Gastronomía búlgara

5/5 - (1 voto)

La gastronomía búlgara es sin duda una de las cosas que identifican al país y que uno no puede perderse en el viaje. La comida búlgara es sabrosa, fresca y se sirve en grandes cantidades. Bulgaria es famosa por sus verduras y por sus productos lácteos de calidad, además de su variedad de especias suaves.

La carne de cerdo y el pollo son las carnes más comunes en los platos, aunque el pescado y ternera son también muy populares. Eso sí, el cordero tiene un lugar especial en la cocina tradicional búlgara.

Son muchos los alimentos básicos de la gastronomía búlgara. Os resultarán familiares sus sabores a platos de Turquía, Grecia o Serbia…No obstante Bulgaria tiene su propia esencia en algunos clásicos que la distingue de la versión de los vecinos de los Balcanes.

Desde ensaladas o deliciosos pasteles hasta clásicos de carne a la parrilla, a continuación os enumeramos los platos búlgaros absolutamente necesarios para probar durante vuestra estancia en este interesante país.

Banitsa 

La banitsa es una pieza de pastelería que se puede comprar en las panaderías de todo el país. Su variedad estándar incluye un relleno de queso feta, aunque son muchas otras las variedades llenas de cebollas, repollo, espinacas, champiñones o de calabaza. Para los amantes de los sabores dulces, también se puede probar el banitsa con manzanas y nueces.

Banitsa en cualquiera de sus formas es una parte inseparable de un desayuno tradicional búlgaro. Combinarlo con una bebida fermentada de trigo gruesa es una de las mejores experiencias búlgaras por excelencia.

Banitsa

Kebapche 

El kebapche es uno de los básicos de la gastronomía búlgara y el plato perfecto para un vaso de cerveza local fría en un día de verano. La importancia del Kebapchete es que incluye patatas fritas con queso rallado por encima, para hacer el clásico “tres Kebapcheta con lados”.

El plato en sí es una pieza alargada de carne picada a la parrilla, comparable en tamaño y forma a un perrito caliente. Al igual que con los cevapcici más pequeños que se pueden degustar en Serbia, la carne suele ser una mezcla de carne de cerdo y carne de res, aunque también puede ser exclusivamente de cerdo.

Existe una versión carne, pero es poco común y normalmente será etiquetado como tal. Por lo general, las especias como la pimienta y el comino negro se añadirán a la carne, para dar un sabor ligeramente picante.

Kebapche

Salata Shopska 

Esta ensalada de renombre internacional de Bulgaria es una simple mezcla de tomates cortados en cubitos, pepinos, cebollas y pimientos, con el queso rallado y el perejil sirena en la parte superior. Ya sea una comida centenaria del grupo etnográfico Shopi (como su nombre indica) o una invención 1950 del tour operador estatal de la Bulgaria comunista Balkantourist, la ensalada Shopska es el acompañamiento perfecto para el comienzo de una comida búlgara.

Curiosamente, los colores más prominentes de esta ensalada son el blanco (el queso), el verde (los pepinos) y el rojo (los tomates y pimientos), los cuales son los de la bandera nacional de Bulgaria.

Salata Shopska

Musaka 

Este plato se disfruta en muchas variedades a lo largo de la región de los Balcanes. Las versiones búlgaras implican patatas, huevos y la carne de cerdo picada.

Si bien la variedad griega de musaka puede basarse en la berenjena, el plato de Bulgaria se basa estrictamente en las patatas con carne. Al final, se cubre con yogur búlgaro de espesor en la parte superior.

Musaka búlgara

Lyutenitsa 

Este espeso condimento de tomates y pimientos es el mejor que se puede poner sobre el pan tostado. Hoy en día se produce comercialmente y se vende en frascos pequeños, a pesar de que todavía se hace casero por muchas familias búlgaras.

Lyutenitsa

Shkembe Chorba 

Chorba Shkembe es una sopa de callos con  vinagre, aceite, sal y pimienta al gusto crudo. Uno de los platos más difíciles de probar debido a su fuerte sabor.

Chorba Shkembe

Tarator 

A diferencia del sabor picante de Shkembe de Chorba, el Tarator es ligero, refrescante y frío.

Se trata de una sopa de yogur a base de pepinos, ajo y nueces. Constituye una forma ideal para comer yogur búlgaro, famoso en el mundo por sus beneficios para la salud.

Tarator

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.