La Costa Vicentina

5/5 - (1 voto)

«El paraíso playero portugués»

El Parque Natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina (oficialmente en portugués Parque Natural do Sudoeste Alentejano e Costa Vicentina, PNSACV) se localiza en el litoral sudoeste de Portugal, entre la Ribeira de Junqueira en São Torpes y la playa de Burgau.

Habíamos oído que las playas de la costa vicentina eran impresionantes. Así que, aunque nuestra idea inicial del viaje era quedarnos por la zona de El Algarve, decidimos subir hacia esta parte para conocer algunos puntos. En fin…¡tremendamente recomendable!. Las playas de este tramo de costa son…absolutamente impresionantes, de las más bellas que recordamos. A nosotras solo nos dio tiempo a ver un par, pero volveremos algún día para seguir descubriendo esta zona de Portugal.

En los siguientes apartados os incluimos información sobre algunos de los puntos de interés más relevantes de la Costa Vicentina. 

Odeceixe

Odeceixe fue refugio de hippies y amantes de la naturaleza en los años 70. Su playa, en la desembocadura del río Seixe, es espectacular.

Aljezur

La villa de Aljezur está custodiada por las ruinas de su castillo, con calles empinadas y casa encaladas. Las playas próximas son agrestes y poco concurridas.

Zambujeira do Mar

Ver atardecer en la pequeña playa de Zambujeira do Mar y subir al pueblo a cenar en sus terrazas es uno de los mayores placeres que se pueden disfrutar en la zona.

Playa de Bordeira

Fue una de las que más nos gustó. También llamada «Playa de Carrapateira», resulta impresionante. Este espacio natural y casi salvaje es un paraíso que cuenta con más de tres kilómetros de arenas doradas para perderos , disfrutar del relax y practicar deportes acuáticos, gracias a los vientos procedentes del Atlántico. Tiene un parking, por lo que no hay problema para aparcar. Desde nuestro punto de vista, imprescindible.

Playa de Bordeira

En la Playa de Bordeira

Playa de Vale Figueiras

Con un acceso difícil por un camino de tierra batida, la bonita Playa de Vale Figueiras aún es poco frecuentada por los veraneantes pero muy conocida por los surfistas y practicantes de bodyboard, existiendo en las proximidades diversas escuelas que enseñan a practicar estas modalidades.

Tuvimos que dejar el coche algo alejado y, como decimos, el acceso no es fácil. Sin embargo, mereció la pena. La playa resulta inmensa y tremendamente salvaje. No hay ningún tipo de servicio…¡por lo que no olvidéis llevaros agua y comida!. 

Playa de Vale Figueiras

La Costa Vicentina cuenta con más playas, os hemos hablado solamente de las que tuvimos oportunidad de conocer. ¡No dejéis de visitar esta parte en vuestro recorrido por El Algarve!. ¡Os impresionará!.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.