El Algarve, turismo y animación en el país vecino

5/5 - (2 votos)

«Las impresionantes playas de Portugal»

Dedico este post a mis amigas Paula, Laura R., Bea O. y Mariluz. Escribirlo ha sido como volver a estar en El Algarve chicas…qué recuerdos. Espero que os guste…¡un beso grande!:) – Virginia

El Algarve se encuentra en el sur de Portugal. Es una zona muy visitada, conocida por sus impresionantes centros turísticos y sus concurridas playas. Hacía tiempo que queríamos ir, así que organizamos un viaje de una semana en aquel ya lejano mes de Agosto de 2012.

El Algarve cuenta con playas estupendas y sitios realmente animados. La verdad es que nos gustó bastante, sin embargo, como en muchos lugares de este estilo, recomendamos no ir en Julio ó Agosto. Es totalmente la temporada alta y por tanto está todo muy masificado y abarrotado. Los meses de Mayo, Junio, Septiembre e incluso Octubre, pueden ser opciones mucho mejores. La Semana Santa también es una posibilidad si no cae muy pronto. Es una zona donde por lo general hace buen tiempo a finales de la primavera y principios del otoño.

Las playas de El Algarve nos gustaron y, como decimos, aunque es una zona super turística, eso no ha estropeado la belleza de toda la zona. Sin embargo, más que El Algarve lo que nos gusto fue la Costa Vicentina. Se encuentra subiendo hacia Lisboa y esa parte si que nos pareció impresionante. Mucho más desconocida, alberga inmensas y salvajes playas que nos dejaron sin palabras. ¡No dudéis en ir si podéis!.

¿Qué ver en el Algarve?

En El Algarve hay bastantes sitios que visitar. Algunos más concurridos que otros…la verdad es que allí no os aburriréis. A continuación os comentamos los principales puntos de interés.

Faro

Faro es la capital de El Algarve. Merece la pena que dediquéis algo de tiempo a dar una vuelta por ella. El centro de la ciudad es una atractiva zona comercial y peatonal alrededor de la Rua de Santo Antonio. Infinidad de restaurantes y pubs ofrecen todo tipo de placeres para el paladar. No podéis dejar de probar los típicos dulces de almendra de El Algarve.

Rua de Santo Antonio

Los restaurantes mejores y más caros están junto a Rua de Santo Domingo. Más alejados hay otros sitios más baratos pero no tan animados.

Como buena capital gastronómica, la cocina de la ciudad es muy marina (como era de esperar), destacando el arroz de marisco. Además Faro es conocida por su ambiente nocturno. Para salir la zona más animada está en calles como Rua Conselheiro Bivar, donde hay terrazas, y la paralela Rua do Prior, en la que hay clubs con música y pantallas gigantes. El inicio de la marcha de Faro empieza algo antes de medianoche.

Praia de Faro

La propia playa de Faro es Praia de Faro. Es una playa larga de fina arena típica de El Algarve. Está situada en la Ilha de Faro, muy cerca del aeropuerto y para ir allí hay que coger los autobuses 14 o 16 en los jardines de la bahía (los mismos autobuses que para el aeropuerto). En temporada esta playa está sobreexplotada, por lo que no es recomendable si buscáis playas solitarias. Tiene montones de restaurantes y bares.

Praia de Faro

En verano se habilitan ferries para ir a través de canales a otras estupendas playas locales a medio camino entre Faro y Olhão. Los ferries tienen su salida desde la Cidade Velha y llevan a los pasajeros a las playas de Farol y de Ilha da Barreta o también conocida como Ilha Deserta, enclavada en medio del Parque Natural da Ria Formosa. Este parque tiene una extensión de 18400 hectáreas.

Lagos

Lagos es uno de los principales destinos de El Algarve. Elegido cada año por millares de turistas por su proximidad a playas muy atractivas, conserva parte de su patrimonio histórico y está rodeada de resorts que bullen cada verano. En Lagos es donde cogimos nuestro alojamiento, un apartamento en una urbanización con piscina que estaba fenomenal. Es el Vitasol Park. Muy recomendable. Repetiríamos sin dudarlo.

¿Qué ver en Lagos?

Lagos fue la residencia de Enrique el Navegante en sus aventuras del descubrimiento. La ciudad fue la base del comercio con las colonias portuguesas en África. De esa época data el antiguo mercado de esclavos, en Praça da República. En la Praça Gil Eanes hay un monumento a São Sebastiaõ, que salió de Lagos para perecer en las guerras africanas y que hoy es parte del imaginario colectivo de Portugal.

Praca da República de Lagos

El gran terremoto de 1755 respetó una parte del patrimonio histórico de la ciudad, como la Igreja de Santo António. La decoración interior impresiona. El mismo pase sirve para visitar el vecino Museu Municipal donde hay una mezcla variopinta de elementos de la historia local. Paseando por el paseo marítimo Avenida dos Descobrimentos quedan los restos de los muros que defendían la ciudad de los ataques piratas, como el Forte Ponta da Bandeira, para el que hay que comprar entrada para la visita. Protegía la bahía de los ataques desde el siglo XVII. Al otro lado del paseo se puede contratar un tour en barca e incluso excursiones en el día a Sagres.

Avenida dos Descobrimentos

Las playas de Lagos

Desde Lagos podréis acercaros a algunas de las mejores playas de El Algarve. Subiendo a pie por el paseo marítimo hacia Sagres, a la izquierda está la Praia do Pinhão, a unos veinte minutos caminando desde el centro. Cinco minutos más adelante está la Praia de Dona Ana, una playa de postal que nos encantó. Posee un restaurante en la colina muy famoso llamado Mirante. Siguiendo la costa se suceden la Praia do Camilo y la imprescindible Ponta da piedade, que a su vez es el final del trayecto del tren turístico.

Praia de Dona Ana

Al oeste está la playa de Porto do Mós, por lo menos a tres cuartos de hora desde Lagos. Al este de Lagos está Meia Praia, 4 kilómetros de arena entre los rios Odiáxere y Arão. Estuvimos en ella y también nos gustó mucho, muy buena playa. Para llegar, hay un autobús que va de Lagos a Meia Praia. Sale de Avenida dos Descobrimentos.

Meia Praia

Albufeira

La costa de Albufeira es un destino número uno en el turismo de El Algarve. Se trata de un pueblo con un bonito centro histórico de callejas estrechas y empinadas. Está rodeado de una vasta extensión de apartamentos y casas blancas asomadas a las largas playas locales y al concurrido puerto marítimo, el cual cobija centenares de barcos. Aunque el terremoto de 1755 devastó la ciudad, aún queda herencia musulmana en el centro del pueblo. En árabe fue denominado Al-Buhera o Castillo en el Mar.

¿Qué ver en Albufeira?

El centro de la ciudad está en la plaza Largo Engenheiro Duarte Pacheco, una plaza peatonal adornada con árboles tropicales. De la plaza surge la Rua 5 de Outubro que lleva a la playa local a través de un túnel.

En la costa suele haber empresas que ofrecen paseos en barca. Sobre el túnel está el Museu Arqueológico, con restos neolíticos y romanos. Al oeste está la Ermide de Sao Sebastiao, una iglesia antigua con puerta manuelina. Dentro de la iglesia está instalado el Museu Arte Sacra. En las inmediaciones está la Igreja de Santana, cuyo patio ofrece buenas vistas .

Por último cabe destacar la Igreja Matriz, levantada en el siglo XVIII como substitución de la anterior, caída en el terremoto de 1755. En la portada está la Cruz de Aviz, símbolo de la Orden Religiosa.

Igreja Matriz de Albufeira

Las playas de Albufeira

Albufeira es conocida por sus playas de agua azul turquesa y preciosos paisajes de rocas. Son playas con mucho encanto y personalidad, aunque masificadas. Os pasamos a continuación la lista:

  • Playa de Gale. Rocas y arena en una gran playa con vigilantes y facilidades para el turismo. Hacia Albufeira hay dos pequeñas playas muy tranquilas
  • Playa de Castelo. Playa para los amantes de los espectáculos naturales. Una de las más bonitas de Portugal
  • Playa de Coelha. Pequeña y pintoresca playa llena de rocas
  • Playa de São Rafael y playa de Vigia. Playas separadas por una fuerte rocosidad. Están muy Preparadas para el turismo. Si os gustan las formaciones rocosas podemos visitar las cercanas Ponte Pequena y Ninho das Andorinhas
  • Playa de Baleeira. Muy amplia
  • Playa de Albufeira. Playa sobre la que se levantó la ciudad de Albufeira. En realidad son tres playas: playa de Peneco, playa de Pescadores y Playa de Inatel
  • Playas de Oura, Balaia, Maria Luísa y Olhos de Agua. Playas respaldadas por bonitos paisajes rocosos. Es una playa preparada para el turismo
  • Playa de Falesia. Kilómetros interminables de playas con el rojo de las colinas y el verde de los pinares.

Carvoeiro

Carvoeiro es uno de los destinos de vacaciones de El Algarve portugués que se llena a tope en verano. Hay muchos apartamentos y hoteles disponibles así como una playa bastante cómoda.

Está cerca de dos super playas como son la Playa de Centeanes y la de Benagil. Es una localidad apta para el turismo familiar por sus playas con servicios y sus grandes resorts con zonas de ocio. El centro de la villa no es muy grande y no tiene parking. Se puede dejar el coche en cualquiera de las calles de los lados de la carretera principal. La villa tiene bastantes tiendas y supermercados. Si queréis un supermercado más grande podéis ir al que hay en la salida hacia Lagoa. Cerca del pueblo hay unas espectaculares rocas, el Algar Seco, muy cerca en coche o en un pequeño tren que hay disponible.

Playa de Centeanes

Playa de Benagil

Las playas de Carvoeiro

Las más famosas son las siguientes:

  • Praia de Carvoeiro. La playa del pueblo, rodeada de acantilados y con vigilancia. Muchos restaurantes. Tiene duchas y baños. Hay disponibles motos de agua, barcas de pedales y se pueden hacer cursos de buceo. Incluso hay pescadores locales que en verano ofrecen sus barcas para dar paseos por la zona
  • Praia do Carvalho. Una pequeña playa encantadora en mitad de la bahía. No hay restaurantes cerca, baños públicos ni vigilantes.
  • Praia da Marinha. Con un gran aparcamiento en la parte alta y un área para hacer picnic. Tiene un restaurante en la parte baja en el acceso a la playa. Hay baños y servicios
  • Praia do Paraíso. Pequeña y llena rocas, se accede por un camino algo difícil para personas con poca movilidad entre las peñas. Tiene un restaurante, O Boteco, en el acantilado, con una buena terraza con vistas. No hay vigilancia ni baños públicos
  • Vale de Centeanes. Bonita playa a dos kilómetros al este de Carveiro. Hay un restaurante en la entrada con baño público y un kiosko que vende refrescos y helados en temporada alta. Tiene aparcamiento y vigilantes en verano

Vila Real de Santo António

Vila Real de Santo António fue reconstruida por completo tras el terremoto de 1755 bajo la planificación del Marqués de Pombal con los gustos de inspiración parisina que gustaban en la época. El resultado es que Vila Real es hoy un destino delicioso para los que disfrutan de la arquitectura.

La estación de tren está a unos minutos andando de la ribera, al igual que la estación de autobuses. La caseta de turismo está en una esquina del Centro Cultural en la Rua Teófilo Braga. Hay autobuses diarios que cruzan la frontera desde Ayamonte hasta Vila Real de Santo Antonio. También hay un ferry que comunica Vila Real con la frontera española en 20 minutos de trayecto que os permitirá ver la fortaleza de Castro Marim y el paisaje del río.

¿Qué ver en Vila Real de Santo António?

A continuación os enumeramos los principales puntos de interés de Vila Real de Santo António:

  • Zona Histórica Pombalina. La ciudad se trazó según la moda pombalina (como la Baixa de Lisboa), esto es, con un trazado rectilíneo que hoy es la zona comercial de Monte Gordo
  • Igreja Matriz de Nossa Senhora da Encarnação. Iglesia construida en el siglo XVIII, ha llegado hasta nosotros tras varios incendios que la han desfigurado. Tiene un conjunto de imágenes del siglo XVIII, incluida Nossa Senhora da Encarnação, del escultor Machado de Castro
  • Praça Marquês de Pombal. Es la principal plaza y fue diseñada por el arquitecto de la corte Reinaldo Manuel dos Santos. Preside la plaza un obelisco

Praça Marquês de Pombal

  • Centro Cultural António Aleixo. Es un edificio que fue cuartel militar. Hay una exposición de Manuel Cabanas
  • Zona Ribeirinha. Está llena de casas nobles que ocuparon las más ricas familias de la zona
  • Farol o faro. Construido en 1923 y levantado en 1923
  • Reserva Natural do Sapal de Vila Real de Santo António. Una zona de bella naturaleza ideal para los observadores de aves
  • Reserva Natural da Mata de Vila Real de Santo António. Un lugar ideal para senderismo entre frescos pinares
  • Ponta de Santo António. Así llamada porque allí estuvo la villa de Santo Antonio de Arenihlha y una iglesia
  • Doca de Recreio. Construida para acoger las embarcaciones de turistas que recorren el océano o quieren ascender por el río vecino

Castro Marim

A apenas cinco kilómetros de Vila Real de Santo António y al otro lado del río frente a Ayamonte, está el pequeño pueblo de Castro Marim. Antiguamente fue uno de las fortalezas que protegían el territorio portugués del ejército español (no en vano se convirtió en 1321 en sede de los Caballeros de Cristo). Hoy es un bonito pueblo turístico emplazado junto a un cerro con un enorme castillo del siglo XIII que fue en gran parte derruido por el terremoto de 1755. Desde el castillo se obtienen vistas del mar.

En las murallas del castillo encontramos las ruinas de la Igreja de Santiago, del siglo XIV, aunque la iglesia principal del pueblo es la Igreja Matriz de Nossa Senhora dos Mártires. Aparte del castillo se puede visitar el Forte de São Sebastião, una fortaleza del siglo XVII incrustada en las antiguas murallas.

Igreja Matriz de Nossa Senhora dos Mártires

A finales de agosto se celebra en el pueblo una fiesta medieval que usa el castillo de ambientación y a la que acude bastante gente. Son los llamados Días Medievales de Castro Marim (del 23 al 26 de agosto).

El puesto de turismo está en la Praça 1 de Maio, frente al cual hay cafeterías y una zona animada. En la desembocadura del Guadiana está la Reserva Natural de Sapal, donde pueden verse flamencos. En la caseta de turismo pueden indicarnos rutas de senderismo por este espacio natural.

Monte Gordo

Muy cerca de Castro Marim y la Vila Real de San António se encuentra Monte Gordo. Es el primer resort costero en Portugal al oeste de la frontera española y constituye un popular destino de veraneo. Si vais con niños la playa de Monte Gordo es ideal para ellos ya que es una playa plana y el agua está templada en comparación con las playas más al oeste.

El paseo marítimo separa la playa del pueblo y está repleto de cafeterías, bares y restaurantes. La playa tiene palmeras y tumbonas y la arena es fina y de color dorado. Se ofrecen varias modalidades de deportes acuáticos si os apetece hacer surf, kite surfing, wind surfing y hacia el interior hay campos de golf que dan cursos o bien safaris en jeep. Para tomar algo el mejor lugar es la zona del Casino, donde hay terrazas.

Praia de Monte Gordo

El centro de Monte Gordo es espacioso y se puede ir a pie a todas partes. Tiene zonas peatonales para pasear. Si queréis usar la bicicleta podréis alquilar una en los puestos de alquiler.

Desde Monte Gordo una excursión popular es ir a Cacela Velha, una diminuta aldea que conserva su aspecto tradicional. Con casas blancas y azules, se sitúa en un alto de arena sobre el mar.

Cacela Velha

Portimão

Portimão descansa en el estuario del río Arade. Es una villa de tradición pesquera y desde finales del siglo XX se ha incorporado a la carrera turística de El Algarve en una posición destacada. Portimão es una de las poblaciones más grandes de la región con más de 30.000 habitantes (El Algarve no es zona de grandes urbes).

¿Qué ver en Portimão?

Al igual que con tantas otras villas del país, Portimão perdió casi todo su patrimonio en el terremoto de 1755, por lo que no hay grandes monumentos anteriores a esta fecha. Se puede visitar la Igreja de Nossa Senhora da Conceição (Iglesia de nuestra señora de la Concepción), que conserva un pórtico manuelino y que impresiona más por su interior azulejado que por su fachada.

Un buen paseo por las calles que rodean la iglesia os descubrirá multitud de pequeñas tiendas de cerámica y artesanía, especialmente en la calle peatonal llamada Rua Diogo Tomé. También es bonita la calle Largo 1 de Dezembro con azulejos muy llamativos.

Banco de azulejos en Portimão

La personalidad de Portimão está sobre todo en su paseo marítimo con cafés y terrazas con sombra a lo largo de las calles Largo do Duque y Praça Visconde de Bivar.

Praça Visconde de Bivar en Portimão

En esta zona se pueden contratar paseos en bote por el rio Arides hasta Silves. Siguiendo el río veréis una serie de restaurantes y si vais el primer lunes de mes hay un mercado local en Estrada da Rocha.

La estación de tren está al norte de la localidad pero hay un autobús municipal que lleva al centro. Si vais a pie puede ser un cuarto de hora.

Praia da Rocha

Praia da Rocha o Playa de Rocha es una gran urbanización a 5 minutos en coche de Portimão pensada para el turismo. Fue uno de los primeros destinos de El Algarve cuando éste, en la segunda mitad del siglo XX, se popularizó como lugar de turismo. No es difícil, una vez que lo conocemos, saber por qué fue de los primeros: constituye un paisaje de postal compuesto de un vasto arenal, rocosos acantilados y un fuerte militar que data de 1691, la Fortaleza de Santa Caterina, la cual antiguamente protegía la zona.

Praia da Rocha

Este paisaje espectacular todavía se puede disfrutar a pesar del gran número de edificios de apartamentos turísticos levantados alrededor de la calle principal, Avenida Tomás Cabreira. Praia da Rocha no tiene apenas nada de «villa tradicional portuguesa», pero si tiene un buen ambiente en verano que la ha hecho famosa para el público con ganas de diversión.

Hay una línea regular de autobús que conecta Praia da Rocha con Portimão. Para enfrente del Hotel da Rocha, en la Avenida Tomás Cabreira, y pasa cada cuarto de hora. Para los conductores es bueno saber que la carretera más cercana a la costa va de oeste a este en un único sentido. La caseta de Turismo está junto a la parada de autobús.

Vilamoura

Dentro de los destinos de El Algarve, Vilamoura es conocida por sus campos de golf y su marina. Cada año atrae a turistas que buscan mejorar su swing o hacer excursiones en barco. Sus construcciones son más modernas que su vecina (y prácticamente pegada) Quarteira. No tiene apenas construcciones históricas más allá del Museu Cerra da Vila, un museo arqueológico con restos visigodos y romanos de la zona.

Vilamoura

Desde la marina de Vilamoura pueden contratarse excursiones en barco para conocer las grutas de la costa o para ver delfines. La información y la contratación puede hacerse directamente en la marina.

La estación de autobús está junto al casino, al lado de la impresionante playa de la marina (praia da marina) donde está el gigante Hotel Tivoli. En la marina encontraréis un agradable café llamado Sete, el número de la camiseta de uno de sus dueños, Luis Figo.

De lunes a sábado se monta en la playa local un mercado genérico y otro mercado donde es posible comprar pescado fresco. En las afueras está una de las mayores discotecas de la zona, Kadoc, donde en verano se reúnen unas 8.000 personas cada noche. De los restaurantes locales podemos recomendar los siguientes:

  • En la Avenida Tivoli el Restaurante Colombo. Sirve platos de cocina europea, portuguesa y churrasquería
  • Restaurante Casa do Pescador. Perfecto para platos típicamente algarvianos y marisco. Está en Rua da Botelha
  • En Avenida Doutor Francisco Sá Carneiro está el Restaurante Jacinto, otra marisquería. Recomendable la cataplana de rape

Tavira

Tavira es uno de los destinos preferidos de El Algarve. Es un antiguo pueblo costero construido a ambos lados del río Gilão que ha ido prosperando con el creciente turismo y su industria pesquera. Tiene un puente moderno y uno de la época romana, además de una isla (Ilha Tavira) cerca de su costa.

Alrededor del pueblo hay playas como la bonita Praia de Barril y varias urbanizaciones vacacionales como Pedras d’el Rei. Si queréis comer buen pescado podéis probar los restaurantes locales o desplazaros al pequeño pueblo pescador de Santa Luzia.

¿Qué ver en Tavira?

Los edificios históricos de Tavira fueron levantados a la moda del siglo XVIII después de que la ciudad fuera destruida por el terremoto de 1755.

Anteriormente Tavira ya era un importante puerto que comerciaba con el norte de África siglos antes de Cristo. Si partís del centro, la Praça da República, podéis ir por la orilla del río en Rua da Galería y veréis una bonita iglesia, la Igreja da Misericordia. En su interior hay escenas bíblicas mostradas en azulejo artístico y elementos que van del barroco al neoclásico. En las cercanías reposa el castillo local, el Castelo que abre entre semana y la vecina Santa María do Castelo donde descansan los restos mortales de Dom Paio Peres Correia, el conquistador que ganó el Algarve en la Reconquista ibérica y que expulsó a los árabes de Tavira en 1242. De hecho esta iglesia es una antigua mezquita.

Santa María do Castelo

Tavira

El mejor paseo de Tavira sigue la ribera del río para explorar las callejas que nacen a los lados y sus bonitos restaurantes. Hay un centro comercial y cultural, el antiguo Mercado da Ribeira junto al río donde hay cafés y boutiques y exposiciones de artistas locales. Tras el mercado está la lonja de pescado y los barcos pesqueros. En esta zona hay muchos restaurantes que ofrecen pescado fresco. Junto al puente está el mercado de la ciudad, donde se puede comprar a buen precio fruta fresca.

Ilha de Tavira

La isla de Tavira está a medio camino entre Fuzeta y Tavira. Se puede coger el ferry directamente en la ribera de Tavira, en Quatro Aguas. También hay aquataxis donde caben hasta 6 personas.

La isla es espacio natural protegido y tiene una playa gigante y un camping con un pequeño supermercado.

Ilha de Tavira

Escapada a Santa Luzia

Santa Luzia es un pequeño pueblo de pescadores a 3 km de Tavira. Hay un autobús diario que lleva a la pequeña villa donde se puede observar la pesca del pulpo. El mejor restaurante es Capelo, en Avenida Engheneiro Duarte Pacheco, donde se puede cenar en la terraza. Un paseo por la costa os llevará a las marismas y la praia do rei. Desde aquí parte un pequeño tren turístico que lleva a la larga playa de Barril, una de las mejores playas del Algarve.

Playa de Barril

Pedras D’el Rei

Más allá de Santa Luzia, a 4 kilómetros de Tavira esta Pedras D’el Rei donde hay estupendas villas vacacionales y apartamentos pensados para el turismo familiar con zonas de ocio infantil.

Podéis alojaros en el cómodo Hotel Pedras D’el Rei, con terrazas con vistas a las marismas. Antiguas casas de pescadores son ahora cafés y restaurantes enfocados al turismo.

Sagres

Sagres fue denominado el fin del mundo por los portugueses. De su cabo salieron los barcos hacia los grandes descubrimientos y en Sagres estudiaron marinos insignes como Rey Fernando el Navegante, Vasco de Gama y Fernando de Magallanes.

¿Qué ver en Sagres?

El pueblo fue acosado por el pirata Drake y devastado por el terremoto de 1775. Hoy no conserva su arquitectura antigua y se organiza en torno a una carretera principal (Rua Comandante Matoso) que conecta el puerto pesquero y la playa de Beleeira con el pueblo.

Sagres tiene muchas urbanizaciones modernas donde veréis villas vacacionales de fachadas blancas. La plaza principal se llama Praça da Republica, cerca de la playa local, la playa de Mareta, a la que se puede ir a pie.

Playa de Mareta

El principal atractivo turístico (aparte de las playas) de Sagres es la Fortaleza de Enrique el Navegante. La explanada aún lo vigilan baterías dispuestas hacia el mar y garitas vacías. En la fortaleza descubriréis grietas en el suelo desde las que se ve el mar, pescadores en el acantilado y un curioso y gigante reloj solar (Rosa dos Ventos) en forma de estrella, además de la iglesia Nossa Senhora da Graça. Lo mejor que os llevaréis de la Fortaleza es una visión del mar para recordar.

Las playas de Sagres

De las tres playas cercanas la de la Mareta es la más atractiva. Las otras dos, Baleeira y Praia do Martinhal están menos ocupadas. Al oeste de la fortaleza está la Praia do Tonel, una playa bastante salvaje. A 2 km está la playa de Beliche, donde no suele haber mucha gente. Como no hay chiringuitos en estas playas podréis comprar la bebida en el supermercado de la calle principal de Sagres.

Playa de Beliche

Vila do Bispo

Cerca de Sagres de encuentra Vila do Bispo, pueblo tranquilo que puede servir de base para conocer las magníficas atracciones de la zona, como la playa de Castelejo y el Cabo de San Vicente. La Iglesia de Nossa Senhora da Conceição merece una visita.

El Cabo de San Vicente es visita obligada para los amantes de los paisajes con grandes acantilados y olas salvajes tallando angostas paredes. Es un lugar que muestra la bravura del mar, pero a su vez el sosiego que transmite la inmensidad del océano Atlántico. Os recomendamos que vayáis a esta zona al atardecer…las vistas son bonitas y la luz de esta hora del día es perfecta para la visita. Podréis daros una vuelta por la zona y observar su famoso faro.

Vistas desde el Cabo de San Vicente

Otros puntos que visitar

Además de todo lo anterior, hay más sitios que podéis visitar. El Algarve cuenta con pueblos con muchísimo encanto. En este enlace tenéis la lista:).

Transporte en El Algarve

El mejor medio de transporte sin duda para conocer El Algarve es el coche. Si no disponéis de él podréis alquilarlo sin problema en el aeropuerto de Faro o en cualquiera de los puntos más turísticos de la zona.

En nuestro caso fuimos en coche desde Madrid. Aunque es un viaje asequible para hacerlo en un solo tramo, nosotras no queríamos pegarnos mucha paliza y paramos a dormir en Extremadura.

Como hemos comentado en el post, prácticamente todos los puntos de interés están bien comunicados por medio de autobuses o incluso trenes. Sin embargo, en nuestra opinión lo mejor es el coche. Además, si queréis subir a la Costa Vicentina como os recomendamos, con coche sin duda en la mejor manera.

Nos despedimos con una foto de nuestro impresionante viaje por El Algarve en Agosto de 2012…Un lugar que nos impresionó por sus magníficas playas y su estupendo ambiente. ¡Ya estamos deseando volver!:).

Información general de Portugal

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.