malmö-Sturup, está situado en la localidad de Svedala, aproximadamente a 28 kilómetros al este de Malmö y a 26 kilómetros al sureste de Lund.

Información general de Suecia

Otros post relacionados:

 

 

 

Estocolmo, una de las ciudades cool de Europa

«De isla en isla»

Estocolmo es una de las ciudades más ricas y cool de Europa. Además, ofrece diversidad de actividades para hacer y lugares interesantes que conocer.

Estuvimos allí algunos días en el mes de Julio de 2016. La capital sueca sorprende nada más llegar, entre otras cosas, por su estructura: se alza sobre distintas islas. Son 14, pero su entorno y su archipiélago cuentan con muchas más. Algunos hablan de 24.000, otros de 30.000. Es difícil estimar la cifra exacta.

Estocolmo nos resultó grandiosa y bellísima. Tiene zonas realmente bonitas. Las terrazas de los cafés, las puestas de sol desde distintos puntos y esos preciosos barcos de diferentes tipos amarrados hacen de esta ciudad, sin duda, una de las más hermosas de Europa. Según se recorre, se percibe lo que es: un lugar poderoso, con muy alta calidad de vida y capital de uno de los países más ricos del continente. Desde nuestro punto de vista, una visita obligada para cualquier amante de los viajes. 

¿Qué ver en Estocolmo?

Lo más importante de Estocolmo se ve en 3-4 días. Pero como en todo, la estancia en un lugar siempre depende de cada uno. Lo que más cuesta allí es orientarse…¡hay que pillarle el truquillo!. Como hemos dicho, es una ciudad bastante diferente…e incluso con mapa es complicado no perderse al principio:).  A continuación os comentamos los puntos que no os podéis perder.

Gamla Stan

Gamla Stan es el casco antiguo y el verdadero corazón de Estocolmo, una cuadrícula de calles pavimentadas en piedra, llenas de tiendas y boutiques, de iglesias y edificios históricos de los siglos XVIII y XIX. Uno de los paseos indispensables es por la plaza Stortoget, observando las dos casas más famosas de la ciudad, una roja y otra amarilla. Aquí está también el museo dedicado a los Premios Nobel.

La mejor manera de explorar Gamla Stan es a pie, dejándose llevar. Si sentís hambre, sentaos en una cafetería y tomaos un delicioso café acompañado de un trozo de pastel mientras contempláis la ajetreada vida en esta parte de la ciudad…¡muy recomendable!. Además, si vais en verano como fue nuestro caso, podréis tomar un helado en alguna de las heladerías que hay por toda esta zona del centro. Nosotras estuvimos en la de la calle Vasterlanggatan, 41. Los sabores a fresa, una de las frutas más consumidas en el país, abundan:). Además…¡nos llevamos barquillos gratis!. 

Plaza Stortoget, en Estocolmo
Museo Nobel, en Estocolmo
Tomando un café en Stortoget

El Palacio Real

La residencia del rey de Suecia está situada estratégicamente junto al mar y es uno de los palacios más grandes de Europa. Incluso si no sois especialmente monárquicos y no os apetece pagar la entrada para ver la armería o la sala del tesoro, acercaos y echadle un vistazo desde fuera. Al mediodía tiene lugar el cambio de guardia.

Palacio Real de Estocolmo

El Ayuntamiento de Estocolmo

Situado en la zona de Kungsholmen, se dice que se usaron más de 8 millones de ladrillos rojos para construir este edificio imprescindible de Estocolmo. El Ayuntamiento de la ciudad se inauguró en 1923 y es el lugar donde cada año se entregan los Premios Nobel. Cada 10 de diciembre el Salón Azul alberga el famoso banquete, mientras que el Salón Dorado se viste de gala para celebrar la fiesta de las mentes más brillantes del planeta.

Con vistas al lago Mälaren, el Ayuntamiento de Estocolmo es un lugar para explorar. Las visitas guiadas os llevarán por las habitaciones ricamente decoradas, pero también podréis subir a la torre para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Una visita sin duda obligada. 

Entrada del Ayuntamiento de Estocolmo
Vistas desde la torre del Ayuntamiento

Desde la Isla de los Caballeros, o también llamada Riddarholmen, cuando cae el sol, se obtiene una preciosa panorámica del Ayuntamiento. Además, os recomendamos que os deis una vuelta por este pequeño islote, que se ve rápido. Se accede desde Gamla Stan.

Vista del edificio del Ayuntamiento desde la Isla de los Caballeros durante la puesta de sol

La Ópera de Estocolmo

Cruzando el puente desde el Palacio Real se encuentra el edificio de la Ópera. Tiene capacidad para 1200 personas.

Edificio de la Ópera, en Estocolmo

El Dramaten

El Dramaten o Kungliga Dramatiska Teatern de Estocolmo, es el teatro más importante de Suecia. Fue fundado en 1788. 

El Dramaten de Estocolmo

La isla de Skeppsholmen 

En esta isla se encuentran también algunos puntos de interés, como el Moderna Museet. Este museo alberga exposiciones de algunos de los artistas más importantes de los siglos XX y XXI. Tienen una colección permanente extraordinaria que incluye obras de genios como Picasso, Dalí, Matisse o Duchamp. Dentro del edificio, reformado en 2004, también hay una sección dedicada a la arquitectura, un restaurante panorámico, una cafetería y…¡una tienda en la que querréis comprarlo todo!.

Además, en la isla hay zonas verdes preciosas, fabulosas para darse un paseo y desconectar un poco de las partes más masificadas. 

Panorámicas desde la Isla de Skeppsholmen 

La isla de Djurgarden

Ésta es la que podríamos llamar la isla de los museos. Allí se encuentran dos de los más importantes: el Museo Vasa y el Museo Skansen.

El Museo Vasa es una visita imprescindible en Estocolmo, aunque no os gusten los barcos. La Vasa es la única nave del siglo XVII que se ha conservado y verla en persona es toda una experiencia. Rodeada de un edificio de proporciones gigantescas, el navío se botó el 10 de agosto de 1628 pero debido a las condiciones meteorológicas adversas se hundió a los pocos minutos. Siglos más tarde la nave fue reflotada, restaurada y preparada para que todo el mundo pueda disfrutar de ella. Podréis pasear por entre las tallas de madera que la decoran y dejaros llevar por el pasado. Aunque suele haber bastante cola, merece muchísimo la pena.

La nave dentro del Museo Vasa

Skansen es el museo al aire libre más antiguo del mundo y se fundó en 1891. Ideal para los amantes de los exteriores, si queréis disfrutar de las mejores vistas y conocer la historia de Suecia, deberíais visitarlo. Es un buen lugar para observar animales como osos, lobos y alces (tienen un zoológico) además de casas y granjas originales que han sido traídas desde todas partes de Suecia. Por si fuera poco, organizan eventos tradicionales durante todo el año. Su mercado de Navidad es fabuloso.

Entrada del museo Skansen, en Estocolmo

Además, otro museo que también es muy recomendable es el Museo ABBA. Allí todo está dedicado a los cuatro miembros de uno de los grupos de música suecos más populares del mundo. Podréis ver las botas con plataforma de Benny, algunos de sus trajes y siempre hay eventos y talleres. Animaos y volved a la década de 1970 para bailar como nunca el “Dancing Queen”.

Por último, en la isla de Djurgarden también se encuentra el parque de atracciones de la ciudad.

Parque de atracciones de Estocolmo
Panorámica desde el puente para llegar a la Isla de Djurgarden
Puente para llegar a la Isla de Djurgarden

Nada más cruzar el puente para llegar a Djurgarden, a la derecha se encuentra un restaurante, con una terraza y una especie de embarcadero, desde donde se puede ver una preciosa puesta de sol. 

La isla de Sodërmalm

La isla al sur de Gamla Stan se llama Sodërmalm. La visitamos poco. Es una zona más bohemia, con sitios y pubs para salir y donde sobre todo está la gente joven. Si os sobra tiempo en vuestro viaje podéis pasaros por allí a dar una vuelta…¡es como la zona de marcha!.

Una de las atracciones de esta parte es el Fotografiska, inaugurado en 2010.  Este museo es el lugar perfecto para los amantes de la fotografía contemporánea. El edifico de ladrillo rojo que lo alberga es de 1906 y fue un antiguo almacén industrial. Hoy, en 2.500 metros cuadrados, acoge 4 grandes exposiciones al año y muchos otros eventos. La cafetería, en el segundo piso, ofrece un panorama precioso de la ciudad.

El Palacio de Drottningholm 

El impresionante Palacio de Drottningholm, a las afueras de la ciudad, es la residencia de la familia real, pero también un edificio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1991. Es aconsejable que le dediquéis un día, porque vale la pena visitarlo por dentro y también pasear relajadamente por sus parques, o incluso entrar en el Museo De Vries.

Palacio de Drottningholm, en Estocolmo

Las islas del archipiélago

Un clásico y una manera diferente de experimentar Estocolmo y su entorno es haciendo un tour por sus islas. Dar un paseo en barco hará que os deis cuenta de lo difusos que son los límites entre el agua y la tierra en la capital sueca. Hay tours que os dan un paseo de pocas horas y también excursiones en barco más largas que os descubren lo mejor del archipiélago de Estocolmo y sus casi 30.000 islas. 

Nosotras fuimos a la isla de Vaxholm, una de las más famosas. El barco lo cogimos en el muelle en frente del Gran Hotel. Salen cada media/una hora.

Vaxholm está a unos 35 kilómetros de Estocolmo. Su pequeño pueblo fue fundado en 1647 y es un puerto muy importante desde el siglo XIX.

Se fortificó en el año 1598 por orden del Rey Gustavo I Vasa, para defender a la capital de los barcos que provenían del Este. Por este motivo se edificó el Castillo – Fortaleza que actualmente alberga el Museo de la Defensa Costera.

En Vaxholm, se puede disfrutar de la excelente gastronomía típica de Suecia, con productos ahumados y de muy buena calidad. Además la isla tiene muchas tiendas de regalos, anticuarios y lugares donde comprar artesanía local.

Estuvimos unas 4-5 horas y fueron suficientes. Nos gustó mucho descubrir la vida tranquila de este lugar, donde sus habitantes viven en paz, compartiendo experiencias típicas como comer todos juntos fresas…una de las frutas más famosas del país.

Nuestro barco para ir a Vaxholm
Isla de Vaxholm

Otros planes que hacer en Estocolmo

Estocolmo es una ciudad alternativa y viva que ofrece muchos planes interesantes. ¡A continuación os enumeramos algunos!.

Ir de compras vintage en SoFo

SoFo siempre ha sido sinónimo de vitalidad, cultura, creatividad y moda. En Estocolmo toda esta energía se transforma en la zona sur de Fokungagatan en tiendas de ropa, zapatos y antigüedades. El bohemio barrio de Sodërmalm, al sur de la ciudad, es el lugar ideal para los adictos a las compras. Os van a encantar las calles estrechas llenas de tiendas con encanto de la “Venecia del Norte”. Artesanía, diseño sueco, buenas ofertas… En las estanterías de las tiendas encontraréis todo lo que necesitáis para darle a vuestro look un toque especial.

Terraza del bar Eriks Gondolen, en la plataforma superior del ascensor Katarina, en
Sodërmalm, Estocolmo

Arte en Tunnelbana

Estocolmo tiene una galería de arte muy especial bajo tierra. Se trata de sus estaciones de metro (o Tunnelbana, tal y como lo conocen los locales). A lo largo de 110 kilómetros encontramos algunas de las estaciones más bonitas y artísticas del mundo. Sacad un billete y explorad las líneas del Metro de Estocolmo. Si tenéis poco tiempo, quizás la mejor para empezar es la azul. Hay grafitis, luces de neón, azulejos y hasta una especie de cueva. ¡Imprescindible!

Artipelag

Abierto en 2012, Artipelag es un nuevo complejo completamente dedicado al arte moderno y contemporáneo. A medio camino entre un museo y una especie de reserva natural, está a unos 20 minutos de Estocolmo (es fácil llegar en bus desde el centro). Esta estructura de acero, madera y cristal con vistas a una de las bahías más bellas del archipiélago sueco es un lugar perfecto para pasar un día entre cultura y en contacto con la naturaleza salvaje. Visitar sus salas, cenar en uno de los restaurantes del museo y luego darse un paseo por el parque hasta llegar al mar es sin duda un plan estupendo. Si necesitáis escapar de la capital, éste es el lugar.

Entrada a Artipelag

¿Dónde comer en Estocolmo?

La gastronomía será sin duda otro punto fuerte en vuestro viaje a la capital sueca. ¡Veréis que hay restaurantes super alternativos y algunos en barcos que os llamarán la atención!. La ciudad, en verano, ofrece muchísimo ambiente y encontraréis multitud de sitios estupendos para comer. Aquí os dejamos algunos restaurantes con muy buena crítica. Tuvimos la oportunidad de ir al primero de la lista y nos encantó:

  • Stockholms Gastabud (Österlånggatan 7). Un lugar pequeño y con encanto muy cerca del Palacio Real. Probamos el plato más típico sueco, las albóndigas. ¡Estaban deliciosas!.
  • Bla Dorren (6 Soedermalmstorg).  Sitio pequeño, pero muy bueno. Al entrar hay que hacer una cola, pedir y pagar en la barra. Menu por 105 koronas (10€) con agua del grifo, que tienen allí mismo en la barra y os podéis servir vosotros mismos
  • Slingerbulten (Stora Nygatan 24). Restaurante en una de las callecitas peatonales de Gamla Stan. Tiene su encanto, la cerveza está riquísima
  • Hermitage (11 Stora Nygatan). Bufé muy barato de comida sana. Se puede repetir las veces que se quiera. Está en el centro. Personal muy amable
  • Tutto Bello (4 Tegnerlunden). Sitio muy acogedor (más bonito para cenar), pasta y pizza muy muy buena. De precio está muy bien. Recomendable reservar

Transporte en Estocolmo

Como siempre decimos, os recomendamos visitar la ciudad a pie, conociendo cada rincón. Aunque Estocolmo no es pequeña, el centro si que es asequible para recorrerlo andando. Alguna que otra atracción está algo alejada como hemos comentado, por lo que para ir hasta allí si que tendréis que coger el transporte público. De cualquier manera, la ciudad cuenta con muy buena red: metro, tranvía, autobús, tren de cercanías y barco. También hay taxis acuáticos. Existe la Stockholm Pass para distinto número de días, que viene muy bien si vuestra idea es coger diferentes transportes.

En Estocolmo hay dos aeropuertos internacionales: el de Arlanda, que se encuentra retirado de la capital y el de Bromma, muy cerca del centro (no se realizan vuelos internacionales).

Información general de Suecia

Otros post relacionados:

Cine y Literatura en Suecia

El Cine y la Literatura en Suecia son dos aspectos muy reseñables del país. Ambas artes nos han dejado artistas inolvidables. A continuación comentamos un poco sobre cada una de ellos. 

El cine sueco

Ingmar Bergman: El gran protagonista

Hablando de Cine y Literatura en Suecia, cuando pensamos en el primero y hablamos de cine sueco es inevitable que a nuestra cabeza se venga el nombre de uno de los directores más importantes de todos los tiempos: Ingmar Bergman. Ganador de varios premios Oscar y distintos galardones, el cine de Bergman es considerado un referente del séptimo arte. Si bien no a todo el mundo le gusta, no hay que dudar que sus películas son, cuanto ni menos, impactantes…y desde luego a nadie le dejan indiferente.

Hemos tenido la oportunidad de ver cuatro títulos de su filmografía: «Juegos de verano» (1951), «El séptimo sello» (1957), «Fresas salvajes» (1957) y «El manantial de la doncella» (1959). Por esta última consiguió el Óscar a la mejor película en habla no inglesa.

Ingmar Bergman
Cartel de la película «El manantial de la doncella»

Las películas que hemos visto de Bergman nos gustaron, si bien resulta un cine algo turbador…y muchas veces es un género difícil de apreciar. Sin embargo, está claro que hablamos de un auténtico genio del séptimo arte. 

Actores suecos más famosos

Entre los actores suecos hay muchos que alcanzaron notable fama y es que el país siempre ha sabido ganarse un puesto importante a nivel mundial. Una de las protagonistas en este sentido es sin duda la inolvidable Greta Garbo (1905-1990). Aunque nació en Suecia, pasó la mayor parte de su vida en Estados Unidos. Considerada como uno de los rostros más bellos del séptimo arte, fue una actriz conocida a nivel mundial que nos dejó interpretaciones impresionantes.

Greta Garbo

Otro nombre que no podemos olvidar hablando de cine sueco es Ingrid Bergman (1915-1982). Fue galardonada con 3 premios Oscar, por sus actuaciones en «Gaslight» (1945), «Anastasia» (1957) y «Asesinato en el Oriente Express» (1974). 

Ingrid Bergman

Por último, siguiendo con protagonistas de cine sueco conocidos internacionalmente, también está Max Von Sydow (1929). Fue nominado al Premio Óscar por «Pelle el conquistador» y por «Tan fuerte, tan cerca». Es fundamentalmente reconocido por sus trabajos con Ingmar Bergman. También ha actuado a las órdenes de John Huston, Woody Allen, Martin Scorsese y Sydney Pollack.

Max Von Sydow

La literatura sueca

Siguiendo con Cine y Literatura en Suecia, en cuanto a la segunda se refiere debemos decir que en los países escandinavos, la tasa de criminalidad es inversamente proporcional a la cantidad de autores de novelas negras. Desde esos fríos lugares nos llegan tantas sagas policiacas que parece que echen de menos un poco de sangre en las calles, especialmente en Suecia. Pero en realidad hay más estilos. 

A continuación os incluimos los nombres de algunos autores contemporáneos suecos de renombre internacional.

Henning Mankell (1948-2015)

Este escritor sueco es considerado uno de los promotores de la novela negra en su país. Todo gracias al famoso detective Kurt Wallander, cuyas investigaciones quedan recogidas a lo largo de doce libros. Su famoso protagonista es un tipo oscuro, eficaz en su trabajo, amante del alcohol, que no comprende los tiempos modernos que le avasallan…todo un conjunto de ideas que relacionamos con el género y que vemos cómo se desarrollan en la ciudad de Malmö.

Henning Mankell

Jan Guillou (1944)

La novela histórica también ha formado parte de los éxitos comerciales de Suecia. En este caso podemos destacar la famosa trilogía de las cruzadas de Jan Guillou compuesta por «Del norte a Jerusalén», «El Caballero Templario» y «Regreso al Norte» (además, el extra «Herencia de Arn»). 

Jan Guillou

Jonas Jonasson (1961)

Vender en estos tiempos más de tres millones de libros es digno de mención. Jonasson lo consiguió con la divertida y fresca novela «El abuelo que saltó por la ventana y se largó» (2009) (también tiene una película de regular resultado). Tras esto ha publicado otras dos novelas con un éxito menor pero el hecho de haber destacado con un libro de humor, algo tan alejado de los entornos opresivos de muchos de sus compatriotas, le hace merecer un puesto en la lista de los autores más relevantes.

Jonas Jonasson

Stieg Larsson (1954-2004) 

Quizás sea el más conocido en la actualidad pese a que murió justo antes de que su fama se disparase. «Millenium», su trilogía de novelas policiacas, arrasó en ventas hace pocos años provocando una herencia multimillonaria que ha separado a la familia Larsson. En cualquier caso logró lo que muchos autores sueñan: una buena trama, adaptación al cine y que en los vagones del metro muchos pasajeros luzcan entre sus manos la portada de su libro. Una lástima que nunca se enterase de la fiebre mundial que desató resucitando así la novela negra escandinava.

Stieg Larsson

Astrid Lindgren (1907-2002)

En dos palabras: Pippi Långstrump. La famosa niña pelirroja de las coletas tiene origen en Gotland, Suecia. Poco más hay que decir de este famoso personaje que ha cobrado vida en numerosas ocasiones en series, dibujos y películas. Y es que la literatura sueca no se olvida de los niños. Además de este clásico, Astrid Lindgren tiene en su haber las novelas de «Miguel el Travieso» o «Los Hermanos Corazón de León».

Astrid Lindgren

Liza Marklund (1962)

Aunque ahora reside en Marbella y sus novelas policiacas no pegan tan fuerte como en las dos pasadas décadas es cierto que esta periodista sueca tiene un gran renombre internacional. Sus ocho libros sobre la reportera del crimen Annika Bengtzon le han proporcionado numerosos best sellers y alguna adaptación.

Liza Marklund

Gastronomía sueca

Siendo un país de clima riguroso, es natural que la mayoría de los platos de la gastronomía sueca tengan un carácter contundente. Abunda el pescado (el salmón y el arenque son reyes), así como diferentes tipos de carne de ternera y cerdo. También es notable la presencia de algún que otro animal exótico y salvaje como el reno o el alce. De estos últimos su consumo varía según la región. Es muy popular en Laponia por ejemplo, en el norte de Suecia.

A continuación os contamos cuáles son los platos más representativos de la gastronomía sueca.

Köttbullar

No hay otro plato en Suecia más popular que el köttbullar. En ciudades como Estocolmo se pueden consumir prácticamente en cada esquina. Además de restaurantes, se consigue fácilmente en puestos callejeros y es una de las comidas más económicas. Se trata de las típicas albóndigas suecas de carne picada que se sirven bañadas en salsa y acompañadas de patatas, ensalada y mermelada de lingonberry. Si bien el sabor agridulce es un tanto peculiar al comienzo, la mezcla de la mermelada con las patatas y la carne se convierte en una sabor que engancha.

Köttbullar

Knäckebröd 

El pan sueco está presente prácticamente en todas las comidas. Entre sus bondades tiene la característica de tener una larga duración y poder de conservación. Es un pan de harina de centeno horneado de forma plana y de consistencia rígida. Se utiliza para acompañar las comidas o para comer como snack con mantequilla o mermelada, quesos, fiambres o pescado.

Knäckebröd

Gravad lax

Este aperitivo es muy popular en los países escandinavos. Consiste en una tostada o lonja de pan crujiente con rodajas de salmón curado, pimienta negra, sal, azúcar, eneldo (una de las plantas más usadas en la cocina sueca) y un toque de mostaza. La fermentación del salmón antiguamente se hacía salando el pescado y enterrándose bajo tierra dando origen a la palabra compuesta de este aperitivo: grav (excavar) y lax (salmón). Hoy en día se utilizan métodos de fermentación más modernos.

Gravad lax

Smörgåsbord

Justamente el knäckebröd y el gravad lax son productos indispensables en el Smörgåsbord, uno de los platos de Suecia más conocidos internacionalmente. Realmente no se trata de un plato en sí, sino del ritual de bufé en el que se sirven infinidad de ingredientes en una mesa y los comensales pueden servirse al gusto. Está compuesto básicamente de proteínas, es decir, carnes, salchichas, fiambres y arenques, tanto calientes como fríos y donde no falta el pan, el queso y la mantequilla. Se puede repetir las veces que sea necesario.

Smörgåsbord

Fika

Hablando de rituales gastronómicos, el fika tampoco es un plato en sí sino el momento del día para hacer una pausa en el trabajo, donde se suele consumir un café (otro de los productos más populares en el país) y alguna pieza de bollería dulce o galletas. Se considera una parte esencial de la vida social en Suecia. El término no sólo es válido para las pausas en el ambiente laboral sino que también se utiliza para denominar los encuentros informales con amigos, parejas o familiares.

Fika

Cangrejos de río

La fiesta del cangrejo (Kräftskiva) se celebra tradicionalmente en verano (específicamente en los meses de agosto y septiembre) en medio de un ambiente muy animado e informal. Los comensales, usualmente ataviados con una especie de peto o babero y un sombrero de papel de carácter chistoso, se reúnen alrededor de la mesa servida únicamente con cangrejos frescos de río condimentados con eneldo, aunque de entrada se comienza con una sopa de cangrejo.

Acto seguido se procede a comer el cangrejo con las manos y en el desarrollo de la velada se suelen cantar canciones tradicionales como “Hell and gore” y brindar con snaps (un fuerte licor) al grito de “skål”, que significa salud. Es importante saber que los cangrejos deben consumirse fríos.

Cangrejos de río

Kåldolmar

Entrando en materia de platos más elaborados, el Kåldolmar es una receta campesina en Escandinavia y algunos países de Europa del Este, aunque con ligeras variaciones. Es un preparado de carne picada acompañada de básicamente cualquier alimento que haya sobrado, así que puede variar entre huevo, cebolla y algún grano como el arroz o cebada, ya que tradicionalmente se preparaba con lo que había sobrado de comidas anteriores. En la actualidad se prepara con ingredientes frescos y posteriormente el guiso se envuelve en hojas de repollo cocidas y se bañan en salsa. En Suecia van acompañadas de mermelada desde luego.

Kåldolmar

Pyttipanna

Es un plato muy popular en Suecia dada su fácil preparación y por el hecho que en la antigüedad también se hacía con sobras de otras comidas. Es una especie de estofado que lleva carne o salchichas (aunque también existe una variante vegetariana), patata, cebolla, zanahoria y guisantes. Ya en el plato, se acompaña de remolacha y huevo frito y está listo para consumir y poder combatir el frío invierno sueco.

Pyttipanna

Algrytta

Este plato consiste en un estofado de alce con zanahorias, cebollas pequeñas, bayas de enebro, setas, concentrado de carne de alce para la salsa, perejil, harina y mantequilla.

Un plato diseñado para abastecer al cuerpo de suficientes calorías durante los meses de invierno, en entornos de mucha naturaleza como es el caso de Laponia, al norte de Suecia. El alce o el reno se cocinan en una gran sartén al fuego y se sirven con mermelada y patatas. En ocasiones, es común que se utilicen platos y cubiertos de madera que posteriormente se tiran al fuego para ser utilizados como leña.

Algrytta

Chokladboll

No podemos dejar de mencionar al menos algún postre de los muchos que componen la gastronomía sueca. Aunque el Chokladboll no es el más elaborado o sofisticado, si es uno de los más típicos. Esta “bola de chocolate” es una de las usuales protagonistas en cualquier fika que se precie y aunque lleve este nombre en realidad el ingrediente para prepararla es el cacao, junto a azúcar, mantequilla y café. Por fuera, se rocía con ralladura de coco y se refrigeran para consumir siempre con un delicioso y robusto café sueco.

Chockladboll

Suecia, el país de la innovación

Suecia es uno de los países nórdicos en Europa. Con un estilo de vida parecido a sus vecinos Noruega y Finlandia, ofrece sitios preciosos que conocer.

Parajes naturales, majestuosas ciudades y un sistema organizativo que hace morir de envidia al resto del continente: así podríamos definir a esta nación. Palacios, museos y un rico legado histórico hacen de este país nórdico uno de los más interesantes.

¿Qué conocemos de Suecia?

Solo hemos estado una vez en Suecia. Tuvimos la oportunidad de visitar Estocolmo, su capital, y la ciudad de Malmö, en el sur.

¿Cuándo viajar a Suecia?

El clima en Suecia es más suave de lo que debería ser (en cuanto a su latitud se refiere). La Corriente del Golfo tiene un efecto de calentamiento y, Noruega y Suecia, escudos de la peor de las condiciones meteorológicas.

El sur tiene un clima cálido, templado, aunque el tiempo en el suroeste del país, desde Gotemburgo a Malmö, se ve influenciado por el océano. En la costa este, el Mar Báltico a menudo se congela en invierno y es mucho más frío. En el norte, el clima es sub-ártico.

En Suecia los días son muy largos en verano y muy cortos en invierno. El mejor momento para ir es entre junio y agosto. La primavera y el otoño también pueden ser agradables. Al norte del Círculo Polar Ártico hay 24 horas de sol en verano y 24 horas del crepúsculo en pleno invierno.

Sin duda el invierno (noviembre a marzo, con la excepción de la Navidad, que puede ser bonita allí) es la peor época para visitar el país.

¿Es necesario Visado?

Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado, ni pasaporte, por lo que podéis viajar solo con el DNI.

¿Qué moneda hay?

La moneda de Suecia es la Corona Sueca  o Krona (SEK).  En las tiendas encontraréis la denominación KR o SKR. SEK se utiliza en los bancos y para intercambios internacionales.

Aunque Suecia ingresó en la Unión Europea en 1995, en el año 2003 se realizó un referéndum por el cuál la población se negó a adoptar el euro, ya que confían más en su propio sistema económico. 1 Krona equivale a 0.1032 €.

Franja Horaria

El huso horario es el mismo que en España.

Idioma

Aunque muchos habitantes hablan inglés fluidamente, el sueco es el idioma oficial de este país. Es una lengua germánica del norte de Europa, hablada por entre 9 y 14 millones de personas. La mayoría de sus hablantes vive en Suecia, en Finlandia y en las Islas Åland (autónomas). El sueco es una lengua nórdica, al igual que el danés, el noruego, el islandés y el feroés.

Curiosidades

Aquí van algunas curiosidades sobre Suecia:

  • Es el país nórdico con mayor población, con unos 9’5 millones de personas. Además, es el quinto país más extenso de Europa con una superficie de unos 450.000 km² aproximadamente
  • Está localizado al norte de Europa en la península escandinava.
  • En Estocolmo, su capital, se encuentra un enorme archipiélago formado por más de 20.000 islas
  • Está considerado como uno de los países que más recicla
  • Cuenta con uno de los mejores y más innovadores sistemas educativos del mundo. Es más, el 87% de la población adulta ha completado la educación secundaria
  • En los campus universitarios podréis encontrar hasta unas 80 nacionalidades distintas
  • Suecia se encuentra conectada con Dinamarca por medio del puente Øresund. Las ciudades comunicadas son Malmö y Copenhague
  • La comida sueca por excelencia son las albóndigas, que en sueco se conocen como köttbullar
  • Es el país que ha dado al mundo grupos musicales como ABBA, Europe, Roxette y The Cardigans. Además de empresas importantes como Ikea, H&M, Volvo…
  • Son pioneros en reducir la jornada laboral y los resultados son unos empleados más productivos y menos bajas laborales. La tasa de desempleo está en torno al 7%
  • Ocupa el 2º puesto en el ranking mundial de innovación e inversión en I+D
  • El estilo de enseñanza sueco promueve la colaboración entre el alumnado, el aprendizaje basado en casos prácticos, la investigación, el rigor analítico y la defensa de proyectos, trabajos y teorías

Información adicional

Gastronomía sueca

Referencias literarias y cinéfilas en Suecia