Gastronomía belga

Rate this post

La gastronomía belga está altamente influenciada por la cocina francesa. A continuación os enumeramos los platos más típicos.

Las frites

Son ni más ni menos que ‘simples’ patatas fritas. Sin embargo, de simples parecen tener bien poco, porque la receta tradicional de la fritura (se fríen en grasa de buey) se estudia hasta en las escuelas de hostelería. Son más que un plato típico, son un auténtico símbolo del patrimonio nacional belga.

Mejillones cocidos al vapor (moules)

Seguro que los habréis visto si habéis estado en Bélgica. Siempre servidos con frites, cualquiera diría que en realidad los mejillones son la guarnición de las patatas y no al revés. Su secreto está en las salsas con las que los aderezan: al vino blanco, provenzal, mantequilla de ajo…¡realmente exquisitos!.

Coles de Bruselas

No podían faltar en esta lista. Son autóctonas y un acompañamiento habitual de otros guisos más contundentes, como estofado de conejo, pollo, salchichas, costillas o pescado.

Costillas de cerdo

Son muy típicas y se sirven muy churruscadas, acompañadas de una ensalada y patata asada al horno también.

Carbonnades flamandes

Es carne estofada en cerveza belga. Como no, también se acompaña de patatas fritas

Carbonnades flamandes

Endivias

Son muy típicas en Bruselas, sirviéndose de manera distinta a como se suelen tomar aquí, con la salsa roquefort.

Frikandel

Digamos que es la versión belga del hot dog. A diferencia de los perritos tradicionales, en este caso la salchicha está frita y no cocida, y puede servirse sola, sin pan. Se acompaña de salsa de ketchup o ketchup de curry, mayonesa y cebolla troceada

El queso

Los belgas cuentan con más de 80 variedades de quesos, muchos más que los que hay en Suiza, Holanda y Francia juntos. Más que aperitivo, los quesos se toman como postre, después del plato principal. Merece la pena probar el vieux Hollande o Brique de Flandes

El chocolate…

Pero si hay un aroma que define a Bélgica en general es el del chocolate, apreciadísimo por viajeros y vecinos. ¡Es uno de los países europeos con mayor producción!.

Los chocolates belgas están considerados entre los mejores del mundo. Hay más de 100 tipos, los cuales se distribuyen en cada punto de su territorio. La especialidad son los pralinés: bombones rellenos de almendras o avellanas confitadas en caramelo. Los fabricantes más famosos de chocolate belga son Leónidas y Godiva.

 

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.