La historia de Indonesia

Rate this post

Primeros reinos y dinastías

Para comenzar hablando de la historia de Indonesia, nos remontaremos al siglo VII. En esa época, Indonesia, bajo el reino de Srivijava, empezó a prosperar gracias al comercio de especias.

Primeramente se estableció el comercio entre China e India. Esto hizo que gradualmente los gobernantes locales adoptaran la cultura y religión de los indios. Ello trajo una influencia hinduista y budista notable.

Entre los siglos VIII y X prosperaron y desaparecieron las dinastía Sailendra y Mataram, dejando tras de sí grandes monumentos en la Isla de Java, como son Borobudur (Sailendra) y Prambanan (Mataram).

Durante el siglo XIII se fundó el reino hindú de Majapahit en el oriente de la isla de Java y su influencia se expandió sobre gran parte de Indonesia.

Fue también en este siglo cuando aparecen los primeros vestigios de población musulmana en el país en el norte de Sumatra. Gradualmente el Islam se extendió, y desde el siglo XVI es la religión dominante en Java y Sumatra.

La colonización europea

A comienzos del siglo XVI se produjo la colonización europea. Los primeros en llegar fueron los portugueses en 1512 que trataron de hacerse con el monopolio del comercio de especias en las Islas Molucas.

Posteriormente, fueron los holandeses en 1602 quienes establecieron la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. La disolución de dicha compañía se produjo en 1800, cuando se establecieron las Indias Orientales Holandesas como una colonia nacionalizada.

El periodo colonial se encuentra marcado por las continuas rebeliones, lo que hizo que el dominio holandés se fuera debilitando. Finalmente, la invasión japonesa con la Segunda Guerra Mundial terminó con el mismo.

La independencia

Indonesia consiguió la independencia el 17 de Agosto de 1945. Sukarno fue el primer presidente de la nueva República.

Sukarno, primer presidente de la República de Indonesia

Desde entonces, la historia del país ha pasado por una época turbulenta, teniendo que superar desde desastres naturales, hasta corrupción, separatismos y otros cambios políticos.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.