Cine y Literatura en Portugal

5/5 - (1 voto)

El cine y la literatura en Portugal son sin duda dos de los aspectos clave que definen la cultura de este país. A continuación os incluimos algunos apuntes sobre cada uno de ellos.

El cine portugués

Si hablamos de cine y literatura en Portugal, podemos decir, con respecto al primero, que comenzó a finales del siglo XIX, cuando los portugueses decidieron adoptar la tecnología americana para proyectar películas. Así, fue el kinetógrafo de Tomás Alva Edison el aparato escogido para proyectar las primeras cintas en Lisboa, dejando al cinematógrafo de los hermanos Lumiere en segundo plano.

Las primeras proyecciones hechas en la capital lusa no fueron de producción nacional. Cortos como «The Serpentine Dance«, «El Tren» y «Parisian Balls» se realizaron en el Reino Unido por el productor británico Robert-William Paul y adquiridos por empresarios para su exhibición en el Coliseo Real de la Calle Palma en 1896.

Inicios

Casi diez años después de las primeras proyecciones se comenzaron a fundar las productoras nacionales. Una de las más importantes de aquellos años fue creada en Oporto por el aventurero Nunes de Mattos y llamada Películas Invicta, cuya especialidad eran los documentales, entre los que se destaca «El Naufragio de Silurian«.

Mientras tanto en Lisboa, antiguos fotógrafos como Joao Freire Correira dirigían documentales exitosos como «Batalla de Flores«, «El Calvario Portugués» o «El Terremoto de Benavente«, entre otros. A él se sumaron Julio Costa y Joao Almeida, quienes en 1908 fundaron la Empresa Cinematográfica Ideal con el ánimo de incrementar la producción y distribución de películas portuguesas. Cabe destacar que Joao Freire también fue el fundador de la primera sala de cine en el país. De esta época además es la película «Os crimes de Diogo Alves» (1911).  

Cartel del documental «Os Crimes de Diogo Alves»

Período entre guerras

Mientras en los escenarios de guerra la violencia no daba tregua, los cineastas portugueses intentaron oponerse a la situación con musicales y comedias, reflejando aspectos más amables de la vida con filmes como «O Pátio das Cantigas» (1941) y «O Costa Castelo» (1943). Entre tanto, otra tendencia, apoyada desde las más altas esferas del nuevo gobierno de derecha, iba tomando forma. En ella, películas de tinte nacionalista como «Inés de Castro» (1945) y «Capas Negras» (1947) tuvieron un importante reconocimiento.

Cartel de la película «Capas negras»

El Nuevo Cine

Este movimiento, inspirado por el neorrealismo y las nuevas tendencias del cine francés fue creado por cineastas brasileños radicados en Portugal en las décadas de 1960 y 1970. Sus más importantes representantes fueron Paulo Rocha, Antonio da Cunha y Fernando Lopes.

De ésta misma época resalta el director más prolífico y famoso del cine de Portugal, Manoel de Olivera. A pesar de que su carrera comenzó en 1931 con un corto, se consagró casi cuatro décadas más tarde con la cinta «Benilde» de 1975. Entre sus más de treinta películas destacan «Francisca» (1979), «El Zapato de Raso» (1985), «El Convento» (1995) y «El Principio de la Incertidumbre» (2002).

En las décadas de los 80 y 90 la producción del cine portugués decayó abrumadoramente, perdiendo la importancia que ganó con el Cine Novo. Sin embargo, películas como «El Crimen del Padre Amaro» (2005) de Carlos Cohelo da Silva (una versión de la película de Carlos Carrera) se han destacado en la escena internacional.

Manoel de Olivera

La literatura portuguesa

Si seguimos hablando de cine y literatura en Portugal, hemos de recalcar que la literatura portuguesa es bastante conocida. Cuenta con escritores de renombre internacional, entre los que sin duda debemos destacar fundamentalmente a los siguientes.

José Saramago (1922-2010)

José de Sousa Saramago fue un escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués. En 1998 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura. La Academia Sueca destacó su capacidad para «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía». Entre sus obras más notables, destacan «El Evangelio según Jesucristo«, «Ensayo sobre la ceguera» y «Las intermitencias de la muerte«.​

José Saramago

Eça de Queiroz (1845-1900)

Fue un escritor portugués, considerado por muchos el mejor realista de su país en el siglo XIX. Entre otras novelas de reconocida importancia, destaca «Los Maia«.

Eça de Queiroz

Luís de Camões (1524-1580)

Fue un escritor y poeta portugués, generalmente reconocido como uno de los mayores poetas en lengua portuguesa. También escribió algunos sonetos en castellano.

Fernando Pessoa (1888-1935)

Fernando António Nogueira Pessoa, más conocido como Fernando Pessoa, fue un poeta y escritor portugués, considerado uno de los más brillantes e importantes de la literatura mundial y, en particular, de la lengua portuguesa.

Se puede afirmar que la vida de Pessoa estuvo dedicada a crear y que, de tanto crear, creó también otras vidas a través de sus heterónimos: ese fue su principal característica y el principal interés de su personalidad, en apariencia tan pacata.

En Lisboa una estatua recuerda a este famoso escritor. Es a tamaño real y en dorado. Se encuentra muy cerca de la plaza Luis de Camoes y al lado del famoso Bar Brasileira.

Fernando Pessoa
Estatua de Fernando Pessoa, en Lisboa
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.