Polonia, un país emergente

Polonia es, sin duda, uno de los países que más sufrió en la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. Es inevitable recordar la cruda historia vivida en el siglo XX cuando visitamos lugares como éste. Hoy en día quedan muchos recuerdos de todo aquello.

Actualmente es un país emergente. Su economía es de las más florecientes de la Unión Europea. Turísticamente hablando encabeza también la lista de los más visitados en el viejo continente, ofreciendo rincones muy interesantes y variados: desde ciudades y pueblos preciosos, hasta castillos impactantes, pasando como no, por parajes naturales y bosques que os encantarán.

Cracovia es una de las ciudades principales y muy hermosa. Nosotras es la que conocemos, así como algunas partes en sus alrededores. Os incluimos a continuación alguna información útil y de interés para viajar a este agradable país.

¿Cuándo viajar a Polonia?

La mejor época para visitar Polonia es entre mayo y octubre. Julio y agosto son los meses con más gente, así que son mejores mayo y junio, o septiembre y octubre. En esta época el tiempo será bastante bueno.

El país es estupendo para practicar senderismo. Pero, si vais a la montaña, tened cuidado porque durante todo el año llueve con regularidad.

En ciudades como Cracovia los inviernos son fríos y los veranos bastante templados, no llegando a ser extremadamente calurosos. La mejor opción para visitar lugares como éste es en primavera o en otoño. Las temperaturas son algo más suaves que durante el invierno y evitaréis el turismo masificado de los meses de verano.

¿Es necesario Visado?

No es necesario visado para ir a Polonia, por lo que podréis viajar solamente con el DNI.

¿Qué moneda hay?

La moneda oficial de Polonia es el złoty (en español esloti), cuyo símbolo es PLN.  1 zloty equivale a 0.23 Euros aproximadamente.

Franja Horaria

La hora oficial de Polonia es la misma que en España Peninsular.

Idioma

El idioma oficial de Polonia es el polaco. No obstante mucha gente cuenta con muy buen nivel de inglés. Si lo habláis por lo general podréis comunicaros fácilmente durante vuestra visita.

Curiosidades

Aquí os dejamos algunas curiosidades sobre este país.

Sobre Cracovia

Algunas curiosidades sobre Cracovia son las siguientes:

  • La Plaza del Mercado llegó a llamarse Adolf Hitler Platz durante la ocupación de Polonia por la Alemania nazi
  • La torre del Ayuntamiento está inclinada 55 cm a causa de una fortísima tormenta en 1703
  • Las calles de la ciudad encierran muchas curiosidades. Hay desde caras esculpidas en las fachadas de las viviendas de antiguas celebridades hasta pequeñas figuras en las esquinas
  • Cracovia fue la capital del país desde 1038. También fue el lugar de coronación de los reyes polacos. Posteriormente, en 1596, Varsovia se convirtió en la capital
  • Las torres de la Basilica de Santa María son de distinta altura. Fueron encargadas a dos arquitectos distintos que eran hermanos. La leyenda dice que cuando uno se dio cuenta que la torre de su hermano era más alta, lo asesinó con un cuchillo. Después se suicidó arrojándose al vacío
  • La ciudad es conocida por su Dragón. Lo encontraréis en la orilla del río Wisla echando llamas cada par de minutos. Con él está relacionada la más conocida entre las leyendas cracovianas
  • En Cracovia se rodó la conocida película «La lista de Schindler» de Spielberg. En el barrio de Kazimierz, se encuentran algunos de los escenarios de sus más famosas escenas

Sobre Polonia

Aquí van otras sobre el país:

  • Los polacos son los ciudadanos de la UE que se casan más jóvenes (24 años para las mujeres y 26,5 años para los hombres)
  • La montaña más alta de Australia, el monte Kosciuszko, lleva el nombre del general polaco Tadeusz Kosciuszko (1746-1817) 
  • Polonia aprobó su primera constitución el 3 de mayo de 1791. Fue la primera de este tipo en Europa y la segunda del mundo después de la de los Estados Unidos
  • Maria Salomea Skłodowska-Curie, mejor conocida como Marie Curie (1867-1934), fue la primera y única Premio Nobel en dos ciencias diferentes
  • En Polonia, los baños públicos suelen estar señalizados con un círculo para las mujeres y un triángulo para los hombres
  • Si se compra un ramo de flores en este país, el número de flores siempre debe ser impar. Los pares son para los funerales
  • Además de los cumpleaños, los polacos celebran el día del nombre (“imieniny”)
  • Dos de las minas de trabajo más antiguas del mundo se encuentran en Polonia
  • El astrónomo Nicolás Copérnico (1473-1543), polaco, fue el primero en proponer que la Tierra no era el centro del universo

Información adicional

Gastronomía polaca

Referencias literarias y cinéfilas en Polonia

Minas de sal de Wieliczka

«Una de las principales atracciones de Cracovia»

Las minas de sal de Wieliczka son una de las principales atracciones de Cracovia. Resultan muy interesantes, por lo que os las recomendamos sin lugar a dudas. Probablemente sea una de las visitas que más os llame la atención.

Wieliczka forma parte de las minas de sal más antiguas del mundo. Han sido explotadas sin interrupción desde el siglo XIII hasta el día de hoy.

Las minas, conocidas con el sobrenombre de «la catedral subterránea de la sal de Polonia”, cuentan con una profundidad de 327 metros. Con una longitud de más de 300 kilómetros de laberínticas galerías, en ellas se encuentran cámaras y capillas con hermosas figuras esculpidas que ilustran la historia de la minería de la sal.

Minas de sal de Wieliczka

La ruta turística descubre la interesante historia de la mina. Permite el recorrido a través de 3,5 kilómetros de galerías. A lo largo de ellas se ven 22 cámaras con lagos subterráneos, antiguas herramientas y diferentes esculturas realizadas por los mineros con bloques de sal.

El momento más sorprendente del recorrido llega con la visita a la Capilla de St. Kinga. Es una impresionante sala de 54 metros de longitud. Cuenta con una exquisita decoración realizada sencillamente a base de sal.

¿Cómo llegar?

Situadas a 15 km al sureste de Cracovia, tenéis varias opciones para visitar las minas de sal. Son las siguientes.

  • Contratar un tour organizado: Es la forma más cómoda y que por tanto os recomendamos.  El precio es similar al de ir por libre. Podréis contratar el tour desde distintos puntos de la ciudad. Incluye transporte, guía de habla española y entrada
  • Autobús: La parada se encuentra junto a la Galería Krakowska y la línea que debéis tomar es la 304. El autobús es económico pero va realizando muchas paradas
  • Tren: Los trenes parten de la estación central de Cracovia

Campo de concentración de Auschwitz

«La visita más dura»

La visita a Auschwitz es una cosa que todo el mundo duda si hacer cuando se encuentra en Cracovia. También fue nuestro caso. Sin embargo, tras haber estado allí, desde nuestro punto de vista creemos que es imprescindible para conocer una de las partes más trágicas e importantes de la historia del siglo XX.

Actualmente es posible visitar dos campos: Auschwitz I, el campo de concentración original y Auschwitz II (Birkenau), construido posteriormente como campo de exterminio.

Entrada el Campo de Auschwitz I, con la inscripción «El trabajo os hará libres»

Las instalaciones de los campos se conservan en excelentes condiciones. Se pueden conocer los antiguos barracones, las cámaras de gas o los hornos crematorios. Además también se puede ver una parte de la inmensa colección de los objetos que fueron robados a los prisioneros antes de asesinarlos.

La visita a ambos campos resulta sobrecogedora. Birkenau es mucho menos turístico. Allí se pueden percibir quizás en mayor medida la crudeza y el horror de los hechos ocurridos.

Tras la visita, a nivel personal os podemos decir que muchas ideas y reflexiones se te pasan por la cabeza. Es incompresible cómo la crueldad humana puede llegar a esos niveles difícilmente imaginables.

¿Cómo llegar?

Para visitar Auschwitz, localizado a 70 km de Cracovia, hay varias opciones. Son las siguientes.

  • Contratar un tour organizado: Es la forma más cómoda y que por tanto os recomendamos. Tiene un precio similar al de ir por libre. Bastante económico, podréis reservar el tour en distintos puntos de la ciudad. Incluye transporte, guía de habla española y entrada a ambos campos
  • Autobús: Desde la estación central de Cracovia parten diversos autobuses y minibuses que llevan hasta el campo
  • Tren: Es posible ir en tren hasta la cercana estación de Oświęcim. Una vez allí tendréis que tomar un taxi o el autobús local

Cine y Literatura en Polonia

El cine y la literatura en Polonia han tenido gran repercusión en los últimos años a nivel mundial, dejándonos films inolvidables y grandes obras. Repasamos a continuación un poco sobre estos aspectos.

El cine polaco

El cine polaco ha logrado bastante protagonismo aportando grandes cintas y ganándose claramente un hueco entre los más reconocidos en las últimas décadas. En consecuencia, las películas polacas cada vez se estrenan en más países.

Éxitos recientes

Entre las películas recientes debemos destacar «Ida» (2013, Pawel Pawlikowski). Ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en ese año. Relata la vida de una novicia a punto de asumir sus votos. La protagonista intenta buscar sus raíces.

Cartel de la película «Ida»

Además, en 2018  Pawlikowski repitió éxito con «Zimna wojna» («Cold War»), otra obra maestra ambientada en la Guerra Fría. Con esta cinta ganó el premio al mejor director en Cannes, además de otros galardones.

La Segunda Guerra Mundial como escenario

La profunda y marcada historia de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial la han llevado a ser escenario de muchas películas. Por lo general, la mayoría tienen una temática dura.

Entra las más famosas no podemos dejar de nombrar la excepcional «La lista de Schindler» (1993, Steven Spielberg). Ganó 7 premios Oscar y 3 Globos de Oro. El rodaje arrancó el 1 de marzo de 1993 en Cracovia. El equipo rodó en los puntos en los que sucedieron los hechos reales o muy cerca de éstos. Solo algunos lugares tuvieron que ser recreados. Es realmente impresionante poder observar sitios donde se rodaron escenas mientras se visita la ciudad. Muchos de ellos están en el barrio judío de Kazimierz.

Cartel de la película «La lista de Schindler», 1993

Grandes cineastas

Entre los cineastas polacos más relevantes de todos los tiempos, podemos nombrar varios. Sin lugar a dudas merece especial mención Andrzej Wajda (1926-2016). Es uno de los más destacados de la Escuela Polaca de Cine. En los premios Oscar del año 2000, Wajda fue galardonado con el Óscar Honorífico.

Otro cineasta polaco que se nos viene a la cabeza es el afamado director Roman Polanski (1933). Aunque nació en Francia, sus padres eran polacos y ha pasado parte de su vida en Polonia. Posee la doble nacionalidad, francesa y polaca. Cuenta entre su filmografía con grandes éxitos. Entre ellos debemos recordar «Rosemary’s Baby» («La semilla del diablo», 1968), «Chinatown» (1974), «Bitter Moon» («Lunas de hiel», 1992) y la aclamada «The Pianist» («El pianista», 2001). Por ésta última consiguió el Oscar al mejor director. La película obtuvo bastantes premios.

Cartel de la aclamada película «El Pianista», de Roman Polanski

Además, otro guionista polaco de renombre internacional fue Krzysztof Kieslowski (1941-1996). Es uno de los cineastas europeos más destacados. Su obra  retrata la Polonia y la Europa de la segunda mitad del siglo XX. Lo hace a través del documental y la ficción. La trilogía «Tres Colores» («Azul», «Blanco», «Rojo»), reflexiona sobre los ideales revolucionarios franceses. Obtuvo gran reconocimiento por crítica y público. 

La literatura polaca

La literatura polaca es considerada una de las más importantes de las literaturas eslavas. Por tanto algunos autores son actualmente conocidos a nivel mundial. En general muchas veces se sigue retratando la cruda historia vivida en el país.

Gastronomía polaca

La gastronomía polaca se caracteriza por guisos bastante contundentes y sustanciosos. Contienen una gran variedad de ingredientes entre los que no pueden faltar la carne, la pasta y las especias.

Las comidas típicas en la gastronomía polaca se componen de diferentes platos. Entre ellos se suelen incluir una sopa, un aperitivo, un plato principal generalmente compuesto por carne y un postre dulce.

Platos típicos de Polonia

Es muy común que la sopa sea servida sobre un recipiente de pan.

Sopa en recipiente de pan, típica de Polonia

A continuación enumeramos y describimos algunos de los platos típicos.

Platos típicos polacos

Obwarzanek

Son rosquillas de pan preparadas según la receta tradicional.

Zurek

Es una sopa elaborada a base de harina de centeno y carne. Muy común.

Zupa pomidorowa

Otra sopa de tomate con verduras y pasta o arroz. Muy típica.

Pierogi z mięsem

Son empanadillas de carne. ¡Deliciosas!.

Pierogi z mięsem típicas polacas

Pierogi ruskie

Otro tipo de empanadillas, en concreto de queso y patata.

Paprykarz

Es una especie de paté preparado a base de pasta de pescado, arroz, cebolla, concentrado de tomate y una mezcla de especias que le aportan un sabor fuerte.

Oscypek

Es queso ahumado elaborado a base de leche de oveja de las montañas de Tatra.

Bundz

Es queso de oveja producido en Podhale.

Goulash

Es el plato estrella de toda la zona del antiguo imperio Astro-húngaro. Por tanto, lo encontraréis en todos los restaurantes.

Es un estofado preparado a base de carne de cerdo, cebolla y pimentón que suele acompañarse con ensalada de patata. Hay gran variedad, así que lo podréis ver en diferentes modalidades.

Kotlet schabowy z ziemniakami i kapustą

Son chuletas de cerdo rebozadas servidas con col frita y patatas.

Schab ze sliwkami

Es lomo con ciruelas.

Schab ze sliwkami típico polaco

Bigos

Es un plato tradicional preparado con col agria y varios tipos de carne, embutidos, setas secas y ciruelas secas

Los postres

Entre los postres, también hay gran variedad. Destacamos los siguientes.

Sernik krakowski

Es una tarta de queso típica de Cracovia.

Torcik piszyngier

Es un postre elaborado a base de barquillos de chocolate con un poco de licor.

Papieska kremowka

Es un pastel de hojaldre relleno de crema conocido como «pastel de crema papal» en honor a Juan Pablo II, quien dijo que durante la niñez le encantaba. Por lo general lo encontraréis en muchos restaurantes.

Papieska kremowka típico polaco

Kompot

Es zumo de frutas de elaboración casera.

Los bares de leche

Además, son muy comunes los «bares de leche» («bar mleczny»). Son establecimientos típicos de Polonia en los que se sirve comida rápida consistente en los platos más tradicionales. Fueron creados en 1960 por las autoridades comunistas para proveer a todos los ciudadanos de comida barata junto a su lugar de trabajo.

El nombre de estos bares proviene del hecho de que, tras su creación, estos locales servían comidas basadas en los productos lácteos puesto que en aquella época el consumo de carne estaba racionado.

Actualmente los bares de leche aún conservan precios muy bajos comparados con los del resto de los restaurantes, por lo tanto son una excelente opción para degustar los platos polacos más tradicionales sin gastarse demasiado dinero.

Cracovia, encanto e historia

«El corazón de Polonia»

Cracovia es una de esas ciudades encantadoras en la que se podría estar días y días de visita sin cansarse. Encierra una mezcla apasionante entre historia, ambiente y cultura que atrae nada más llegar. Gracias a su peculiar arquitectura y su pasado aún presente en cada uno de sus rincones, es una de las ciudades más sorprendentes y hermosas de Europa.

Escenario de películas y de muchos hechos de la cruda historia vivida durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad encandila al visitante, que tiene el sentimiento de retroceder en el tiempo según va recorriendo sus hermosas calles.

Cracovia es bellísima. Tiene detalles y tradiciones que os resultarán absolutamente encantadores y por ello por supuesto no falta en nuestra lista de visitas imprescindibles en el Este de Europa.

¿Qué ver en Cracovia?

Cracovia no es muy grande. Dos o tres días son suficientes para conocer lo más representativo. La ciudad se divide en 4 partes: Stare Miasto, Kazimierz, Podgorze y Nowa Huta. A continuación os comentamos los principales puntos de interés de cada una de ellas.

Stare Miasto (Ciudad Antigua)

La zona conocida como Stare Miasto (Ciudad Antigua) comprende el casco antiguo de Cracovia y es su atractivo turístico más importante. En esta parte no os podéis perder los siguientes lugares.

Plaza del Mercado

Es el lugar más importante de la ciudad. Es muy agradable recorrerla. Por el día disfrutaréis de su ambiente animado y sus agradables terrazas. De noche la conoceréis con luces más tenues y menos visitantes. Uno no se cansa de explorar cada uno de sus rincones y de observar sus bellos edificios.

Dentro de la plaza, podemos destacar los siguientes puntos de interés:

  • Basílica de Santa María. Es un imponente templo de estilo gótico que constituye uno de los monumentos más importantes y conocidos de Cracovia. Presenta dos torres de diferente altura, que son lo más característico de su fachada. Existe una famosa leyenda que explica esta situación. Además, la más alta (“Hejnalica”) en el pasado funcionaba para informar sobre la apertura y cierre de las puertas de la ciudad. Actualmente desde la torre se oye una melodía de trompeta que suena cada hora. La música es interrumpida en recuerdo del trompetista que fue asesinado cuando trataba de alertar a los ciudadanos de la invasión de la ciudad. Esta melodía constituye un símbolo en Cracovia. ¡Os encantará escucharla periódicamente mientras estéis por allí!.

Basílica de Santa Maria, en Cracovia

  • Lonja de los Paños. Situada en el centro de la Plaza fue inaugurada en el siglo XIII como una especie de “centro comercial”. Allí se pueden adquirir recuerdos de la ciudad realmente bonitos

Fachada de la Lonja de los Paños, en Cracovia

  • Torre del Antiguo Ayuntamiento. Construida en el siglo XIV, esta torre de 70 metros de altura es la única parte que se conserva del antiguo Ayuntamiento de la ciudad. Es posible subir hasta la parte superior para ver Cracovia desde las alturas

  • Iglesia de San Adalberto. Es tan pequeña y modesta que podría pasar desapercibida. Fue construida en el siglo X en el lugar en el que, según la leyenda, San Adalberto predicaba sus sermones

El Collegium Maius, el parque Planty y la Barbacana

Cerca de la Plaza no podemos dejar de visitar en la zona de la Universidad el Collegium Maius. Es el edificio universitario más antiguo de Polonia y entre sus estudiantes más populares tuvo la fortuna de contar con Nicolás Copérnico.

El «Colegio Mayor» es un atractivo ejemplo de arquitectura gótica del siglo XV. Cuenta con un agradable patio interior rodeado por arcadas construidas en ladrillo y piedra.

Otras de las atracciones de la Ciudad Antigua son el parque Planty y la Barbacana. El primero es una agradable zona verde con forma de anillo que rodea el casco antiguo de la ciudad. Resulta estupendo para relajarse y cobijarse bajo las refrescantes sombras de sus árboles durante los días más calurosos. La Barbacana es la parte más interesante que se conserva de las fortificaciones medievales de Cracovia.

Barbacana en Cracovia

Aunque no hay mucho que ver, resulta interesante realizar la visita combinada a la fortificación y las murallas para adentrarse en el pasado de la ciudad. En la visita recorreréis el primer piso de la Barbacana a través de sus torres de vigilancia. En los alrededores de la muralla, siempre suele haber artistas callejeros exponiendo sus pinturas. Además podréis contemplar la Puerta Florian, a través de la cual se accede a las murallas.

La Milla Real

La «Milla Real» está compuesta por las calles Florianska (con la puerta Florian en uno de sus extremos) y Grodzka, ubicadas saliendo de la Plaza del Mercado.

En la calle Grodzka se encuentran la impresionante Iglesia de San Pedro y San Pablo (una de las iglesias de estilo barroco temprano más bellas de Polonia que destaca por su impresionante fachada) y la Iglesia de San Andrés.  Cerca también tenemos la Basílica de la Santa Trinidad y la Basílica de San Francisco de Asís.

La colina Wawel

Siguiendo por la misma calle Grodzka se encuentra la colina de Wawel y su imponente castillo.

El Castillo de Wawel es bastante extenso y cuenta con numerosos puntos de interés. A continuación os comentamos los lugares que pueden visitarse en lo alto de la colina:

  • Catedral de Wawel. Considerada el centro espiritual de Polonia, es un símbolo de la historia de la nación polaca

Catedral de Wawel, en Cracovia

  • Museo Catedralicio Juan Pablo II. Inaugurado en 1978 por Karol Wojtyla, el museo muestra diferentes objetos religiosos y valiosas insignias reales
  • Cueva del Dragón. Conocida en toda Polonia, según la leyenda esta cueva fue el lugar en que vivió el Dragón de Wawel. La gruta cuenta con unos túneles de 270 metros de longitud. Llega hasta la orilla del río Vístula, donde se puede ver una escultura del dragón

  • Palacio Real. Fue la primera residencia de los reyes de Polonia. Se construyó en el siglo XI para convertirse en uno de los puntos clave en la historia del país

Kazimierz

Kazimierz es el barrio judío de Cracovia. Fue una de las zonas que más sufrieron la invasión nazi durante la Segunda Guerra Mundial. La mayor parte de sus habitantes fueron deportados al gueto de Podgorze.

Actualmente el barrio es una de las zonas de Cracovia más populares tanto para vivir, como para ir a cenar o salir de fiesta. La cultura judía está siempre muy presente. Os recomendamos sin duda ir a tomar algo por esta zona. ¡Siempre está muy animada!.

Entre los puntos de interés de esta parte, destacan sus 7 sinagogas, de las cuales solo 6 se pueden visitar: Sinagoga Tempel, Sinagoga de Isaac, Sinagoga Kupa, Sinagoga Wysoka, Sinagoga Vieja y Sinagoga Remuh. Cada una es distinta y tiene un estilo diferente, todas ellas son igualmente recomendables.

En Kazimierz  también debemos destacar  el Museo Judío de Galicia y la Plaza Nueva, lugar muy frecuentado por los jóvenes.

En este barrio además se rodaron algunas escenas de la impresionante película «La lista de Schindler». Es un regalo para cualquier cinéfilo el poder visitar lugares como éstos, escenarios de la inolvidable obra maestra de Spielberg.

Podgorze

El distrito de Podgorze es el auténtico gueto judío de Cracovia. Fue creado por el régimen nazi el 3 de marzo de 1941. El fin era «limpiar» el centro de la ciudad.

Uno de los puntos más interesantes de Podgorze son los restos del muro que se encuentran en Lwowska 25 y en Limanowskiego 62.

Otro lugar imprescindible es la plaza Bohaterów, plaza principal del gueto y donde se seleccionaba a los judíos que iban a ser transportados al campo de concentración. En esta plaza se encuentra el monumento de las sillas, un homenaje para recordar a los judíos que tuvieron que irse de sus casas con sus pertenencias a cuestas. En la misma plaza está la Farmacia del Águila, única farmacia del gueto durante la ocupación y lugar de refugio de muchos judíos.

Plaza Bohaterów en Cracovia

Junto al antiguo gueto se encuentra la famosísima Fábrica de Oskar Schindler, creada para aprovecharse de la mano de obra barata y que acabó salvando la vida de cientos de personas.

Nowa Huta

Ubicada 10 kilómetros al este del centro de Cracovia, Nowa Huta fue una ciudad construida durante la época comunista siguiendo el modelo soviético.

Se dice que fue construida para mostrar al pueblo polaco las bondades del régimen comunista, ya que Cracovia fue uno de los principales focos anticomunistas de Polonia.

Para visitar Nowa Huta lo mejor es realizar uno de los múltiples tours que recorren la zona, puesto que es bastante grande, dispersa, y sin un guía la visita carece de interés. La mayoría de los tours se realizan en vehículos de la época.

Visitas cercanas

Cerca de Cracovia, no podemos dejar de recomendar un par de visitas imprescindibles. Son el campo de concentración de Auschwitz y las Minas de sal de Wieliczka.

¿Dónde comer en Cracovia?

La gastronomía polaca es uno de los puntos fuertes en éste y cualquier lugar del país, constituyendo una parte importante del viaje. Veréis que en Cracovia particularmente hay mucha variedad de sitios y bastante económicos.

Al lado de la colina de la Catedral y el Castillo, os recomendamos el restaurante Horoscope. Está en la avenida que va hacia Kazimierz. No está mal de precio y la carta alterna platos polacos con otros italianos.

Cerca de la Barbacana, os aconsejamos que visitéis el emblemático café Jama Michalika. Fue fundado en 1895 y era un punto de encuentro de escritores y artistas. Es una de las referencias turísticas de la ciudad. Sus paredes están decoradas con cuadros que recuerdan a un museo. La carta está basada en la cocina polaca.

Además, si preferís comer de manera muy económica, podéis ir a alguna jadlodajnia. Son una especie de casas de comida donde se proponen platos sencillos polacos a unos precios muy asequibles.

Transporte en Cracovia

Como comentamos, Cracovia no es una ciudad excesivamente grande. El centro se puede recorrer cómodamente a pie y es lo que recomendamos. A pesar de esto, el transporte público cuenta con una red muy completa. Con ella se puede llegar hasta los principales lugares de interés. Es también un modo sencillo y económico.

El tranvía resulta un medio de transporte muy cómodo y eficaz. La red de tranvías de Cracovia está compuesta por 24 líneas diurnas y 3 nocturnas. Cubren un total de 90 kilómetros de recorrido.

Los autobuses solo resultan necesarios para llegar hasta algunos lugares más apartados.

Tanto para tranvía como para autobus, existen billetes sencillos, billetes por tiempo y abonos diarios. Los sencillos pueden adquirirse directamente en los medios de transporte solicitándoselos al conductor. El resto de los billetes pueden comprarse en las máquinas de autoventa, también en las oficinas de venta de billetes o en las oficinas de correos y otros lugares autorizados.

Información general de Polonia