Gante, una ciudad belga llena de vida

«Una de las joyas de Flandes»

Gante, la conocida como «hermana mayor de Brujas», es una de las joyas de Flandes, la zona más hermosa de Bélgica. En nuestra opinión, no resulta tan sumamente mágica como Brujas, si bien conserva por supuesto el encanto flamenco, siendo sin duda una atracción en todos los sentidos.

Gante destaca por su precioso centro histórico medieval. En él se mezclan iglesias antiguas, canales, castillos, puentes, museos y muchos edificios medievales a cada cual más bonito. Un 20% de su población son estudiantes, lo que la convierte en una de las ciudades más animadas del norte de Europa.

Consideramos Gante, capital de Flandes oriental, una visita obligada en Bélgica, donde disfrutaréis al máximo con todo lo que este precioso lugar ofrece.

¿Qué ver en Gante?

A continuación os enumeramos los principales puntos de interés que no os debéis perder en vuestra visita a esta joya de Flandes.

Los muelles Graslei y Korenlei

Graslei y Korenlei fueron los principales muelles del viejo puerto de la ciudad de Gante. En su momento eran los centros de mayor actividad comercial. Junto a la orilla de los canales se hallan casas muy tradicionales, cada una de ellas se dedicaba a un gremio en particular.

Hoy en día Graslei y la Korenlei son los nombres de dos calles que se encuentran a lo largo de las orillas del viejo puerto de Gante, en el centro de la ciudad. Graslei significa «calle de las hierbas y las hortalizas» y Korenlei significa la «calle del trigo«. Ambos nombres indican que éstos eran los productos que se almacenaban en esta zona.

El puente de San Miguel

Desde él se obtiene una de las panorámicas más famosas de Gante, y, según dicen, también de las más bellas de Europa.

Situado entre las calles Graslei y Korenlei, es uno de los lugares favoritos de los románticos y los amantes de la fotografía. Desde lo alto del puente podréis ver, además de las preciosas fachadas de ambas orillas, las tres torres medievales de la ciudad en fila y perspectiva: la de la Iglesia de San Nicolas, la de la Catedral y la del Campanario (Belfort). Desde allí la estampa es preciosa, además de poder observar los barcos navegando por el canal, ¡una imagen sin duda inolvidable!.

La Iglesia de San Nicolás

La iglesia de San Nicolás (en flamenco: Sint-Niklaaskerk) es uno de los monumentos más antiguos y destacados de la ciudad. Su construcción se inició a principios del siglo XIII, reemplazando a una anterior iglesia románica ubicada en el mismo lugar y que se incendió en 1176. El interior también merece mucho la pena.

La Catedral de San Bavón

Muy cerca de la Iglesia de San Nicolás, se encuentra la Catedral de San Bavón (Sint-Baafskathedraal). Fue levantada sobre las ruinas de la antigua iglesia románica de San Juan Bautista, pero del Románico solo queda su cripta, pues el resto de elementos que la componen pertenecen al Gótico. Se construyó durante los siglos XIV, XV y XVI y debe su nombre a San Bavón, el patrón de Gante.

En el interior, aparte del púlpito y del órgano, debemos destacar «La adoración del cordero místico»una de las obras más importantes de la pintura flamenca, pintada por Jan y Hubert Van Eyck en 1432. En la parte inferior está el Cordero Místico adorado por ángeles y por personajes del Antiguo Testamento, a la izquierda, y del Nuevo, a la derecha, separados por la Fuente de la Vida. Detrás del Cordero están los elegidos, la Virgen y la Jerusalén Celeste. La obra está considerada una de las siete maravillas de Bélgica.

La torre del Campanario (Belfort)

El Belfort, campanario de Gante, sobresale en el skyline de la ciudad junto a la torre de la catedral y a la Iglesia de San Nicolás.

Con sus más de 90 metros y coronado por la veleta de un dragón, su altura se debe a que en su origen fue torre de vigilancia y también el lugar donde se custodiaban los privilegios municipales de la ciudad.

Se puede entrar al interior donde encontraréis una serie de exposiciones con maquetas de la torre.

Junto al campanario está también la Lonja de los Paños. Se levantó como emplazamiento para el comercio textil que enriqueció a Gante durante la Edad Media.

El Castillo de los Condes de Flandes

El Castillo de los Conde de Flandes (también conocido como Castillo de Gravensteen) es una de las fortalezas mejor conservadas de Europa. Se erige sobre el río Lys, con un foso a su alrededor, lo que facilitaba su defensa y la seguridad de los Condes de Flandes que los habitaban.

Este castillo, sin duda una de las estampas más bonitas de Gante, comenzó a construirse en el siglo IX y sufrió sucesivas ampliaciones, pues además de como residencia para la nobleza, ejerció como Casa de la Moneda y cárcel municipal. Podréis entrar al interior e incluso subir a la Torre del Homenaje, desde donde hay una bonita vista de la ciudad.

El Ayuntamiento (Stadhuis)

El ayuntamiento de Gante o Stadhuis es una curiosa mezcla de estilos arquitectónicos distintos. Testigo de más de cuatrocientos años de historia de Gante, el edificio es un atractivo conjunto de arte y arquitectura, que abarca desde el siglo XVI hasta el XX. Alberga hoy en día los despachos de los concejales.

La construcción del ayuntamiento empezó en 1518, pero las obras se interrumpieron varias veces antes de su finalización en el siglo XVIII.

Korenmarkt

En pleno centro está la Korenmarkt, la plaza más famosa de la ciudad. Es el punto de encuentro más importante de Gante y, como tal, turistas y locales atestan sus terrazas y restaurantes convirtiéndola en uno de los lugares con más ambiente.

Plaza Vrijdagmarkt

La plaza Vrijdagmarkt, es la plaza más antigua e imponente de la ciudad de Gante. Con más de siete siglos de vida ha sido testigo de numerosos acontecimientos tanto políticos como sociales.

Literalmente, Vrijdagmarkt en flamenco significa Mercado de los Viernes. Aquí tenía y tiene lugar el mercado semanal de abastecimiento alimenticios ese día. En el centro de la plaza dos estatuas han sido colocadas a lo largo de los tiempos. La primera fue la de Carlos V. Fue un símbolo del poder del Estado. Estuvo erigida hasta  1792. En su lugar, en 1863 colocaron la que duraría hasta nuestro días, la estatua de Jacobo Van Artevelde. Es conocido en Gante como el “hombre más sabio”. Esta persona fue importante en la historia ya que ayudó a eliminar los problemas entre Inglaterra y Bélgica sobre los bloqueos de Inglaterra a la industria textil gantesa. Gracias a su actuación, la industria volvió a conocer el apogeo. Sin embargo, la suerte de este afamado hombre no duraría y finalmente fue asesinado por Inglaterra.

Solamente tenéis que seguir la dirección de su brazo para conocer dónde se encuentra Inglaterra.

Abadía de San Bavón

Es muy poco conocida por los turistas. La vieja Abadía de San Bavón se encuentra a las afueras del centro, a apenas un cuarto de hora a pie desde la catedral, en la calle Spanjardstraat (calle de los españoles). Está en ruinas y abre sus puertas las tardes de los fines de semana.

Un paseo por los canales

Como en todas las ciudades de este estilo, en Gante por supuesto también recomendamos dar un paseo por lo canales en barco, de día o de noche. ¡Es un plan que siempre está bien!.

Las pequeñas embarcaciones salen desde la zona más céntrica de los muelles Graslei y Korenlei. Durante el recorrido de unos 40 minutos os irán explicando la historia de los edificios más importantes que iréis viendo.

¿Dónde comer en Gante?

En Bélgica en general la gastronomía es un punto fuerte y Gante no es una excepción. Hay sitios bastante económicos para comer y muy recomendables. Destacamos los siguientes:

  • Petrus. El lugar perfecto para probar la gastronomía belga. Hay menú del día, que cambia diariamente
  • Patiron. Su especialidad son los quiches, que se incluyen junto a una ensalada y postre. Tenéis que probar la tarta de chocolate…¡está increíble!
  • Paul´s Boutique. Es el sitio de las hamburguesas en Gante. ¡Están espectaculares!
  • Julie´s House. ¡Una pastelería casera no apta para dietas!. El local perfecto para merendar…una de las cosas que siempre recordaréis de Gante son las tartas de este lugar

Transporte

La ciudad es perfectamente asequible para recorrerla andando y por tanto es lo que os recomendamos. Perderse por cada uno de sus rincones es la mejor manera de adentrarse en ella y observar su belleza. Otra buena opción es alquilar una bici, que sin duda también es un plan genial.

Si por otro lado lo preferís, también está la City Card Gent, que la podréis adquirir en la Oficina de Turismo.  Por 30€ la de 48 horas y 35€ la de 72 horas, se incluyen entradas a monumentos, casas históricas o museos, el transporte en tranvía o autobús urbano, un paseo en barco por los canales, el uso del tranvía del agua e incluso el alquiler de bicicleta para todo el día.

Para llegar a Gante, hay trenes periódicos desde Bruselas y desde el Aeropuerto Internacional. En general las ciudades en Bélgica están muy bien comunicadas por tren. Ésta es la mejor manera para viajar y conocer este agradable país.

Información general de Bélgica

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *