Cine y Literatura en Finlandia

5/5 - (1 voto)

El cine y la literatura en Finlandia son dos aspectos clave que definen a este país. A continuación os hablamos un poco sobre ellos.

El cine finlandés

Los orígenes

El cine finlandés empezó casi al mismo tiempo que en el resto de países europeos. Un año después de la primera proyección en Francia, los finlandeses comenzaron a disfrutar de proyecciones. Muchas fueron llevadas por el emprendedor K.E. Ståhlberg  tras su luna de miel en Francia.

Fue el mismo K.E. Ståhlberg quien fundó la primera productora del país y lanzó en 1907 la primera película hecha en Finlandia: «The Moonshiners». Después, la compañía se centró más en la realización de documentales cortos. Casi una década más tarde se formó la primera gran productora: Lyyra Filmi. Construyó un enorme estudio en Helsinki.

Años 20

Los años veinte del siglo pasado vieron los primeros pasos del cine en varios países europeos y Finlandia no fue la excepción. Con la creación de Suomi Filmi comienza la producción regular de películas en el país de la mano de Erkki Karu, una de las piezas clave para el desarrollo de la industria.

Como en el resto de países, las primeras películas trataron temas del campo, con sus dramas y alegrías. Sin embargo, a diferencia de sus vecinos, a  Finlandia llegó en los últimos años de la década de los veinte el género del terror, con filmes como «Conjuros Malvados» (1927) del director Teuvo Puro.

Siguientes décadas

Las dos décadas siguientes fueron una época dorada para el cine finlandés. Las dos productoras líderes se disputaban a los mejores actores. La calidad de sus producciones mejoró hasta tal punto que se llegaron a producir alrededor de veinte películas por año. Una de las compañías era la ya famosa Suomi Filmi. La otra era Suomen Filmiteollisuus, también fundada por Erkki Karu después de ser expulsado de su anterior compañía.

La lucha por el éxito entre estas dos productoras catapultó al director de Suomi Filmi, Valentin Vaala, como un genio de las películas románticas. Por el otro lado, en la compañía rival, Tovio Särkkä encontró el soporte que necesitaba para convertirse en el director y productor más prolífico que el cine finlandés haya visto.«El chico malo del regimiento», de 1938, fue una de las más populares entre sus más de 200 películas.

Últimos años

Después de décadas de poca creatividad de comedias y realismo social, el cine finlandés vive un renacer desde los años 80 con una nueva generación de directores y realizadores, entre ellos el dúo  Aki y Mika Kaurismäki.

De Aki Kaurismäki hemos visto «La chica de la fábrica de cerillas» (1990) y, aunque es muy dura, nos gustó bastante. Narra la vida de una chica solitaria, bastante infeliz que vive con su padrastro y su madre. Un buen día y, debido a una experiencia vital, decide vengarse de todos aquellos que se han portado mal con ella.

La literatura finlandesa

Si seguimos hablando del cine y la literatura en Finlandia, hemos de decir que estamos ante un país con una fuerte tradición literaria. Cuenta con una literatura popular que se expresaba en dialectos regionales. La actual se basa en dos lenguas: el idioma finés y el idioma sueco. Además cabe destacar la reciente llegada de la literatura sami.

La cultura es una parte muy importante en el estilo de vida del país, un hecho que se evidencia claramente en su vitalidad literaria. Hoy en día, son muchas las obras finlandesas que se traducen a otros idiomas y el prestigio de los escritores finlandeses, tanto en lengua finesa como en sueco, está creciendo en todo el mundo.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.