Bali, templos exóticos y cascadas preciosas

«La isla de los dioses»

Bali es una provincia de Indonesia. Incluye la isla principal con este nombre y además Nusa Penida, Nusa Lembongan y Nusa Ceningan.

La principal, la también llamada «isla de los dioses», es una de las más visitadas del país y la que nosotras conocimos. Es famosa por sus impresionantes templos (denominados allí «pura») y sus tradiciones hindúes religiosas.

En nuestro viaje por Indonesia, a Bali llegamos en ferry desde Java, en concreto al puerto de Gilimanuk. Está en la zona oeste de la isla. Una vez allí, tras regatear con un conductor que se ofrecía a llevarnos, compartimos coche con una pareja también española. Así llegaríamos a nuestro primer destino en la isla, Amed. El viaje no nos salió especialmente barato (900 rupias), pero como éramos cuatro no quedamos especialmente disconformes.

Habíamos oído que el sur de Bali es muy turístico, mientras que el norte mucho menos. Elegimos como primera parada Amed, en el este, porque leímos que era un sitio con fondos marinos muy bonitos. Además, parecía no estar tan masificado. La pareja con la que compartimos coche se quedó en Lovina, sitio que también hemos oído que está bien. Otro lugar que asimismo nos comentaron durante el viaje por el norte es Permuteran. Éste último está bastante cerca de Gilimanuk, donde os deja el ferry procedente de Java.

Amed

Amed nos gustó mucho, merece la pena. Es un sitio más tranquilo con una playa bonita y fondos marinos bastante impresionantes. Sus habitantes de dedican a la pesca y los coloridos jukung (barcos tradicionales) se agrupan en todas las zonas disponibles. Pudimos hacer snorkel, es además un sitio típico también para el buceo en Bali.

Playa de Amed, al este de Bali

Templos de Pura Tirta Empul y Gunung Kawi

Desde Amed y en el trayecto hacia Ubud, nuestra siguiente parada, visitamos los templos de Pura Tirta Empul y Gunung Kawi. Para este recorrido cogimos un Grab, un servicio parecido a Uber, muy extendido en esta zona del sudeste asiático.

Durante el trayecto pudimos observar los extensos campos de arroz de Bali. Es el paisaje más hermoso y típico que se puede contemplar en la isla.

Campos de arroz en Bali

Pura Tirta Empul es uno de los templos más famosos y visitados de Bali. Es tan popular por su agua, considerada como bendita. Los fieles acuden para purificarse y celebrar ceremonias religiosas.

Está ubicado en Tampak Siring, muy próximo a Ubud, a unos 10 km de distancia. Como en todos los templos de la isla, hay que cubrirse las piernas con un pareo o sarong. Os lo prestarán en la puerta de acceso al templo.

Esta visita es recomendable. Sin embargo, como hemos comentado, es un templo muy turístico y en nuestra opinión esto le resta bastante magia.

Gunung Kawi, es un templo público dedicado al dios del agua, en el que se encuentran enterrados los miembros de la familia real. Ubicado entre arrozales y palmeras, el templo está rodeado por un llamativo y verde paisaje. Esta visita, mucho menos turística que la anterior, nos pareció muy interesante y la recomendamos sin duda.

Templo de Gunung Kawi, en Bali

Ubud

Tras la visita de los templos nos dirigimos a Ubud, donde pasaríamos las dos siguientes noches. Esta pequeña localidad en la zona central de Bali es un sitio muy turístico, sin embargo conserva todavía gran parte de su autenticidad con un montón de símbolos que os ayudarán a entender la extraordinaria cultura balinesa.

Las tiendas a lo largo de la calle principal son variadas, pero es casi inevitable el comprar recuerdos por allí. Es el sitio como diríamos para los souvenirs del viaje, detalles preciosos que nos recordarán nuestra estancia en la isla. Os recomendamos saliros del bullicio de la calle principal y callejear por zonas menos masificadas que os llevarán a encontrar rincones realmente encantadores. Hay además buenos restaurantes, cafés y puestos en la calle, muchos de los cuales venden productos artesanos de la región.

En Ubud visitamos además el famoso Monkey Forest, el Palacio y los templos pequeños que hay alrededor.

Templo Pura Marajan Agung, cerca del Palacio, en Ubud

Templos de Pura Taman Ayun y Pura Tanah Lot

Desde Ubud, queríamos ir a algún sitio del sur y elegimos Jimbaran. Este pequeño pueblo costero se aleja bastante de la gran concentración  que suele haber principalmente sobre todo en verano en la zona de Kuta.

Para el recorrido cogimos de nuevo un Grab. De camino desde Ubud, visitamos un par de templos más, Taman Ayun y Tanah Lot. Entre el primero y el segundo hicimos una parada para degustar el café indonesio, denominado café luwak, y algunos tés de la zona. El método de preparación del café es bastante llamativo, pues es obtenido de granos que, tras ser ingeridos por la civeta (parecido al mono), pasan por su tracto intestinal y son expulsados entre sus heces. Estos animales se atiborran de frutos maduros de café y expulsan el grano parcialmente digerido. Aunque al escuchar esto no resulta especialmente atractivo, recomendamos probarlo, no está malo y tiene un sabor bastante especial.

Templo de Pura Taman Ayun

Taman Ayun (Templo del Bello Jardín), es un precioso templo que se encuentra rodeado por una exótica vegetación. Su estampa es una de las más famosas de Bali. Se encuentra protegido por un foso y los visitantes no pueden acceder a su interior, pero pueden contemplarlo desde el muro que lo rodea. La unión de los bellos edificios con la exuberante naturaleza que los rodea convierte Taman Ayun en un lugar muy especial. Aunque no es posible acceder al interior de la zona más sagrada del templo, las vistas que se obtienen desde el exterior son más que suficientes para que la visita merezca la pena.

Templo de Pura Tanah Lot

Tanah Lot (Templo de la Tierra en el Mar), es un precioso templo hinduista ubicado en un islote a 100 metros de la costa suroeste de Bali. Es un lugar espectacular, especialmente al atardecer. La luz del sol se torna dorada y desciende por el horizonte convirtiendo el templo en una oscura silueta. Al final del día la zona se llena de turistas que finalizan sus excursiones en uno de los templos más especiales de Bali.

Jimbaran

Jimbaran es un pueblo costero que tiene bastante encanto. Por la noche es típico cenar en la playa. Hay muchos puestos y restaurantes donde cuecen el marisco y lo sirven al momento. Los precios no están mal y es una experiencia bonita y recomendable.

Cerca de allí visitamos algunas playas del sur, como Balangan y Padang Padang. La primera nos gustó, es muy bonita. Padang Padang sin embargo, nos decepcionó mucho. Aparte de que hay que pagar por entrar (¡esto no lo habíamos visto nunca!), no es muy grande y estaba muy concurrida. Probablemente en otra época del año llame más la atención, porque además tiene unas formaciones rocosas bonitas, pero tal y como la vimos nosotras, decepciona la verdad.

Playa de Balangan, en Bali

Templo de Pura Ulu Watu

Tras visitar las playas, fuimos a ver el templo de Ulu Watu, uno de los 6 templos considerados como pilares espirituales en Bali. Está construido sobre un acantilado, a unos 70 m sobre el nivel del mar. «Ulu» significa «superior» y «Watu «, «roca».  Los balineses creen que aquí se reúnen los tres poderes divinos (Shiva, Vishnu y Brahma). No se puede acceder al interior del mismo, pero la visita merece la pena, las vistas son espectaculares. Ir a ver hasta allí la puesta de sol resulta algo impresionante. En el recinto hay bastantes monos y hay que tener cuidado…porque en cuanto te despistas ¡te pueden robar las gafas o el gorro!. Hay un cartel con esta advertencia en la entrada.

Otros lugares de interés

Nosotras solo estuvimos 5 días en Bali y, obviamente, nos quedaron cosas por ver. Como en muchos otros sitios, en esta isla te puedes tirar semanas visitando rincones realmente impresionantes. En el siguiente enlace aportamos otros puntos de interés que nosotras no conocemos, pero que seguro merecen la pena:

Transporte

Sin duda, la mejor manera de conocer Bali es, si os atrevéis, alquilando una moto. Aunque allí no conducen del todo bien y hay otras normas, en general es una opción muy utilizada. Además, es la más rápida y económica.

El transporte local es a veces bastante caro y os tendréis que sumar a ese famoso “regateo” que forma parte del día a día allí. De todas formas compartiendo coche a veces no sale tan mal.

Otra opción, que es la que nosotros utilizamos, es usar Grab. Es una aplicación tipo Uber para los transportes, originaria de Malasia pero muy extendida en Indonesia, ¡os servirá de gran ayuda!. Nosotras la utilizamos bastante y no funciona mal, la diferencia de precio es importante sobre todo en trayectos largos.

En Bali los atascos, sobre todo en Agosto, son muy comunes, ¡por lo que debéis armaros de paciencia en los traslados!.

Información útil

Os dejamos un poco más de información útil de cómo viajar a Indonesia en el enlace;).

Otros post relacionados:

2 opiniones en “Bali, templos exóticos y cascadas preciosas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *