Noruega, naturaleza y eternos fiordos

“Road trip por Noruega”

Dedico este post a mis padres, con los que hice este viaje por Noruega hace ya muchos años…¡guardamos un recuerdo magnífico!. Espero que os guste, ¡un beso! – Ana

Noruega es considerado uno de los países más bonitos del mundo. La verdad sea dicha y es que tiene su fama bien merecida, ya que posee una naturaleza tan pura como respetada.

¡Nuestro viaje a Noruega tuvo una duración de 9 días y fue un «road trip» en toda regla!. Sin duda, si tenéis la oportunidad, es la forma más bonita de visitar este precioso país. Así no solo disfrutaréis de sus ciudades y puntos de interés señalados en el mapa, sino que podréis perderos y parar en una infinidad de miradores, pueblecitos, praderas, comederos, etc. que son tan especiales como poco turísticos.

El recorrido que hicimos nos llevó por la parte sur-oeste de Noruega, entrando en el país desde Suecia.

Además, tuvimos muchísima suerte porque viajamos en Junio, el mejor mes para ver los países escandinavos, ya que hace bueno y las probabilidades de lluvia se reducen. ¡¡De hecho en los 9 días que duró nuestro viaje solo nos llovió un poco el último!!.

¿Qué ver en Noruega?

¡Nos encanta la naturaleza y solo hay que decir que fuimos al lugar adecuado!. Por ello la descripción que hacemos de las ciudades en esta ocasión es más escueta. Aún así, hemos procurado señalar lo más importante que hay que ver en cada una de ellas ;).

En nuestro recorrido visitamos los siguientes puntos: Oslo, la región de Stavanger, Bergen, los fiordos de Naeroyfjord y Sognefjord, Flam y la región de Voss.

Oslo

Oslo es la ciudad más grande y poblada de Noruega, siendo también su capital económica, política y cultural. Su arquitectura es reconocida mundialmente y es una de la ciudades europeas que más rápido ha crecido en los últimos años.

No obstante y a pesar de su gran desarrollo, ha sabido compaginar a la perfección la modernidad con la preservación y cercanía con la naturaleza. Posee un refrescante aire contemporáneo y elegante. Tanto es así, que Oslo fue reconocida como Capital Verde Europea 2019.

Oslo, Noruega

Además, Oslo tiene una gran vida cultural y animada. Podéis pasar unas horas visitando el barrio Grünerlokka. Es una zona muy alternativa repleta de sus míticas tiendas vintage y cafeterías con mucho ambiente.

Os dejamos a continuación un breve resumen de algunos puntos interesantes que conocer en la capital noruega:

  • Museo de los barcos Vikingos. Aquí encontraréis los barcos vikingos mejor conservados del mundo. ¡Es muy recomendable!
  • Palacio Real de Oslo. Es la residencia de la Familia Real, construido en 1824
Palacio Real de Oslo
  • Fortaleza de Akershus. Situada a orillas del fiordo, es un icono de la ciudad
  • La Casa de la Ópera de Oslo. Se inauguró en 2008 y fue concebida con la idea de ser una extensión del propio fiordo a orillas del cual se levanta. ¡Se puede caminar sobre el tejado!
  • Parque de las esculturas de Vigeland. Este parque es una verdadera maravilla, ¡repleto de esculturas y verdes praderas!

Desde Oslo, cogimos el coche y nos trasladamos hasta la región de Stavanger. En el siguiente mapa podéis ver el recorrido.

La región de Stavanger

Esta preciosa región es uno de los focos turísticos más importantes de Noruega. Aquí se encuentran parajes naturales realmente llamativos. Sin embargo también destacan sus núcleos urbanos, en concreto la ciudad de Stavanger. Su marcado carácter universitario queda reflejado en el ambiente animado. Cuenta con una gran variedad de oferta culinaria y de ocio.

Stavanger

Conocida como la “Capital del Petróleo”, ya que acoge a la sede de la compañía petrolera más grande de Noruega, es la cuarta ciudad más grande de Noruega. Aun así, ¡¡se trata de un lugar de pequeño tamaño pero con mucho que ofrecer!!.

Stavanger se postula como una de las puertas de entrada a los fiordos y como ocurre en otras ciudades noruegas, combina de un modo natural y elegante la modernidad y la tradición.

Stavanger, Noruega

Sus calles empedradas, las casitas y sus edificios de madera muy bien conservados (algunos de ellos datan del siglo XVIII) ¡hacen de Stavanger una ciudad alegre y con mucho encanto!.

Además, como suele ocurrir en las zonas costeras, al llegar el buen tiempo el paseo marítimo se llena de vida y resulta realmente agradable.

Los puntos que no os podéis perder en esta ciudad son los siguientes:

  • Catedral de San Swithun de Stavanger. Es la catedral más antigua de Noruega
  • El Museo del Petróleo. Es un moderno museo, interactivo y muy interesante dada la relación de esta ciudad con el petróleo
  • El Gamle de Stavanger. Es el precioso casco antiguo de casas blancas de madera, muy agradable para pasear por sus calles

Stavanger es una buena opción para coger el alojamiento si queréis disfrutar del ambiente y visitar los alrededores, como el Preikestolen o el Kjerag y su kjeragbolten. Aunque hay que tener en cuenta que debido a la industria petrolera y al reclamo turístico de la región, los precios son altos incluso para los propios noruegos. ¡Por lo que os recomendamos que miréis alojamiento con antelación!;).

Carreteras y paisajes de Noruega

Preikestolen o El Púlpito

Esta es una de las zonas más bonitas de toda Noruega y es especialmente conocida para los amantes del trekking por sus paisajes entre fiordos, cascadas, montañas…

Una de las muchas rutas que se pueden hacer es el ascenso al Preikestolen o también conocido como El Púlpito.

Se trata de uno de los puntos más visitados del país. Consiste en un ascenso de dificultad media, por lo que es recomendable que llevéis al menos calzado adecuado y ropa cómoda ya que os será mucho mejor para caminar. El trekking en sí es espectacular, según se avanza por la ruta el paisaje no hace más que mejorar.

Stavanger, Noruega
Vistas subiendo al Preikestolen

En algunos tramos hay que tener especial cuidado para no resbalar pero en general es un recorrido al alcance de todo el mundo. El trayecto se puede hacer en unas 2 horas y media o algo más si preferís ir con más calma parando también para disfrutar del paisaje.

Stavanger, Noruega
Recorrido del trekking en el Preikestolen

El último tramo es el más difícil ya que la altura es grande y el paso estrecho. Sin embargo, han dispuesto unas tablas de madera para facilitar el paso.

Preikestolen, Noruega

Desde este punto ya la altura es considerable, ¡¡así es que se torna no apto para los que tengas vértigo!! (aunque si no os acercáis al borde, merecerá la pena dar unos pasos más).

Esta enorme roca plana se alza sobre el fiordo Lysefjord proporcionando unas vistas espectaculares. Es una muestra de la naturaleza salvaje de esta región y tiene un desnivel de aproximadamente 604 metros. ¡Es sin duda un imprescindible de ver cuando viajéis a Noruega!.

La cascada Manafossen

Esta impresionante cascada es la novena más grande de Noruega con una caída libre de 92 metros. Nosotros no pudimos ir a verla, ¡así es que la guardamos para la próxima!.

La granja Mån (Byrkjedal)

Fue la primera granja en Fidjadalen. Temporalmente la sitúan a principios de la Edad Media y estuvo en activo hasta 1915. El establo ha sido restaurado y se pueden ver en la llanura alrededor los restos de la antigua granja.

Gloppedalsura (Byrkjedalstunet)

Es la morrena del glacial y el mayor pedregal de Europa.

Gloppedalsura, Noruega

Hace 10.000 años, la capa de hielo que cubría el área se derritió y junto a los ciclos anuales de heladas y su posterior deshielo acabaron provocado un cambio en el curso del rio Hunnedal. Esto hizo que finalmente se formara el lago Byrkjedalsgryta. Las terrazas de este lago a 240 metros de altitud son una prueba de que la morrena hace de presa natural al mismo. El paso de los años ha consolidado este peculiar paisaje, que consta de un espesor de 100m en la parte superior de la morena. ¡Es un paisaje increíble y muy recomendable de visitar!.

Bergen

Es la segunda ciudad más grande de Noruega. Fue fundada hace unos 900 años y su origen se encuentra ligado a la Edad Vikinga.

Bergen perteneció a la Liga Hanseática, que era una federación comercial y defensiva de las ciudades del norte de Alemania, el báltico y otras ciudades costeras. Por ello se convirtió en un lugar próspero gracias al comercio entre Noruega y el resto de Europa. Hoy en día se puede apreciar a lo largo de la ciudad el legado de esa época. El muelle Bryggen es un claro ejemplo, además de otros museos históricos que podéis visitar.

Además, esta ciudad es famosa porque se encuentra rodeada de 7 montañas, ¡lo que la emplaza en un paraje natural precioso!.

También conocida como “La puerta de los fiordos”, Bergen es un buen punto de partida para visitar los fiordos de Geirangerfjord y Naeroyfjord, proclamados Patrimonio de la Humanidad en 2005.

Continuamos nuestro viaje a través de la región de Voss hasta llegar a los fiordos que íbamos a visitar.

La región de Voss

La región de Voss es conocida en Noruega como la «capital de los deportes extremos». Allí hay un sinfin de actividades que se pueden hacer, rutas a rafting, kayak, parapente, etc…¡todo lo que se os ocurra!. Nosotros preferimos actividades con menos adrenalina por esta vez y continuamos el camino por carretera y mar hasta los fiordos.

Decimos carretera y mar porque tuvimos que coger infinidad de ferrys y túneles, aunque es algo completamente común en Noruega debido a su orografía. ¡Nos resultó divertido y algo muy distinto! ;).

Fiordos de Naeroyfjord y Sognefjord

Situados al noreste de Bergen, forman parte de la región de los fiordos que se extiende desde Stavanger y Andalsnes. Estos fiordos son además unos de los más largos y profundos del mundo.

Nosotros los visitamos desde un crucero con el que navegamos a través de ellos rodeados de las altísimas paredes que se elevaban a ambos lados, con las cascadas que se dejan ver entre las abruptas y empinadas laderas, cubiertas por verdes bosques.

Bajo nuestros pies, por debajo del agua, un abismo de 500 m de profundidad nos sostenía, silencioso, misterioso…, como si las profundidades escondiesen algo que no quisieran contar, algo antiguo y secreto.

¡Es un paisaje que impresiona!. No solo por su belleza sino también por su calma…

Flam

El tren de Flam es uno de los trenes más bonitos del mundo.

Este tren va desde Flam, situado en uno de los afluentes de fiordo Sognefjord, hasta las altas montañas, dónde se encuentra la estación de Myrdal. Mientras se asciende a lo largo del recorrido se puede ver el espectacular paisaje. En varios puntos del trayecto podréis disfrutar de  panorámicas increíbles del lugar.

Ascenso en el Tren de Flam, Noruega
Paisajes desde el Tren de Flam, Noruega

Además, el tren hace una parada justo en frente de una de las cataratas más altas y caudalosas de la región.

Cascada vista desde el Tren de Flam, Noruega

El tren de Flam es una de las líneas de tren con más inclinación del mundo, con un 5.5% de desnivel durante gran parte del recorrido. Así, ¡¡ascendimos durante la hora que dura el viaje quedándonos boquiabiertos con los increíbles paisajes!!.

Normalmente se puede subir y bajar con el tren pero también existen rutas alternativas. Podréis hacer varias combinaciones, subir en tren y bajar haciendo senderismo por alguna de las rutas que existen en la zona o en bici. Esta parte ofrece muchas posibilidades para los amantes de la aventura.

¡¡Hasta aquí nuestro viaje por tierras noruegas!!.

Como comenté al principio, este post se lo dedico a mis padres (Ana), ¡nos sirve de recuerdo del estupendo viaje que hicimos un verano hace ya muchos años por Dinamarca, Suecia, Noruega, Alemania y Francia! ;).

Información general de Noruega

Otros post relacionados:

2 opiniones en “Noruega, naturaleza y eternos fiordos”

  1. Precioso viaje recomendable para los amantes de la naturaleza y si ademas teneis la suerte de gozar de buen tiempo en éxito esta asegurado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *