San Cristóbal de la Laguna

5/5 - (1 voto)

«La segunda ciudad más grande de Tenerife»

Situada en medio del fértil valle de Aguerre, San Cristóbal de la Laguna, la segunda ciudad más grande de Tenerife, debe su nombre a una laguna que existía donde hoy está asentada y que fue drenada en 1837. Fundada en 1496 por el conquistador Alonso Fernández de Lugo, La Laguna, como se la conoce popularmente, fue la primera residencia de los Adelantados, los gobernadores militares de la isla. Aunque en 1723 dejó de ser la capital, el traslado de ésta a Santa Cruz de Tenerife no frenó el desarrollo de la ciudad.

La Laguna destaca por haber sido desde bien temprano un importante centro académico, hasta el punto de que en 1817 fue inaugurada la Universidad de San Fernando. Asimismo, en 1818 la ciudad se convirtió en sede de obispado.

¿Qué ver en San Cristóbal de la Laguna?

En San Cristóbal de la Laguna hay algunos puntos interesantes que conocer. Aunque como siempre decimos, en un viaje a cualquier isla Canaria siempre nos apetece más estar por las zonas de playas y montaña, hay núcleos urbanos que también merecen una vista. En este caso, os recomendamos que al menos dediquéis una mañana a pasear por esta ciudad, que ofrece las siguientes atracciones.

Las casas antiguas

A pesar de su rápido crecimiento (algunos barrios están prácticamente unidos a la capital), el casco antiguo mantiene su trazado geométrico original de laberínticas callejuelas.

En él hay varias casas notables con balcones de madera y lujosas puertas coronadas con escudos de armas. Es el caso de la Casa del Corregidor y la Casa de la Alhóndiga, ambas del siglo XVI, la Casa Álvaro Bragamonte, del siglo XVIII, la Casa Mesa y la Casa de los Capitanes, ambas del siglo XVIII.

Casa del Corregidor

Casa de la Alhóndiga

La Casa Lercaro, construida en 1593 por mercaderes genoveses, ha sido restaurada para albergar el Museo de Historia de Tenerife. Inaugurado en 1993, ilustra la historia de la isla desde la conquista española hasta el siglo XX. En él se exponen documentos antiguos, herramientas y cuadros del siglo XVI. Entre los objetos más valiosos se encuentran mapas antiguos del archipiélago.

El Ayuntamiento y otros puntos

También cabe destacar el edificio del Palacio Episcopal, que luce una bella fachada de piedra de 1681. Igual de interesantes son algunos edificios del siglo XIX, como el Casino de la Laguna (1899), de estilo francés y el Ayuntamiento, de 1829, donde se guarda el estandarte bajo el cual luchó Fernández de Lugo durante la conquista de Tenerife.

Palacio Episcopal

El Ayuntamiento actual, en cuyo interior hay frescos sobre sucesos históricos de la isla, se encuentra en la Plaza del Adelantado. Junto a él está la Iglesia de San Miguel (1507), fundada por Fernández de Lugo.

Plaza del Adelantado

En la misma plaza de halla el Convento de Santa Catalina, que conserva el claustro original, y el Palacio de Nava, un buen exponente de la arquitectura colonial española. Detrás de la plaza hay un buen mercado de frutas, queso y flores.

Al este de la Plaza del Adelantado está la Catedral, reconstruida entre 1904 y 1915, que conserva dos torres de la iglesia original (1825). En su interior destaca especialmente el magnífico retablo situado al fondo del altar, que data de la primera mitad del siglo XVIII. Detrás del altar mayor se halla la sencilla tumba de Alonso Fernández de Lugo.

Catedral de San Cristóbal de La Laguna

Plaza de la Concepción e Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

En la Plaza de la Concepción se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (1502), una construcción gótico renacentista de tres naves, exponente de la arquitectura propia de la época de la conquista. La iglesia posee una bóveda de madera reconstruida. En agosto miles de peregrinos se acercan al Santuario del Cristo, una pequeña iglesia situada en el extremo norte del casco, para honrar a una hermosa imagen gótica de Cristo de finales del siglo XV. Obra de un artista desconocido, esta talla fue traída a Tenerife en 1520 por Alonso Fernández de Lugo.

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.