La Palma, contraste de colores

«La isla bonita»

Dedico este post a mi amiga Patricia Márquez, que actualmente vive en la isla bonita disfrutando de sus maravillosos rincones. ¡Espero que te guste, un beso!-Virginia

La Palma, por muchos conocida como «la isla bonita», es una de nuestras preferidas de Las Canarias. Allí encontraréis un contraste impresionante de colores entre paisajes verdes asombrosos, tranquilas playas de arena oscura, localidades preciosas con balcones floreados y como no, volcanes impactantes. Por eso nos gusta tanto…¡porque tiene un poco de todo!.

Es una de las menos turísticas de todo el archipiélago, siendo ése precisamente uno de sus múltiples atractivos.  Hasta hace algunos años de hecho, poca gente se acercaba a conocerla. Con poco más de 80.000 habitantes, allí disfrutaréis de un entorno natural único. Desde 2002, toda la isla es Reserva de la Biosfera,​ siendo tras Lanzarote y El Hierro, la tercera isla Canaria a la que la Unesco reconoce con esta protección.

¡¡Nos encanta La Palma!!. Estuvimos allí hace tiempo, en Noviembre de 2008. Es sin duda un viaje que recomendamos y del que guardamos un recuerdo estupendo. Eso si…hay que ir con ganas de caminar, ¡porque el senderismo es la mejor forma de explorar sus hermosos paisajes!.

¿Qué ver en La Palma?

La isla ofrece rincones impresionantes. Su rica vegetación, compuesta por helechos y bosques de laurisilva, junto con los bellos jardines particulares, muy bien cuidados, hacen de La Palma uno de los lugares más verdes de Canarias. Es la quinta más grande del archipiélago y también la más lluviosa, de ahí el color de sus paisajes.

El tiempo de estancia en un lugar siempre depende de cada uno. En La Palma nosotras estuvimos una semana y se nos quedó corto. En nuestra opinión, es lo mínimo para poder conocer todo lo importante.

Os recomendamos alternar en los días rutas en coche con otras de senderismo. De esta manera, la conoceréis desde distintas perspectivas. Os contamos a continuación los puntos que no os debéis perder.

Santa Cruz de la Palma

Desde sus orígenes, la bella capital de la isla, situada en una bahía que los guanches llamaban Timibucar, ha jugado un papel fundamental en la vida económica y política española. Durante el siglo XVI su puerto fue el tercero en importancia del imperio español, después de los de Sevilla y Amberes, y sus astilleros, los principales de Canarias.

Las riquezas de la ciudad atrajeron a los piratas, que la arrasaron en varias ocasiones. La más brutal de todas fue en 1553, a manos de Jean-Paul de Billancourt, conocido como Pata de Palo. Sin embargo Santa Cruz siempre supo recuperarse. Hoy es la capital de la isla y un importante centro de comunicaciones.

En el este enlace tenéis lo que podéis visitar en esta preciosa ciudad.

Las Nieves

En esta localidad, ubicada en unas verdes colinas sobre Santa Cruz de La Palma, se encuentra la capilla y lugar de peregrinación más importante de la isla. El pequeño Santuario de la Virgen de las Nieves está situado en un bello paraje. Fue construido en 1657 sobre los cimientos de una capilla anterior y forma parte de un conjunto histórico junto con la Casa del Peregrino (siglo XVII), la Casa Parroquial (siglo XVIII) y varias casonas que pertenecieron a miembros de la aristocracia.

San Andrés y Los Sauces

San Andrés es una bonita localidad costera de calles adoquinadas, plazas llenas de flores y palmeras y casas típicas canarias. En su centro se alza la Iglesia de San Andrés Apóstol, una de las más antiguas del archipiélago. Fue construida en el siglo XVI como capilla fortificada y ampliada en el siglo XVII.

Los Sauces es una localidad algo más grande que San Andrés, que junto con la primera forman el Ayuntamiento de San Andrés y Los Sauces. Es sus tierras se cultivan plátanos y caña de azúcar. El edificio más destacado de Los Sauces es la Iglesia de Nuestra Señora de Montserrat, la más grande de la isla, que data de 1515. Su estilo neorrománico se debe a la restauración realizada en 1960. Su interior guarda un cuadro de la Virgen atribuido al pintor holandés Pieter Poubrus.

A corta distancia, en dirección sur, se halla el Charco Azul, una diminuta aldea rodeada de platanares, en la que hay una laguna de un reluciente color azul protegida por acantilados.

En Puntallana, a unos 7 km al sur, se encuentra la iglesia de San Juan Bautista. Sin embargo, el lugar es famoso por la Playa de Nogales, de arena negra y rodeada de acantilados.

Los Tilos

Se encuentra a 3 km al oeste de San Andrés. Las rocosas y casi verticales paredes del profundo Barranco del Agua están cubiertas por un brumoso bosque húmedo de especies perennes, entre las que se encuentran laureles cubiertos de musgo, la mayor concentración de bosques de laurisilva de la isla, junto con tilos, mirtos y helechos.

Una carretera asfaltada de 3 km que discurre por la base del barranco lleva hasta el centro de turismo, compuesto por un punto de información y un restaurante. En los 5 kilómetros cuadrados que ocupa esta zona protegida existen varios senderos señalizados. Uno de ellos lleva hasta el Mirador de las Barrandas. Existe otro más difícil y largo que asciende por un terreno escarpado en dirección suroeste hasta la caldera de Marcos y Cordero, desde donde se contemplan unas hermosas cascadas. Esta última ruta es una de las más famosas de senderismo en la isla. Muy muy recomendable. ¡No os podéis ir de La Palma sin hacerla!. En el enlace de rutas de senderismo, tenéis los detalles.

Barlovento

Barlovento es sobre todo conocido por las fiestas que celebra cada dos años en agosto, en las que se representan escenas sangrientas de la batalla de Lepanto (1571). Además, esta pequeña localidad posee la Iglesia de Nuestra Señora, que cuenta con un altar de 1767 y tallas españolas de los siglos XVI y XVIII.

Cerca se encuentran las piscinas de Fajana, a 6 km al noroeste, una charca entre las rocas bañada por el Atlántico. El faro cercano de Punta Cumplida funciona desde 1860.

Los Llanos de Aridane

Los Llanos de Aridane constituye la segunda ciudad en importancia de la isla, tras Santa Cruz. En este enlace, encontraréis todo lo que podéis visitar en ella y en sus alrededores.

Tazacorte

Tazacorte fue el lugar elegido por Alonso Fernández de Lugo para comenzar la conquista de la isla en 1492. En la actualidad, la silueta de esta pequeña localidad está dominada por la iglesia de San Miguel Arcángel (siglo XVI). Esta capilla fue ampliada en 1992, dotándola de una magnífica vidriera con dibujos abstractos. Junto a la iglesia hay una pérgola con mosaicos cubierta de buganvillas donde se reúnen los lugareños.

La playa de Tazacorte es muy agradable y un sitio perfecto para disfrutar de un entorno único. 

Desde el Mirador de El Time, a sólo 12 km en dirección norte, hay una bella vista que abarca Los Llanos de Aridane, Tazacorte, las montañas de los alrededores y el océano. Es una de las panorámicas más famosas de la isla.

Puerto Naos

Puerto Naos es un pequeño y apacible lugar de veraneo. El buen tiempo, con unas 3300 h de sol al año, es su principal atractivo.

Paralelo a su playa de arena negra, la más extensa de La Palma, hay un pequeño paseo marítimo flanqueado por palmeras con cafés, restaurantes y tiendas pequeñas. En él se encuentra también desde 1990 el «Sol La Palma», un moderno hotel escalonado de 4 estrellas. Con capacidad para casi 1000 personas, este establecimiento es el más grande de la isla.

La bella playa de arena de Charco Verde está a unos 2 km al sur. Protegida de las olas del Atlántico, es ideal para familias.

Parque Nacional de la Caldera del Taburiente

Es la parte más importante de la isla. Allí también podréis observar las impresionantes vistas desde el Roque de los Muchachos, así como visitar el famoso Observatorio Astronómico. En este enlace tenéis todo lo más importante sobre este Parque Nacional.

Fuencaliente de La Palma

Este lugar debe su nombre a un nacimiento de agua caliente que existió aquí antiguamente. Éste desapareció hace ya mucho tiempo como consecuencia de una serie de erupciones volcánicas.

Fuencaliente es una pequeña localidad rodeada de viñedos famosa por su dulce y espeso vino. En ella se encuentran las bodegas más grandes y antiguas de la isla, fundadas en 1948. La iglesia de San Antonio Abad (1730) es un testimonio de la importancia del lugar en el pasado.

Para comer, os recomendamos sin duda el restaurante rústico «La Casa del Volcán». Con bodega propia, ofrece exquisitos platos canarios, además de venta de productos locales.

A poco más de 10 km al sur se halla la Punta de Fuencaliente, el punto más meridional de La Palma. Allí hay un faro y unas salinas.

Mazo

Mazo es famoso por sus puros artesanales, sus cestas y sus bordaos. En la Escuela Insular de Artesanía, se pueden adquirir estas piezas y también ver cómo se elaboran. Además, destacan el taller Cerámica Molino, famoso por las vasijas negras con inspiración guanche, y el Museo de Corpus, situado en la casa Roja, que contienen decoraciones como las que engalanan las calles en el Corpus Christi. Orientada hacia Tenerife, la Iglesia de San Blas, posee un bello altar barroco y ricas tallas. Construida en 1512, fue ampliada en el siglo XIX.

A solo 4 km al sur se encuentra la cueva de Belmaco, que contiene incisiones guanches.

Rutas de senderismo

Como ya hemos comentado, no os podéis ir de La Palma sin hacer alguna de las  famosas rutas de senderismo que hay. En este enlace encontraréis todos los detalles de las más importantes.

Rutas en coche

Después de haberos descrito todos los puntos de interés, en este enlace podéis encontrar las rutas en coche que recomendamos.

Otros planes para disfrutar

¡La Palma siempre ofrecerá planes estupendos!. Por ejemplo, en la playa de El Remo hay unos chiringuitos donde se come muy bien y es un sitio fantástico para ver el atardecer. Por otro lado, si os gusta hacer snorkel, la Playa de La Zamora es un punto muy bueno. La isla en general es un lugar apacible cuyas ricas aguas costeras son ideales para el submarinismo.

Otra cosa muy común son los mercadillos ecológicos. Se pueden comprar productos locales como frutas, mojo o vino. En nuestra opinión uno de los mejores es el de Puntagorda. ¡Os lo recomendamos!

Además, las Playas de la Veta y del Jurado, en la zona de Tijarafe, suelen ser tranquilas y son buenos lugares para hacer una parada en vuestro recorrido.

Por otro lado, si os apetece un plan cultural, el Teatro Chico en Santa Cruz es un espacio de cine-teatro muy interesante. ¡Puede estar bien para después de haberos dado una vuelta por la ciudad!.

¿Cuándo viajar a La Palma?

Cualquier mes es perfecto para visitar La Palma, gracias al estupendo clima primaveral que reina todo el año. Decidir exactamente cuándo ir a Canarias es solo cuestión de preferencia personal… ¡siempre os esperará buen tiempo en general!.

Los veranos son calurosos, los inviernos son suaves y las precipitaciones son por lo general escasas, salvo en diciembre o enero, que es cuando pueden ser más abundantes.

Para muchos turistas los meses de invierno son el momento perfecto para visitar las islas Canarias. Mientras el tiempo es frío y lluvioso en sus países, el clima sigue siendo cálido en el archipiélago.

Nosotras fuimos a La Palma durante la primera quincena de Noviembre y la verdad que estuvo muy bien. Por el día pudimos aprovechar buenas temperaturas, sobre todo en la hora central, siendo sin embargo las noches bastante frescas. El único inconveniente de esta época es que los días son cortos, anochece sobre las 6 de la tarde, teniendo menos horas de luz para realizar las visitas, pero si vais una semana como fue nuestro caso da tiempo perfectamente a ver y hacer todo lo que queráis.

Nuestra recomendación es que escapéis de los puentes, meses de Julio, Agosto y Semana Santa…ya que los precios de los vuelos suben bastante y también encontraréis mucha más gente. En nuestra opinión los mejores meses para visitar La Palma son Abril, Mayo, Junio, Septiembre y Octubre. 

Franja Horaria

El huso horario es una hora menos que en la península.

Transporte

Como en cualquier otra isla, para recorrer La Palma es imprescindible alquilar un coche o una moto. Cada vez existen más compañías y los precios son muy asequibles. Si bien hay muchas carreteras con bastantes curvas, todos los puntos de interés están perfectamente comunicados.

La Palma cuenta con un único aeropuerto, cerca de Santa Cruz. Ahora ya hay vuelos directos desde Madrid todo el año. Otra alternativa para llegar es volar a Tenerife o a Gran Canaria y conectar con vuelos de las aerolíneas CanaryFly o Binter, que es lo que hicimos nosotras.

Alojamiento

Tenéis distintas opciones y variedad de alojamiento en La Palma: desde hoteles hasta Airbnb y apartamentos turísticos. Nosotras nos alojamos en un apartahotel en la zona de Los Cancajos, cerca del aeropuerto, y la verdad es que recomendamos esta parte. Otras alternativas están en Santa Cruz o los Llanos.

Información adicional

Gastronomía canaria

Otros post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *