Split, la ciudad de Diocleciano

Rate this post

«En el corazón de Dalmacia»

Split es la capital de la región de Dalmacia y una de las ciudades más importantes de Croacia. Basa su economía no sólo en el turismo, del que se nutre en los últimos años, sino también en la industria naval, la viticultura y en numerosas empresas que hacen que esta ciudad sea un importante centro administrativo.

En la historia de Split no podemos pasar por alto algunos datos que dan carácter a este lugar. El centro antiguo de esta ciudad está unido al Imperio Romano. Fue fundada en el siglo IV, cuando el emperador Diocleciano, natural de esta zona, hizo construir su palacio. Lo habitó una vez se retiró de la vida política. Hoy en día es uno de los palacios romanos que mejor se conservan y la principal atracción de la ciudad.

La visita a Split constituye una de las más interesantes del recorrido por Croacia.

¿Qué ver en Split?

Split se ve relativamente rápido, con un día que estéis por allí es suficiente. Sin duda esta ciudad es el lugar ideal para perderse ya que sus calles son como interminables callejuelas de un laberinto que mezcla diferentes estilos arquitectónicos, envolviéndonos con el olor a salitre del mar. Podréis estar horas paseando sin cansaros.

A continuación os indicamos los principales puntos de interés.

El Palacio de Diocleciano

El Palacio de Diocleciano tiene una estructura con planta cuadrada, típica de la época romana. Junto con sus murallas, que en origen medían 215m de largo por 180m, hacían del monumento un lugar impenetrable.

Para acceder al interior podréis optar por varias puertas, aunque normalmente el acceso está en la Puerta Aurea, para continuar por una calle que se denomina Cardo. Mientras hacéis este camino observaréis la residencia con mármoles italianos, granito rojo, incluso esfinges egipcias. Por ello en 1979 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad este palacio.

Lo curioso es que el antiguo Palacio de Diocleciano es una ciudad en sí misma, a partir de él se desarrolló Split. De hecho, el centro histórico es el Palacio, habiendo en su interior multitud de restaurantes donde comer. Por tanto, os recomendamos daros un paseo por sus calles. Os sorprenderéis con los distintos palacetes e iglesias. Es muy agradable.

Lo que fuera el Mausoleo de Diocleciano se convirtió después en la Catedral de San Diomo, a la que merece la pena entrar para subir al campanario y bajar a las catacumbas. Además, en el Palacio de Diocleciano aún se conserva el Templo de Júpiter, que se puede visitar con la misma entrada de la Catedral.

El Ayuntamiento

Pero en el casco histórico de Split no solo hay restos romanos. También existen edificios medievales como el Ayuntamiento que data del siglo XV, o palacios góticos y renacentistas.

El antiguo palacio del ayuntamiento de la ciudad es de estilo gótico. Se encuentra en la plaza Narodni de Split, fuera de las murallas del Palacio de Diocleciano. Es la única parte que queda de un complejo que fue destruido en 1825 y que incluía el palacio del rector, el teatro y la cárcel de la ciudad. El edificio fue renovado en el estilo neo gótico en 1890.

El paseo marítimo

El paseo marítimo de Split es conocido como Riva. Nosotras lo recorrimos un día bastante nublado de Marzo y no había mucha gente, pero en temporada alta es una zona muy animada, con gran cantidad de sitios donde sentarse a comer o tomar algo.

En esta zona se pueden además ver algunos monumentos de estilo renacentista como la plaza Republike, que se encuentra muy cerca de la iglesia románica de San Lorenzo. La plaza fue diseñada a imagen de la plaza de San Marcos de Venecia, en sustitución del jardín creado por Marmont. A su alrededor se alzan las Prokurative (procuradurías), unos edificios con soportales y elegantes fachadas anaranjadas adornadas con cabezas de leones venecianos (finales del siglo XIX-principios del XX). El flanco norte albergó un teatro, mientras que en las alas se encontraban los servicios municipales. A pesar de su aspecto grandioso, es un lugar muy tranquilo excepto en verano, cuando se celebran espectáculos al aire libre.

La playa de Split

Aunque nosotras no fuimos porque era recién entrada la primavera y hacía mucho frío, en Split hay una pequeña playita con arena, cerca del casco, la Bacvice. Según hemos leído suele haber mucha gente y es mejor alejarse un poco.

Hay algunas otras cerca, la mayoría con piedrecitas, como es habitual en gran parte de las playas de Croacia.

Transporte en Split

Split es perfectamente asequible para recorrerla andando y es como se debe hacer. Callejear por todo el centro es la mejor manera de conocer esta interesante ciudad, sin duda, de las más impactantes en vuestro viaje por Croacia.

Como hemos comentado en el post principal de Croacia, el itinerario que proponemos por el país es con coche, por lo que entendemos que todos dispondréis de él para llegar a Split y salir de ella dirigiéndoos a los siguientes puntos del recorrido y visitas cercanas de interés.

Información general de Croacia

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.