El muro de Berlín

Rate this post

«La separación más difícil»

El muro de Berlín dividió la ciudad en dos partes durante 28 años, separando a familias y amigos.

Antecedentes

Al finalizar la II Guerra Mundial, tras la división de Alemania, Berlín también quedó dividida en cuatro sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. Las malas relaciones entre los comunistas y los aliados fueron creciendo. Llegó un punto en que surgieron dos monedas, dos ideales políticos y, finalmente, dos Alemanias.

En 1949 los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA). El sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA). Así Berlín quedó dividida y se crearon 81 puntos de paso entre las dos zonas de la ciudad.

La construcción del muro

La maltrecha economía soviética y la floreciente Berlín occidental hicieron que muchas personas dejaran atrás la Alemania Oriental para adentrarse en el capitalismo.

La RDA comenzó a darse cuenta de la pérdida de población que sufría (especialmente de altos perfiles) y, la noche del 12 de agosto de 1961, decidió levantar un muro provisional. Se cerraron 69 puntos de control, dejando abiertos sólo 12. En los años siguientes se terminó con la construcción, que acabó siendo una pared de hormigón de entre 3,5 y 4 metros de altura.

Acompañando al muro, se creó la llamada «franja de la muerte». Estaba formada por un foso, una alambrada, una carretera por la que circulaban constantemente vehículos militares y vigilancia permanente. Tratar de escapar era similar a jugar a la ruleta rusa con el depósito cargado de balas. Aun así, fueron muchos los que lo intentaron.

Entre 1961 y 1989 más de 5.000 personas trataron de cruzar el muro y más de 3.000 fueron detenidas. Alrededor de 100 personas murieron en el intento, la última de ellas el 5 de febrero de 1989.

La caída del muro

La caída del muro de Berlín vino motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en mayo de 1989, ya que cada vez más alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las distintas embajadas de la República Federal Alemana. Este hecho, motivó enormes manifestaciones en Alexanderplatz que llevaron a que, el 9 de noviembre de 1989 el gobierno de la RDA afirmara que el paso hacia el oeste estaba permitido.

¿Dónde ver los restos del muro en Berlín?

Aunque gran parte de la ciudad está reconstruida, son totalmente perceptibles todavía las diferencias entre las dos Alemanias, quedando aún muchas de las construcciones comunistas en la parte oriental.

Actualmente, la parte más importante que se ha mantenido en pie del muro de Berlín se encuentra en la zona conocida como East Side Gallery. Allí se pueden recorrer 1,3 kilómetros del mismo. Está decorado con impresionantes pinturas que reflejan multitud de acontecimientos relacionados. Es la mayor galería de arte al aire libre del mundo. Cientos de graffitis documentan los cambios tras la Guerra Fría. La visita a la East Gallery es altamente recomendable. Contemplar el arte urbano de Berlín es una de las mejores maneras de conocer la ciudad.

El muro en la actualidad, East Side Gallery

En la exposición denominada Topografía del Terror, situada junto al Checkpoint Charlie, también se pueden encontrar importantes restos del muro.

Restos de muro cerca del Checkpoint Charlie

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.