Las plazas de Roma

Rate this post

«El centro de la vida romana»

Conocidas por su animado ambiente o por sus espectaculares fuentes, las plazas de Roma son el centro de la vida diaria de los habitantes de la ciudad. A continuación os hablamos de las más animadas y famosas.

La Plaza Navona

Dotada de un estilo barroco muy elegante, la Plaza Navona es una de las plazas más bonitas y populares de Roma. Sin duda su mayor atractivo son las tres fuentes construidas bajo el mandato de Gregorio XIII Boncompagni. Hasta mediados del siglo XIX, cada verano se cerraban los desagües de las mismas y la parte central de la explanada se inundaba para convertirse en «El Lago de la Plaza Navona».

La plaza está rodeada de restaurantes y terrazas. Siempre hay mucho ambiente. Se trata de una zona muy animada. Allí es posible disfrutar de las actuaciones de diferentes artistas callejeros, como magos o bailarines, prácticamente a cualquier hora del día.

Los dos edificios más importantes que presiden la plaza son el Palazzo Pamphili y la Iglesia de Santa Agnes.

La Plaza Navona, en Roma

La Plaza de España

Representa uno de los lugares más concurridos de Roma. Su monumental escalinata es punto de encuentro de romanos y turistas. Ha sido escenario de un sinfín de películas. El nombre (Piazza Spagna) viene dado por la ubicación de la embajada española ante la Santa Sede allí desde el siglo XVII.

La plaza está ubicada en una de las mejores zonas de Roma, donde concurren la Via dei Condotti (famosa calle para ir de compras), la Via Frattina y la Via del Babuino (con varios palacios del siglo XVII y XVIII). Son algunas de las calles más destacadas de la ciudad.

La fuente del centro se denomina La Fontana della Barcaccia. Fue diseñada por Pietro Bernini para el Papa Urbano III. Su construcción concluyó en 1627 a manos de su afamado hijo, Gian Lorenzo Bernini. Posee forma de barco y tiene grabados los emblemas de la familia Bernini: soles y abejas.

La Plaza de España de Roma

Campo dei Fiori

El Campo dei Fiori (campo de flores) es una de las principales plazas de Roma. Está animada tanto de día, con su particular mercadillo, como durante la noche, cuando sus terrazas se llenan de turistas y locales.

La plaza fue construida en el año 1456 por encargo del Papa Calixto III. Era el lugar donde se ubicaba un campo de flores. De ahí tomó su nombre.

El Campo dei Fiori se convirtió en un sitio muy próspero, repleto de talleres artesanos y albergues. Allí se montaban mercados de caballos dos veces por semana. También era el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas, algo que se encarga de recordar la impresionante estatua de Giordano Bruno situada en el centro. Este filósofo fue quemado allí en el año 1600 acusado de herejía. En 1889 se levantó el monumento en su honor.

Piazza Campo dei Fiori, en Roma

La Plaza del Campidoglio

La Plaza del Campidoglio o Plaza del Capitolio está situada en la cima de la Colina Capitolina y es la primera plaza moderna que se construyó en Roma. El diseño es de Miguel Ángel.

Es uno de los principales focos turísticos de la ciudad, no sólo por su céntrica situación o porque en ella se encuentran situados los Museos Capitolinos, sino porque en la esquina entre el Palazzo Senatorio y el Palazzo Nuovo se encuentra situada la escultura de la mítica Loba Capitolina que forma parte de la Leyenda de Rómulo y Remo.

Hay que recordar que la loba que se encuentra sobre la columna es sólo una copia, ya que la original está resguardada en los Museos Capitolinos.

Plaza del Capitolio, en Roma

La Plaza Barberini

La Plaza Barberini es una de las más emblemáticas de Roma. Es conocida por albergar las fuentes del Tritón y de las Abejas, realizadas por Bernini. Se encuentra situada al final de la Via Veneto. A escasa distancia de la plaza se encuentra el Palacio Barberini, un espléndido palacio barroco en el que se ubica la Galería Nacional de Arte Antiguo.

Fuente del Tritón, en la Plaza Barberini de Roma
Fuente de las Abejas (Fontana delle Api), en la Plaza Barberini de Roma

La Plaza de la República

Construida durante el desarrollo urbanístico llevado a cabo tras la capitalidad de Roma, la Plaza de la República (Piazza della Repubblica) es una de las principales plazas de la ciudad y una de las más bellas.

Está formada por una gran rotonda en la que se sitúa una preciosa fuente, rodeada por imponentes edificios a un lado y un templo con apariencia derruida al otro.

También es conocida como la Plaza de la Exedra, ya que se encuentra situada en el lugar en el que se construyó una exedra (construcción descubierta de planta semicircular con asientos) en tiempos de Diocleciano.

Plaza de la República, en Roma

La Plaza del Popolo

Ubicada junto a la puerta norte de la ciudad, la Piazza del Popolo (Plaza del Pueblo) es otra de las plazas más populares de Roma.

Se encuentra situada al comienzo de la Vía Flaminia y constituía la entrada a la ciudad en tiempos del Imperio. Actualmente continúa siendo un importante cruce de caminos. Mirando en dirección sur, desde la plaza nacen tres importantes calles. A la izquierda la Vía del Babuino, a la derecha la Vía di Ripetta y en el centro la Vía del Corso, una de las principales arterias comerciales de la ciudad.

Gran parte de los turistas que se acercan hasta la Piazza del Popolo lo hacen para visitar la Iglesia de Santa María del Popolo, en la que se pueden ver dos magníficas obras de Caravaggio además de interesantes obras renacentistas.

En la plaza se encuentran además las iglesias de Santa María dei Miracoli y Santa María in Montesanto, dos templos aparentemente gemelos que ocultan algunas diferencias.

Las mejores vistas de la plaza se obtienen desde los Jardines del Pincio, subiendo por las escaleras de su parte este.

Plaza del Popolo, en Roma

La Plaza Colonna

Situada sobre la Vía del Corso, la Plaza Colonna debe su nombre a la impresionante columna de mármol que se encuentra en ella desde el año 193. Es una plaza rectangular rodeada por imponentes edificios entre los que destacan el Palacio Chigi (sede del gobierno italiano), la Iglesia de Santi Bartolomeo ed Alessandro dei Bergamaschi, el Palacio Wedekind y el Palacio Ferraioli. En la Plaza Montecitorio, situada a escasos metros, se encuentra la sede del Parlamento.

En uno de los laterales de la Plaza Colonna hay una fuente construida en 1577 por Giacomo della Porta, en la que se pueden ver dos grupos de delfines con las colas entrelazadas.

La columna de mármol que le da nombre fue levantada entre los años 176 y 192 y erigida tras la muerte del emperador Marco Aurelio, para celebrar sus victorias en las Guerras Marcomanas. Está construida con un relieve en espiral con un estilo similar al de la Columna de Trajano. En la parte superior se encuentra una estatua de bronce de San Pablo que fue colocada allí en 1589.

La Plaza Colonna, en Roma

La Plaza del Quirinale

Situada en la más alta de las siete colinas de Roma, la Plaza del Quirinale ofrece unas espléndidas vistas de la ciudad. Tres de sus lados se encuentran flanqueados por imponentes edificios.

Uno de los elementos más llamativos de la plaza es el obelisco que se encuentra situado junto a las estatuas en las que Cástor y Pólux, patronos de los jinetes, aparecen domando a unos caballos. 

Sin duda, la construcción más importante de la plaza es el Palacio Quirinale. Construido en 1573 como residencia de verano para el papado, se convirtió en la residencia real italiana tras la unificación de Italia. Desde 1947 el edificio funciona como residencia para el presidente de la República. Allí todos los días a las 15:00 horas tiene lugar la ceremonia del cambio de guardia. Aunque no es tan conocido como el cambio de guardia de Londres, merece la pena acudir para ver el espectáculo disfrutando de la música festiva que toca la banda.

La Plaza del Quirinale, en Roma

La Plaza Venezia

Está situada a los pies de la Colina Capitolina, donde se cruzan cinco de las calles más importantes de la capital italiana: la Via dei Fori Imperiali, la Via del Corso, el eje Via Cesare Battisti-Via Nazionale, el eje Via del Plebiscito-Corso Vittorio Emanuele II y la Via del Teatro di Marcello.

Entre la plaza y la Colina Capitolina se encuentra el monumento nacional a Víctor Manuel II, también conocido como Altare della Patria, o simplemente Il Vittoriano. Es un enorme monumento conmemorativo de la ciudad en honor del primer rey de la Italia unificada, Víctor Manuel II. 

Monumento a Victor Manuel II, en Roma
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.