Cine y Literatura en Hungría

Rate this post

El cine húngaro

El cine húngaro tiene actualmente gran influencia, tanto en Europa como a nivel mundial.

En España cada vez se estrenan más películas europeas que se salen de las grandes producciones comerciales, por lo que hay ciertos países de los cuales cada vez conocemos más sobre su cine. Hungría es uno de ellos.

Este país ha tenido una industria cinematográfica notable desde el comienzo del siglo XX.

En el cine húngaro existen bastantes nombres que citar. Algunos de sus directores más notables son István Szabó, Béla Tarr o Miklós Jancsó. Otras personalidades son William Fox, quien fundó los Estudios Fox, Alexander Korda, que lideró la industria cinematográfica británica, o Adolph Zukor, fundador de Paramount Pictures. Entre las películas húngaras más exitosas destacan Körhinta (1956), Mefisto (1981), Werckmeister harmóniák (2000) o Kontroll (2003).

En 2015, la cinta ganadora al Óscar de habla no inglesa fue la presentada precisamente por Hungría, «Saul fia» (“El Hijo de Saúl”), del director László Nemes. Narra la historia personal de un prisionero judío húngaro llamado Saúl en el campo de concentración de Auschwitz. En muchos países del Este, y Hungría no parece ser la excepción, el recuerdo del Holocausto está todavía muy presente. Ello se refleja en muchas películas y libros.

Escena de la película «El hijo de Saúl»

Igualmente este año, en 2018, una de las 5 películas seleccionadas para los Oscars en categoría de habla no inglesa ha sido asimismo la presentada por Hungría, «On Body and Soul» («En cuerpo y alma», Ildikó Enyedi). Cuenta la historia de los sueños de una joven empleada en un matadero de Budapest.

Cartel de la película húngara «En cuerpo y alma»

La literatura húngara

La literatura húngara ha sido prácticamente desconocida en el mundo occidental durante siglos. Ha adquirido mayor notoriedad a finales del siglo XX gracias a la aparición de figuras como Antal Szerb, Sándor Márai o Magda Szabó, cuyas obras se han traducido a gran número de idiomas.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.