El Cabo de Gata, un paraíso en el Mediterráneo

«Uno de los espacios protegidos más famosos de España»

El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es uno de los espacios protegidos más famosos de nuestro país, de los más áridos de Europa y uno de los pocos de origen volcánico objeto de protección.

Estuvimos allí durante las vacaciones de Semana Santa de 2017. Las playas de esta parte de Andalucía nos sorprendieron bastante. Creemos que lo suyo es ir en primavera, como fue nuestro caso. Es una zona muy seca y árida y, en verano por ejemplo, aparte de la cantidad de gente que pueda haber, seguramente haga muchísimo calor. Nosotras gozamos de una excelente temperatura, lo que fue sin duda otro de los atractivos de esta preciosa y divertida escapada.

¿Qué conocimos en Cabo de Gata?

Estuvimos de miércoles a domingo y nos alojamos en el camping del Complejo Turístico Los Escullos de San José, un alojamiento ideal tanto para ir en grupos de amigos como en familia. El viaje estaba planteado para hacer rutas de senderismo e ir conociendo de esta manera las asombrosas playas de la zona.

La verdad es que fue una experiencia estupenda y muy recomendable. Nos quedamos bastante impactadas con la belleza de todo este tramo de costa. Pudimos ver la mayoría de las calas y playas sin apenas gente…la estampa de esas aguas cristalinas bañando los trozos de arena, rodeado todo ello de las rocas tan particulares de la zona y acompañado de aquel sol radiante, es la imagen que desde luego se nos ha quedado de este viaje. Además al lugar le acompañan una flora y una fauna con las que los amantes de la naturaleza disfrutarán al máximo.

Estuvimos solamente unos días y nos quedaron puntos sin conocer claro. Aún así vimos bastante. A continuación os contamos todos los lugares que visitamos en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar.

Cala de Enmedio

Fue la primera cala que vimos y una de las que más nos gustó. Llegamos en coche hasta Agua Amarga y desde allí caminamos hasta ella. Es de arena fina. Lo que más llama la atención son las dunas fosilizadas que hay a ambos lados de la playa, que a manera de lenguas de piedra que se adentran en el mar permiten a los visitantes explorarlas y contemplar el agua cristalina entre las piedras. En estas rocas se han formado, por efecto de la erosión, pequeñas pozas donde se acumula el agua. 

Cala de Enmedio
Dunas fosilizadas de la Cala de Enmedio

Cala del Plomo

La siguiente playa que vimos, desde lo alto en la ruta (no accedimos a ella), fue la Cala del Plomo. Es una playa perdida y de acceso complicado, pero de enorme belleza. Se accede a ella en coche tras recorrer unos 5 kms por un camino de tierra. No posee servicios, aunque hay localizadas un par de casas.

Cala del Plomo

Cala de San Pedro

Es una de las calas más famosas y bonitas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Sin duda una de las cosas que más llama la atención es la comunidad hippie que habita en ella, de las pocas que existen aisladas ya en España.

Acceder a ella caminando, viéndola desde lo alto y bajando lentamente hacia el mar, fue algo increíble. Aprovechamos para comer allí y probar el agua:).

Bajando hacia Cala de San Pedro

Las Negras

Fuimos allí a tomar algo tras el primer día de caminata. Es un pequeño pueblo de pescadores que aun mantiene su sabor mediterráneo. En los últimos años se ha vuelto bastante turístico, siendo la mayoría de sus habitantes extranjeros.

La playa de esta pedanía de Níjar tiene unas condiciones excepcionales, caracterizada, sobre todo, por sus buenas condiciones para el baño. En su caso, al pertenecer a un núcleo urbano, posee un gran número de servicios y establecimientos.

Una de sus singularidades es el Cerro Negro, que separa Las Negras de Cala San Pedro, de coloración oscura debida a la solidificación de la lava volcánica. Esto le da desde luego a la playa una seña de identidad.

Vista del pueblo de Las Negras

La Isleta del Moro

Nos desplazamos hasta allí a primera hora de la mañana el segundo día. La vista era preciosa con los primeros rayos del sol. Su restaurante «La Ola», es bastante famoso. Lo conocemos y nos pareció muy muy bien, sumamente recomendable.

La Isleta del Moro

Los Escullos

Continuamos caminando hacia Los Escullos, donde existen varias zonas de baño. Al comienzo está la Playa del Arco, que es bastante grande, de arena fina y dorada. A su derecha termina en la duna fósil de Los Escullos.  

Zona de los Escullos

Pasada la zona de la duna pétrea hay varias calas distribuidas alrededor de la Punta del Esparto conocidas como Calas del Embarcadero. Por tratarse de una buena zona para fondear se realizaban aquí embarques de esparto y otros materiales. Actualmente estas calas son muy visitadas por los buceadores, puesto que los fondos se combinan entre rocosos y con praderas de Posidonia, con gran cantidad de peces.

Zona de El Embarcadero

San José

San José es considerado la capital del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Forma parte del municipio de Níjar y tiene censados unos 800 habitantes. En verano su población se triplica o cuadriplica. A pesar de este aumento veraniego San José sigue siendo un pueblo tranquilo con construcciones bajas y de paredes blancas que se rigen por la ley urbanística del interior del Parque Natural. Muchas de las casas están construidas sobre los pequeños acantilados que se asoman al mar, mientras otras están edificadas en las colinas y ofrecen una espectacular vista de la bahía de San José.

En San José comimos el segundo día de ruta y luego estuvimos dándonos un baño en su agradable playa. Es un pueblo bonito, os recomendamos que os deis una vuelta por él. 

Playa de San José

Cabo de Gata

El tercer día nos dirigimos temprano a la zona de Cabo de Gata. Había algo de niebla, pero eso no nos impidió disfrutar de las magníficas vistas de esta zona.

En Cabo de Gata

Tras ver el Cabo de Gata y el faro, continuamos caminando por la zona, divisando distintos paisajes. La niebla se fue quitando y dio paso a un día precioso y soleado, como todos los anteriores.

Una de las cosas que divisamos fue El Dedo de Neptuno. En la zona mas meridional del Parque de Cabo de Gata, situado entre los faros del Cabo de Gata y Vela Blanca, aparece desafiante este promontorio rocoso saliendo del agua, formado por rocas volcánicas de aproximadamente hace 12 millones de años.

Dedo de Neptuno

Playa del Mónsul

Siguiendo con el camino llegamos a la Playa de Mónsul, una de las más conocidas del Parque Natural. De arena oscura, está caracterizada por su duna viva de grandes dimensiones, que dependiendo de la dirección del viento cubre de arena una de sus caras.

Posee además una gran roca con una lengua de lava, que se adentra desde la playa al agua, creando una imagen muy peculiar. Se encuentra rodeada por paredes de lava haciendo formas muy llamativas sobre la playa y ofreciendo refugio del sol.

En ella se han rodado escenas míticas del cine como «En busca del arca perdida», «Las aventuras del barón Münchhausen» ó «Lawrence de Arabia». Tiene acceso en coche desde el camino de playas de San José. Es perfecta para disfrutar de la belleza del litoral.

En la Playa del Mónsul

Playa del Barronal, Cala Chica, Cala Grande

Siguiendo por el sendero se llega a estas playas, de gran belleza y con rocas singulares. La verdad es que el paisaje de esta parte es digno de admirar. Aprovechamos para descansar y tomar un baño en una de ellas.

Haciendo una parada para descansar:)

Playa de los Genoveses

Continuando por el sendero llegamos a la Playa de los Genoveses. Se trata de una de las playas más características de todo el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. La belleza de su playa virgen reside, en parte, en las numerosas dunas de arena fina y dorada.

Está situada en el paraje del Campillo del Genovés, un espacio aislado y sin carreteras asfaltadas, que le hacen mantener una belleza singular y en estado puro.

La Playa de Genoveses es la más grande de la bahía con más de un kilómetro de longitud. Al igual que Mónsul, está protegida de la masificación y el acceso en coche privado está restringido a un número limitado.

Playa de los Genoveses

Así continuamos hasta San José para terminar nuestra ruta ese tercer día.

Playa de los Muertos

El cuarto y último día partíamos a Madrid después de comer. Antes, sin embargo, decidimos ir a ver La Playa de los Muertos. Era una de las que más nos apetecía antes de comenzar el viaje. Habíamos oído hablar bastante de ella.

La Playa de Los Muertos es una enorme playa totalmente recta de más de un kilómetro de longitud y que tiene el agua más azul y cristalina de la zona. Esta hermosa playa aparece en casi todas las listas de las mejores playas de España. Entre sus virtudes destaca el agua, de azul intenso, la arena, muy agradable porque no es muy fina pero tampoco tiene piedras grandes, y el aislamiento. Está lejos de cualquier pueblo y a mitad de camino entre Agua Amarga y Carboneras. No nos decepcionó.

En la Playa de los Muertos

Y tras visitar esta hermosa playa pusimos rumbo a Madrid…dejando a nuestras espaldas unos paisajes impresionantes, que nos sorprendieron en gran manera. 

Transporte

Como os hemos comentado, nosotras fuimos caminando de una cala a otra. La verdad es que fue una experiencia estupenda y bonita que repetiríamos sin pensarlo. Las distancias no son largas y es bastante fácil de seguir. A algunos puntos de comienzo llegamos en coche, para terminar al final del día en el mismo lugar y volver de nuevo en el coche al camping. 

Información adicional

En este enlace tenéis más información sobre el Cabo de Gata, como decimos, un auténtico paraíso en el Mediterráneo. 

Viajar por España

Qué podemos decir de España…Pues se nos ocurren muchas cosas, ¡pero sobre todo podemos decir que nos gusta disfrutar de la vida!…y es que es verdad que España se presta a ello…con nuestro buen clima, nuestra música, nuestra gastronomía y, en general, ¡nuestra pasión y alegría!.

Para los lugareños, que ya hemos pateado estas tierras durante algún tiempo, no nos sorprende la gran diversidad cultural, histórica y geográfica. Sin embargo, para algunos visitantes, que vienen con los tópicos de siesta, toros, mucho sol y olé olé en la mochila, resulta apasionante descubrir nuestro país.

Desde las montañas y estaciones de eski de los Pirineos, pasando por las costas mediterránea y atlántica, el sur con su alegría y marcada herencia histórica, el norte verde y salvaje, hasta las siempre tradicionales y atemporales Castillas y las exóticas islas.

Con este telón de fondo y su cautivador estilo de vida, España se encumbra como uno de los destinos más populares de Europa.

¡Te descubriremos todos sus rincones a través de nuestras experiencias!: