Dinamarca, un pequeño país con grandes méritos

Dinamarca es uno de esos países considerados pequeños que no hacen mucho ruido y que a menudo pasan desapercibidos. Sin embargo, ha cosechado grandes logros. Entre ellos, se ha convertido en referente de la nueva cocina nórdica e impulsor de la innovación.

Geográficamente es el puente entre Europa septentrional y el resto de países escandinavos. Los daneses son a menudo considerados como muy sociables y divertidos.

La ciudad más visitada es la capital Copenhague y sus alrededores. A continuación, encontraréis información útil para viajar a Dinamarca.

¿Cuándo viajar a Dinamarca?

La mejor época para visitar Dinamarca es entre los meses de junio y agosto. Es cuando la temperatura es más cálida y su paisaje está repleto de flores. Además todas las instalaciones están preparadas para los turistas y no digamos el transporte. Disfrutaréis de mucho sol. También es buena época entre abril y mayo ya que posee un clima templado.

En Copenhague, la capital y el lugar más visitado del país, os comentamos a continuación cómo es el tiempo para cada estación:

  • Invierno. El clima es frío, os encontraréis la ciudad nevada y con pocas horas de luz. Sin embargo, no está mal visitarla en esta época. Así podréis conocer su faceta invernal. Copenhague es adornada con motivos navideños y con sus canales helados la veréis con mucho encanto
  • Verano. Es la época más turística aunque tampoco se trata de un turismo masivo. La temperatura acompaña y los días son muy largos, por lo que podréis disfrutar y visitar la ciudad con más calma
  • Primavera/ Otoño. Es un buen momento para hacer una escapada. En estos meses refresca, así que debéis llevar algo de abrigo

¿Es necesario Visado?

Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado, ni pasaporte, por lo que podéis viajar solo con el DNI.

¿Qué moneda hay?

La moneda oficial de Dinamarca es la Corona Danesa (DKK). El cambio de divisa es aproximadamente 1 EUR = 7,4 DKK. Esta cifra puede cambiar dependiendo de cuando viajéis.

En este enlace podéis consultar el cambio actual.

Franja Horaria

El huso horario es el mismo que en España.

Idioma

El idioma oficial es el danés, aunque no encontraréis problema para haceros entender en inglés, ya que la mayoría de la población lo habla. «Muchas gracias» se dice «Mange Tak».

Curiosidades

¡Nos encantan los datos curiosos!. Aquí tenéis algunos.

Curiosidades de Copenhague

Algunos datos curiosos sobre la capital de Dinamarca son los siguientes:

  • Copenhague se encuentra unida a Malmö (Suecia) mediante el Puente de Øresund. La mitad de este trayecto es submarino. Podéis cruzar el Estrecho de Øresund en tren o en coche, en unos 35 min
  • El símbolo de la ciudad, La Sirenita, se debe al personaje creado por el escritor de cuentos Christian Andersen
  • El metro de Copenhague no tiene conductor y funciona 24 horas los 7 días de la semana
  • “Noma”, que fue nombrado mejor restaurante del mundo durante 4 años bajo las ordenes del chef René Redzepi, cierra las puertas. Reabrirá en su versión “Noma 2.0” en una nueva localización en la zona de Christiania. “Noma” es la abreviatura de “Nordisk” (nórdica) y “Mad” (cocina)
  • El barrio de Christiania en pleno centro de la ciudad no se rige por las leyes danesas y tiene gobierno propio. No se puede acceder en coche, solo andando o en bici
  • La calle Strøget, se considera la vía peatonal más larga de Europa. Tiene su origen en Rådhuspladsen y 5 ramificaciones: Østergade, Nygade, Vimmelskaflet, Amagertorv y Frederiksberggade
  • Copenhague siempre se sitúa en los primeros puestos en el ranking de mejores ciudades del mundo, por su combinación de oferta cultural, servicios, arquitectura, transporte, etc.

Curiosidades de Dinamarca

Además algunos otros datos curiosos del país de Dinamarca son los siguientes:

  • Groenlandia pertenece al Reino de Dinamarca, pero se administra de manera casi autónoma con gobierno propio desde 2008. Es la isla más grande del mundo
  • La bandera danesa se llama Dannebrog, lo que significa «la bandera de los daneses» o «la bandera roja». Es muy querida por todos allí y se asocia con festividades y deportes nacionales
  • La ONU ha considerado que Dinamarca es el país más feliz del mundo. Para llegar a esa conclusión se midió el nivel de felicidad en todos los países usando distintos indicadores socioeconómicos. Por ejemplo, el acceso a atención sanitaria, las relaciones familiares, la seguridad laboral y factores como la libertad política y el grado de corrupción en el Gobierno, entre otras cosas
  • La marca de juguetes LEGO es originaria de Dinamarca. El nombre LEGO es la abreviatura de las palabras danesas “leg godt” que significa “jugar bien”

Información adicional

Gastronomía danesa

Referencias literarias y cinéfilas en Dinamarca

Cine y Literatura en Dinamarca

El cine danés

El cine danés ha ido haciéndose un hueco importante en la industria cinematográfica mundial.

Dinamarca lleva produciendo películas desde 1897. Históricamente los films daneses se han caracterizado por sus temáticas realistas, morales y religiosas. Además su franqueza sexual e innovación técnica han sido puntos importantes.

Entre los directores daneses más conocidos, uno de los que más ha destacado en los últimos años ha sido Lars Von Trier. Cuenta en su filmografía con impactantes verdaderas obras maestras, como «Breaking the waves» («Rompiendo las olas», 1996) ó «Dogville» (2003).

Cartel de la película danesa «Dogville», de Lars Von Trier

Además, también es muy famosa Susanne Bier. Se dio a conocer internacionalmente con películas realizadas bajo los parámetros del movimiento fílmico Dogma 95. Recientemente en 2010, su película «Hævnen» («En un mundo mejor») recibió un premio Oscar por parte de la Academia como mejor película en habla no inglesa.

Durante años el cine danés ha destacado y ha recibido numerosos elogios y premios.  En 2013 la película «En Kongelig Affære» («Un asunto real») fue nominada por parte de la Academia para el Oscar a mejor película de habla no inglesa. Además anteriormente, ya habían recibido este premio otras cintas danesas, como la aclamada «Babettes gæstebud» («El festín de Babette», 1987) ó «Pelle erobreren» («Pele el Conquistador», 1988).

Cartel de la película «El Festín de Babette», de Gabriel Axel

La literatura danesa

En cuanto a la literatura danesa, a todos se nos viene a la cabeza el nombre de Hans Christian Andersen, famoso por sus cuentos para niños. Los más conocidos son «El patito feo», «La sirenita» y «La reina de las nieves». Estas tres obras de Andersen han sido adaptadas a la gran pantalla por Disney.

Hans Christian Andersen

Otros autores contemporáneos daneses famosos son los siguientes:

  • Benny Andersen (nacido en 1929), el poeta favorito de Dinamarca. Su colección de poemas Samlede digte (1998) ha vendido más de 100.000 copias
  • Jane Aamund (nacida en 1936). Su popularidad proviene sobre todo de sus obras autobiográficas. Están teñidas de erotismo. Fueron best-sellers en la década de 1990​
  • Anders Bodelsen (nacido en 1937). Su obra incluye novelas de suspense sobre personas de clase media, enfrentadas a tendencias materialistas
  • Christian Kampmann (1939–1988). Sus novelas muestran las clases medias altas en la Dinamarca de la posguerra
  • Svend Aage Madsen (nacido en 1939). Sus obras combinan el realismo con la fantasía. Entre ellas destaca «Tugt og utugt i mellemtiden» («Vicio y virtud en el medio tiempo», 1976)
  • Dea Trier Mørch (1941–2001). Ganó fama internacional en 1976 con su novela «Vinterbørn» («Los niños del invierno»). La obra trata sobre las preocupaciones y las dificultades de las mujeres en relación con el embarazo y el nacimiento de los hijos
  • Jakob Ejersbo (1968–2008). Su mayor éxito es una trilogía basada en Tanzania, que consiste en dos novelas, «Eksil» y «Liberty». Además también destaca una serie de historias cortas, «Revolution», que revelan las condiciones básicas y los anhelos de la existencia humana
  • Jussi Adler-Olsen (nacido en 1950). Se convirtió en un autor de superventas en 1997 con su primera novela «Alfabethuset», seguida de otras novelas de suspense igualmente exitosas. Entre ellas se incluye «Flaskepost fra P» («Mensaje en una botella», 2009)

Gastronomía danesa

La gastronomía danesa es una de las mejores a nivel internacional.

Dinamarca cuenta con más de once restaurantes galardonados internacionalmente y mencionados en la Guía Michelin. El desayuno es la comida más importante y copiosa de los daneses, para empezar con fuerza el día. Comprende quesos, además de embutidos, cereales, etc.

Hay gran variedad de platos típicos, entre los más famosos se encuentran los siguientes.

Los platos más típicos de Dinamarca

Smørrebrød

Constituye el almuerzo predilecto de los daneses. Es pan de centeno con mantequilla y una lonja de carne que puede ser de arenque, salmón ahumado, carne, anguila…Además incluye huevos duros, pepinillos, etc. Puesto que es de lo más típico, lo encontraréis en cualquier lugar de Dinamarca.

Smørrebrød típico danés

Sild

Es arenque, muy propio asimismo en la gastronomía danesa. Se saborea preparado de diversos modos: marinado en vinagre, al curry, en vino, con nata, etc. A pesar de que la carne es más típica en el país, encontraréis este plato en muchas regiones.

Ovnstegt gås

Es ganso asado, también muy común. Probablemente sea uno de los platos que más disfrutéis.

Ovnstegt gås típico danés

Brunede kartofler

Son patatas doradas con azúcar y mantequilla.

Ovnstegt and

Es pato asado.

Frikadeller

Es carne de cerdo picada, con cebolla y huevo.

Biksemad

Son patatas con carne, cebollas y huevos fritos.

Hakkeboffer

Son las típicas hamburguesas danesas.

Hakkeboffer típica danesa

Kraasesuppe Melboller

Es una especie de sopa con buñuelos.

Svineorbrad

Son chuletas de cerdo agridulces.

Los postres más típicos de Dinamarca

Entre los postres también existe gran variedad en el país. Por tanto, los más golosos disfrutarán con esta visita.

Destacan el citronfromatge, un exquisito dulce elaborado a base de limón, natilla y gelatina, y el jule risengrod, que es arroz con leche, vainilla, almendras y licor de cerezas.

Además es muy típico el Karamelrand med is, una especie de flan que está delicioso. Otro postre muy común son los wienerbrød, unos bollitos hechos de masa de hojaldre y pasta de almendras, canela y cardamomo que se venden en todas las pastelerías y confiterías. ¡No os podéis ir de allí sin probarlos!.

Wienerbrød típicos daneses

Copenhague, elegancia y buena vida

«La ciudad más feliz del mundo»

Copenhague tiene un encanto especial, está llena de vida y ofrece muchas posibilidades al viajero. Conocida como «la ciudad más feliz del mundo», en ella se respira una agradable sensación de confort y felicidad que atrae a conocerla.

La capital de Dinamarca fue mi hogar (Ana) durante un año, en el que disfruté de esta increíble ciudad y tuve la posibilidad de verla cambiar desde la estación de verano con sus tonos verdes y su luz, a la de invierno con el cielo encapotado, canales y lagos helados…¡Toda una experiencia!.

Lo primero que sorprende de Copenhague es lo animada que es. Uno puede pensar que al estar en un país nórdico no tiene mucha actividad, todo cierra pronto, etc…¡Nada más lejos de la realidad!. Hay siempre ambiente en la calle, algún concierto, exposición o evento al que acudir. Está llena de gente joven.

¡Hay que reconocerlo!, Copenhague es bonita y tanto la ciudad como los propios daneses tienen cierto punto fashion-elegante que les viene como anillo al dedo. Además, posee este aire de ciudad ecológica con sus parques, canales y el poder ir en bicicleta que resulta especialmente atrayente.

¿Qué ver en Copenhague?

El atractivo de esta capital no reside únicamente en los monumentos, museos y otros puntos de interés, sino que la propia ciudad esconde muchos rincones por descubrir.

Aquí os dejamos lo puntos de interés principales que no os debéis perder.

Principales atracciones

El Tívoli

¡Un parque de atracciones dentro de la ciudad!. Podréis pasear por sus jardines y tomar algo en los restaurantes que encontraréis en su interior. Además, se organizan muchos eventos, conciertos, exposiciones, etc.

La Sirenita

¡Es el símbolo de la ciudad!. Aquí hay todo tipo de opiniones. Mientras muchos aseguran que sienten cierta decepción cuando la visitan, otros la ven como un símbolo entrañable cuyo significado nada tiene que ver con su tamaño.

La Sirenita de Copenhague.

La Sirenita de Copenhague.

El Kastellet

Cerca de La Sirenita, es una fortificación con forma de pentagrama que sirve de parque público.

El Palacio de Rosenborg

Este palacio era la antigua residencia de verano real. Tanto las habitaciones como el museo se pueden visitar.

Palacio de Rosenborg, en Copenhague

Torres en la fachada del Palacio de Rosenborg, en Copenhague

El Palacio Real de Amalienborg

Es la residencia actual de la familia real. Está compuesta por cuatro edificios de estilo rococó, realizados por el arquitecto Nicolai Eigtved entre 1750 y 1768, como residencia de diferentes familias de la nobleza del país. Si cuadráis horarios podéis ver el cambio de guardia.

El Palacio de Christiansborg

Es la sede del Parlamento y el Tribunal Supremo. Sus salas interiores se puede visitar, además de poseer una de las torres más altas de todo Copenhague.

La Plaza Rådhuspladsen

En la plaza Rådhuspladsen, muy cerquita de El Tívoli, se encuentra el edificio del Ayuntamiento. Destacan su arquitectura y sus estatuas. En esta plaza se encuentra además una de las principales estaciones de autobuses de Copenhague.

Rådhuspladsen, en Copenhague

Fachada del Ayuntamiento de Copenhague

La Torre Redonda (Rundertårn)

Tras recorrer sus 7 vueltas y media alcanzareis la cima de esta torre. Además, encontrareis una de las mejores vistas de la ciudad.

Round tower, Copenhague

La torre redonda, Copenhague

La Ópera

La Ópera de Copenhague es el Teatro Nacional de Ópera de Dinamarca. Está considerado uno de los teatros más modernos del mundo, encontrándose también entre las óperas más costosas del planeta. Es un grandioso y moderno edificio, que sin duda impacta con el resto de construcciones de la ciudad.

La Opera de Copenhague vista desde el Black Diamond

La Opera de Copenhague vista desde el Black Diamond

The Black Diamond

Es la Biblioteca Real de Dinamarca. Este impresionante edificio de mármol negro y de cristal, se localiza en pleno barrio de Christianshavn, junto al canal del mismo nombre.

Black diamond, Copenhagen

Black diamond, Copenhague

La Iglesia de Frederik

La Iglesia de Frederik ó Iglesia de Mármol está situada en frente del Palacio de Amalienborg. Es un templo luterano cuya construcción de alargó durante más de 150 años. Posee la mayor cúpula de Escandinavia.

La Iglesia de San Nicolás

Este edificio es una de las iglesias más antiguas de la ciudad. La actividad que desarrolla tiene más que ver con el mundo del arte, ya que es el centro de Arte Contemporáneo.

La Iglesia de San Salvador

Esta iglesia barroca es famosa por su escalera de caracol que rodea el torreón.

Zonas en las que se divide Copenhague

Copenhague se debe recorrer disfrutando de su arquitectura y su ambiente cosmopolita. A continuación os describimos los principales barrios y zonas en los que se divide la ciudad.

Nyhavn

Este canal es una de las zonas más concurridas de la ciudad, tanto por los turistas como por los lugareños. Además, hay un gran número de restaurantes y cafeterías donde tomar algo. Os encantarán los barcos de madera y los edificios de colores. Ésta es, sin duda, una de las estampas más fotografiadas de la capital danesa.

Puerto de Nyhavn, en Copenhague

Nyhavn, en Copenhague

Kongens Nytorv

Es una de las plazas más famosas de Copenhague. En ella se encuentran el Palacio de Charlottenborg y el Teatro Real.

Calle Strøget

Se considera la vía peatonal más larga de Europa y es “la calle de las tiendas” en Copenhague. Siempre la veréis llena de gente, ¡¡tiene mucha vida!!.

Calle Strøget, city of copenhague

Calle Strøget, Copenhague

Christiania

En la zona de Christianhavn, es otro imprescindible de la ciudad que os impactará. Este barrio con gobierno propio es un lugar único y auténtico. Recordad que no podéis hacer fotos en el interior si no queréis problemas con los autóctonos…

Nørrebro

Este pintoresco barrio destaca por ser multicultural y alternativo, muy de moda entre los estudiantes y las personas de mente creativa. Nørrebrogade, la calle principal, está llena de establecimientos de kebab y tiendas alternativas. En las calles secundarias se pueden encontrar bares abiertos hasta altas horas de la noche. Los comidistas acuden a los exclusivos restaurantes y las cafeterías de moda de Jægersborggade. Muy cerca se encuentra el frondoso cementerio de Assistens, donde yacen figuras tan ilustres como Hans Christian Andersen y Søren Kierkegaard.

Vesterbro

Esta zona, antiguamente de mala fama, ha sufrido una trasformación hasta convertirse en uno de los barrios más chic de la ciudad. Está situado al oeste de la estación central de ferrocarril. Combina zonas residenciales con hoteles y algo de barrio rojo.

En Vesterbrogade, la concurrida calle principal de este barrio, hay tiendas alternativas, galerías de arte y bares. Su zona más amplia es Kødbyen, el distrito de la industria cárnica, donde se pueden encontrar espacios dedicados al arte como el Butcher’s Lab y la V1 Gallery, además de restaurantes internacionales y de cocina nórdica moderna. Los turistas acuden a la fábrica de Carlsberg para probar la cerveza danesa por excelencia y ver sus estatuas de elefantes a escala real.

Østerbro

El extenso Østerbro es tradicionalmente un barrio de familias acomodadas. Se encuentra en la zona oeste de la ciudad. Las exclusivas tiendas de diseño danés y los restaurantes de moda se suceden en la calle principal de Østerbrogade y sus aledaños. Cerca de allí está el estadio nacional del Parken, donde también juega el equipo de fútbol del Copenhague y que bordea Fælledparken, un descomunal parque con zonas de juego e instalaciones deportivas. Las orillas del lago Sortedam están llenas de corredores y ciclistas.

Frederiksberg

Es una ciudad dentro de Copenhague, con administración propia. La calle principal de este barrio de clase media-alta es Falkoner Alle. En esta pequeña ciudad se encuentra el famoso Palacio de Frederiksberg, que cuenta con un parque de 64 hectáreas y un jardín público.

Los alrededores de Copenhague

Además, si tenéis tiempo y decidís traspasar las fronteras de Copenhague podéis plantear varias excursiones y visitar los alrededores de la ciudad. Os recomendamos algunos puntos interesantes como los siguientes.

El Parque de los ciervos (Dyrehaven)

Se encuentra situado al Norte de Copenhague, allí encontraréis preciosos ciervos y robles. Un lugar sin duda perfecto para darse un paseo y desconectar.

El Castillo de Frederiksborg

Situado en Hillerød, este castillo de estilo renacentista alberga el Museo de Historia Nacional. Es el palacio de este tipo más grande de Escandinavia. Edificado como residencia real entre 1560 y 1630, simboliza la potencia de la monarquía absoluta danesa. Constituye un edificio imponente que os llamará la atención.

Castillo de Frederiksborg, en Hillerød

Castillo de Frederiksborg, en Hillerød

¿Dónde comer en Copenhague?

Copenhague es una de las capitales europeas gastronómicas por excelencia. No es económico, pero a no muy mal precio podéis encontrar restaurantes buenos que os harán llevaros un recuerdo especial de esta visita.

Entre los que hemos estado os recomendamos los siguientes:

  • «Vita» (Store Kongensgade 25, 1264 København). Este restaurante brinda buenos platos y es un lugar donde descansar tras un largo paseo alrededor de Kongens Have. La cocina escandinava forma parte de la carta. Sus cocineros preparan un sabroso pato asado, un perfectamente elaborado asado de cerdo y un generoso filete con patatas fritas. Especialmente atrayentes su tosta de centeno, su bien preparado parfait y su delicada créme brûlée
  • «Zeleste» (Store Strandstræde 6, 1255 København). El lugar es precioso, con terraza ambientada y muy acogedora, comida innovadora y una excelente atención. Buena opción para parar a comer en Nyhavn. Comida danesa e internacional. No es excesivamente turístico al estar en una calle perpendicular al canal
  • «Havfruen» (Nyhavn 39, 1051 København). Sitio muy acogedor, con platos aptos para todos los bolsillos. La terraza en el canal de Nyhavn es excepcional

Transporte

Las mejores formas de moverse en Copenhague son la red de transporte público (bus/metro), la bicicleta o andando.

Es muy recomendable alquilar bicicleta. Son en su mayoría bicis de paseo, bastante cómodas y sobra decir que la ciudad está muy preparada para moverse en bici. En caso de que no queráis alquilarla, también podéis ir andando a los sitios ya que no son grandes distancias las que vais a recorrer. Es muy recomendable también que os compréis la tarjeta “Copenhagen Card”. Es muy útil ya que con ella podéis entrar a casi todos los museos, al Tívoli y utilizar la red de transporte. Copenhague no es un destino barato, por lo que es muy interesante la opción de la Copenhague Card.

Información general de Dinamarca

Otros post relacionados: