Estocolmo, una de las ciudades cool de Europa

«De isla en isla»

Estocolmo es una de las ciudades más ricas y cool de Europa. Además, ofrece diversidad de actividades para hacer y lugares interesantes que conocer.

Estuvimos allí algunos días en el mes de Julio de 2016. La capital sueca sorprende nada más llegar, entre otras cosas, por su estructura: se alza sobre distintas islas. Son 14, pero su entorno y su archipiélago cuentan con muchas más. Algunos hablan de 24.000, otros de 30.000. Es difícil estimar la cifra exacta.

Estocolmo nos resultó grandiosa y bellísima. Tiene zonas realmente bonitas. Las terrazas de los cafés, las puestas de sol desde distintos puntos y esos preciosos barcos de diferentes tipos amarrados hacen de esta ciudad, sin duda, una de las más hermosas de Europa. Según se recorre, se percibe lo que es: un lugar poderoso, con muy alta calidad de vida y capital de uno de los países más ricos del continente. Desde nuestro punto de vista, una visita obligada para cualquier amante de los viajes. 

¿Qué ver en Estocolmo?

Lo más importante de Estocolmo se ve en 3-4 días. Pero como en todo, la estancia en un lugar siempre depende de cada uno. Lo que más cuesta allí es orientarse…¡hay que pillarle el truquillo!. Como hemos dicho, es una ciudad bastante diferente…e incluso con mapa es complicado no perderse al principio:).  A continuación os comentamos los puntos que no os podéis perder.

Gamla Stan

Gamla Stan es el casco antiguo y el verdadero corazón de Estocolmo, una cuadrícula de calles pavimentadas en piedra, llenas de tiendas y boutiques, de iglesias y edificios históricos de los siglos XVIII y XIX. Uno de los paseos indispensables es por la plaza Stortoget, observando las dos casas más famosas de la ciudad, una roja y otra amarilla. Aquí está también el museo dedicado a los Premios Nobel.

La mejor manera de explorar Gamla Stan es a pie, dejándose llevar. Si sentís hambre, sentaos en una cafetería y tomaos un delicioso café acompañado de un trozo de pastel mientras contempláis la ajetreada vida en esta parte de la ciudad…¡muy recomendable!. Además, si vais en verano como fue nuestro caso, podréis tomar un helado en alguna de las heladerías que hay por toda esta zona del centro. Nosotras estuvimos en la de la calle Vasterlanggatan, 41. Los sabores a fresa, una de las frutas más consumidas en el país, abundan:). Además…¡nos llevamos barquillos gratis!. 

Plaza Stortoget, en Estocolmo
Museo Nobel, en Estocolmo
Tomando un café en Stortoget

El Palacio Real

La residencia del rey de Suecia está situada estratégicamente junto al mar y es uno de los palacios más grandes de Europa. Incluso si no sois especialmente monárquicos y no os apetece pagar la entrada para ver la armería o la sala del tesoro, acercaos y echadle un vistazo desde fuera. Al mediodía tiene lugar el cambio de guardia.

Palacio Real de Estocolmo

El Ayuntamiento de Estocolmo

Situado en la zona de Kungsholmen, se dice que se usaron más de 8 millones de ladrillos rojos para construir este edificio imprescindible de Estocolmo. El Ayuntamiento de la ciudad se inauguró en 1923 y es el lugar donde cada año se entregan los Premios Nobel. Cada 10 de diciembre el Salón Azul alberga el famoso banquete, mientras que el Salón Dorado se viste de gala para celebrar la fiesta de las mentes más brillantes del planeta.

Con vistas al lago Mälaren, el Ayuntamiento de Estocolmo es un lugar para explorar. Las visitas guiadas os llevarán por las habitaciones ricamente decoradas, pero también podréis subir a la torre para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Una visita sin duda obligada. 

Entrada del Ayuntamiento de Estocolmo
Vistas desde la torre del Ayuntamiento

Desde la Isla de los Caballeros, o también llamada Riddarholmen, cuando cae el sol, se obtiene una preciosa panorámica del Ayuntamiento. Además, os recomendamos que os deis una vuelta por este pequeño islote, que se ve rápido. Se accede desde Gamla Stan.

Vista del edificio del Ayuntamiento desde la Isla de los Caballeros durante la puesta de sol

La Ópera de Estocolmo

Cruzando el puente desde el Palacio Real se encuentra el edificio de la Ópera. Tiene capacidad para 1200 personas.

Edificio de la Ópera, en Estocolmo

El Dramaten

El Dramaten o Kungliga Dramatiska Teatern de Estocolmo, es el teatro más importante de Suecia. Fue fundado en 1788. 

El Dramaten de Estocolmo

La isla de Skeppsholmen 

En esta isla se encuentran también algunos puntos de interés, como el Moderna Museet. Este museo alberga exposiciones de algunos de los artistas más importantes de los siglos XX y XXI. Tienen una colección permanente extraordinaria que incluye obras de genios como Picasso, Dalí, Matisse o Duchamp. Dentro del edificio, reformado en 2004, también hay una sección dedicada a la arquitectura, un restaurante panorámico, una cafetería y…¡una tienda en la que querréis comprarlo todo!.

Además, en la isla hay zonas verdes preciosas, fabulosas para darse un paseo y desconectar un poco de las partes más masificadas. 

Panorámicas desde la Isla de Skeppsholmen 

La isla de Djurgarden

Ésta es la que podríamos llamar la isla de los museos. Allí se encuentran dos de los más importantes: el Museo Vasa y el Museo Skansen.

El Museo Vasa es una visita imprescindible en Estocolmo, aunque no os gusten los barcos. La Vasa es la única nave del siglo XVII que se ha conservado y verla en persona es toda una experiencia. Rodeada de un edificio de proporciones gigantescas, el navío se botó el 10 de agosto de 1628 pero debido a las condiciones meteorológicas adversas se hundió a los pocos minutos. Siglos más tarde la nave fue reflotada, restaurada y preparada para que todo el mundo pueda disfrutar de ella. Podréis pasear por entre las tallas de madera que la decoran y dejaros llevar por el pasado. Aunque suele haber bastante cola, merece muchísimo la pena.

La nave dentro del Museo Vasa

Skansen es el museo al aire libre más antiguo del mundo y se fundó en 1891. Ideal para los amantes de los exteriores, si queréis disfrutar de las mejores vistas y conocer la historia de Suecia, deberíais visitarlo. Es un buen lugar para observar animales como osos, lobos y alces (tienen un zoológico) además de casas y granjas originales que han sido traídas desde todas partes de Suecia. Por si fuera poco, organizan eventos tradicionales durante todo el año. Su mercado de Navidad es fabuloso.

Entrada del museo Skansen, en Estocolmo

Además, otro museo que también es muy recomendable es el Museo ABBA. Allí todo está dedicado a los cuatro miembros de uno de los grupos de música suecos más populares del mundo. Podréis ver las botas con plataforma de Benny, algunos de sus trajes y siempre hay eventos y talleres. Animaos y volved a la década de 1970 para bailar como nunca el “Dancing Queen”.

Por último, en la isla de Djurgarden también se encuentra el parque de atracciones de la ciudad.

Parque de atracciones de Estocolmo
Panorámica desde el puente para llegar a la Isla de Djurgarden
Puente para llegar a la Isla de Djurgarden

Nada más cruzar el puente para llegar a Djurgarden, a la derecha se encuentra un restaurante, con una terraza y una especie de embarcadero, desde donde se puede ver una preciosa puesta de sol. 

La isla de Sodërmalm

La isla al sur de Gamla Stan se llama Sodërmalm. La visitamos poco. Es una zona más bohemia, con sitios y pubs para salir y donde sobre todo está la gente joven. Si os sobra tiempo en vuestro viaje podéis pasaros por allí a dar una vuelta…¡es como la zona de marcha!.

Una de las atracciones de esta parte es el Fotografiska, inaugurado en 2010.  Este museo es el lugar perfecto para los amantes de la fotografía contemporánea. El edifico de ladrillo rojo que lo alberga es de 1906 y fue un antiguo almacén industrial. Hoy, en 2.500 metros cuadrados, acoge 4 grandes exposiciones al año y muchos otros eventos. La cafetería, en el segundo piso, ofrece un panorama precioso de la ciudad.

El Palacio de Drottningholm 

El impresionante Palacio de Drottningholm, a las afueras de la ciudad, es la residencia de la familia real, pero también un edificio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1991. Es aconsejable que le dediquéis un día, porque vale la pena visitarlo por dentro y también pasear relajadamente por sus parques, o incluso entrar en el Museo De Vries.

Palacio de Drottningholm, en Estocolmo

Las islas del archipiélago

Un clásico y una manera diferente de experimentar Estocolmo y su entorno es haciendo un tour por sus islas. Dar un paseo en barco hará que os deis cuenta de lo difusos que son los límites entre el agua y la tierra en la capital sueca. Hay tours que os dan un paseo de pocas horas y también excursiones en barco más largas que os descubren lo mejor del archipiélago de Estocolmo y sus casi 30.000 islas. 

Nosotras fuimos a la isla de Vaxholm, una de las más famosas. El barco lo cogimos en el muelle en frente del Gran Hotel. Salen cada media/una hora.

Vaxholm está a unos 35 kilómetros de Estocolmo. Su pequeño pueblo fue fundado en 1647 y es un puerto muy importante desde el siglo XIX.

Se fortificó en el año 1598 por orden del Rey Gustavo I Vasa, para defender a la capital de los barcos que provenían del Este. Por este motivo se edificó el Castillo – Fortaleza que actualmente alberga el Museo de la Defensa Costera.

En Vaxholm, se puede disfrutar de la excelente gastronomía típica de Suecia, con productos ahumados y de muy buena calidad. Además la isla tiene muchas tiendas de regalos, anticuarios y lugares donde comprar artesanía local.

Estuvimos unas 4-5 horas y fueron suficientes. Nos gustó mucho descubrir la vida tranquila de este lugar, donde sus habitantes viven en paz, compartiendo experiencias típicas como comer todos juntos fresas…una de las frutas más famosas del país.

Nuestro barco para ir a Vaxholm
Isla de Vaxholm

Otros planes que hacer en Estocolmo

Estocolmo es una ciudad alternativa y viva que ofrece muchos planes interesantes. ¡A continuación os enumeramos algunos!.

Ir de compras vintage en SoFo

SoFo siempre ha sido sinónimo de vitalidad, cultura, creatividad y moda. En Estocolmo toda esta energía se transforma en la zona sur de Fokungagatan en tiendas de ropa, zapatos y antigüedades. El bohemio barrio de Sodërmalm, al sur de la ciudad, es el lugar ideal para los adictos a las compras. Os van a encantar las calles estrechas llenas de tiendas con encanto de la “Venecia del Norte”. Artesanía, diseño sueco, buenas ofertas… En las estanterías de las tiendas encontraréis todo lo que necesitáis para darle a vuestro look un toque especial.

Terraza del bar Eriks Gondolen, en la plataforma superior del ascensor Katarina, en
Sodërmalm, Estocolmo

Arte en Tunnelbana

Estocolmo tiene una galería de arte muy especial bajo tierra. Se trata de sus estaciones de metro (o Tunnelbana, tal y como lo conocen los locales). A lo largo de 110 kilómetros encontramos algunas de las estaciones más bonitas y artísticas del mundo. Sacad un billete y explorad las líneas del Metro de Estocolmo. Si tenéis poco tiempo, quizás la mejor para empezar es la azul. Hay grafitis, luces de neón, azulejos y hasta una especie de cueva. ¡Imprescindible!

Artipelag

Abierto en 2012, Artipelag es un nuevo complejo completamente dedicado al arte moderno y contemporáneo. A medio camino entre un museo y una especie de reserva natural, está a unos 20 minutos de Estocolmo (es fácil llegar en bus desde el centro). Esta estructura de acero, madera y cristal con vistas a una de las bahías más bellas del archipiélago sueco es un lugar perfecto para pasar un día entre cultura y en contacto con la naturaleza salvaje. Visitar sus salas, cenar en uno de los restaurantes del museo y luego darse un paseo por el parque hasta llegar al mar es sin duda un plan estupendo. Si necesitáis escapar de la capital, éste es el lugar.

Entrada a Artipelag

¿Dónde comer en Estocolmo?

La gastronomía será sin duda otro punto fuerte en vuestro viaje a la capital sueca. ¡Veréis que hay restaurantes super alternativos y algunos en barcos que os llamarán la atención!. La ciudad, en verano, ofrece muchísimo ambiente y encontraréis multitud de sitios estupendos para comer. Aquí os dejamos algunos restaurantes con muy buena crítica. Tuvimos la oportunidad de ir al primero de la lista y nos encantó:

  • Stockholms Gastabud (Österlånggatan 7). Un lugar pequeño y con encanto muy cerca del Palacio Real. Probamos el plato más típico sueco, las albóndigas. ¡Estaban deliciosas!.
  • Bla Dorren (6 Soedermalmstorg).  Sitio pequeño, pero muy bueno. Al entrar hay que hacer una cola, pedir y pagar en la barra. Menu por 105 koronas (10€) con agua del grifo, que tienen allí mismo en la barra y os podéis servir vosotros mismos
  • Slingerbulten (Stora Nygatan 24). Restaurante en una de las callecitas peatonales de Gamla Stan. Tiene su encanto, la cerveza está riquísima
  • Hermitage (11 Stora Nygatan). Bufé muy barato de comida sana. Se puede repetir las veces que se quiera. Está en el centro. Personal muy amable
  • Tutto Bello (4 Tegnerlunden). Sitio muy acogedor (más bonito para cenar), pasta y pizza muy muy buena. De precio está muy bien. Recomendable reservar

Transporte

Como siempre decimos, os recomendamos visitar la ciudad a pie, conociendo cada rincón. Aunque Estocolmo no es pequeña, el centro si que es asequible para recorrerlo andando. Alguna que otra atracción está algo alejada como hemos comentado, por lo que para ir hasta allí si que tendréis que coger el transporte público. De cualquier manera, la ciudad cuenta con muy buena red: metro, tranvía, autobús, tren de cercanías y barco. También hay taxis acuáticos. Existe la Stockholm Pass para distinto número de días, que viene muy bien si vuestra idea es coger diferentes transportes.

En Estocolmo hay dos aeropuertos internacionales: el de Arlanda, que se encuentra retirado de la capital y el de Bromma, muy cerca del centro (no se realizan vuelos internacionales).

Información general de Suecia

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *