Salzburgo, música y bailes

5/5 - (1 voto)

«La encantadora ciudad de Mozart»

Salzburgo es la ciudad natal del gran maestro Mozart declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. ¡No podéis dejar de visitarla si vais a Austria!.

Recordada siempre por ser el escenario de la famosa película «Sonrisas y Lágrimas», Salzburgo enamora al visitante. En pleno corazón de los Alpes, pequeña y acogedora, atrae a conocerla.

Está dominada por la gran Fortaleza de Hohensalzburg desde donde se contempla una hermosa vista. ¡Posee un casco antiguo medieval que parece sacado de un cuento!. Sus pequeñas callejuelas, rodeadas por edificios de la Edad Media, románicos y barrocos, son la mejor muestra del paso del tiempo. Recorrer el centro disfrutando de sus rincones y sus encantadoras plazas resulta un auténtico placer para el viajero.

En nuestra opinión la visita a Salzburgo es totalmente imprescindible en vuestro viaje a Austria.

¿Qué ver en Salzburgo?

Uno o dos días son suficientes para conocer lo más representativo de esta bella ciudad austriaca. Los puntos que no podéis dejar de visitar son los siguientes.

Fortaleza de Hohensalzburg

Construida en el año 1077, es la fortaleza que mejor se conserva de Europa. En el interior se pueden recorrer las habitaciones decoradas con piezas medievales y un museo dedicado a los elementos de tortura de la época.

Vista de la ciudad de Salzburgo desde la fortaleza de Hohensalzburg

La casa natal de Mozart

Inaugurado en 1880, el museo ubicado en la casa en la que nació el compositor se ha convertido en lugar de peregrinación para los amantes de la música. Aún se conservan las estancias con su aspecto original, en las que se muestran los instrumentos que pasaron por las manos del artista.

La Catedral de Salzburgo

Con una atractiva fachada y una enorme cúpula de estilo italiano, la Catedral de Salzburgo es el edificio religioso simbolo de la ciudad.

Catedral de Salzburgo

El Palacio de Hellbrunn

Construido en 1612 como residencia de verano para el Príncipe-arzobispo Markus Sittikus, el Palacio de Hellbrunn es una joya arquitectónica rodeada por un maravilloso entorno.

El Museo de Salzburgo

El Museo de Salzburgo ofrece una visión completa de la ciudad a lo largo de su historia. Para aquellos interesados en conocerla de un modo entretenido, es sin duda una visita muy recomendable.

El Palacio de Mirabell

Fue construido en 1606 por el príncipe-arzobispo Wolf Dietrich. Sus jardines son una auténtica delicia. Allí se rodaron algunas de las escenas de la película musical «Sonrisas y Lágrimas».

En su interior, «La sala de mármol», antiguo salón de baile del príncipe-arzobispo, se considera en la actualidad como “uno de los salones de boda más hermosos del mundo”. En él ya tocaron Leopoldo Mozart y sus hijos Wolfgang y Nannerl. Hoy en día se celebran aquí con regularidad bodas, conferencias y homenajes. Esta sala es también escenario de los expresivos conciertos del Palacio Mirabell. «La escalera de los ángeles”, que conduce a la Sala de Mármol, está decorada con muchos querubines.

Jardines del Palacio de Mirabell, en Salzburgo

Un plan muy recomendable

Una de las actividades que recomendamos en vuestra visita a Salzburgo es sin duda asistir a un teatro de marionetas. Muy común en toda esta parte de Europa, es un espectáculo único y original que no os dejará indiferente. Nosotras tuvimos la oportunidad de ver «El barbero de Sevilla» y nos encantó.

Aunque existen distintos lugares en la ciudad para verlos, uno de los más famosos es el Salzburg Marionette Theater. Las entradas se pueden comprar por Internet, pero es recomendable que os acerquéis a la Oficina de Turismo para que os comenten las distintas programaciones y sitios donde ofrecen el espectáculo.

Transporte en Salzburgo

La ciudad es totalmente asequible para recorrerla a pie y disfrutar de sus rincones y calles de ensueño. Es por supuesto lo que recomendamos, caminar y descubrir su esencia.

Salzburgo cuenta con su propio aeropuerto aunque es pequeño. Para llegar desde Viena es muy sencillo. Los trenes entre la capital austriaca y Salzburgo tardan una media de 2 horas y 30 minutos en realizar el recorrido y tienen salidas prácticamente cada hora.

Información general de Austria

Otros post relacionados:

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.