Gastronomía francesa

Rate this post

La gastronomía francesa es reconocida por su variedad y refinamiento, con lo que actualmente está considerada como una de la más importantes del mundo. Sus principales productos son la mantequilla, los quesos, los tomates, las finas hierbas, las carnes de cerdo, las salchichas, etc. y, sobre todo, las hortalizas en general.

Platos principales de la cocina francesa

Los platos más tradicionales de la gastronomía francesa suelen incluir queso entre sus ingredientes, debido como bien se sabe a la amplísima gama de quesos con que cuenta la cocina del país. El pan, la carne de pato o ganso y las cremas o purés suelen estar también muy presentes en las mesas de la mayoría de casas y restaurantes de Francia. A continuación enumeramos cuáles son los principales platos de este país.

Aligot

El aligot es una especialidad gastronómica original del macizo de Aubrac que se extendió por las regiones de Lemosín y Auvernia hasta que finalmente se conoce como un plato típico de Francia. Es una especie de puré de patatas muy espeso debido a que está mezclado con queso sin afinar, conocido como tomme fraîche.

Aligot

Quenelle

Se trata de un plato francés similar a las salchichas o las albóndigas por su aspecto. Es una pasta de sémola de trigo que se mezcla con harina, huevos y leche para acompañarla finalmente con alguna carne de ave, ternera o pescado. Es una especialidad gastronómica típica de Lyon, donde se hicieron famosas las llamadas quenelles de brochet o quenelles de lucio.

Cassoulet

Denominado caçolet en occitano, es un guiso parecido a las habichuelas típicas españolas que se hace con alubias blancas o frijoles acompañadas de carne de diferentes animales, como pollo, cerdo o vacuno. Este plato es típico del sur de Francia, especialmente de las regiones de Mediodía-Pirineos y Languedoc.

Cassoulet

Fondue de queso

La fondue de queso es uno de los platos más típicos de la gastronomía francesa. Es una especie de crema que se puede tomar bien como acompañante de otros ingredientes o bien mojando trozos de pan en él. En realidad, el plato es originario de Suiza, concretamente de la frontera franco-suiza, alrededor de Jura y los Alpes.

Ratatouille

Elaborado con diversas hortalizas, es un plato natural de Niza y la región de Provenza, al sureste de Francia. En realidad, es una comida vegetariana y el nombre se desprende del verbo touiller que significa remover. La idea de su elaboración es poner a freír en aceite de oliva cada uno de los vegetales, para luego cocinarlos todos juntos. Es un plato muy popular en toda la Europa mediterránea.

Ratatouille

Coq au vin

El coq au vin, literalmente gallo al vino, es quizá el plato más famoso de la cocina occitana, el cual se ha nacionalizado como plato típico de Francia. En el sur de Francia, se utiliza carne de pato u oca, mientras que en el norte de Occitania pueden emplearse otros tipos de carnes tales como el buey.

Magret de canard

El término magret por sí solo equivale en español a magro, es decir, se refiere a un filete de carne magra, que suele provenir de un ganso o pato cebado. Es muy importante que el ave haya sido cebada previamente, puesto que en ello radica la diferencia entre ser considerado magret o pechuga tradicional.

Magret de canard

Merluza al beurre blanc

Este plato consiste en troncos o lomos de merluza que se sirven en salsa beurre blanc. Esta salsa es típica de Francia y, concretamente, procede de la región de Bretaña. Se elabora a base de mantequilla (aunque hay quienes prefieren utilizar crema de leche Milbona) mezclada con una reducción de vino blanco y chalotas.

Quiche lorraine

Este plato es, actualmente, famoso alrededor de todo el mundo. Es básicamente una tarta salada con base de brisa o pasta quebrada y rellena de una mezcla hecha con nata y huevos.

La receta original de la región de Lorena, en realidad, no incluía más ingredientes, pero con el tiempo se ha incorporado otro básico: el queso. También el bacon o jamón york y otras verduras pueden encontrarse en las diferentes variantes de esta receta.

Quiche lorraine

Vichyssoise

Se trata de una crema fría similar a una sopa, aunque en ocasiones puede parecerse más a un puré, dependiendo de lo líquida que quede. También recuerda por su textura al famoso gazpacho andaluz. En cualquier caso, sus ingredientes son: puerro, patata, cebolla, nata y leche. Todo ello se tritura y se sirve tradicionalmente en un tazón o un plato hondo.

Galette

En realidad, las galettes son una variante salada de los crêpes proveniente de la región de Bretaña, que se diferencian de éstos porque se elaboran con masa de trigo sarraceno y agua. Se rellenan con todo tipo de ingredientes, entre ellos carne, pescado, setas, hortalizas, etc.

Galette

Confit de pato

Confit de pato es la traducción al español de confit de canard. Se trata de un plato que consiste en pierna de pato asada y es la especialidad de la región de Gascuña, al suroeste de Francia.

Bullabesa

Bullabesa es el nombre adaptado de este plato original de Provenza, concretamente de la ciudad de Marsella, aunque su nombre original en lengua francesa es bouillabaisse o bolhabaissa en occitano provenzal. Es, en realidad, un plato sencillo que consiste en una sopa de pescado hecha a base de hervir diversos pescados enteros.

Bullabesa

Tartiflette

La tartiflette es un plato que se prepara al horno procedente de la cocina de Saboya y Alta Saboya, aunque históricamente nació en la zona que abarca desde el macizo de los Aravis hasta el Val d’Arly, lugar donde a su vez nace el queso reblochon, uno de los ingredientes principales de este plato. Hoy en día, la tartiflette posee tal fama que los saboyanos se sienten realmente orgullosos de su guiso estrella.

Flammkuchen

El Flammkuchen es típico de Alsacia, el Palatinado y Baden (Alemania). En francés, suele llamarse Tarte flambée. En realidad, por su aspecto y forma de preparación, el Flammkuchen es una comida muy similar a la pizza italiana, aunque con ligeras variaciones.

Flammkuchen

Andouillette

Andouillette es el nombre en francés de un tipo de salchicha tradicional de la cocina de Francia, aunque especialmente de las ciudades de Troyes, Lyon, Cambrai y Rouen, así como las regiones de Périgord y Provenza, entre otras zonas. Este tipo de salchicha se elabora a base de intestino y estómago de cerdo. Antes del 2000 también se preparaban con ternera, pero dejó de emplearse después que se prohibiera usar tripas de ternera a partir de este año.

Andouillette

Baeckeoffe

El baeckeoffe (literalmente, horno de panadero), de origen alsaciano y muy unido a la tradición gastronómica de Estrasburgo, es un tipo de estofado cuya preparación requiere de una cocción muy lenta, de 24 horas como mínimo, por lo que se necesitan un mínimo de dos días para prepararlo.

Los postres más típicos

Sin lugar a dudas, el primer postre que se nos viene a la cabeza a la mayoría cuando hablamos de gastronomía francesa son los famosos crepes, que a día de hoy se han popularizado a lo largo de todo el mundo. No obstante, la gastronomía francesa cuenta con un gran número de postres igualmente exquisitos que os presentamos en los siguientes apartados.

Crêpes

Es probablemente uno de los postres más internacionales de la gastronomía francesa y procede de Bretaña. Se trata de masa hecha a base de harina de trigo candeal, a la que se le da forma de disco (diámetro de unos 16 mm). Aunque habitualmente se toman como postre untados con chocolate fondue, nata u otro tipo de dulce, también pueden tomarse con ingredientes salados.

Crepes

Macarons

El macaron en francés y macarrón en español es un tipo de galleta de origen francés que ha adquirido fama mundial. Se prepara a base de clara de huevo, almendra molida, azúcar y azúcar glacé. No obstante, en realidad es un postre de origen italiano (maccarone en italiano) que ya se consumía en este país durante el siglo XVI.

Farz de bretón

También conocido simplemente con el nombre de far, este pastel es una especialidad gastronómica de la región de Bretaña. Su textura es similar a la del pudin o un flan consistente. La masa se hace a base de harina de trigo, mantequilla, leche, huevos y azúcar, aunque también se le puede añadir un toque de vainilla o ron. En el interior se añaden ciruelas pasas enteras o trozos de pera.

Farz de bretón

Tarte tatin

Es básicamente una tarta de manzana que difiere de la habitual porque en esta tarta los trozos de manzana han sido caramelizados con azúcar y mantequilla. Lo más característico de esta tarta es que el proceso de elaboración se hace a la inversa, es decir, en la base se ponen las manzanas y después se añade la masa. Se le da la vuelta al colocarla en el plato para servirse.

Canelés

Estos pequeños pero deliciosos bizcochitos son originales Burdeos, al sudoeste de Francia, en la región de Aquitania. El característico aspecto cilíndrico con pliegues de cada uno de estos bizcochos es el motivo por el cual se llaman canelés, ya que en lengua gascón, canelat significa canalón (tipo de tubería).

Canelés

Financiers

Los financiers son unos bizcochos muy típicos en Francia que suelen tomarse para acompañar al té. El nombre, tal y como parece, significa financiero y es debido a sus orígenes. Se estima que empezaron a consumirse en 1890 en París, en la pastelería llamada La Lasne, situada junto a la Bolsa de Valores de la ciudad. Así, quienes acudían a esta pastelería eran en su mayoría hombres trajeados y trabajadores en el mundo de las finanzas, los cuales elegían este pastelito por su tamaño y la comodidad con que puede comerse…sin riesgo de mancharse.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.