Gastronomía croata

Rate this post

La gastronomía croata tiene mucha influencia de la cocina mediterránea de países como Grecia o España. Sobre todo en las áreas costeras, esta influencia se deja notar. También tiene, además, sus platos populares y tradicionales.

El aceite de oliva y el buen vino son dos ingredientes que no pueden faltar en la buena mesa croata. Además, destacan los pescados y mariscos cocinados con arroz, el rico embutido de Dalmacia, la carne de cordero, etc.

En la gastronomía croata encontramos también una fuerte influencia italiana, por ello la proliferación de pizzerías es importante en Croacia.

Al hablar de este país debemos recordar una palabra, Konoba. Es el nombre que reciben las tascas de las ciudades, donde podemos comer muy bien a un precio muy bajo.

Los platos más típicos

Los pescados

En Croacia se come bastante pescado. Debemos nombrar entre los más típicos el Porkolt, un pez siluro guisado con una salsa de pimentón roja. También podemos optar con un módico precio (depende la zonas) por una mariscada con las Prstaci, que son nuestras queridas almejas, gambas del adriático y otros lujos del mar. Pero si tenemos alto el acido úrico existen otros platos como el pescado seco, sopas de pescados con nombres impronunicables, salchicas de pescado, carpa frita, el Smudj, pez lucio con nata, y el Brodet, elaborado con arroz, una especie de paella croata.

La carne

Pero sin duda, en un país en el que predominan grandes extensiones de pastos y numerosos animales que los pueblan, el plato estrella es la carne.

El cordero es la carne más importante de la gastronomía croata. Se cocina en diferentes platos y de distintas formas: tanto al horno como a la parrilla, acompañado de patatas o verduras.

Además en las zonas interiores, hay numerosas recetas de carne que hacen honor a la cocina croata. Algunas son por ejemplo el pollo relleno asado acompañado de compota de membrillo, el pastel de carne y arroz envuelto con hojas de col y la carne de caballo, influencia italiana.

Si visitamos las ciudades de Varazdin y Cakovec debemos probar el pato hervido, emblema de los ríos transmurianos de estas urbes. Otra de las especialidades gastronómicas del país es el Krusnoj peci, un preparado de carne de pavo exquisita, regada con aceite de oliva.

La pasticada es uno de los platos más populares de la gastronomía croata. Es especialmente típico en la zona de Split. Se prepara a base de carne de ternera o buey, en un guiso con vino, especias, y verduras como la zanahoria, o frutas deshidratadas como las ciruelas. Suele acompañarse de ñoquis de patata.

El cevapi, es un plato que combina una especie de salchichas muy típicas de Croacia y bastante especiadas, normalmente con un pan esponjoso que se llama somun y mucha cebolla. También hay variantes que se sirven con arroz. Como es una receta de influencia bosnia, los países de alrededor como Grecia o Croacia lo han adaptado ligeramente a su gastronomía. La verdad que el resultado es un plato riquísimo.

Por último, el Kulen es otro de los productos de comida típica croata. Es un embutido. Se seleccionan las mejores partes del cerdo para prepararlas junto con pimentón molido, ajo y sal. Su aspecto puede recordar al chorizo, aunque el sabor es algo diferente.

Los postres

Algunos de los postres croatas más famosos, son los siguientes:

  • Atrukli ó Strukli. Si os gusta el dulce, no os podéis perder este postre típico croata. Se trata de rollitos de pasta rellenos de queso cottage, huevos y nata
  • Tarta Macarana. Es una tarta elaborada con huevos, almendras y con un poquito de licor de cerezas amargas
  • Orehnjaca. Es un hojaldre de nueces para terminar una buena comida o como merienda. Está delicioso
  • Strudel de manzana. De nuevo se deja ver la influencia de la cocina centroeuropea con este pastel de manzanas y frutos secos, que también es muy típico en países como Austria y Alemania
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.