Gijón, ciudad marinera de Asturias

5/5 - (3 votos)

«Entre sidras»

Gijón es sin duda un imprescindible en cualquier visita a Asturias. Ciudad marinera de la costa por excelencia, pasar algunos días allí la verdad es que es un auténtico placer…y es que estamos ante una tierra bellísima, animada, con ambientazo y donde se come de lujo. Poco malo podemos decir de ella, hemos estado varias veces y volveremos de nuevo. ¡Simplemente nos encanta!.

Las 10 cosas mejores que hacer y ver en Gijón

En los siguientes apartados os hablamos de las 10 mejores cosas que hacer y ver en Gijón.

Disfrutar de Cimadevilla

Cimadevilla es el área más antigua de la ciudad y el barrio más entrañable de Gijón. Cuenta con vestigios arqueológicos de la época de administración romana, conservando también la estética de barrio de pescadores del siglo XIX. Se ubica en la llamada península de Santa Catalina. Os recomendamos que os deis un paseo por sus calles y comáis en alguno de sus restaurantes. La zona alberga una gran colina, llamada cerro de Santa Catalina. Es un área llena de caminos y partes verdes, donde se encuentra la escultura Elogio del Horizonte, obra del escultor Eduardo Chillida. Desde allí se puede disfrutar de una preciosa puesta de sol si el día está claro.

Monumento «Elogio del Horizonte»

Vista del mar desde el cerro

Cerca de Cimadevilla hay otros puntos de interés, como el Palacio de Revillagigedo o la Playa Mayor.

Palacio de Revillagigedo, en Gijón

Darse una vuelta por el puerto deportivo

El actual puerto deportivo, lo que antaño fuera un notable puerto pesquero, de gran tradición en la ciudad, sigue conservando la esencia marinera, y es uno de los paseos y rincones más agradables.

Las dependencias del puerto deportivo son un continuo ir y venir de regatistas y navegantes de medio mundo, lo que le confiere a la ciudad un aire cosmopolita y marinero que encandila a propios y foráneos.

Esta zona siempre tiene mucha vida y a ello contribuyen también los restaurantes y sidrerías que hay en el entorno. Una de las mejores partes es la Cuesta del Cholo, que con la llegada del buen tiempo se convierte en un auténtico anfiteatro de la alegría, regada con sidra, sol y espuma.

En el puerto deportivo de Gijón

En verano de 2013 y con ocasión de la Fiesta de la Sidra Natural se levantó en el puerto deportivo un árbol de botellas de sidra con el objetivo de fomentar el reciclaje. Fue diseñado por Labaula Arquitectos de Barcelona tras un concurso de ideas de EMULSA. Son casi 8 toneladas de peso, necesitando 3200 botellas de vidrio verde para su confección, que se colocaron del revés, como se hace para escanciar. Esta cantidad de envases es el equivalente al consumo de vidrio anual de cien familias. Hoy en día constituye un clásico de Gijón para hacerse una foto.

Árbol de botellas de sidra de Gijón

Ralajarse en sus playas

Aunque en los alrededores hay muchos arenales, las dos playas de la ciudad son la de San Lorenzo y la de Poniente. Son distintas, pero ambas son muy atrayentes. A nosotras, para estar tiradas en la arena y disfrutar propiamente de la playa, nos gusta más Poniente. Está menos masificada y no sube tanto la marea.

Playa de San Lorenzo, en Gijón

En uno de los extremos de la Playa de San Lorenzo y ya al lado de Cimadevilla, se encuentra la emblemática Iglesia de San Pedro.

Iglesia de San Pedro

Saborear su excelente gastronomía

Gijón, como cualquier lugar de Asturias, ofrece una variedad impresionante de buenos lugares para comer. ¡Os costará decidiros!. La verdad es que no podemos saltar este apartado sin dar nuestras recomendaciones. Los dos primeros son tremendamente conocidos (no os estamos destapando nada nuevo), pero el tercero lo descubrimos por casualidad…¡nos encantó!:):

  • «El Planeta». Está en la cuesta del Cholo. Pedimos croquetas de erizo la última vez, ¡estaban ricas!. Siempre recomiendan los salmonetes, pero vamos….¡en la carta tenéis donde elegir!. Es recomendable reservar
  • «Tierra Astur». Es una sidrería que hay tanto en Gijón, como en Oviedo y en Avilés. En Gijón hay un par, muy cerca uno del otro. Nosotras estuvimos en Tierra Astur Poniente, al lado de la playa de este nombre. No había sitio dentro y comimos en la terraza. En fin, todavía recordamos el cachopo que nos tomamos allí…No suelen reservar, lo que hay que hacer es intentar estar pronto para coger mesa
  • «Casa Benita». Está cerca también de la Playa de Poniente. Un sitio sencillo, de comida casera. Nos gustó muchísimo, ¡no os lo perdáis!. Excelente relación calidad-precio

Famoso restaurante «El Planeta», en Gijón

También es muy buena opción acercarse a los puestos de comida de la Plaza Mayor. Tienen algunas especialidades de la zona riquísimas.

Disfrutar de sus sendas verdes

Gijón está circundado por sendas y senderos, tanto a pie de costa como hacia el interior rural, y todos ellos son travesías en las que hay paisajes, rincones y lugares para soñar en verde. Descubriréis en la ciudad todo un entramado de rutas, que os llevarán desde la misma urbe a su tranquila zona rural.

Dos de las sendas más famosas son la senda fluvial del Piles y la vía verde de La Camocha.

La senda fluvial del Piles transcurre plácidamente al lado del río y llega hasta la parroquia de Vega, donde se encuentra el poblado minero de La Camocha.

Por su parte, la vía verde de La Camocha se alarga por lo que fue un antiguo ramal de ferrocarril, uniendo el barrio de Tremañes con la mina La Camocha, en Huerces.

Ambas sendas están muy ambientadas y es habitual ver a senderistas y cicloturistas que las recorren, o bien relajadamente, o bien a ritmo de entrenamiento….pero siempre en medio de una atmósfera que invita al relax y al disfrute de la naturaleza. ¡Y todo con la ciudad al lado!. Un auténtico lujo, ¡está claro!.

Visitar sus museos

Otra de las características que hace de Gijón una ciudad diferente y con un halo de seducción muy por encima de la media, son sus museos y sus espacios dedicados a la cultura.

Aunque hay varios, dos que os recomendamos son la Casa Natal de Jovellanos y el Museo Pueblo de Asturias. Este último es un recinto de casi 35.000 metros cuadrados en su mayor parte al aire libre. Recorrer El Museo del Pueblo de Asturias supone descubrir o redescubrir la vida cotidiana de nuestros antepasados, saber en qué ocupaban sus horas de trabajo y de ocio, cómo se relacionaban, cómo eran sus casas…cerca de 10.000 mil objetos tradicionales. ¡Muy interesante!.

Casa Natal de Jovellanos

Visitar La Laboral Ciudad de la Cultura

La Laboral Ciudad de la Cultura de Gijón sencillamente espectacular, tanto por su arquitectura como por todas las actividades que en ella se desarrollan a lo largo del año.

Tiene una fascinante historia que podréis escuchar entre sus muros, y un diseño imponente y asombroso que os trasladará a la antigüedad clásica en medio del verdor asturiano. Os sorprenderá porque siempre está animada: estudiantes, artistas, viajeros… Sus patios, sus impresionantes jardines, su teatro o su torre (desde la que podréis contemplar una de las mejores vistas panorámicas sobre la ciudad de Gijón) son lugares imprescindibles. Si además tenéis la oportunidad de asistir o participar en alguna jornada, taller o espectáculo de los que en ella se programan a menudo, el placer será total…

La Laboral Ciudad de la Cultura

Pasear por el Parque del Cabo de San Lorenzo

Este parque resulta perfecto para darse una vuelta y ralajarse después de una jornada de turismo.

Podréis llegar a él a pie o en bici desde la ciudad, a través de la senda costera, o bien por carretera, subiendo hasta el Alto de la Providencia.

Uno de los lugares que os enganchará del parque es el mirador en forma de proa de barco que posee, denominado Mirador de la Providencia. Cuando os subáis a él os sentiréis como un auténtico capitán que estuviese oteando el horizonte desde el puente de mando. Además habitualmente sopla el viento, y la impresión es la ir en un velero que pone rumbo a la ciudad de Gijón. Las vistas son espléndidas, y la sensación de relax y libertad también. No olvidéis que el Cabo San Lorenzo es el gran promontorio natural que cierra la fortaleza gijonesa por el este, y tiene un entorno privilegiado: la colina del cuervo, la senda costera que se prolonga hasta la Ñora, la explanada de la Providencia, las vistas desde el Alto del Infanzón, etc.

Mirador de la Providencia

Visitar el Teatro Jovellanos

Se trata del teatro más emblemático de la ciudad. Inaugurado en 1899 como Teatro Dindurra (cuyo café sigue en activo adosado al teatro) por el apellido de su fundador, Manuel Sánchez Dindurra, ha sido restaurado en varias ocasiones, la última en 2010. En la actualidad es uno de los coliseos públicos nacionales con mejores infraestructuras y que ofrece más programación durante los doce meses del año. Es sede habitual de numerosos espectáculos, además de una de las sedes de los Premios Princesa de Asturias y lugar de la ceremonia del Festival de Cine de Gijón.

Teatro Jovellanos, en Gijón

Disfrutar del ambientazo que tiene esta ciudad

Gijón y sus habitantes hacen de la ciudad un inmenso hogar al aire libre, y sentiréis la hospitalidad a cada paso y en cada momento. Las calles, bulevares y plazas son uno de los mejores escenarios para tomar el aire o el sol, para quedar con los amigos a disfrutar de unas botellas de sidra o de unos vinos, para la hora del vermú y del aperitivo.

A menudo las calles gijonesas se llenan de música, de teatro, de espectáculos para todos los gustos, edades y tendencias.

Otra opción que os resultará muy agradable son las compras. Por ejemplo, en los aledaños del casco histórico, algunas calles están peatonalizadas y ofrecen un entorno muy amigable para realizar todo tipo de compras, desde los clásicos recuerdos del viaje hasta moda, decoración, gastronomía, arte, etc.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.