Las islas Perhentian, un imprescindible en Malasia

«Fuego nocturno»

Las islas Perhentian fueron el último punto de visita en nuestro viaje por Malasia. La idea de acabar la aventura en la playa siempre nos pareció lo mejor. Eran varias las islas que podíamos visitar por la zona noreste de Malasia​ Occidental en el estado de Terengganu. Otras opciones eran Redang ó Lang Tengah. Al final, leyendo un poco sobre cada una, decidimos ir a las Perhentian ya que eran las menos exclusivas y donde creímos que mejor lo íbamos a pasar…¡y así fue!. Por otro lado, son las más cercanas a la costa y las que están mejor comunicadas.

Las Perhentian resultan paradisíacas…además, es uno de los mayores puntos de buceo en Malasia. Allí nos esperaban 4 días increíbles para descansar, ver playas preciosas y contemplar esos deseados fondos marinos que tanto ansiábamos. Llevábamos casi 3 semanas de viaje y todavía no nos habíamos bañado en la playa…¡así que lo cogimos con ganas!.

La llegada a las Perhentian

Las Perhentian son dos islas principales: Perhentian Besar (la más grande) y Perhentian Kecil (la pequeña). Estuvimos mirando alojamiento en ambas pero al final nos decantamos por Kecil. Habíamos leído que tenía más ambiente y además, los sitios eran más baratos. Así que reservamos para 4 noches en el Seahorse Diver Guesthouse, en Long Beach, un albergue en plena playa que también era centro de buceo. 

Para llegar a las islas desde Taman Negara también tardamos algunas horas. Allí compramos el pack combinado que nos vendieron y que cogía todo el mundo, pues éramos un grupo de alrededor de 20 personas los que queríamos ir desde la selva hasta las Perhentian. El trayecto consistió en un autobús hasta Kuala Besut, en la costa, para después coger desde allí el bote hasta Kecil. Durante el camino en el autobús paramos en un pueblo pequeño llamado Jerteh, donde cambiamos dinero. Este punto es importante, por supuesto en las islas no aceptan pago con tarjeta ni hay cajeros automáticos, por lo que tendréis que llevar todo el efectivo encima. 

La llegada a las Perhentian fue increíble…¡ansiábamos ya un poco de playa y aquello nos pareció un paraíso!. Queríamos días de solamente pleno descanso y disfrute. Tal y como habíamos hecho en las Gili el verano anterior, nuestra idea era aprovechar para hacer distintas actividades en aquellas aguas cristalinas. 

Vista de Long Beach desde el bote, a la llegada a Kecil

Tras llegar al alojamiento y dejar las cosas allí, en seguida nos fuimos a la playa y al anochecer, estuvimos tomando algo y disfrutando de la fiesta que había. La primera noche ya vimos lo que veríamos todas las siguientes en la playa…¡espectáculos con fuego impresionantes!. ¡Estábamos encantadas!. 

Tomando algo la primera noche en Long Beach
Espectáculos pirotécnicos en Long Beach

Un punto importante que debéis tener en cuenta es que en estas islas sólo hay electricidad por la noche, de 7 de la tarde a 7 de la mañana. ¡¡Tenedlo en cuenta para cargar los móviles!!. La wifi no siempre funciona tampoco.

Primer día 

Al día siguiente nos levantamos temprano y, tras desayunar en un sitio de comida típica local al lado del albergue (lo que entre nosotras llamábamos comúnmente «merenderos»:)), nos dispusimos a contratar una excursión en bote que incluía distintos puntos de snorkel en ambas islas. La luz de la mañana le daba al agua si cabe un aspecto más transparente aún.

Long Beach por la mañana

La excursión que contratamos comenzaba a las 10.30 y duraba hasta el medio día. Incluía snorkel en distintos puntos (Turtle point, Fish and Coral Garden, Shark point y Fisherman village (para almorzar)). Todos ellos estaban en la isla grande menos el último, donde comimos. Tal y como nos había ocurrido en Indonesia, de nuevo disfrutamos de fondos preciosos. Todavía no nos hemos hecho con una cámara submarina ni nada de eso…¡así que no os podemos mostrar lo que vimos!. No obstante os podéis imaginar…peces de colores por todas partes, tortugas enormes, distinta vegetación marina…en fin, ¡increíble!. 

Vista desde el bote
Mezquita de Cristal vista desde Fisherman Village, en Kecil
Vista de la isla de Besar desde Fisherman Village
Embarcadero visto desde Fisherman Village, en Kecil

Tras terminar la excursión nos animamos a hacer una inmersión de buceo con bombona, muy cerquita de la playa. Era nuestra primera toma de contacto, ¡y queríamos probar!. Como ya hemos dicho, nuestro albergue era también centro de buceo, así que lo pudimos contratar allí mismo. 

Después, nos dirigimos andando a Coral Bay, una playa al otro lado de la isla de Kecil, a la que se podía llegar andando en unos 15 min por unos senderos. Allí veríamos la puesta de sol…como siempre decimos y también nos pasó en Indonesia, las que solemos contemplar en esta parte del mundo nos dejan sin palabras…y así fue de nuevo la de aquel día.

En Coral Bay
Puesta de sol en Coral Bay

Tras la puesta de sol, nos fuimos de nuevo a Long Beach, donde cenamos y disfrutamos de nuevo de los espectáculos con fuego nocturnos. Tal y como nos ocurrió en Indonesia, en Malasia también vivimos los días de la independencia del país. Cada 31 de Agosto la rememoran con gran ilusión y coraje. Al grito de «¡¡Merdeka!! (independencia)», el país se viste de gala y familiares y amigos se reúnen para celebrar el día más importante del año. En las Perhentian lo vivimos de primera mano con los espectáculos pirotécnicos. En 2018 se cumplían 61 años…¡una auténtica fiesta!.

Segundo día

El segundo día nos levantamos de nuevo temprano para hacer el primer ejercicio práctico de las pruebas para obtener el PADI. Tanto nos gustó la primera inmersión que decidimos sacarnos la certificación en aquellas aguas tan paradisíacas. Allí estuvimos cerca de la playa con Petra, nuestra instructora…una mujer alemana afincada desde hacía años en Malasia…¡tenía mucha personalidad!.

Tras las mismas, decidimos contratar otra excursión en bote para hacer de nuevo snorkel en distintos puntos. Esta vez iríamos a unas islas muy pequeñas y deshabitadas que están cerca de Kecil. Son Susu Dara, Serenggeh y Rawa. Esta zona de Malasia es perfecta para bucear. Tras la excursión, por la tarde, haríamos otra inmersión hasta 12 m en la zona de D’Lagoon, en Kecil. De nuevo por la noche, disfrutamos de los espectáculos pirotécnicos. 

Tercer día

El tercer día en las Perhentian decidimos descansar un poco disfrutando de la playa. Tan solo visitamos en bote la Turtle Beach, en Besar, que nos pareció preciosa….en fin…¡como todo allí!. 

Turtle Beach, en Besar

A la vuelta decidimos ir a ver de nuevo la puesta de sol a la Romantic Beach, en Kecil. Se podía llegar caminando. Había que atravesar para ello Coral Bay y luego continuar hasta el otro lado de la isla.

Coral Bay, en nuestro camino hacia la Romantic Beach
Romantic Beach
Puesta de sol en Romantic Beach

Después fuimos a cenar a uno de los restaurantes locales cercanos al albergue…¡y tomamos tiburón!. Lo hacían a la brasa, estaba bueno, es una carne algo dura y con bastante sabor…¡otra experiencia!. Tras la cena, como cada noche, disfrutamos de nuevo de los espectáculos con fuego en la playa.

Cuarto día

La idea el último día era coger el bote de vuelta a la península por la tarde. Así que por la mañana seguimos disfrutando de aquel paraíso…¡qué pena daba irse!. Obtuvimos la certificación de buceo y nos despedimos de Petra, sin duda, una mujer que nunca olvidaremos:).

Con Petra, nuestra instructora de buceo en las Perhentian

Por la tarde cogimos el bote que nos llevaría de nuevo a Kuala Besut. Allí tomamos un autobús hasta Kuala Terengganu. No vimos mucho de esta ciudad ya que habíamos leído que no tenía gran cosa y no merecía la pena…de hecho dormimos en un hotel a las afueras, cerca del aeropuerto. Desde allí tomaríamos al día siguiente el vuelo con destino a Singapur para enlazar con el de vuelta a España.

Así terminaron nuestras vacaciones por Malasia en Agosto de 2018…un país del que destacaríamos muchas cosas. No nos gustó tanto como Indonesia pero desde luego tiene puntos sumamente recomendables…y entre todos ellos no pueden faltar las Perhentian por supuesto…un paraíso, con fuego nocturno incluido. 

Transporte

Como ya hemos comentado llegar a las Perhentian no fue fácil…estábamos en un punto bastante alejado. No obstante son islas bastante turísticas y por tanto hay varios botes cada día para ir y volver desde la península. Para moverse de una isla a otra se pueden tomar botes taxis, sin embargo, creemos que la mejor opción es cogerse excursiones para hacer snorkel como fue nuestro caso. Los aeropuertos más cercanos son los de Kota Bharu y Kuala Terengganu.

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

Taman Negara, jungla auténtica

«La selva tropical más antigua del mundo»

Taman Negara, ubicada en el centro de la Malasia peninsular, es la selva tropical más antigua del mundo. Su extensión es tres veces la de Singapur.

Desde que empezamos a planear nuestro viaje por el país tuvimos claro que éste era un punto que no nos íbamos a perder. Llegar no iba a resultar sencillo, pues las distancias entre las distintas partes que queríamos visitar son grandes y, además, había que coger varios medios de transporte según habíamos leído.

Tras conocer las Cameron Highlands, cogimos un autobús desde Tanah Rata hasta el acceso al Parque Nacional Taman Negara. Allí tuvimos que pagar la entrada, ya que es un espacio protegido, uno de los más importantes de Malasia. Después tomamos el bote para llegar hasta donde están todos los alojamientos, en la zona de Kuala Tahan. Eran barcos de madera, como los típicos del sudeste asiático, con capacidad para unas 20 personas. El trayecto duró como 2 h y fue algo increíble…los paisajes que íbamos contemplando ya nos anunciaban lo que nos esperaba los siguientes dos días.

Botes para llegar a Kuala Tahan
Vista desde el bote

Tras llegar a Kuala Tahan y dejar las cosas en el alojamiento, un bungalow bastante cercano al río Sungai Tembeling, nos dispusimos a comer algo. Kuala Tahan es un pueblo pequeño y tranquilo que vive del turismo. No tiene muchos servicios, tan solo algunas tiendas, alojamientos sencillos y pequeños restaurantes. No hay cajeros, por lo que tendréis que llevar el dinero en metálico. Aunque están acostumbrados a ver a muchos visitantes, allí todavía los locales interactúan bastante con los turistas. 

Tras comer, nos dirigimos a contratar la excursión que haríamos al día siguiente.

Trekking por la selva

La actividad fundamental que hacer en Taman Negara es sin duda un trekking por la selva. Los hay de varios días e incluyendo distintas actividades. Nosotras, dado que no íbamos a estar mucho tiempo, solo podíamos elegir uno de un día.

En Kuala Tahan había distintos sitios y agencias locales donde contratarlo, así que al final cogimos uno que incluía además otros puntos de visita. Por otro lado, para hacer algo aquella misma noche elegimos un safari nocturno…que, todo hay que decirlo…¡nos decepcionó un poco!. Fue simplemente un paseo en jeep por los alrededores, pero no pudimos ver tampoco muchos animales…nosotras por safari entendíamos otra cosa…¡es lo que tiene el llevar expectativas altas!:). Eso sí…¡¡nos reímos como nunca!!.

Al día siguiente nos levantamos temprano para hacer la excursión. Tras desayunar en uno de los lugares del centro del pueblo, fuimos hacia el punto donde comenzaba el tour. De nuevo tuvimos que tomar un bote para llegar a nuestro primer punto de visita.

El Canopy Walk

Fue la primera parada en nuestra excursión. El Canopy Walk lo constituyen unos puentes colgantes que, unidos a centenares de árboles, recorren mas de 500 metros. Desde ellos, las vistas que se contemplan de toda la selva son impresionantes…a medida que se oyen los sonidos de distintas aves y se observa toda la flora y vegetación del lugar. ¡Sin duda una estampa fascinante que recordar!.   

El recorrido por el Canopy Walk nos llevó una hora aproximadamente. ¡Veréis que el balanceo según caminéis es inevitable!. Después de cada puente hay una plataforma donde aguardar hasta que el siguiente queda vacío para poder realizar el paso. Por razones de seguridad no puede haber más de dos personas sobre el mismo tramo.

Aunque hoy en día se ha convertido en algo muy turístico, es una experiencia sumamente recomendable. Nosotras estuvimos a primera hora de la mañana y fue muy buena idea…pues seguramente avanzado el día habrá más gente.

En el Canopy Walk

Trekking

Tras visitar el Canopy Walk, nos montamos de nuevo en el bote para llegar al siguiente punto. Desde allí comenzaríamos un trekking por la selva de 6 h. aproximadamente. Hemos de decir que, aunque esta actividad es fundamental en Taman Negara, fue algo dura ya que hacía muchísimo calor, humedad y lo hicimos en las horas centrales del día, cuando las condiciones climatológicas son más adversas. No obstante, como ya decimos creemos que es algo imprescindible.

Nuestro guía nos fue explicando detalles sobre la flora y fauna del lugar. Aquello era increíble…caminar en plena selva es algo que siempre impacta…estar en contacto con la naturaleza, observar y oír de primera mano todos los ruidos y vida alrededor…Aunque nos gustó más la selva que habíamos visto en Sumatra unos días antes, no hay que negar que Taman negara impacta, fascina y asombra. 

En la selva de Taman Negara
Nuestro guía por la selva de Taman Negara

Para este trekking por supuesto os recomendamos que llevéis pantalón largo, manga larga y sombrero. El sol es bastante fuerte y si el trekking es largo, como fue nuestro caso, es muy aconsejable. Por supuesto, también debéis rociaros con repelente de mosquitos y echaros crema solar en las zonas expuestas al sol. Hay algunos tramos donde se cruzan pequeños riachuelos y…¡hay que tener cuidado!. Hay sanguijuelas por toda la zona…

Visita a un poblado Orang Asli

Por último, nuestra última actividad en la excursión que habíamos contratado fue la visita a un poblado Orang Asli. Son una tribu nómada que se alimentan de los frutos, los vegetales y los animales que cazan en la jungla. 

Para llegar, hay que remontar el río por unos rápidos en los que os mojaréis seguro. La visita fue muy interesante, ya que nos explicaron su cultura, nos enseñaron a cazar con cerbatana y a hacer fuego con un palo y una liana. ¡Sin duda una experiencia auténtica!.

Cabañas del poblado Orang Asli

Tras visitar el poblado cogimos de nuevo el bote para volver a Kuala Tahan. Así terminó nuestra excursión por la selva de Taman Negara, una visita de la que nos quedamos con muchas cosas pero, sin duda, lo que siempre recordaremos es la diversidad de vegetación y fauna que había allí…¡una jungla auténtica!.

Restaurantes flotantes en Kuala Tahan

Transporte

Como ya hemos comentado, llegar a Taman Negara no fue fácil, si bien creemos que es la mejor manera de hacerlo. A Kuala Tahan también se puede llegar en autobús pero, como dijimos, la experiencia de ir en el bote hasta allí fue maravillosa y, por tanto, es lo que recomendamos. Por otro lado, el trekking por la selva lo podéis hacer por vuestra cuenta. Nosotras como ya hemos comentado cogimos un tour organizado y no fue mala opción, pues incluye comida y sin duda, acabamos haciendo más actividades de las que habríamos hecho si hubiéramos ido solas. 

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

Las Cameron Highlands, extensas plantaciones de té

«Mariposas, fresas y té…mucho té»

Tras visitar la característica y pintoresca ciudad de George Town, pusimos rumbo a la que sería nuestra siguiente parada en Malasia: las famosas Cameron Highlands, la zona más montañosa del país, en la parte de Pahang,  donde están además los campos de té más conocidos.

Así pues, desde la capital de Penang cogimos un autobús de nuevo hasta Tanah Rata, uno de los puntos más conocidos de la zona y donde habíamos reservado el alojamiento para las dos siguientes noches. El nombre «Tanah Rata» significa terreno plano en malayo y se refiere a la zona relativamente plana en la que se encuentra este lugar en medio de la región montañosa.

Tanah Rata es una localidad pequeña, con una calle principal donde están todos los comercios, restaurantes y tiendas. No tiene mucho que ver, sin embargo desde allí parten la mayoría de los tours y excursiones para visitar las plantaciones de té, así como las diferentes rutas de senderismo que se pueden hacer por toda la zona. Es por ello por lo que la mayoría de la gente coge allí el alojamiento, dada su perfecta ubicación en las Cameron Highlands.

El origen 

Las Cameron Highlands deben su nombre al topógrafo británico que, en 1885, en el periodo colonial, descubrió estas tierras altas cuando se encontraba explorando el interior de esta parte de Malasia. Lo que encontró, que ahora atrae a miles de visitantes, fueron tierras fértiles de paisajes increíbles y temperaturas más bajas que en el resto del país. 

Hoy en día las Cameron Highlands albergan las plantaciones de té más famosas de Malasia, un lugar perfecto para descansar, hacer senderismo y, sobre todo, desconectar del ajetreo y las altas temperaturas que reinan por todo el país.

¿Qué ver en las Cameron Highlands?

Como hemos comentado, la mayor atracción de las Cameron Highlands son las plantaciones de té. En nuestro caso solo íbamos a estar un día por allí así que contratamos una excursión. En la calle principal de Tanah Rata hay varios sitios. Si bien nuestro máximo interés era ver las plantaciones, en el tour que escogimos visitamos además otros puntos que os detallamos a continuación. Aunque no quedamos especialmente descontentas, es cierto que el formato fue muy turístico y casi recomendamos ir a ver los campos de té por vuestra cuenta. Existen autobuses y diferentes transportes para llegar y os resultará más económico. Incluso también podéis coger un taxi.

La granja de mariposas

Nuestra primera parada fue una granja de mariposas, muy famosa allí. Era una especie de invernadero donde en realidad había más insectos y otros animales (serpientes, escarabajos enormes, escorpiones y otros reptiles) y también flores y plantas. Fue una visita curiosa, había mariposas muy bonitas. Nos gustó. Tenemos fotos preciosas, nos ha costado seleccionarlas:).

Tras visitar la granja de mariposas hicimos una parada para contemplar la increíble vista de las plantaciones de té. Mantos y mantos verdes se extendían ante nuestros ojos…parecía terciopelo…bajo ese sol intenso que hacía brillar cada una de las hojas. En medio además, algunos caminos por donde pasaban los trabajadores recolectando. Sin duda, el paisaje característico que identifica toda la zona.

Campos de té en las Cameron Highlands

Mossy Forest

Nuestra siguiente parada fue el Mossy Forest o bosque de musgo. Es un entorno natural que crece solo en las elevaciones más altas de las Cameron Highlands y otras cadenas montañosas de Malasia. Está ubicado en la reserva natural permanente de Batu Gangan. Posee un área de 914 hectáreas. En esta zona se encuentra el Gunung Brinchang, el segundo pico más alto de las Cameron Highlands y el más alto en la zona peninsular al que se puede llegar por carretera.

A estas alturas, las nubes bajas impulsadas por los vientos cubren los bosques con niebla y humedad constantes, creando un biotopo ideal para el crecimiento de musgos, helechos, líquenes y orquídeas.

Este húmedo bosque tropical siempre verde es también un rico depósito para un conjunto variado de criaturas montanas, que incluye insectos, serpientes, ranas, aves y mamíferos únicos en esta atmósfera fría.

Existen distintas plataformas y miradores de madera a los que se accede a través de diferentes escaleras. El paisaje de todo el bosque es bastante bonito y merece la pena. Aunque nosotras no hicimos ninguna, también se pueden hacer rutas de senderismo por allí.

En el Mossy Forest

Plantaciones de té BOH

En las Cameron Highlands existen varias plantaciones de té, pero una de las más famosas es la BOH. Nuestro tour incluía una visita a la factoría. El jeep nos dejó relativamente cerca y el último tramo lo hicimos andando. Otra vez volvimos a ver los mantos verdes y uniformes de té, una estampa que sin duda se queda grabada en la memoria.

Al llegar a la factoría el guía nos explicó un poco el proceso de preparación del té y pudimos dar una vuelta por el interior, donde contemplamos a los distintos trabajadores en las diferentes etapas.

En la misma fábrica también pudimos ver, tras la visita, una exposición donde se explica el origen de las plantaciones de té y la historia de la familia Cameron. Tras este pequeño museo, había una tienda donde, como no, compramos té y al final una cafetería donde degustar distintos tipos. Además desde allí contemplamos, de nuevo, las preciosas vistas de todos los verdes campos.

Tras la visita de la factoría BOH nos dirigimos de nuevo al jeep para ir al siguiente punto de nuestro tour.

La granja de fresas

Pero no todo es té en las Cameron Highlands y es que curiosamente, también se cultivan algunas frutas en estos campos, como las fresas. Nuestra siguiente parada fue para visitar una granja de fresas precisamente.

Allí el guía nos explicó un poco el proceso de conservación de esta fruta. Nos llamó la atención porque la verdad es que no esperábamos algo así tras haber visto las plantaciones de té, ni pensamos que existieran las condiciones climatológicas adecuadas para su cultivo. Allí mismo había además distintas tiendas y puestos donde vendían zumos y todo tipo de delicias hechas con fresas, sin duda, un broche estupendo para esta visita:). 

En la granja de fresas

El museo del Túnel del Tiempo (Time Tunnel Museum)

Tras comer en un chino por la zona, nuestra siguiente parada fue el Time Tunnel Museum, o el museo del túnel del tiempo. Es el primer museo de recuerdos de Malasia. Ubicado en Brinchang, es reconocido como uno de los principales atractivos de la zona.

El complejo es diferente a cualquier otro en la Malasia peninsular: está lleno de objetos de colección que recuerdan cómo era la vida en Malasia durante los años anteriores a la Guerra. Una visita sin duda diferente e impactante y donde los amantes de las culturas antiguas y la historia disfrutarán al máximo.

Templo Sam Poh (Sam Poh Temple)

Nuestro último punto de visita fue el Templo Sam Poh, en Bringchang. En su interior alberga uno de los 3 budas más grandes del país.

El recinto era bastante amplio. No nos pareció espectacular pero sin duda, fue una parada interesante para terminar el tour. Cada templo como siempre decimos tiene algo especial. En este caso, nos quedamos con la tranquilidad que reinaba en el lugar. No había mucha gente ni hacía excesivo calor como en otros que habíamos visitado, por lo que disfrutamos bastante observando cada rincón…y sobre todo, esas enormes figuras de Buda doradas que tanto impactan.

Tempo Sam Poh

Tras visitar el templo volvimos de nuevo a Tanah Rata, donde acabó el tour. De esta excursión nos quedamos con varias cosas pero, sin duda, la protagonista fue, como no, la estampa bajo el intenso sol de esos campos interminables de té….con miles de hojas relucientes. 

Transporte

Como hemos comentado, nosotras cogimos un tour organizado, pero creemos que es mejor opción ir a ver las plantaciones de té por vuestra cuenta. Será más económico y menos turístico. Hay autobuses públicos e incluso taxis. Es posible que no podáis ver el resto de puntos que hemos descrito de la visita, pero tampoco son ni mucho menos imprescindibles. 

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

George Town, capital de Penang

«El arte callejero más famoso de Malasia»

Tras conocer Kuala Lumpur, la ciudad de George Town fue la siguiente parada en nuestro recorrido por Malasia. Llegamos en autobús, como la mayoría de los trayectos que hicimos en este país. Habíamos leído que la cosmopolita capital de la isla de Penang era una visita fundamental y, desde luego, tras conocerla no podemos más que confirmarlo. Será seguro uno de los puntos fuertes de vuestro viaje por esta parte del sudeste asiático. 

George Town sorprende nada más llegar. Antaño era el centro neurálgico comercial del estrecho de Malaca y ahora la ciudad destaca por sus edificios coloniales británicos, sus mezquitas y sus comercios chinos. El casco antiguo fue incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2008.

Hay mucho que hacer en este particular lugar pero, sin duda, algunas de las atracciones más bonitas son las curiosas y características pinturas de arte callejero…y es que encontraréis en muchos rincones murales que os dejarán sin palabras….una de las cosas que siempre recordaréis de la capital de Penang, una parada obligada en vuestro viaje por Malasia.

¿Qué ver en George Town?

Penang es conocida como la Perla de Oriente y constituye uno de los estados más visitados de Malasia. Su punto más famoso lo representa George Town, una ciudad que se debe conocer tranquilamente, paseando por cada rincón y deleitándose con las muchas cosas que ofrece. Entre todo ello tendréis la oportunidad de contemplar coloridos templos hindúes, escuchar la llamada a la oración en mezquitas y oler a distancia el aroma a incienso que sale de los templos budistas. Descalzarnos, entrar en ellos y descubrir de primera mano las costumbres es algo de lo que siempre disfrutamos cuando estamos en Asia.

En nuestro caso estuvimos en George Town solo un día y medio y se nos quedó claramente corto. Como siempre decimos el tiempo de estancia en cada lugar depende de cada uno…en sitios como éste se puede estar desde dos días hasta una semana, os fascinará cada esquina y no dejará de sorprenderos.

A continuación os enumeramos algunas de las atracciones de las que podréis disfrutar en esta singular ciudad, para muchos, la más bonita de Malasia.

Pinturas de arte callejero

Una de las cosas por las que es famosa George Town es por el arte urbano. Todo comenzó cuando el gobierno de Penang encargó a un estudio de arte una serie de obras para decorar las calles de la ciudad. Se crearon entonces unas figuras de acero en 3D. En ellas se muestran al visitante las costumbres de George Town en clave de humor.

Hay un total de 52 murales repartidos por todo el casco antiguo. ¡Os divertiréis muchísimo intentando encontrarlos!. Algunos están muy escondidos…otros más visibles…y desde luego muchos de ellos son increíbles. Fotografiarse con los murales intentando formar parte de ellos es sin duda una de las atracciones más comunes de George Town:).

Fotografías con los murales de George Town

Templos y mezquitas

Como ya hemos comentado en George Town hay símbolos de distintas religiones. Veréis diferentes templos y mezquitas por todo el casco antiguo.

A continuación os enumeramos las construcciones más importantes, os iréis topando con ellas:

  • Sri Mariamman. Es un templo hindú. Sus colores dominan todo el horizonte de Little India
Templo de Sri Mariamman, en George Town
  • Kapitan Keling. Esta mezquita fue construida por las tropas de East India Company, de los primeros colonos musulmanes de Penang, a fines del 1700
Mezquita Kapitan Kelin, en George Town
  • Keong Choo Chay (Yap Temple). Justo al lado de la casa del clan que tiene el mismo nombre, se alza este templo chino. No tiene pérdida, os toparéis con él varias veces en vuestro recorrido por las características calles de George Town 
Templo de Keong Choo Chay, en George Town
  • Hainan. Otro de los templos chinos más bonitos de la ciudad. Está situado en una calle tranquila, alejándose un poco de las zonas más masificadas
Templo de Hainan, en George Town
  • Acheen Street. Esta mezquita se encuentra cerca de Chinatown. Es una de las más antiguas de Penang, construida a principios del siglo XIX por los colones musulmanes
Mezquita de Acheen Street, en George Town
  • Hock Teik Cheng Sin. Es pequeño y está algo escondido. Como cada templo chino, encierra algo especial
Templo Hock Teik Cheng Sin, en George Town
  • Han Jiang. Las obras de restauración de este Templo Ancestral finalizaron en 2006 siendo el resultado muy bueno y valorado
Templo Ancestral de Han Jiang, en George Town
  • Kuan In Teng. También llamado de la Diosa de la Misericordia, este templo chino se construyó en el 1800 por los primeros colonos de las comunidades Hokkien y Cantonesa
Templo Kuan In Teng, en George Town

Casas de Clanes

Desde finales del siglo XIX a mediados del siglo XX muchos inmigrantes chinos llegaron a Penang. Para que pudieran integrarse en su nuevo lugar de residencia se crearon asociaciones. De esta manera nacieron las casas de clanes, las cuales se convirtieron en lugar de reunión, de alojamiento y de apoyo a los recién llegados al lugar.

En esas casas se ofrecía ayuda para encontrar trabajo, a la vez que era lugar en que los chinos podían mantener sus tradiciones y sus lazos con los antepasados. El tiempo fue pasando y la economía de los inmigrantes mejorando. Gracias a ellos las casas de clanes se fueron embelleciendo. La rivalidad entre los distintos clanes por tener la casa más bella de George Town sigue perdura hoy en día. Ello ha permitido que esta ciudad pueda presumir de tener uno de los conjuntos de arquitectura de clanes más atractivos fuera de China.

Las casas de clanes (llamadas Kongsi) son uno de los lugares que hay que ver en George Town. En la actualidad permanecen en activo tres de las casas. Se llaman Kho Kongsi, Cheah Kongsi y Yap Kongsi. No visitamos el interior de ninguna por falta de tiempo, pero puede ser muy interesante.

Casa de Khoo Kongsi, en George Town
Casa de Cheah Kongsi, en George Town
Casa de Yap Kongsi, al lado del templo del mismo nombre

Las shophouses

Otra de las atracciones típicas de George Town es buscar las shophouses más famosas del país. En las calles del centro hay muchas. Son casas en cuya planta inferior se instalaban la tienda y el almacén, siendo la segunda planta la vivienda familiar.

Algunas de ellas se han convertido en pequeños hoteles. Otras en tiendas y restaurantes. En estas últimas podréis entrar para descubrir cómo eran estas viviendas. 

Shophouses en George Town

Chew Jetty 

En el siglo XIX se creó una importante comunidad china que se asentó en torno al muelle. Allí construyeron sus casas sobre pilotes en los embarcaderos. A estos lugares se les denominó muelles de los clanes. De todos ellos, Chew Jetty se ha conservado casi intacto y hoy es otro lugar singular que hay que ver en George Town.

Hay muchas casas flotantes, altares chinos, tiendas y hasta un salón para la comunidad. Todo se comunica por pasarelas. Existen casas privadas y otras que se han convertido en tiendas de artesanía, de comida y de los típicos recuerdos de la ciudad. Un lugar especialmente curioso en vuestro recorrido por George Town.

Chew Jetty, en George Town

Las mansiones

Otro punto importante es George town son las mansiones que pertenecieron a importantes familias de comerciantes. Hoy en día algunas se han convertido en hoteles y otras en museos. Aunque solamente sea para ver su exterior, merece la pena acercarse a ellas. Una de las más famosas es la Blue Mansion. Se construyó en 1880 siendo rescatada de las ruinas para convertirse en el hotel de color azul que es actualmente.

Blue Mansion de George Town

Edificios de la época colonial británica

Los ingleses ocuparon Penang desde 1791 hasta la Segunda Guerra Mundial. Muestra de su paso por la ciudad quedan un buen número de edificios coloniales británicos. Dos de los más representativos son el Ayuntamiento y la Iglesia de San Jorge. Esta última se levantó en 1817. Es uno de los edificios más antiguos de Penang y la iglesia anglicana más antigua del sudeste asiático. En los jardines que rodean el templo está el monumento a Sir Francis Light, un pabellón con un aire entre griego y victoriano.

Ayuntamiento de George Town
Iglesia de San Jorge, en George Town

Little India

Como en otras muchas ciudades de Malasia, George Town también cuenta con su barrio indio. Caminar por Little India es olvidarse de donde estáis y teletransportarse directamente a aquel país: los aromas, los últimos éxitos de Bollywood escuchándose en las tiendas y un montón de puestos callejeros donde venden samosas, pakoras y otras muchas comidas típicas. 

Otros planes que hacer  en George Town

George Town es una ciudad que ofrece muchas posibilidades al viajero. Uno de los planes estrella sin duda es disfrutar de la estupenda gastronomía que allí encontraréis…y es que Penang es uno de los lugares en los que mejor se come de todo el país. 

La comida allí es una mezcla de sabores chinos, malayos, indios y europeos. Aunque podréis probarlos tanto en un buen restaurante como en puestos callejeros, os recomendamos esto último por supuesto. Es la mejor manera de adentrarse en la auténtica gastronomía del lugar, uno de los puntos característicos y que recordaréis de vuestro paso por esta parte de Malasia. 

Las comidas más famosas

Hay varios platos típicos en George Town, pero no debéis dejar de probar los siguientes:

  • Otak Otak. Es un pastel de pescado con curry que se sirve en hojas de banano
  • Kerabu Bee Hoon. Es un plato en el que se mezcla arroz con ensalada. Posee mezcla de sabores picantes, dulces y amargos
  • Laksa. Es una sopa con gruesos fideos de arroz a la que se añaden piña, pepino, hojas de menta y una salsa picante
  • Char kway teow. Su base son fideos planos fritos, a los que se les añade salsa de soja oscura, chilli, gambas, berberechos, huevo y ajos chinos. También se pueden encontrar con salchicha y con tiras de tocino

Ir al mercado y de compras

George Town está llena de pequeñas tiendas de artesanía y recuerdos. Os recomendamos sin duda que las exploréis y os llevéis algún objeto propio de esta ciudad, hay mucho entre lo que elegir…¡por supuesto nosotras así lo hicimos!.

También otro sitio que visitar es Chowrasta Market. Es un mercado de comida con actividad frenética y que ofrece una de las imágenes más típicas de esta ciudad. En las calles laterales del mercado hay algunos puestos de comida callejera que durante todo el día tienen clientes sentados en sus taburetes.

Chowrasta market, en George Town

Love Lane

Esta calle en el casco histórico tiene un tramo, cerca de Lebuh Chulia, que es de lo más animado de la ciudad. Hay un grupo de shophouses que se han convertido en bares y han sacado sus mesas a la calle. En algunos hay música en directo varias noches a la semana. ¡Nosotras estuvimos en un concierto y fue increíble!. Un plan sin duda muy muy recomendable para acabar el día:).

Visitas cercanas

Hay muchas visitas recomendables cercanas a George Town, en Penang. En nuestro caso, visitamos la zona de Air Itam, donde se encuentran el Templo Kek Lok Si y Penang Hill, los dos puntos que conocimos. 

Templo Kek Lok Si

También conocido como el Templo de la Felicidad Suprema, se dice que Kek Lok Si es el templo budista más grande del Sudeste Asiático y, probablemente, uno de los más famosos de Penang.

Situado en Air Itam, las colinas de la zona (llamada “He San” o Colina de las Grullas, del inglés Crane Hill) se han considerado tradicionalmente importantes desde un punto de vista geomántico, ya que tienen todo el “feng shui” adecuado para un templo. De hecho, son un destino extremadamente popular de retiro para monjes y taoístas que buscan la inmortalidad.

La construcción del templo comenzó en 1893, inspirada por el monje superior del Templo de la Diosa de la Misericordia de Pitt Street. El emperador manchú Guangxu aprobó el proyecto, enviando una lápida y un regalo de 70.000 volúmenes de la Edición Imperial de los Sutras Budistas. Otros gobernantes chinos, como Su Majestad el emperador Kuang Xi y la Emperatriz Cixi, de la dinastía Ching, se quedaron tan impresionados con el templo que tuvieron que concederle regalos.

El principal atractivo es la llamativa pagoda de siete plantas de Rama VI (la pagoda de los 10.000 Budas), completada en 1930. Haciendo alarde de las 10.000 estatuas de Buda hechas de alabastro y bronce, su diseño simboliza la armonía entre el budismo de Mahayana y de Theravada, que se une a una base octogonal china con una hilera central de diseño tailandés y está coronado por una corona birmana. Se puede subir a la parte de arriba de la pagoda por unas escaleras empinadas y disfrutar de la fantástica vista de Penang. La estatua de bronce de 30,2 m de Kuan Yin, la Diosa de la Misericordia, es otro famoso lugar de interés.

Templo Kek Lok Si

Penang Hill

Penang Hill es un complejo de montaña que comprende un grupo de picos. Se encuentra dentro del suburbio de Air Itam, a 9 km al oeste del centro de George Town.

Se sube en funicular. Si bien las vistas que contemplaréis son bonitas, en nuestra opinión no merece la pena esta visita. En nuestro caso tuvimos que hacer una cola enorme y perdimos bastante tiempo para lo que luego estuvimos arriba. Además aparte de las vistas, la colina no tiene mucho más, tan solo algún parque y pequeñas atracciones de escaso interés.

Vistas de George Town desde Penang Hill

Transporte

Como ya hemos comentado, la ciudad de George Town se debe recorrer andando, disfrutando de todo lo que ofrece. Nosotras únicamente cogimos un grab para ir a la zona de Air Itam, que se encuentra a unos 9 km del centro.

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

Kuala Lumpur, selva en plena urbe

«Una ciudad desde las alturas»

Kuala Lumpur es la mayor ciudad de Malasia, la capital de la federación y la capital nacional legislativa. Constituye una moderna urbe de rascacielos y zonas verdes en la que conviven perfectamente una gran mezcla de culturas: principalmente malayos, chinos e indios. 

En nuestro recorrido por el país estuvimos en Kuala Lumpur un par de días. Llegamos en autobús desde Malaca a la estación Bersepadu Selatan, la principal terminal para trayectos de larga distancia. Para el alojamiento cogimos un Airbnb en el piso 12 de una torre por la zona céntrica comercial.

Si bien la ciudad no tiene muchísimas atracciones turísticas, en nuestra opinión posee algunos puntos interesantes que pueden complementar la visita a todos esos parajes naturales que conoceréis durante vuestro viaje por Malasia…aunque no desconectaréis del todo de la naturaleza…¡¡ya que en los parques de Kuala Lumpur podréis observar que la selva también está presente en la propia ciudad!!. 

¿Qué ver en Kuala Lumpur?

Uno o dos días son suficientes para ver lo más importante de la capital legislativa de Malasia.

Una de las cosas que más nos gustó y disfrutamos fue la vista desde las azoteas…en Kuala Lumpur hay muchas terrazas elevadas, algunas impresionantes, y ver la ciudad desde las alturas…¡es uno de esos recuerdos que no se olvidan!. Tanto de día como de noche, las panorámicas son espectaculares.

A continuación os enumeramos los puntos que no os debéis perder en vuestra visita.

Las Torres Petronas

Las Torres Petronas fueron los edificios más altos del mundo entre 1998 y 2003, superados el 17 de octubre de ese mismo año por el Taipei 101 en Taiwán. Actualmente ocupan el undécimo puesto en el ranking general y son las torres gemelas más altas del mundo. Cuentan con una altura de 452 metros. Con 88 pisos de hormigón armado, acero y vidrio, se han convertido en el símbolo de Kuala Lumpur y Malasia.

Fueron diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli y construidas por una empresa japonesa y otra coreana. Se terminaron en 1998.

La verdad es que las torres impresionan. Aunque las contemplamos desde distintos sitios, nos acercamos a verlas de cerca por la noche. En las inmediaciones veréis que hay mucha gente siempre intentando captar la panorámica perfecta. Es posible subir al puente que las une a 170 metros de altura (Skybridge), aunque hay una limitación de 1000 personas por día, así que tendréis que madrugar si queréis subir. Nosotras no entramos, preferimos ver la panorámica desde otros edificios.

Vista nocturna de las Torres Petronas, en Kuala Lumpur

La Torre KL

La Torre de telecomunicaciones de Kuala Lumpur (en malayo Menara Kuala Lumpur), conocida también como Torre KL, fue construida en 1995. Es utilizada para la telecomunicación y, con los 421 m de altura que alcanza su antena, se le considera como una de las torres más altas del mundo. En cuanto a las de su tipo (telecomunicación), es superada por la Torre CN (Canadá), la Torre Ostankino (Rusia), la Torre Perla Oriental (China) y la Torre Milad (Irán).

La KL Tower al atardecer

Se puede subir a la torre. Las vistas desde lo alto, son impresionantes. Fuimos por la noche y lo cierto es que nos impactó bastante. No pudimos subir al nivel más alto porque llovía un poco y no nos lo aconsejaron. Estuvimos en el siguiente piso, una especie de terraza acristalada circular donde también venden souvenirs y hay distintos miradores. ¡Un imprescindible!.

Chinatown

Habíamos leído que el barrio chino de Kuala Lumpur es muy grande y tiene bastante importancia…y es totalmente cierto. Darse un paseo por allí es una parada obligada en vuestra visita por la capital legislativa malaya. Bastante más organizado que en otros lugares, Chinatown constitute uno de los focos turísticos de la ciudad. Su corazón es la famosa Petaling Street. Además de varios restaurantes y tiendas de té chino, en esta calle encontraréis un bazar en el que venden básicamente productos falsos: polos, relojes, bolsos, etc. (abren de mañana a noche).

En nuestro paseo por Chinatown, nosotras aprovechamos para probar la fruta que venden en algunos de sus puestos…¡Con el calor que hacía nos sentó fenomenal, estaba riquísima!.

Entrada a Petaling Street, en Chinatown

Plaza de Merdeka (Plaza de la Independencia)

Durante nuestra estancia en el país nos llamó mucho la atención cómo celebran los malayos la independencia cada 31 de Agosto, con gran ilusión y coraje. Tuvimos la oportunidad de vivirlo en algunos lugares. Al grito de «¡¡Merdeka!! (independencia)», el país se viste de gala y familiares y amigos se reúnen para celebrar el día más importante del año.

La Plaza de Merdeka, en Kuala Lumpur, es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Es una gran pradera verde, donde se bajó la Union Flag y se izó la bandera de Malasia por primera vez en la medianoche de aquel 31 de agosto de 1957. Desde entonces, esta plaza ha sido el lugar usual de celebración del anual Desfile Merdeka (Desfile del Día Nacional).

Alrededor hay notables edificios, como el Museo Textil o el Museo Nacional, cerca de la característica fuente de la plaza.

Fuente de la Plaza de Merdeka, con el Museo Textil de fondo

La Plaza de Merdeka es un punto animado y lleno de historia que no podéis dejar de ver durante una visita a Kuala Lumpur.

Edificio Sultán Abdul Samad

Si hay un edificio que sobresale alrededor de la plaza de Merdeka es el Edificio Sultán Abdul Samad. Es una construcción institucional. El nombre proviene del Sultán Abdul Samad, el sultán que reinaba en Selangor cuando comenzó su construcción.

El edificio contiene las oficinas del Ministerio de Información, Comunicaciones y Cultura de Malasia (en malayo, Kementerian Penerangan, Komunikasi dan Kebudayaan Malaysia). Antiguamente albergaba los tribunales superiores: el Tribunal Federal, el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Superior. El Tribunal Federal y el Tribunal de Apelaciones se trasladaron al Palacio de Justicia en Putrajaya (capital administrativa del país) a comienzos de la década de 2000, mientras que el Tribunal Superior de Malasia se trasladó al Complejo Judicial de Kuala Lumpur en 2007.

Edificio Sultán Abdul Samad, en la Plaza de Merdeka

Little India

Aunque no tan característico como el barrio chino, Little India (Brickfields) también os puede gustar si sois de los que os atrae este tipo de entorno. Pasear por allí, probar la comida típica y comprar un recuerdo mientras se tiene la auténtica sensación de estar realmente en la India es sin duda un plan estupendo. ¡El ambiente y los aromas os trasladarán!.

KL Forest Eco Park

Bukit Nanas es una colina en la que se ubica una reserva forestal tropical que se ha conservado en el centro de Kuala Lumpur desde los inicios del desarrollo de la capital. Se trata de uno de los primeros asentamientos malayos en la ciudad que data de mediados del siglo XIX.

Parte de sus hectáreas se han utilizado para construir algunos edificios, por ejemplo, la KL Tower. Pero el resto, se ha dejado como parque para poder visitar. Es lo que hoy se llama el KL Forest Eco Park. 

¡Una selva en plena ciudad!. El KL Forest Eco Park es considerada la selva de Kuala Lumpur. Lo más sobresaliente del parque, además de su flora y su fauna, es el contraste de la vegetación con los grandes edificios de la capital. Además, sus puentes colgantes son ideales para un paseo por encima de las copas de los árboles. En el interior del bosque, se pueden ver diferentes tipos de animales, como reptiles y monos. El lugar está lleno de mosquitos y hace mucho calor, así que es imprescindible llevar repelente y agua.

Nosotras fuimos al atardecer y nos encantó. Muy muy recomendable.

En uno de los puentes colgantes del KL Forest Eco Park

Las Batu Caves

Las Batu Caves o Cuevas de Batu, es un enorme templo hindú dentro de una gigantesca cueva cerca del río Batu, ubicado a 13 km hacia el norte de Kuala Lumpur, más precisamente, en el distrito de Gombak.

Es uno de los templos más populares fuera de la India, el cual está dedicado al dios hindú Murugan, dios de la guerra y de la victoria.

Entre lo más llamativo de las Batu Caves se encuentra la estatua del citado dios. Impresionante y dorada mide más de 42 metros de altura. Otro icono es la escalinata con exactamente 272 escalones que llevan hasta la entrada de la cueva principal.

Entrada principal de las Batu Caves

En nuestra opinión la visita a las Batu Caves decepciona un poco. También es cierto que el lugar estaba en obras cuando fuimos. En la cueva principal, además de observar algunos pequeños templos, podréis juguetear con los monos que veréis. También hay otras cuevas más pequeñas. En una de ellas se ofrece un recorrido por su interior donde se podrán contemplar murciélagos y otros animales. Nosotras al final no hicimos este tour, pero puede ser recomendable. 

Como las cuevas están a las afueras de la ciudad, para ir lo más cómodo es que cojáis un grab (parecido al Uber). Nosotras así lo hicimos. 

Otros planes que hacer

Kuala Lumpur es una ciudad animada en la que sin duda podréis disfrutar de planes que ofrecen un alto en vuestro recorrido por los parajes naturales de Malasia. A continuación os proponemos algunos:

  • Ir de compras por Central Market. El Central Market de Kuala Lumpur data del 1883 pero ha sido restaurado en varias ocasiones, la última en 1986. Es un mercado de artesanía y souvenirs para turistas que cuenta con 228 tiendas y varias cafeterías y restaurantes. ¡Estupendo para ir de compras!
  • Pasear de noche por la zona comercial de Bukit Bintang. Bukit Bintang es la parte comercial y moderna de Kuala Lumpur. Hay varios centros comerciales por la zona. Las marcas más importantes están todas aquí. También hay bastantes restaurantes y algunos pubs. ¡Ideal para salir a cenar y a tomar una copa!
  • Conocer alguna mezquita, templo hindú o chino. El 46% de los habitantes de esta ciudad se consideran musulmanes, el 35% budistas, el 8,5 hindúes y el 6% cristianos. Así que en Kuala Lumpur podréis fácilmente escoger distintos edificios religiosos que visitar. Las mezquitas más importantes son la de Masjid Jamek y la Masjid Negara, esta última conocida como Mezquita Nacional (uno de los templos más grandes del Sudeste Asiático). El templo hindú más famoso es el Templo Sri Mahamariammam y el templo chino más relevante es el Templo Guan Di.
Mezquita Masjid Jamek, en Kuala Lumpur
Mezquita Nacional de Malasia (Masjid Negara), en Kuala Lumpur
  • Ir a ver el atardecer y a tomar algo a Heli Lounge Bar. Desde esta azotea tendréis un recuerdo inolvidable de las vistas que se contemplan. Por el día es un helipuerto y por la tarde-noche lo convierten en terraza. Podréis disfrutar de un atardecer increíble junto a la música de los DJ’s más reconocidos de Malasia. Nos encantó la experiencia. Desde allí, las panorámicas de las Torres Petronas o de la KL Tower…¡son increíbles!
Terraza Heli Lounge Bar
  • Disfrutar de la gastronomía malasia. Por supuesto, y como en todos los sitios que conocimos en nuestro recorrido por el país, disfrutar de la cocina nacional es siempre un plan que no puede faltar…¡y más si estáis en Asia!

Transporte

No es fácil moverse por Kuala Lumpur. Los puntos turísticos además, no están cercanos unos de otros. Afortunadamente, la ciudad cuenta con un buen sistema de transporte público (Monorail). Es un poco lioso porque hay varios tipos de trenes y a veces no muy económico. La KL Sentral es la estación principal. Podéis consultar este mapa del transporte público para más información.

También existe un servicio de autobús para turistas que se llama KL Hop-on Hop-off. Podéis comprar el billete en cualquiera de las muchas paradas con las que cuenta. Cuesta 38RM (10€) por persona 24 horas. La verdad es que solo vale la pena si vais a pasar un día sin parar de visitar cosas. Nosotras no lo cogimos, preferimos ir a los puntos de interés por cuenta propia.

En nuestra opinión la mejor manera de moverse para distancias largas es coger un grab. Como ya hemos comentado, es una aplicación parecida al Uber, originaria de Malasia y que funciona bastante bien. Nosotras hicimos uso de ella muchas veces y no tuvimos ningún problema. Los precios son algo más económicos que los taxis normales, merece la pena.

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

Malaca, una bella ciudad colonial en Malasia

«Mezcla de religiones»

Tras nuestra visita a Singapur, cogimos un autobús y nos dirigimos a la que sería nuestra siguiente parada, ya en Malasia: la ciudad de Malaca. El trayecto duró unas 4 h y al atravesar la frontera, tuvimos que bajar del vehículo para pasar el control de pasaportes.

Era nuestro primer viaje en autobús en el país y nos llamó la atención en seguida lo que veríamos ya siempre en todos: ¡¡las cortinas!!. Son muy curiosas, como de teatrito con forma redondeada y de antaño…parece que te trasladan a otra época, ¡no cabe duda!:).

La ciudad de Malaca

Habíamos leído bastante sobre este lugar y en todos los foros y guías lo consideran como un imprescindible. Es cierto que muchas veces todo esto  crea unas expectativas que ponen el listón un poco alto. Aunque esperábamos más…no cabe duda que Malaca es uno de los lugares más bellos de la península malaya.

El paso de diferentes colonias por su territorio (portugueses, holandeses, británicos) a lo largo de los años dejó un variado y rico legado artístico, que se percibe claramente en las fachadas de sus edificios. Sin duda una ciudad colonial con una gran mezcla de etnias y religiones, muestra de las cuales son los distintos templos que encontraréis por todo el centro. Además, su privilegiada posición dominando el Estrecho de Malaca, le permitía controlar el tráfico marítimo entre el Océano Indico y el Océano Pacífico, por lo que durante mucho tiempo fue el centro del comercio entre la India y otras partes de Asia.

En 2008 fue nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Malaca es por supuesto una de las visitas más interesantes de la península malaya y, por tanto, parada obligada en vuestro viaje por este país.

¿Qué ver en Malaca?

El tiempo de estancia en cada lugar siempre depende de cada uno y del plan que tengáis. Nosotras estuvimos únicamente un día en Malaca pero fue suficiente para conocer lo más importante de esta singular ciudad.

Nuestro hotel estaba a unos 10 min andando del centro, por lo que os enumeramos a continuación los puntos que fuimos viendo por el orden en que lo hicimos.

Iglesia de San Francisco Javier

Atravesando la calle que nos llevaba a todo el «mogollón», ya empezamos a ver casas típicas holandesas, herencia del pasado, en un tono rojizo que es el predominante en la ciudad.

Justo antes de llegar a la zona del río, vimos la iglesia de St Francis Xavier, la más importante iglesia cristiana de Malaca. San Francisco Javier fue un religioso y misionero navarro de la Compañía de Jesús.

El río (Sungai Melaca)

La zona del río es de las más hermosas. Sin duda el paseo a ambos lados, con las casitas de colores, algunas pintadas (el arte callejero es una de las cosas más características de Malasia), es una estampa preciosa. Os recomendamos pasear por esta parte, cruzar los distintos puentes e incluso sentaros en alguna de las terrazas por la noche, muy agradable. Eso si…no os acerquéis mucho a lo que es la orilla…¡hay cocodrilos!. Pudimos ver uno…:).

Dutch square (plaza holandesa)

Cerca del río se encuentra la plaza principal, Dutch Square. En ella se alzan algunos de los símbolos más importantes, como no en tonos rojizos, recuerdo de los holandeses: el Ayuntamiento (construido en 1650, dicen que es el edificio holandés más antiguo de Oriente), la Iglesia del Cristo (construida en 1753) y la torre del reloj, cuadrada y no de mucha altura, que ocupa el centro de la plaza. A los pies de la torre está la Fuente de la Reina Victoria construida para celebrar el Jubileo de Diamante, o lo que es lo mismo, los 60 años de reinado de la monarca. También además, veréis el cartel de «I love Malaca», donde todo el mundo se hace la foto de recuerdo.

En frente del cartel también están los restos de una fortaleza.

Otra de las cosas más características de Malaca son los tuk tuk…los más más horteras de todo Malasia os los encontraréis allí…Son famosos por su decoración a base de Pokemon o Hello Kitty. Emiten un sonido estridente, con luces de feria con las que se adornan al caer la noche. ¡Llaman la atención desde luego!. Los veréis alrededor de la plaza.

A pocos metros también está el Museo Marítimo, con un curioso emplazamiento: ni más ni menos que en una réplica de una carabela portuguesa del siglo XV. Muestra la historia de Malaca desde el sultanato, hasta las diferentes invasiones extranjeras.

Chinatown

Tras cruzar el río, llegaréis a la zona de Chinatown, que ocupa varias calles y gran parte del centro. Es la parte más emblemática de la ciudad. Por esta zona encontraréis, muy cerca unos de otros, los templos de las tres religiones principales:

  • Los templos chinos Xiang Lin Si y Cheng Hoon Teng. Este último construido en el año 1685 (el más antiguo de Malaca) con materiales importados de China
  • La mezquita Masjid Kampung Kling. Combina elementos decorativos de diferentes partes del mundo, como Sumatran, India, Malasia o China
  • El templo hindú Sri Poyatha Vinayagar Moorthi. Es el templo hindú más antiguo de Malasia

Todos ellos están en una de las calles más características, Jalan Tokong.

Os recomendamos pasear por toda esta zona, admirando cada rincón. Sin duda, la ciudad está plagada de detalles encantadores que no pasan inadvertidos.

St. Paul Church (Iglesia de San Pablo)

Volviendo de nuevo a Dutch Square, se puede dar un paseo hasta la colina que ocupan las ruinas de esta iglesia. Al llegar arriba veréis una estatua de San Francisco Javier. Este mirador era un lugar al que el santo acudía con frecuencia. Murió en China y, de camino a su tumba definitiva en Goa, estuvo enterrado aquí unos meses. La tumba está en el interior del templo.

La iglesia fue construida por los portugueses en el siglo XVI, pero cuando los holandeses construyeron la Iglesia del Cristo cerca del río ésta cayó en el olvido. Más tarde los británicos la usaron como polvorín. Aún así, se conserva bien y las vistas de Malaca desde este lugar son preciosas.

Porta de Santiago (muralla A Famosa)

Cerca de la iglesia de St Paul, se encuentra la Puerta de Santiago. De lo que fue la muralla A Famosa, construida por los portugueses, solamente queda esta puerta. Fue además gracias a Stamford Raffles, fundador de Singapur, que llegó en 1810 a Malaca y salvó lo poco que los ingleses habían dejado en pie de la muralla. Hoy es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad, tanto la puerta como los cañones que hay junto a ella.

Alrededor de la Puerta de Santiago están las palmeras típicas. ¡Aprovechamos también para hacernos una foto junto a ellas!.

A pocos metros de la puerta se encuentra también el Palacio del Sultanato. Se trata de una reproducción siguiendo la descripción del palacio original escrita en los Anales Malayos, crónica del sultanato malayo.

Por último si seguís caminando un poco, llegaréis al Monumento a la Proclamación de la Independencia, que actualmente es un museo. El edificio es imponente y de estilo colonial. Cercanos al mismo se encuentran los hoteles más lujosos de la ciudad.

La mezquita flotante (Masjid Selat Melaka)

Pero sin duda una de las visitas más increíbles en Malaca, es la de la mezquita flotante, Masjid Selat Melaka. Os recomendamos ir al atardecer. Está alejada del centro, por lo que podéis coger un grab para ir como hicimos nosotras. El grab es una aplicación originaria de Malasia, parecida al Uber y que funciona muy bien.

Os dejarán el atuendo para entrar, ya que hay que ir con el cuerpo cubierto. La puesta de sol sobre la mezquita es una panorámica de esas que no se olvidan. Un imprescindible sin duda para poner el broche a vuestra visita a Malaca.

¿Dónde comer en Malaca?

La gastronomía en vuestro viaje a Malasia siempre será uno de los puntos fuertes y Malaca no es una excepción. Veréis que hay muchos sitios a buen precio y muy interesantes. Nosotras comimos en uno típico cercano a la Iglesia de St Francis Xavier.

Como en todas las ciudades, siempre hay restaurantes famosos y emblemáticos. En muchas guías y foros de Malaca veréis que se nombra bastante el Discovery Cafe, para tomar algo, además del Geographer Cafe, éste último más de estilo colonial. Evidentemente son sitios turísticos y con precios algo elevados para lo que es Asia. En general en nuestro viaje nosotras preferimos escapar bastante del turismo, yendo a comer a lugares más económicos y no tan masificados.

Transporte

La ciudad de Malaca es perfectamente asequible para recorrerla andando y es lo que os recomendamos por supuesto. Conocerla a pie es sin duda lo mejor. Únicamente la mezquita flotante está alejada y, como os hemos comentado, podréis ir en grab. Para venir e ir a la estación de autobuses utilizamos este mismo medio, el cual funciona bastante bien.

Información general de Malasia

Otros post relacionados:

Cine y Literatura en Malasia

El cine malayo

El cine malayo no es especialmente conocido en Asia ni a nivel mundial. Una de las películas más famosas es «El último comunista» (2006, en malayo: Lelaki Komunis Terakhir) . Fue descrita por su propio director, Amir Muhammad, como un «documental semi musical» sobre el líder del disuelto Partido Comunista Malayo, Chin Peng, y la Guerra de Malasia (1948-1960). Allí murieron más de 10,000 personas entre tropas malayas, británicas y civiles. El film fue prohibido por el Ministerio de Asuntos Internos del país.

España ha coproducido alguna cinta de bajo presupuesto con Malasia, como por ejemplo, la película «Edén» (2015), dirigida por Shyam Madiraju. Tuvo un estreno limitado en Bélgica en noviembre de 2014.

Uno de los directores malayos más famosos actualmente es James Wan. Aunque nació en Malasia, está nacionalizado australiano y la mayoría de sus películas son americanas. Wan es ampliamente conocido por dirigir la película de terror «Saw» (2004). También ha dirigido «Dead Silence» y «Death Sentence» (ambas en 2007), «Insidious» (2010), «The Conjuring» e «Insidious: Chapter 2″ (ambas en 2013), «Furious 7″ (2015), «The Conjuring 2″ (2016) y «Aquaman» (2018).

Asimismo, en los preciosos paisajes de Malasia se han rodado distintas películas en los últimos años, como por ejemplo «Ana y el Rey», en 1999. Además, hay bastantes cintas americanas ambientadas en este país, como «Return to paradise» (1998), «Un lugar maravilloso» (2004) o «Blackhat» (2015).

La literatura malaya

La literatura malaya antigua se basó en las epopeyas indias. Se mantuvo sin cambios aunque los malayos se convirtieron al Islam en las últimas décadas. En inglés permaneció restringida a la clase más alta hasta la llegada de la imprenta. A nivel local formas de literaturas china e india aparecieron en el siglo XIX.

Uno de los poetas malayos más famosos de todos los tiempos es Awang Usman (1929-2001). Fue figura destacada de la vida literaria del país. Llamado «penyair rakyat» (poeta del pueblo), utilizó el seudónimo de Tongkat Warrant. Ganó el Premio Nacional de Malasia en 1983 y en 1976 el Anugerah Pejuang Sastera.

Gastronomía malasia

La gastronomía malasia refleja claramente los aspectos multiraciales de Malasia. Existen diferentes grupos étnicos en el país y este efecto se ve reflejado en sus platos, que se derivan de influencias múltiples, sobre todo chinas, indias y portuguesas.

Durante vuestro viaje siempre encontraréis sitios poco turísticos, auténticos y muy económicos para comer. Son los que nosotras elegimos y os animamos a vosotros también. Desde nuestro punto de vista es la mejor opción y manera de entender las costumbres de Malasia.

A continuación os enumeramos las especialidades que nos os deberíais perder en vuestro viaje a este exótico país.

Roti

Es una como una mezcla entre la base de una pizza y un pancake. Es uno de los platos más famosos y los encontraréis casi en cualquier restaurante. El original y el más común es el Roti Canai, plano y delicioso, que se moja en curry, normalmente de lentejas, (dhal) o de pollo. Sin duda es algo que debéis probar…pero cuidado con las salsas…¡¡pican un poco!!.

También hay más tipos: el roti boom (bañado en azúcar y mantequilla), el roti tisu (dulce y se suele tomar con leche condensada), y otros con huevo, plátano y hasta cebolla.

Los noodles

Como no, siempre encontraréis noodles y de mil tipos. Nuestros preferidos son el Hokkien mee y el Mee goreng. En ambos casos son noodles fritos. Hay dos tipos de Hokkien mee: hokkien hae mee y hokkien char mee. El hokkien hae mee (fideos con gambas de Fujian) se sirve por regla general en Penang, mientras que el hokkien char mee (fideos fritos de Fujian) se sirve en Kuala Lumpur y en el valle de Klang.

Los arroces

Con los arroces pasa un poco como con los noodles. Encontraréis que hay de muchos tipos y por supuesto, en todas partes. El nasi lemak, es arroz cocido en leche de coco y acompañado por anchoas, huevo cocido, sambal (salsa picante), cacahuetes y verduras. Es uno de los platos símbolo de Malasia.

Otro es el chicken rice. Tan sencillo como sabroso, este plato de arroz con pollo os encantará.

Por último, os recomendamos probar el charsiew rice, arroz con cerdo hecho a la barbacoa que tiene un sabor dulzón muy agradable.

Satay

Son los famosos pinchitos de pollo/ternera. Están hechos a la brasa y se acompañan por salsa de cacahuetes, pepinos y unas croquetitas de arroz glutinoso (ketupat).

Las sopas

En vuestro viaje por Malasia os daréis cuenta de que las opciones para comer sopa no faltan (las hay de bolas de carne, de gambas, de fideos, de verdura, de cabeza de pescado…). Laksa es una de las mejores y hay dos tipos: la de fideos cocidos en leche de coco y la de fideos cocidos en sopa de pescado y tamarindo. ¡Las dos están buenísimas!.

Rojak

Es una ensalada con frutas y vegetales. Suele ir aderezada con salsa de tamarindo, limón, cacahuetes y azúcar.

Ice Kakang

Un postre riquísimo. Se trata de una montaña de hielo mojado con siropes de sabores súper coloridos y con además, maíz, judías, gelatinas….Una mezcla explosiva que sin duda os encantará.

Y como no…el té

Por supuesto en Malasia es casi obligado que probéis el té en algún momento. Allí se encuentran algunas de las plantaciones más famosas del mundo. En las Cameron Highlands, podréis probar de los más típicos. También os animamos a degustar el teh tarik: el té con leche condensada que preparan tirándolo de un recipiente a otro. Se dice que cuanta más espuma tenga más rico sabrá…¡está delicioso!.

 

Otras recomendaciones para el viaje a Malasia

Aquí van algunas otras recomendaciones para vuestro viaje a Malasia.

Equipaje

En cuanto al equipaje, recomendamos como imprescindible mochila si tenéis un itinerario movido. Nosotras viajamos con ella y fenomenal, ¡¡muy muy cómodo!!. Una de 40-50 l tiene suficiente capacidad para todo lo que necesitáis.

En cuanto al calzado, nosotras llevamos botas de montaña o similar para andar bien (sobre todo en las zonas de selva), unas sandalias o zapato cómodo para caminar a diario y chanclas para la playa. En general toda la zona de costa es de arena, por lo que no necesitamos escarpines como en otros lugares de Asia.

Es importante que para las zonas de selva os llevéis manga y pantalón largos, así como un gorro o sombrero para la cabeza. Cuanto más protegidos vayáis, mejor.

Como recomendación general, no llevéis mucha ropa a Malasia. Tened en cuenta que es un viaje largo y se puede ir lavando perfectamente. Allí se pueden comprar sin problema detergente y artículos de aseo. Un equipaje pesado puede ser un inconveniente en los trayectos. Acordaos de llevar medicinas (lo típico, ibuprofeno, paracetamol, suero, fortasec/salvacolina, etc…), los repelentes de mosquitos y una linterna. Nosotras no llevábamos y viene fenomenal en muchos sitios en los que de noche hay muy poca iluminación.

Comunicaciones

En los hoteles suelen tener wi-fi y funciona bastante bien. Al igual que en otros países como Indonesia, es recomendable comprarse una tarjeta SIM al llegar allí (es barata) para tener acceso a internet.

Seguro de viaje

En viajes de este estilo es fundamental que cojáis un seguro por si tenéis allí cualquier problema médico. Os iréis mucho más tranquilos. Con este tema hay que ser prudentes. No hay que olvidar que viajamos a la otra parte del mundo. Nosotras lo cogimos con IATI seguros. Veréis que hay varias modalidades. Contratad aquél con el que os vayáis más cómodos. Otra opción que también está bien y es más económica es AXA. 

Malasia, junglas salvajes y playas paradisíacas

Tras nuestro impresionante viaje a Indonesia en 2017, decidimos volver al sudeste asiático al verano siguiente y recorrimos Singapur y Malasia, además de la isla de Sumatra, de nuevo en Indonesia.

Malasia se divide geográficamente en dos partes: la Malasia Peninsular, que se encuentra en la península malaya y limita al norte con Tailandia y al sur con Singapur y, la Malasia Oriental, que está situada en la zona septentrional de Borneo y limita al sur con Indonesia y al norte con Brunéi. En esta última están las regiones de Sarawak y Sabah. Nosotras estuvimos en la Malasia Peninsular.​

Aunque nos gustó más Indonesia, el país resultó ser de nuevo un choque cultural en todos los sentidos, con un atractivo bastante particular que sin duda cautiva desde el primer momento. Ofrece una mezcla muy interesante de lugares variados: desde grandes urbes como Kuala Lumpur, hasta localidades coloniales con un encanto increíble como George Town, sin olvidar la selva tropical más antigua del mundo y algunas de las playas más paradisíacas de Asia. Sin duda, otro destino recomendable en el sudeste asiático y que seguro os impactará.

Un poco de historia malaya

El 31 de agosto de 1957, la península malaya logró su independencia de la Commonwealth, con Abdul Rahman como primer ministro y jefe de gobierno.​ Rápidamente comenzaron las negociaciones para la formación de una Federación que abarcara, además de la península, las colonias de Singapur, Sabah, Sarawak y el Sultanato de Brunéi.

La fusión finalmente se produjo el 16 de septiembre de 1963, formándose definitivamente el estado conocido como Malasia. Sin embargo Brunéi, pese a expresar inicialmente su intención de unirse a la Federación, se retiró del plan. Ello fue debido a la oposición de ciertos sectores de la población y, además, por disensiones sobre el pago de regalías por la extracción petrolera y el estatus del Sultanato en la Federación. Además, con Singapur pronto se evidenciaron las diferencias, por lo que fue expulsada de Malasia y se convirtió en una república independiente el 9 de agosto de 1965.

Durante nuestra estancia en el país nos llamó mucho la atención cómo celebran los malayos la independencia el 31 de Agosto, con gran ilusión y coraje. Tuvimos la oportunidad de vivirlo. Al grito de «¡¡Merdeka!! (independencia)», el país se viste de gala y familiares y amigos se reúnen para celebrar el día más importante del año.

¿Qué conocemos de Malasia?

Fuimos a conocer este país en Agosto de 2018. Íbamos expectantes como siempre que hacemos viajes de este estilo…¡¡esa sensación de no saber qué te vas a encontrar no la cambiamos por nada en el mundo!!. Desde Madrid volamos a Singapur, en la que estuvimos un par de días. No fue mucho tiempo pero si el suficiente para darnos cuenta de cómo es la vida en una de las ciudades más poderosas del mundo. Disfrutamos mucho de esta visita. Desde allí entramos en Malasia, en la cual recorrimos los siguientes puntos durante 18 días:

Todos los trayectos los hicimos en autobús, el cual funciona bastante bien en Malasia. El servicio entre las ciudades es bueno, frecuente y barato. Los asientos son muy amplios y cómodos. Eso si, no os olvidéis llevar una chaqueta porque el aire acondicionado lo llevan puesto a tope…Las cortinas de las ventanas son tipo teatrito, como de antaño…¡muy curiosas!. Además, también para moveros por las ciudades podéis utilizar el grab, una aplicación originaria de este país, parecida al Uber y que funciona bastante bien.

No eliminaríamos ningún lugar de la lista, todo nos gustó, si bien como siempre hay zonas que te sorprenden mucho más que otras. Además si que nos quedamos con ganas de estar más tiempo en algunos sitios y haber acortado estancia en otros.

¿Cuándo viajar a Malasia?

Lo que diferencia el clima en unas zonas y en otras suele ser la fecha durante la cual la temporada de lluvias tiene lugar. Si estáis pensando visitar la costa este, es entre marzo y noviembre cuando el clima os dará un descanso, ya que de diciembre a febrero algunos hoteles incluso pueden cerrar debido a las mareas monzónicas.

Por otro lado, en la costa oeste, las lluvias se dan en abril y mayo, con la llegada de la primavera, y de nuevo de octubre a noviembre. Dependiendo de cuándo hayáis pensado viajar, tened todo esto muy en cuenta.

Si os vais a mover por distintas partes del país en general, os recomendamos viajar a Malasia entre marzo y principios de octubre, época en la que conseguiréis evadir la mayoría de las lluvias más fuertes que suelen caer debido a la llegada del monzón del noroeste.

No obstante y, a pesar de las lluvias, si decidís embarcaros en este viaje en los meses de enero y febrero, podréis acudir a la celebración hindú de Thaipusam y al comienzo del Año Nuevo Chino, ¡un verdadero espectáculo en el cual según dicen los occidentales solemos gozar como si fuéramos niños!.

¿Es necesario Visado para viajar a Malasia?

Para viajar a Malasia no es necesario ningún visado. Simplemente al entrar al país por tierra o avión os darán una visa on arrival gratuita. La duración de este visado dependerá de vuestra nacionalidad. Así:

  • Visado para viajar a Malasia para españoles. Si poseéis pasaporte español vuestro visado sera de 90 días
  • Visado para viajar a Malasia para argentinos, chilenos, uruguayos y mexicanos. Si poseéis pasaporte argentino y uruguayo os concederán 90 días de visado mientras que si poseéis pasaporte chileno o mexicano os darán sólo 30 días. En todos los casos (independientemente de la nacionalidad) os podrían pedir la cartilla de vacunación contra la fiebre amarilla si viajáis desde algún país considerado de riesgo. Aunque en muchos otros países, Argentina es considerada zona de riesgo, en la ultima actualización de la web oficial de Inmigración del Gobierno de Malasia no sale como país listado.

Una vez finalizado estos visados podréis volver a salir del país y al entrar os volverán a conceder de nuevo la misma duración según la nacionalidad.

Para poder obtener la visa on arrival debereis cumplir los siguientes requisitos:

  • Pasaporte válido mínimo 6 meses (antes de la fecha para expirar).
  • Certificado vacunación fiebre amarilla (solo en caso de estar obligado a presentarlo, no aplica a los españoles)

¿Es necesario vacunarse antes de viajar a Malasia?

No hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Malasia si eres un ciudadano europeo. Sin embargo si hay algunas que merece la pena ponerse antes de ir. Recomendamos ir a algún Centro de Vacunación Internacional, para obtener información:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/centrosvacu.htm

Nosotras tomamos Vivotif, para prevenir la fiebre tifoidea, y nos vacunamos también de la Hepatitis A.

Fundamental llevar repelente de mosquitos. Los que nosotras utilizamos fueron:

¿El agua es potable?

Se debe beber agua embotellada que venden en muchos sitios. Este tema es importante y hay que tener precaución. Además, tened cuidado con el hielo…procurad no tomar bebidas que lo lleven.

¿Qué moneda hay en Malasia?

La moneda oficial es el Ringgit (MYR). La tasa de cambio a euros es de aproximadamente 1 euro=4.75 MYR. Esta cifra puede cambiar dependiendo de cuando decidáis viajar. Podéis consultar el cambio en el siguiente enlace: convertidor de divisas.

Por otro lado, no aceptan tarjeta de crédito en apenas ningún lugar, por lo que hay que ir siempre con el efectivo encima. En las ciudades y lugares grandes hay bastantes sitios de cambio, por lo que aseguraos de cambiar lo suficiente, pues en las zonas de selva y demás parajes naturales no hay opción.

Como en muchos otros países, el regateo es parte del día a día, por lo que podéis siempre sacar mejor precio del que os pidan en un principio. Por suerte, los comerciantes no son tan agobiantes como en otros lugares.

Franja Horaria

El huso horario es 7 h más que en España.

Religión en Malasia

En Malasia conviven tres religiones (Islam, Hinduismo, Budismo). En ciudades como Malaca por ejemplo podréis encontrar templos de las tres religiones en una misma calle.

El Islam es la más predominante, siendo el que se practica en Malasia muy tolerante.

Idioma en Malasia

Todos los malayos (sean de origen indio, chino o malayo) hablan malayo, y la mayoría de ellos habla también uno o dos idiomas más (tamil, cantonés, mandarín,…). Además, dado que Malasia es una ex colonia británica, mucha gente habla un correcto inglés.

Electricidad/ Enchufes

En Malasia el voltaje común es 240 V. La frecuencia es 50 Hz y las clavijas y enchufes son del tipo G. Necesitaréis adaptador. Os recomendamos que llevéis un adaptador universal, que os servirá para todo tipo de enchufes y es bastante compacto. Otra opción es comprarlo allí. También en muchos hoteles y alojamientos lo proporcionan, pero siempre es mejor que lo llevéis por si acaso.

Curiosidades sobre Malasia

Aquí somos muy fans de los datos curiosos, así es que a continuación os dejamos algunos sobre este impresionante destino.

  • Malasia es uno de los países con mayor biodiversidad. Se calcula que contiene un 20% de las especies animales del mundo
  • Era lugar de paso de la antigua Ruta de las Especias. A Roma, Egipto y Grecia llegaban estos tesoros son aroma a canela y pimienta desde Indonesia, Malasia, Sri Lanka e India
  • Se conduce por la izquierda, herencia de su pasado como colonia británica. Los enchufes también nos recuerdan este dato
  • La película “Ana y el Rey”, protagonizada por Jodie Foster se rodó en Malasia. Este país se convirtió en Siam, ya que Tailandia no permitió el rodaje de la película en su territorio
  • Las Torres Petronas es el edificio gemelo más alto del mundo, y, sin duda el símbolo de la capital malaya
  • La herencia colonial es patente en muchas ciudades. Portugueses, holandeses y británicos habitaron este país durante siglos dejando su impronta en edificios de Kuala Lumpur o Malaca
  • En el metro de Kuala Lumpur hay vagones solo para mujeres y zonas en los andenes con asientos también solamente para mujeres
  • Hay distintas maneras de colocarse el velo musulmán y muchos tipos. Algunos parecen de fiesta, sujetos con unos brochecitos brillantes. Aunque cubran su pelo con ese velo, las mujeres van perfectamente maquilladas y visten vaqueros ajustados y altas plataformas
  • El arte urbano de George Town es el más famoso de Malasia e incluso a nivel mundial. ¡Impresionante!
  • Está prohibido fumar en bares y restaurantes. Incluso en las terrazas de algunos de ellos tampoco permiten fumar. En el casco antiguo de Malaca o George Town veréis señales en las que se recuerda esta prohibición. En la mayoría de los sitios no se permite ni en la calle. Como consecuencia de ello, la tasa de mortalidad por enfermedades respiratorias es la segunda más baja del mundo en este país
  • La isla de Penang, al norte de Malasia, es la capital mundial de la comida callejera. Basta darse una vuelta por la ciudad y probar algo de uno de sus muchos puestos para entender que ostenten este título
  • A los malayos les encanta el durian. Es una fruta con un sabor extraño y un aroma muy muy desagradable. En hoteles y transporte público veréis señales que prohíben su consumo, y, cuando paséis cerca de algunos, seguro que os dais cuenta por el fuerte olor que notaréis
  • La flor más grande del mundo, la rafflesia, florece en Malasia
  • En la entrada a parques nacionales, museos y otros lugares veréis carteles hasta en cuatro lenguas: malayo, chino, tamil e inglés
  • El té en Malasia es muy aromático y de los más famosos del mundo
  • En Kuala Lumpur hay “bares ocultos”. Si no sabéis que están allí es probable que jamás los encontréis. Se esconden tras sencillas puertas que podrían llevar a una casa y que realmente dejan detrás pequeños bares o restaurantes.
  • Los tuk tuk (vehículos propios de Asia) en Malasia son muy curiosos, en algunos sitios van muy decorados y con música
  • Hay tanta humedad que no encontraréis polvo en ningún lugar
  • No veréis a los hombres vestir con pantalón corto o bermudas
  • En muchos hoteles hay una flecha en el techo o dentro de un cajón con la palabra kiblat. Indica la dirección de La Meca. En algunos también tienen en el armario una alfombra de oración

Información adicional

Gastronomía malasia

Referencias literarias y cinéfilas en Malasia

Otras recomendaciones para el viaje

Dedicamos los post sobre Malasia a nuestra amiga Patricia Ramos, con la que compartimos nuestras vivencias por este impresionante país en Agosto de 2018. ¡Esperamos que te guste Patri, un beso!- Ana y Virginia