Berlín, una ciudad repleta de historia

«La Ciudad Fénix»

Berlín, capital de Alemania, es desde nuestro punto de vista una de las ciudades de Europa más interesantes para visitar. Escenario principal de la Segunda Guerra Mundial, sufrió de primera mano los terribles bombardeos. Además, la construcción de un muro dividiéndola en dos partes la marcó durante muchos años.

La ciudad está totalmente reconstruida en la actualidad. Paseando por sus calles es imposible comprender cómo hace menos de un siglo Berlín estaba casi en ruinas. Por eso se la conoce como «Ciudad Fénix», porque como el ave, resurgió de sus cenizas.

Para muchos, los edificios modernos actuales le han quitado completamente el encanto a la capital alemana. La mezcla entre los restos de las construcciones antiguas y los de la era contemporánea no es entendida por muchos de los visitantes, acostumbrados a las famosas «ciudades de cuento» que tenemos por toda Europa.

En nuestra opinión, la visita a Berlín es muy interesante, sobre todo porque, a pesar de la modernidad, en la ciudad todavía quedan cimientos de esa impresionante y cruda historia vivida en el siglo pasado.

¿Qué ver en Berlín?

¡En Berlín es imposible aburrirse!. La ciudad ofrece muchas posibilidades al viajero, un turismo en cierto modo particular y diferente.

Las visitas que no os debéis perder son las siguientes.

El muro de Berlín

Es quizás lo que más marca a esta ciudad y un elemento clave en su historia. Encontraréis todo lo referente a él en este enlace.

Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo, antigua puerta de entrada a Berlín, se ha convertido en uno de los principales iconos de la capital alemana y es símbolo del triunfo de la paz sobre las armas.

Fue inaugurada en 1791. Se trata de una enorme construcción de 26 metros de alto. Con su estilo neoclásico, recuerda a las construcciones de la Acrópolis de Atenas.

En 1795, el monumento se coronó con una cuadriga de cobre. Representa a la Diosa de la Victoria en un carro tirado por cuatro caballos en dirección a la ciudad. La llegada de la Segunda Guerra Mundial causó graves daños a la estructura y prácticamente destruyó la cuadriga. Algunos años después del fin de la guerra, se procedió con la reconstrucción.

Puerta de Brandeburgo, en Berlín

La mayoría de los free tours de Berlín parte de la plaza en la que se encuentra la puerta, denominada Pariser Platz. Os recomendamos sin duda este plan, pues es una buena manera de conocer la ciudad.

Unter den Linden

Unter den Linden («Bajo los tilos») es, junto con la Kurfürstendamm, una de las principales avenidas de Berlín.

Es un largo bulevar de kilómetro y medio. Va desde la Puerta de Brandenburgo hasta Schlossbrücke (Puente del Castillo). A lo largo de él se pueden contemplar gran parte de los edificios más importantes de Berlín.

Entre ellos cabe destacar el imponente edificio de la Nueva Guardia, la Bebelplatz acompañada por el edificio de la Ópera de Berlín, la Universidad Humboldt y la Catedral Católica de Santa Eduvigis. El Puente del Castillo al final de la avenida lleva hacia la Isla de los Museos de Berlín.

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

La Iglesia neorrománica Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche (iglesia en recuerdo del emperador Guillermo) es muy especial. Fue construida bajo el mandato del Káiser Guillermo II, quedando destrozada por las bombas de los ataques aliados durante la II Guerra Mundial.

En 1950 se hicieron planes para su demolición. Los ciudadanos se negaron y se tomó la decisión de crear un monumento conmemorativo con los restos de la iglesia.

Enfrente de la entrada de la iglesia se construyó una moderna capilla (llamada Iglesia Nueva). Está formada por cristales azules que reflejan una preciosa luz en su interior.

La opinión sobre el conjunto actual es muy variable. Mientras algunos piensan que es algo original, otros muchos opinan que la modernidad de la Iglesia Nueva rompe completamente el encanto del lugar.

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, en Berlín

Kurfürstendamm

La avenida Kurfürstendamm, llamada coloquialmente Ku´Damm, es la calle más popular de Berlín junto a Unter den Linden. Kurfürstendamm comienza junto a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm y se extiende más de tres kilómetros hacia el oeste. Termina en la zona residencial de Halensee.

Alexanderplatz

Alexanderplatz ha estado considerada el centro de Berlín desde la Edad Media. Actualmente alberga la Torre de Televisión y el famosos Reloj Mundial. Éste último señala la hora de todas las ciudades del mundo.

La característica Torre de la Televisión de Berlín

En esta plaza han acontecido muchas de las protestas vividas en la capital alemana. Fueron famosas las de 1989 contra el gobierno comunista.

En la zona ajardinada de la parte oeste de la torre de la Televisión se pueden destacar tres interesantes monumentos. Son la Iglesia Marienkirche, construida en 1380, la Fuente de Neptuno y el Ayuntamiento Rojo, cuyo nombre proviene del color de su ladrillo.

Ayuntamiento de Berlín

Además casi junto a la orilla este del río, veréis entre una arboleda un conjunto monumental en el que destacan dos enormes estatuas de bronce. Son Marx en posición sentado y Engels de pie junto a él.

Este monumento, denominado Marx Engels Forum, está dedicado a los fundadores del movimiento comunista. Fue levantado por las autoridades de la RDA en el año 1986. ¡Llama mucho la atención!.

Monumento Marx Engels Forum

Desde Alexanderplatz parten además las grandes avenidas construidas durante la época comunista. Merece la pena destacar la Karl-Marx-Allee, una amplia avenida en la que se puede apreciar la arquitectura soviética.

El Parlamento alemán

El antiguo edificio del Reichstag es la sede del Parlamento Alemán (Bundestag Alemán). Se trata de un edificio histórico con aspecto de templo clásico, coronado por una gran cúpula moderna por la que se puede transitar.

Fachada del Parlamento Alemán en Berlín
Cúpula del Parlamento

La Catedral

La Catedral (Berliner Dom) se alza majestuosa en las proximidades del Río Spree. Posee una cúpula de cobre de color verdoso.

Se trata del edificio religioso más representativo de Berlín. Se encuentra enfrente del jardín Lustgarten, entre la Isla de los Museos y el solar antes ocupado por el Palacio Imperial.

La Catedral de Berlín

Monumento al Holocausto

Fue edificado en las cercanías de la Puerta de Brandenburgo entre los años 2003 y 2005. Es un monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa.

Se trata de una cuadrícula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas. Permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida.

Desde el sureste del monumento, se puede acceder a un espacio subterráneo en el que se ubica el centro de información.

El Checkpoint Charlie

Después de la construcción del muro de Berlín, quedaron pocas fronteras a través de las cuáles los ciudadanos pudieran moverse entre las dos alemanias. El alcalde de Berlín Occidental consiguió que sus ciudadanos pudieran visitar la parte oriental con algunas restricciones. Checkpoint Charlie fue el lugar de acceso.

Desde el año 2001, en Checkpoint Charlie se encuentra instalada una réplica del cartel que años atrás advertía a los ciudadanos. Dice así: “Está entrando en el sector americano”.

Aparte del cartel, hay una pequeña frontera además de una larga colección de fotografías y textos de la época. En ellos se puede ver el aspecto que llegó a tener ese punto.

Palacio Charlottenburg

El Palacio Charlottenburg se construyó entre 1695 y 1699 en un estilo barroco. Fue diseñado como lugar de veraneo de Sofía Carlota, segunda esposa de Federico III. Se pueden visitar todas las estancias interiores. El punto fuerte son los impresionantes y bellos jardines. ¡Os encantará!.

Palacio Charlottenburg, en Berlín

Berliner Unterwelten

Cuando comenzó el declive alemán en la II Guerra Mundial, empezó la construcción de búnkeres.

Durante la Guerra Fría, este sistema de túneles y búnkeres adquirió especial importancia. En algunos casos se mejoró y preparó para un posible conflicto.

Hoy en día se puede realizar un tour por esta ciudad subterránea, que desde luego no os dejará indiferente. Un guía os acompañará a través de las entrañas de uno de los más de 3.000 búnkeres que hay en la capital alemana.

Los museos

La ciudad cuenta con varios museos de interés, la mayoría de ellos en la llamada Isla de los museos. En este enlace podréis ver información de los más recomendables.

Los parques

Berlín cuenta con parques y zonas verdes absolutamente preciosas.

Uno de los parques más bonitos es el Tiergarten, perfecto para darse un paseo y descansar. En estos momentos de relax, os recomendamos por supuesto que probéis los perritos calientes, con las famosas salchichas alemanas. Veréis que los venden en muchos puestos ambulantes…¡y están deliciosos!.

Las plazas

Además de Alexanderplatz, la principal, en Berlín existen plazas muy importantes. Son las siguientes.

  • Potsdamer Platz: Es hoy una de las zonas más modernas de la ciudad. En ella se encuentra el famoso edificio del Sony Center
  • Gendarmen Markt: Construida en el siglo XII, es una de las zonas más bonitas de Berlín. El nombre de la plaza, proviene del Regimiento Gens d’Armes (hombres armados) que se encontraba acuartelado en ella. A ambos lados de la plaza, se pueden ver dos iglesias barrocas idénticas que se completan con una torre coronada por una cúpula. Una es francesa y la otra alemana
Una de las iglesias gemelas en Gendarmen Markt
  • Bebelplatz: La Plaza Bebel (Bebelplatz), antiguamente llamada Opernplatz, está situada en el lado sur de la Avenida Unter den Linden, la principal arteria de Berlín. La plaza es conocida debido a los acontecimientos que tuvieron lugar la noche del 10 de mayo de 1933, cuando fue el escenario de una gran hoguera en la que se quemaron miles de libros de algunos autores censurados por los nazis, como Karl Marx, Heinrich Heine o Sigmund Freud.

La plaza está rodeada de magníficos edificios. Al este, se puede observar el precioso edificio de la Ópera de Berlín. En el lado oeste se encuentra el  edificio de la Universidad Humboldt. En el sur se sitúa la Catedral de Santa Eduvigis, la iglesia católica romana más antigua de la ciudad.

  • Pariser Platz: Está situada junto a la Puerta de Brandenburgo, al final de la Avenidad Unter den Linden. Pariser Platz (Plaza de París) es una de las principales plazas de Berlín y por tanto uno de los lugares más transitados de la capital alemana

Otros planes para conocer Berlín

En los apartados anteriores tenéis una descripción detallada de los puntos de interés. Pero Berlín es mucho más, hay planes chulos y diferentes que podéis hacer para descubrirla de otra manera y a vuestro aire. Podéis ver nuestras recomendaciones en este enlace.

Visitas cercanas

Si os sobra tiempo en vuestro viaje, podéis salir de Berlín y realizar algunas visitas cercanas que también son muy interesantes. Entre ellas, podemos destacar las siguientes.

Postdam

Situada a unos 20 kilómetros al suroeste de Berlín, Potsdam ofrece una combinación perfecta entre arte y naturaleza.

En 1990, Potsdam fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a sus hermosos palacios y jardines. Actualmente se ha convertido en una de las ciudades más visitadas de Alemania.

Es muy famoso asimismo el Puente Glienicke, protagonista de la famosa película «El Puente de los Espías», de Steven Spielberg. «La vista desde él compite por ser uno de los puntos más bellos del mundo». Esta frase se le atribuye al humanista y explorador alemán Alexander von Humboldt. El puente une Berlín y Potsdam, separadas por el río Havel en una zona llena de lagos y canales.

Puente Glienicke

Campo de Concentración de Sachsenhausen

Fue construido en 1936 por prisioneros de otros campos de concentración. Fue uno de los más importantes de la Alemania Nazi.

El Campo de Concentración Sachsenhausen no deja indiferente a ninguno de sus visitantes. Durante el recorrido por los barracones en los que se hacinaban los internos, os adentraréis en la dura historia que tuvo lugar en el recinto. 

Si bien en otros lugares no es tan importante, para conocer bien el Campo de Concentración de Sachsenhausen es necesario hacer una visita guiada.

Se puede llegar en tren, tomando las líneas RE5, RB12 y S1, y bajando en la estación de Oranienburg. Desde allí hasta el campo, podéis caminar 20 minutos o tomar el autobús 804.

Transporte

La red de transporte público en Berlín funciona perfectamente y llega a cualquier punto de interés. Existen metro, tren, tranvía y autobús. Los billetes sirven para cualquiera de ellos. Los precios varían según las zonas. Además también existen abonos y billetes turísticos especiales.

Los billetes se pueden comprar en las taquillas o las máquinas de las estaciones de metro y de trenes.

Los conductores de autobús y tranvía también venden billetes sencillos y diarios pero, para los tranvías es necesario llevar el cambio exacto en monedas. Recordad que es necesario validar los billetes en las estaciones de metro, al subir en el autobús o en el tranvía.

No obstante, os recomendamos caminar todo lo que podáis. Berlín es una ciudad grande, pero es cierto que todos los puntos de interés están bastante próximos entre sí.

Por otro lado, es también muy recomendable alquilar una bicicleta. La ciudad está totalmente preparada para ello y es muy agradable recorrerla de esta manera. Siempre es un plan genial. ¡Nosotras así lo hicimos y fue una experiencia estupenda!.

Hasta aquí nuestra descripción sobre Berlín, de las visitas más impactantes en Europa. Nos despedimos con un par de instantáneas del viaje a esta maravillosa ciudad, en octubre de 2012.

Información general de Alemania

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *